Posts Tagged ‘Rromafobia’

Por un activismo LGBTIQ Romaní interseccional, inclusivo y descolonizado

* Este artículo fue texto base para la discusión en Kale Amenge – Seminario Amari Goli, Amaro Tehara que se celebró en Madrid el 14 de Enero de 2017 en la Mesa “Crítica Romaní a la colonización de las identidades LGTBIQ”
A pesar de que hago referencia al movimiento LGBTIQ para poder referirme de alguna manera a esta parte de la diversidad romaní (ververipen), en realidad preferiría usar el término de sexualidades disidentes.

A pesar de que hago referencia al movimiento LGBTIQ para poder referirme de alguna manera a esta parte de la diversidad romaní (ververipen), en realidad preferiría usar el término de sexualidades disidentes.

Abordar la cuestión de las sexualidades disidentes dentro del contexto romaní entraña una dificultad elevada dado que no existe un modelo de referencia anterior ni tampoco materiales propios de análisis, obligándonos a recurrir a adaptaciones de lo que otras minorías han hecho.

Hablando del activismo romaní, en general, desde diferentes espacios se pretende hacer un calco de lo que sucedió con la lucha por los derechos civiles de las personas afroamericanas que es, sin duda, un referente en lo que se refiere a conquistas ciudadanas a través de la oposición pacífica y constante a un sistema injusto. Sin embargo, el intentar forzar, exportar y aplicar plantillas mágicas o percibirlas como panaceas de lo social puede suponer, como poco, un ejercicio de alto riesgo.

No existe una única solución aplicable a cualquier colectivo o comunidad, este planteamiento pecaría de excesiva simplificación y obviaría las especificidades propias del grupo que hacen referencia a su contexto, historia y dinámicas que genera la propia idiosincrasia del mismo. De igual manera considero, también, que es necesario crear una epistemología romaní en lugar de hacernos pasar por el paradigma de otras minorías.

A pesar de que hago referencia al movimiento LGBTIQ para poder denominar de alguna manera a esta parte de la diversidad romaní (ververipen), en realidad preferiría usar el término de sexualidades disidentes. Estoy muy de acuerdo con lo que el activista Lgbtiq romaní Iñaki Vázquez señala en su artículo “Mecanismos de la colonialidad con la sexualidad disidente” (descargar mecanismos-de-la-colonialidad):

“La sexualidad inherente al ser humano es más amplia y fluida que lo que muestran las siglas que componen el acrónimo LGTBIQ. Además, a medida que van pasando los años, vamos cambiando esas siglas, como si cada vez que añadimos una “letra” contemplásemos más diversidad.

Desde mi punto de vista se puede aceptar como una nomenclatura desde el punto de vista político, como una posición desde la que reivindicar, pero no como una terminología que defina a un grupo de personas de manera inequívoca y universal. La aceptación de este tipo de terminología, muchas veces procedente de la parte mas represora de la medicina occidental desde finales del siglo XIX, también responde a la necesidad del sistema hegemónico de categorizar, etiquetar y clasificar a las personas y a los grupos humanos, para tenerlos bajo un control estático, permanente y previsible.

En cierta manera es una forma de definir la disidencia sexual desde un visión muy blanca”.

Por otro lado, no encontrarán en este texto la palabra “gitano” ni sus derivadas.

Resultaría harto contradictorio hacer uso de este término colonial haciendo referencia a la totalidad de la población romaní cuando el objeto es el de crear discursos descolonizados. La palabra “gitano” es utilizada de manera despectiva en la práctica totalidad de lenguas además de no formar parte de la autodenominación propia y proveniente del romanó. La lucha de muchas personas activistas romanís en Europa consiste precisamente en conseguir que esta palabra entre en desuso.

Entiendo el uso en el territorio español porque los propios kalés han hecho suyo este término pero no conviene caer en localismos cuando nos referimos a los más de doce millones de personas que conforman el Pueblo Romá, de ahí que tampoco utilice, y además tenga una posición militante y contraria, la palabra “gitanofobia”, en contraposición al término oficial romafobia. Palabro que parece querer ponerse de “moda” en España desde diferentes instancias.

Me resulta una muestra de paternalismo colonialista que se intenta justificar a través de la excusa de la “comprensión del término” mientras usamos palabras como aporofobia (a nadie se le ocurriría decir “pobrefobia”) y otras que, en principio, no son para nada usuales, pero que los colectivos por una cuestión de posicionamiento y de simbolismo reclaman en su uso correcto, como la palabra lgbtfobia, sin ir más lejos. Por la misma razón no estoy a favor del término oficial “antigitanismo” y suelo utilizar la denominación “racismo anti-romaní” que se comprende a la perfección y no entra en conflicto.

Romafobia y racismo anti-romaní actual

Nos enfrentamos a una época de clara recesión donde el populismo, los fanatismos y la extrema derecha están avanzando a grandes pasos.

Nos enfrentamos a una época de clara recesión donde el populismo, los fanatismos y la extrema derecha están avanzando a grandes pasos.

Una vez finalizada la II Guerra Mundial y con la creación de diferentes instituciones internacionales que aseguraran la paz planetaria y velaran por el cumplimiento de los Derechos Humanos, después de haber vivido el Samudaripen, creímos y nos convencimos de que ese periodo terrible de nuestra historia más reciente sería detestado y desterrado para que nunca más se pudiera repetir.

Nos enfrentamos, sin embargo, a una época de clara recesión donde el populismo, los fanatismos y la extrema derecha están avanzando a grandes pasos. Estas formaciones han obtenido, en más ocasiones de las que esperamos, representación política en el Parlamento Europeo. Esta circunstancia permite que estos partidos intolerantes obtengan subvenciones desde fondos europeos para su funcionamiento y una mayor capacidad de influencia en las políticas que se desarrollan a este nivel y que luego deberan armonizar los diferentes países que conforman la U.E.

Estos partidos que promueven la exclusión y la intolerancia están obteniendo puestos muy destacados en los gobiernos de sus respectivos países gracias precisamente a estos discursos contrarios al respeto de la diversidad. Su aparición y auge en el ámbito político del poder ha provocado que muchos partidos denominados “democráticos” quieran aprovechar el “tirón” y en lugar de oponerse de manera frontal a la intolerancia coqueteen con estos partidos y este tipo de discursos, restándoles importancia, justificándolos de manera más o menos directa, mirando hacia otro lado, logrando que el discurso ultra penetre en la sociedad y se normalice.

Este ambiente de permisividad provoca una grave factura social que se refleja en un aumento del rechazo social, el hostigamiento, la criminalización del grupo, el aumento de los delitos de odio y la proliferación de comentarios de odio en el ciberespacio.

Durante este proceso de rechazo al grupo humano se le “cosifica”, se deja de percibir como humano, se le hace culpable de la situación de pobreza y exclusión de la que es víctima y deja de ser percibido como un grupo étnico con su historia, lengua, tradiciones, costumbres y dinámicas propias, para ser catalogado única y exclusivamente como una lacra social y un problema con el que acabar.

De este concepto al exterminio, la eugenesia, el genocidio, restan no demasiados pasos, no en vano se han venido practicando hasta fechas muy recientes esterilizaciones forzosas de mujeres romanís y no dudo de que se sigan practicando en nuestros días.

Consecuencias generales de la romafobia y el racismo anti-romaní para la población Romá

La romafobia y el racismo anti-romaní afecta no solo en la percepción de lo romaní que se tiene desde la sociedad mayoritaria sino que también afecta a la autoimagen y percepción que tienen de sí mismas las personas romanís. Foto: Comunidad Romaní-Antofagasta (Chile) @Carlos Cerulla

La romafobia y el racismo anti-romaní afecta no solo en la percepción de lo romaní que se tiene desde la sociedad mayoritaria sino que también afecta a la autoimagen y percepción que tienen de sí mismas las personas romanís.
Foto: Comunidad Romaní-Antofagasta (Chile) @Carlos Cerulla

La herencia de siglos de romafobia y racismo anti-romaní (antigitanismo, término oficial) es difícil de borrar de nuestras sociedades, y sí, hablo de nuestras sociedades porque formamos parte de ellas como ciudadanos y ciudadanas, a pesar de que nuestras capacidades de influencia sean mínimas y se nos observe como elementos extraños a domesticar, de ser los “salvajes”, “los otros”, y que pretendan encerrarnos en la “reserva”, el gueto.

Estas formas concretas de intolerancia tienen efectos más allá de los que se observan a simple vista y no solo en la percepción de lo romaní que se tiene desde la sociedad mayoritaria sino que también afecta a la autoimagen y percepción que tienen de sí mismas las personas romanís.

El pueblo Romá ha tenido que luchar sin cuartel contra la asimilación y la extinción lo que ha tenido como consecuencia un proceso que no tiene nada de excepcional y que se estudia en sociología.

El ataque continuado y denigrante al que nos somete la sociedad mayoritaria provoca una reacción de defensa del grupo que se cierra sobre si mismo, reafirmándose, y una ruptura del diálogo entre ambas culturas, y que se cree una identidad de resistencia que se trata de reafirmar en la diferencia y la lejanía con respecto al “blanco opresor” (gadjé).

Este sentimiento de preservación y huida de lo “gadjé”, de lo que oprime, conduce a:

  • La guetización del grupo en general, que tiene menos opciones de insertarse socialmente, y la violación constante de sus derechos fundamentales, lo que produce desconfianza, exclusión social y alejamiento de las instituciones públicas . Estas condiciones provocan que el grupo acabe en una situación de mayor marginalidad e indefensión, de peligro.
  •  La identidad de resistencia provoca rechazo a todo aquello que escape a lo “habitual” por miedo a perder la identidad (apayamiento), esto repercute de manera mucho más recrudecida en la situación de la mujer y de los grupos diversos internos como el LGBTIQ sobre los que se ejerce una mayor presión.

El producto final de esta reacción en cadena es un “harakiri” cultural por:

  • Muchas veces esta identidad de resistencia que se adopta es colonial, recoge muchos de los tópicos y estereotipos que la sociedad mayoritaria crea en oposición dando lugar en ocasiones a imágenes caricaturescas asumidas como parte identitaria.
  • El rechazo de todo lo que sea “extraño” hace que las posiciones de relación hombre-mujer deriven hacia roles más conservadores y menos igualitarios. Se suele reafirmar la cuestión identitaria en las “obligaciones” que debe seguir la mujer para “preservar la tradición y la cultura” haciendo recaer sobre ellas todo el peso, liberando a los hombres de cualquier responsabilidad en este sentido. Esto hace que sufran una mayor vigilancia y menor libertad al ser sobre las que se deposita el honor de la familia.
  • La cuestión de género no afecta solo a las mujeres sino a todo lo relacionado con los roles masculinos y femeninos, reforzando los roles conservadores y dejando al margen a aquellos que salen de esta “normalidad binaria y heterosexual” lo que provoca un rechazo radical al colectivo LGBTIQ que debe enfrentar una discriminación múltiple, como en el caso de la mujer, frente a la sociedad mayoritaria debido a su origen étnico y orientación sexual y también cara a la comunidad romaní que percibe estas diferencias como algo “gadjé”, invasor, y no aceptable dentro del colectivo.

La colonización y la identidad de resistencia explica porque programas de TV, que pretenden ridiculizar y estereotipar a la población romaní (“My Big Fat Gypsy Wedding” “Palabra de Gitano”…) tengan, sin embargo, un gran número de seguidores en la comunidad romaní y posean una influencia notable en la auto-imagen que tiene de sí misma.

La Diversidad “Normativa” y la Diversidad “Molesta”

Se ha creado lo que yo denomino la “diversidad normativa”, una diversidad que se divide en compartimentos estancos y que está clasificada e incomunicada en su apartado, sin posibilidad de transvases. Foto: Logo de la Asociación Yo Soy el Otro

Se ha creado lo que yo denomino la “diversidad normativa”, una diversidad que se divide en compartimentos estancos y que está clasificada e incomunicada en su apartado, sin posibilidad de transvases.
Foto: Logo de la Asociación Yo Soy el Otro

Salir de la norma está penalizado, las víctimas de crímenes de odio son muchas y por diversos motivos no solo por cuestiones de origen étnico, también existe la aporofobia, la islamofobia, la discafobia, la transfobia… el diferente es el objetivo.

A pesar de que la hostilidad existe y que vivimos este periodo de regresión, los colectivos diana han ido ganando derechos, no sin mucho esfuerzo, y han conseguido empoderarse de manera progresiva en muchos lugares creando sus plataformas y lobbits, algunos con bastante capacidad de influencia. Ha sido un proceso largo, duro y no acabado.

De entre estos colectivos quizás el que más a avanzado en los últimos años sea el LGBTIQ.

Sin embargo, se ha creado lo que yo denomino la “diversidad normativa”, una diversidad que se divide en compartimentos estancos y que está clasificada e incomunicada en su apartado, sin posibilidad de transvases.

La consecuencia de esto son organizaciones que luchan por separado, que se ocupan de manera exclusiva de su problemática sin establecer conexiones y que son capaces de reproducir las fobias que han sufrido sobre otros colectivos víctimas. Grandes especialistas en su terreno pero carentes, en muchas ocasiones, de la empatía suficiente para reconocer los mecanismos de dominación coincidentes y la forma de combatirlos.

Si ya cuesta reconocer los mecanismos de opresión entre diferentes colectivos que surgen del mismo contexto blanco… qué ocurre con esos que no lo son, ni tienen acceso a los espacios de poder. Esta puede ser una diversidad molesta para los grupos que ya tienen un reconocimiento, una estrategia y una idea porque “distrae” de sus planes y objetivos. Además estos grupos, que han sufrido la violación sistemática de sus derechos, se sienten muy incómodos cuando son cuestionados y colocados en el lado del poderoso porque ya se han creído más que justificados en su posición de disidentes.

El movimiento Lgbtiq institucionalizado y el movimiento Lgbtiq Romaní

Durante la revolución de Stonewall se crea un movimiento activo que ya no usa la palabra médica homosexual y se identifica con la palabra reivindicativa Gay. Representa el nacimiento de la naturaleza reivindicativa del colectivo LGBTIQ.

Durante la revolución de Stonewall se crea un movimiento activo que ya no usa la palabra médica homosexual y se identifica con la palabra reivindicativa Gay. Representa el nacimiento y raíz del actual movimiento reivindicativo del colectivo LGBTIQ.

Ha llovido mucho desde Stonewall en 1969, el día en el que el grupo más denostado y olvidado del colectivo Lgbtiq se revolvió contra el sistema y consiguió aparecer en la historia.

El día histórico en el que un grupo de mujeres transexuales se lanzó contra la policía hartas del abuso. Las mismas que luego son invisibilizadas de la historia y del propio activismo lgbtiq. Líderes clave de esta revuelta como  la activista trans Sylvia Rivera de la que se habla muy poco y que podríamos catalogar como la madre del actual movimiento por la defensa de los derechos civiles de las personas LGBTIQ.

Sin embargo, pocas personas recuerdan que 10 años antes de Stonewall hubo una revuelta justo al otro lado del país en Cooper’s Donuts que fue liderada  por mujeres trans y prostitutas.

Cooper’s Donuts era un lugar de encuentro gay que abría toda la noche, en el centro de Los Angeles. En el se reunían prostitutas, chaperos y mujeres trans, en general,  y solía acudír la policia con asiduidad para hostigar a las personas Lgbtiq que se congregaban en esta cafetería. En mayo de 1959 estas prostitutas y mujeres trans se hartan del abuso y la violencia policial. La respuesta a los abusos de la policía se inició lanzando donuts, que acabaron por convertirse en unos disturbios en la calle que duraron por toda la noche, dando lugar a la primera revuelta Lgbtiq de la historia moderna, siete años antes del Black Cat Riot en el barrio de Silverlake en LA, y diez años antes de la Rebelión de Stonewall.

El movimiento Lgbtiq “oficial” ha heredado muchos de los defectos propios de la sociedad en la que nace. La representación suele ser masculina quedando las lesbianas relegadas a un segundo plano por no hablar de las personas transexuales que no son tomadas demasiado en cuenta en sus reivindicaciones y que son, además, las que se enfrentan a una situación de mayor rechazo social.

El movimiento ha sufrido una variación importante en su naturaleza y forma desde los años 70. Desde esa pequeña revolución de Stonewall se crea un movimiento activo que ya no usa la palabra médica homosexual y se identifica con la palabra reivindicativa Gay.

Los 70’s son años de libertad, de sexo sin remordimientos, de experimentar… son los años en los que se rompen muchos tabús, si bien no fue algo universal si parece que hubo una relajación con respecto a determinados temas como las drogas y el sexo, eso es lo que nos llega desde el faro de occidente, Estados Unidos. En España todavía estaba penalizada la homosexualidad y eran sometidos a tratamientos terribles para variar su orientación.

Los 80’s son los años de cierto esplendor económico, se vive bien en general, se mantiene y se disfruta la libertad ganada. En España hemos salido de la dictadura y estamos en plena “movida”, se celebran los primeros orgullos. Pero todo se ve truncado con la aparición del VIH, del Sida.

La pandemia se cobra innumerables vidas y los medios contribuyen a crear estigmas hablando del “cáncer gay” y de “colectivos de riesgo”. Fueron momentos en los que la gente cercana moría y se vivía en un estado de miedo dentro del colectivo. Al mismo tiempo, creció el rechazo hacia el mismo y los prejuicios se dispararon.

Es en ese momento cuando el colectivo da un giro conceptual importante, lo que antes era libertad sexual, gozo del cuerpo y los sentidos, ahora se transforma en el deseo de ser “normal” y hacer “como todo el mundo”. Se moraliza la sexualidad también dentro del colectivo y se tiende a copiar el modelo hetero neoliberal burgués de pareja, monógama, aséptica, saludable, institucionalizada y con hijos dejando a parte a los “malos gays” que serían unos promiscuos, drogadictos y amorales que afean la imagen de todo el colectivo.

Se transmite y crece la idea surgida en EEUU de comunidad gay, fijada en el poder económico, con servicios diferenciados, con barrios y negocios propios y también se establece una estética dominante en el movimiento a la vez que se oficializa y pasa por el tamiz de lo “correcto” para convertirse en algo “aceptable” desde el poder blanco, heterosexual y binario.

Brigitte Vasallo en el prólogo del libro “Witchcraft and the gay counterculture” hace una descripción brutalmente cruda de esta nueva realidad, que me permito transcribir:

“Los hombres blancos heterosexuales han logrado un precioso aliado en los hombres blancos gays. Esos que ya no son chusma porque nunca la fueron. Esos machos plumófobos que desprecian a las locazas. Esos que son tránsfobos, misóginos, machistas, clasistas, racistas, gordófobos. Esos que no admiten maricas en sus entornos, que invisibilizan a las bolleras en sus discursos, que nos niegan la prueba del sida en sus equipamientos y checkpoints. Esos que, en palabras de Evans, «son una multitud de conformistas imitadores de lo varonil, meticulosamente embutidos en tejanos. (…). El liberalismo gay ha animado a los hombres gays a imitar el comportamiento de los profesionales heteros que ansían ascender socialmente ».

“Esos hombres gays que de tanto pedir perdón al amo por existir, se han convertido en eternos aspirantes a hombres hetero que follan con eternas pantomimas de hombres hetero”.                           

El movimiento Lgbtiq romaní nace en un contexto híbrido, no deja de ser producto de una sociedad dominante en la que nacemos y con la que interactuamos al mismo tiempo que debe seguir ciertas reglas de juego con respecto a la comunidad romaní.

El movimiento Lgbtiq romaní nace en un contexto híbrido, no deja de ser producto de una sociedad dominante en la que nacemos y con la que interactuamos al mismo tiempo que debe seguir ciertas reglas de juego con respecto a la comunidad romaní.

Frente a esta tendencia “oficial” del colectivo nos hallamos los disidentes de la disidencia valga la redundancia.

Como ya mencioné, somos esa otra realidad incómoda que pone en entredicho la oficialidad y el status quo de este movimiento ya posicionado, que no deja de repetir muchas de las inercias colonizadoras del contexto en el que se desarrolla.

En ocasiones, sectores de estos grupos dominantes, utilizan a las personas LGBTIQ Romaní y la falta de aceptación de estas dentro de la comunidad Romá como armas arrojadizas para atacar al grupo romaní en general, reafirmando prejuicios y acusando a todo el grupo de intolerante, en el mejor de los casos, cuando no se entra en un lenguaje colonial y racista que habla de grupos primitivos, salvajes, subdesarrollados… con predisposición genética a determinados comportamientos sociales,  categorizaciones y afirmaciones, todas ellas despectivas y etnocéntricas que buscan más atacar al grupo, que realmente establecer un cambio y una defensa de los derechos de las personas LGBTIQ romanís.

El movimiento Lgbtiq romaní nace en un contexto híbrido, no deja de ser producto de una sociedad dominante en la que nacemos y con la que interactuamos al mismo tiempo que debe seguir ciertas reglas de juego con respecto a la comunidad romaní.

Haciendo referencia a esta particularidad intracultural, podemos hacernos una idea bastante aproximada de lo difícil que puede resultar la vida en el grupo para alguien que ose disentir y no seguir las normas, esa insumisión puede costar muy cara al que las infringe y también por extensión a su familia, por ello todo el mundo se cuida de expresar determinadas opiniones o adoptar determinadas posturas de manera pública.

La hipocresía social es una forma de supervivencia y de adaptación en el grupo para aquellos que aún a pesar de no tener esta mentalidad e incluso no cumplir, a nivel privado, con el modelo impuesto quieren seguir siendo bien considerados por la mayor parte del grupo. La presión de grupo hace que los cambios se produzcan y acepten con mucha lentitud.

Los mecanismos de control y exclusión propios de la cultura Romá se podrían catalogar en:

  • La honorabilidad, que representa la pureza del cumplimiento de las normas. Por tanto el incumplimiento de las mismas atenta de manera directa contra este principio que rige todo.
  • El ostracismo. A aquellos que no siguen las normas se les van cerrando y cortando las relaciones sociales que puedan tener. El miedo a encontrarse en esta situación hace que se produzca un discurso de “hipocresía social”.
  • La rumorología. es una forma de control social, no provoca un enfrentamiento directo. La finalidad del rumor es la de hacer sentir al interesado que está infringiendo las normas para que establezca algún tipo de auto-censura y de auto-control de sus acciones empujado por el miedo al que dirán y por la incomodidad de sentirse siempre cuestionado. Hacer evidente el rumor, verbalizarlo en forma de acusación directa, sería el paso definitivo para la exclusión del individuo del grupo.
El proceso de liberación y lucha de las personas romanís con sexualidades disidentes está en pleno desarrollo.

El proceso de liberación y lucha de las personas romanís con sexualidades disidentes está en pleno desarrollo.

En el caso de las conductas excluyentes en el seno de nuestras comunidades romanís, estas vienen más motivadas por una cuestión de prejuicios personales (homofobia, desconocimiento, fanatismos religiosos…) que por una cuestión de etnicidad, aunque muchos y muchas traten de camuflar y justificar estas conductas intolerantes y excluyentes bajo la patina de la “cultura” y lo que según su concepto reaccionario es un “verdadero Romá”.

En el caso de la sociedad mayoritaria, sus intolerantes, coinciden en esa visión recortada y obtusa, que deja una única vía al reconocimiento como parte del grupo, la de cumplir los estereotipos que se tienen sobre la cultura romaní, en caso contrario también te negarán la pertenencia a este grupo o te considerarán como “la regla que confirma la excepción”.

Como vemos los intolerantes suelen coincidir aunque partan de puntos diferentes.

El proceso de liberación y lucha de las personas romanís con sexualidades disidentes está en pleno desarrollo. Algo que podía resultar impensable hace tan solo unos años, como el hecho de ser visibles y participar en un evento como las marchas por los derechos de las personas LGTBIQ son ahora cada vez más frecuentes y menos excepcionales, así como la aparición de líderes que hablan abiertamente de su orientación y sus derechos.

Esta visibilidad resulta de gran ayuda en varios sentidos, por un lado rompemos esa imagen monolítica que la sociedad mayoritaria posee de nosotros y nosotras, tan alejada de la realidad y sustentada bajo estereotipos, humanizándonos y creando empatía. Por otro lado este proceso ayuda a que muchas personas romanís LGTBIQ puedan salir de su ostracismo, sepan que no están solas y adquieran seguridad en sí mismas. También la propia comunidad empieza paulatinamente a aceptar esta realidad que continua siendo un tabú y un obstáculo en muchos grupos y familias.

Vera Kurtic nos cuenta en su libro “Džuvljarke” la dificultad de ser mujer, romaní y lesbiana. La discriminación múltiple y la negación de la sexualidad.

Vera Kurtic nos cuenta en su libro “Džuvljarke” la dificultad de ser mujer, romaní y lesbiana. La discriminación múltiple y la negación de la sexualidad.

Otro reto nos queda por alcanzar.

Nosotros y nosotras, al igual que las feministas romanís, debemos luchar contra la “diversidad normativa”; la que se corresponde con unos movimientos que responden al patrón de persona urbana, clase media, blanca y occidental, para establecer un discurso y una forma de lucha que madure aprovechando los avances que estos han logrado pero que rompa con el colonialismo y ofrezca visiones más interseccionales de la diversidad.

Me permito apuntar que hasta hace muy poco las Rromís lesbianas eran invisibles.

Como pasa en todas las sociedades patriarcales, a las mujeres se les niega su sexualidad, son meros recipientes contenedores de futuras vidas o saciadoras del apetito sexual masculino, al que se le reconoce como activo naturalmente. Así nace el neologismo romaní, inventado por Vera Kurtic, “Džuvljarke” (se pronuncia como djubliaka), para denominar a las lesbianas en la “amari chib”, puesto que antes no existía. En su libro (descargar), del mismo título, nos cuenta como es la vida de una mujer romaní y lesbiana.

Según palabras de la autora:

“He escrito este libro porque pienso que las mujeres deben hacer una guerra contra el silencio: Contra el silencio que provoca la constricción social, contra el silencio politicamente predeterminado; contra el silencio coreografiado economicamente; contra el silencio nacido del sufrimiento y del desespero del abuso sexual o del estado de ciudadanos de segunda clase. Creo en la humanidad: podemos decir no a la crueldad y abrazar la simple compasión de la igualdad social. No sé porque creo en todo esto; lo único que sé es que lo creo y lucho por esto”.

Me parece importante destacar que están surgiendo nuevas formas de activismo y de maneras de organizarse. Este texto se quedaría incompleto si no hablara del “artivismo” queer de Sandra Salimovic. Esta joven actriz de origen serbio, creció en Austria y en la actualidad reside en Barcelona. Conviene destacar de entre sus creaciones la obra de teatro “Héroes”.

“Héroes” es la historia de tres mujeres migrantes de diferentes orígenes, una chica magrebí, otra de un país del Este y una de origen subsahariano, que son retenidas en un centro policial de Austria. Las tres llegan a Austria por diferentes razones, una por cuestiones políticas, otra buscando una vida mejor y la tercera por correr peligro por su orientación sexual. En esta obra se ponen de manifiesto las relaciones de poder, el tráfico de personas y la presión brutal del patriarcado.

Su más reciente creación artística es “Mindj Panther” (Vagina de Pantera) un rap contundente cantado en serbio y en romaní que desde una posición feminista hace un manifiesto antirracista haciendo alegato al respeto a la diversidad.

Su actividad artística tiene como objetivo provocar, crear reacción y reflexión a un tiempo.

Cada vez son más las organizaciones de mujeres que han surgido con un planteamiento nuevo desde le feminismo romaní, no colonial e interseccional que plantean nuevos desafíos.

Estos feminismos son más duros en sus críticas hacia la sociedad mayoritaria y menos “conformistas” a la hora de negociar en que partes deben ceder tanto ante la sociedad mayoritaria como ante la comunidad romaní, lo que está provocando una gran revuelo interno. Cabe destacar el esfuerzo cada vez mayor para crear materiales pedagógicos y de análisis propios sin tener que recurrir a adaptaciones de lo que ya han hecho desde la mayoría u otras minorías.

Ya son dos las conferencias internacionales Lgbtiq romanís que se han celebrado en Europa bajo el auspicio de la Asociación checa ARA ART y la colaboración de la Open Society Institute. En estos encuentros hemos tenido la oportunidad histórica de conocernos y estableces coordinaciones.

El objetivo de este año ha sido sobretodo el de tratar de ampliar el círculo de personas implicadas y comenzar a esbozar un plan de actuación que nos lleve en un futuro próximo a la constitución de una Plataforma Europea LGBTIQ Romaní con entidad legal que será el objetivo del próximo año, así como incrementar nuestra presencia y visibilidad en otros espacios que afecten tanto a la población Romá como en lo referente a Derechos Humanos y población LGBTIQ.

 Hemos querido, también, hacer visible la rica diversidad de la que goza el Pueblo Romaní y dejar constancia de nuestra Romipen (sentido de pertenencia e identidad romaní), una diversidad que rompe con las imágenes estáticas y prejuiciosas que tanto los grupos intolerantes de la sociedad mayoritaria como las personas romanís apegadas a una “identidad de resistencia” tratan de imponer. Ambos grupos coinciden en negar la identidad a aquellos y aquellas que, perteneciendo al grupo, escapan de sus conceptos rígidos.

En la Plataforma Europea LGBTIQ Romaní coincidimos fue en la falta de atención a la cuestión LGBTIQ Romaní por parte de las organizaciones “oficiales” con representación en el ámbito político y social. Hubo también acuerdo con respecto a romper con las imágenes y los discursos colonialistas, así como, establecer estrategias comunes con otras minorías.

En la Plataforma Europea LGBTIQ Romaní coincidimos fue en la falta de atención a la cuestión LGBTIQ Romaní por parte de las organizaciones “oficiales” con representación en el ámbito político y social. Hubo también acuerdo con respecto a romper con las imágenes y los discursos colonialistas, así como, establecer estrategias comunes con otras minorías.

Algo en lo que todas las personas que participamos coincidimos fue en la falta de atención a la cuestión LGBTIQ Romaní por parte de las organizaciones “oficiales” con representación en el ámbito político y social.

Hubo también acuerdo con respecto a romper con las imágenes y los discursos colonialistas, así como, establecer estrategias comunes con otras minorías.

Fruto de estas reuniones nace la Declaración de Praga en la que hacemos visible nuestra situación como personas Lgbtiq romanís y además hacemos una serie de demandas.

Recomendaciones y desafíos que pueden ayudar a crear un contexto más respetuoso con la Ververipen (diversidad romaní)

Las recomendaciones para seguir creando movimiento y asegurar un mayor respeto a la diversidad tanto en la sociedad mayoritaria como en la propia comunidad romaní son:

  •  Tratar de huir de los discursos victimistas y tratar de ser mas pro-activos procurando ofrecer imágenes que rompan con los estereotipos y ayuden a mejorar la auto-estima de nuestra comunidad y por ende de los individuos que la conforman.
  • Denunciar los delitos y los comentarios de odio. La mayor parte de las víctimas no denuncian por desconfianza a las instituciones y miedo. Eso provoca permisividad y normalización del odio.
  •  Entender que las cuestiones de género no solo afectan a la mujer sino a toda la comunidad, y está ligada de manera inherente a la lucha Lgbtiq, por eso, el trabajo del feminismo romaní no debe ir en la línea del enfrentamiento sino de la formación y concienciación de la parte masculina para que sea una parte más de la lucha por la equidad.
  •  La represión y rechazo del colectivo Lgbtiq Romaní representa una grave incoherencia con respecto a las reivindicaciones generales dentro del asociacionismo romaní que precisamente demanda un respeto a la diversidad, sin ponerla en práctica dentro de su propia comunidad. Estas posiciones lgbtfobas dan argumentación a los intolerantes para reafirmar los estereotipos y los prejuicios negativos que existen contra el Pueblo Romá.
  •  La represión de la diversidad dentro de nuestras propias comunidades nos conduce a la división, la perdida de capacidad de influencia, el enquistamiento de estereotipos y prejuicios negativos contra el Pueblo Romá y sobretodo al sufrimiento de una parte de nuestro pueblo provocado por la propia comunidad que puede producir males a terceros (matrimonios amañados) y/o conducir a las personas rechazadas al suicidio o a otras muchas enfermedades tanto sociales como físicas.
  •  Los enfoques han de darse desde la interseccionalidad, procurando discursos inclusivos y estableciendo coordinación con otras minorías que del mismo modo sufren las imposiciones de la sociedad mayoritaria con el fin de descolonizar el discurso y crear estrategias y materiales propios.
Anuncios

PETER DAVID, GUIONISTA DE MARVEL, REALIZA DECLARACIONES ANTI-ROMANÍS EN EL NEW YORK COMIC CON

El guionista Peter David realizó graves manifestaciones anti-romanís en el transcurso del evento New York Comic Con

El guionista Peter David realizó graves manifestaciones anti-romanís en el transcurso del evento New York Comic Con

La romafobia y el racismo anti-romaní también han estado presentes durante la celebración del New York Comic Con. Este evento es una de las mayores convenciones de cultura POP de los Estados Unidos y cuenta con los últimos estrenos, exposiciones y presentaciones de cómics, novelas gráficas, animado, manga, videojuegos, juguetes, películas y televisión. Durante la convención existe también la posibilidad de interactuar con los creadores.

El pasado 6 de octubre, el primer día del festival, se realizó la conferencia “X-traordinay: The LGBT Characters of the X-MEN”. Este panel abordaba el tratamiento de la diversidad en los Comics Marvel, en especial la representación de las personas LGBT en este medio. El panel fue animado por uno de los guionistas más reputados de Marvel Comics y considerado como uno de los mejores escritores de historias de Hulk, Peter David.

Este panel que debería haber sido un ejemplo de respeto a la diversidad por como Marvel trata de incorporar esta misma en sus comics para desarrollar valores de tolerancia, se vió empañado cuando Vicente Rodríguez, presidente de ROMA POP, se dirigió a Peter David para preguntarle sobre el tratamiento de las personas romanís en los comics, afirmando que suelen ser representados de manera peyorativa apareciendo retratados habitualmente como ladrones o delincuentes. La sorpresa fue mayúscula cuando un exaltado y furioso Peter David respondió a voces a su interlocutor lanzando soflamas racistas anti-romanís.

ROMA POP ha dado una serie de ideas para poder cortar de raíz la posibilidad de que se repitan unas declaraciones en este tono intolerante y discriminador.

ROMA POP ha dado una serie de ideas para poder cortar de raíz la posibilidad de que se repitan unas declaraciones en este tono intolerante y discriminador.

El sulfurado guionista vociferó “En un viaje a Rumanía, vi unos padres arrastrando a su hijo, el cual no podía andar por tener las piernas quebradas. Le pregunté al guía por la escena y éste le respondió que era típico entre los rumanos quebrarles las piernas a sus hijos para que diesen más pena a la hora de pedir limosna. Además, por mis experiencias con “gitanos”, no quiero ni oír hablar de ellos”. Esta afirmación terriblemente falsa lanzada por la guía rumana se corresponde al alto nivel de romafobia y racismo anti-romaní reinante en Rumanía desde hace siglos hasta la actualidad. En Rumanía se violan repetidamente los DDHH de las personas romanís y circulan numerosas leyendas urbanas que acentúan el odio sobre esta población, entre ellas la que difundió esta guía rumana.

La reacción de condena de estas palabras por parte de la OSF (Open Society Foundations) fue inmediata y también la de numerosos activistas romanís en todo el mundo, pero esto no parece que hizo desistir de sus ideas racistas a Peter David.

Scarlet Witch y Quicksilver son dos de los personajes romanís que aparecen en los comics MARVEL.

Scarlet Witch y Quicksilver son dos de los personajes romanís que aparecen en los comics MARVEL.

Según cuenta el presidente de ROMA POP, aprovechó la ocasión un par de días después para hablar con el guionista acerca de su ofensiva reacción, pero no pudo obtener de él ninguna disculpa, es más, se reafirmó sobre sus palabras excusándose solo por el tono de su respuesta. El guionista le espetó que no iba a cambiar ni una sola coma de lo que había dicho y que era en todo punto imposible iniciar una conversación con Marvel en este sentido, como mucho podría ofrecer convertir en romá al Doctor Strange 2099.

Por supuesto la idea de ROMA POP no es la de crear nuevos personajes romanís en Marvel sino más bien de acercar a expertos romanís que puedan asesorar y formar al equipo para crear una serie de directrices sobre como retratar a los personajes romanís con el fin de no perpetuar los prejuicios y los estereotipos que hay sobre esta población.

Numerosos/as participantes se sumaron a la campaña propuesta por ROMA POP con el título

Numerosos/as participantes se sumaron a la campaña propuesta por ROMA POP con el título “NO-NEW, NO-DIFFERENT” a favor de las personas romanís.

Por lo que hemos podido saber no es la primera vez que se hacen este tipo de recomendaciones a Marvel. Queda de manifiesto esta necesidad de formación y asesoramiento al escuchar las palabras de Peter David y las de otros miembros del equipo.

Para Peter David fue una falta de educación tratar de cambiar la temática del panel que iba dirigido a la cuestión LGBT para centrarla en las personas romanís y ha querido excusarse del tono de su réplica que, como afirma, carece de justificación alguna. Sin embargo, no ha rectificado sus palabras, a pesar de reconocer que no sabe nada sobre el Pueblo Romá, ni tampoco se ha recibido ninguna explicación o excusa por parte de Marvel.

Por su parte ROMA POP ha dado una serie de ideas para poder cortar de raíz la posibilidad de que se repitan unas declaraciones en este tono intolerante y discriminador, para ello ha elaborado una serie de puntos que os transcribimos bajo el título “Qué queremos. Qué necesitamos”:

  1. Es hora de que los comics MARVEL muestren la grandeza y el espíritu de inclusividad a través de la reconstrucción de la imagen de las personas romanís en sus políticas editoriales.
  1. Es hora de que los Comics MARVEL ofrezcan y aseguren una visión justa del Pueblo Romá
  1. Es hora de que los Comics MARVEL inicien un diálogo con los activistas romanís, expertos y creadores para asegurar que este proceso se desarrolla de manera equitativa y justa.
  1. Es hora de que los comics MARVEL reconozcan y escuchen a su creciente audiencia de jóvenes Romá

Os dejamos con el video en el que Peter David hacía estas declaraciones romafóbicas (en inglés):

Persecución por perfil étnico en el Cabanyal

ROMED II Mishto Attitude tiene como principios básicos de actuación se basan en el empoderamiento y la participación directa de la comunidad romaní del barrio, tanto autóctona como migrante, en el proceso de propuestas, iniciativas y toma de decisiones en este Plan de rehabilitación Integral del Barrio del Cabanyal, favoreciendo la comunicación con la Administración y la generación de un grupo activo de acción comunitaria.

ROMED II Mishto Attitude se basa en el empoderamiento y la participación directa de la comunidad romaní en el proceso de propuestas, iniciativas y toma de decisiones, favoreciendo la comunicación con la Administración y la generación de un grupo activo de acción comunitaria. Imagen cedida para el proyecto por el pintor kaló Gabi Jiménez

En estas últimas semanas del año, y el inicio del 2016, la población romaní del barrio del Cabanyal en Valencia está sufriendo una oleada de multas y hostigamiento que según todos los indicios parece responder a una acción de perfil étnico y ante la que la propia población romaní, tanto la rumana como la española, está reaccionando con apoyo jurídico coordinado desde Madrid con, entre otros, abogados de la Fundación Secretariado Gitano y el apoyo de diversas entidades como la Plataforma por la Gestión Policial por la Diversidad, La Red de Centros de Asistencia a Víctimas de Discriminación Racial o Étnica del Consejo para la Igualdad de Trato y No Discriminación de las Personas por el origen Racial o Étnico.

La actitud de la Comunidad Romaní del barrio ha sido de diálogo y ofrecimiento para resolver los problemas de convivencia, de hecho la puesta en marcha del ROMED II Pilot Projet Cabanyal y el reciente compromiso de colaboración firmado por el Ayuntamiento de Valencia con el Consejo de Europa (Commitment letter-Valencia) camina precisamente en este sentido.

Este compromiso se firmó públicamente el pasado mes de Diciembre durante el acto de presentación de este proyecto piloto en el Cabanyal. A este acto acudieron tanto los responsables del programa ROMED en el Consejo de Europa, como autoridades locales y regionales así como un nutrido grupo de representantes del tejido social del barrio del Cabanyal. Representantes del Cabildo de Tenerife y la población kalé de las islas también acudieron puesto que el proyecto ROMED se desarrollará también ahí en unos pocos meses.

Conviene recordar que el perfil étnico, además de constituir una discriminación ilícita –y así lo han establecido numerosos organismos internacionales y regionales de Derechos Humanos-, fomenta la estigmatización de determinados colectivos (y por tanto, el racismo del público general), conlleva una pérdida de legitimidad de la institución policial y del propio Estado entre las minorías, y ha demostrado ser además una práctica totalmente ineficaz en la prevención del delito y de otros ilícitos.

Debemos tener en cuenta también el contexto en el que se desarrolla esta acción.

CONTEXTO

El barrio del Cabanyal es un Conjunto Histórico Protegido de la ciudad de Valencia, declarado Bien de Interés Cultural en 1993.

El barrio del Cabanyal es un Conjunto Histórico Protegido de la ciudad de Valencia, declarado Bien de Interés Cultural en 1993.
@Plataforma Salvem el Cabanyal

El barrio del Cabanyal ha sido sometido durante 24 años a una política que tenía como objetivo final la destrucción y aniquilación, tanto urbana como convivencial en el mismo, con el fin de que el punto de degradación alcanzase tal nivel que proporcionara la excusa perfecta para destruirlo y saltarse así la sentencia emitida por el Tribunal supremo en el que se paralizan las obras de derribo del barrio “en tanto se lleve a cabo una adaptación del mismo que garantice la protección de los valores histórico-artísticos que motivaron la calificación de éste como conjunto histórico”.

Una acción que podríamos calificar como rastrera y turbia por parte del Ayuntamiento del Partido Popular liderado por Rita Barberá. La respuesta “radical y antisistema” de Rita Barberá” consistió en no acatar la orden del Tribunal Supremo y en la creación de una empresa pública “Plan Cabanyal 2010” con la que fue comprando a particulares viviendas en el barrio con el fin de desvalorizar el barrio convirtiéndolo en un desierto de solares y escombros.

Durante todo este tiempo también se utilizó a los “gitanos” como arma arrojadiza, aprovecharon los prejuicios que existen en general contra este colectivo para crear “mala fama” al barrio. En el imaginero general , cuando se hace mención a un barrio degradado se dice que es un barrio “lleno de gitanos”, situándolos en la misma posición en la que se sitúa la suciedad, la droga… como si habláramos de otro objeto inanimado más, como si tratáramos de cosas y no de seres humanos.

Con el cambio de Gobierno y la caída de 24 años de intentos de aniquilación del barrio se inicia un nuevo capítulo en la historia de este barrio marinero del Cabanyal, un capitulo que viene marcado por varias palabras mágicas, procesos participativos, diálogo, mediación, restauración, rehabilitación, convivencia…. que se han repetido como mantras.

La aparición del proyecto VA CABANYAL supone un gran empujón en este sentido. Este equipo multidisciplinar ganó en concurso la opción para iniciar este proceso de recuperación del barrio, uno de los principales motivos que hicieron decisiva su elección es la metodología participativa que decidieron usar para recoger las inquietudes y propuestas del barrio.

Equipo de VA CABANYAL acompañado de colaboradores/as celebrando la aprobación del proyecto el pasado 23 de diciembre.

Equipo de VA CABANYAL acompañado de colaboradores/as celebrando la aprobación del proyecto el pasado 23 de diciembre.

La gran sorpresa fue cuando descubrieron que el proceso de rehabilitación no consistía solo en construir, rehabilitar… material urbano sino que la rehabilitación debía ser también convivencial, era como llegar a un núcleo  donde su población debe recuperarse y adaptarse a una nueva situación, que aunque favorable aún resulta desconcertante por desconocida, por nueva.

Durante los talleres no hubo una presencia real del colectivo romaní del barrio, aunque sí que el equipo de Va Cabanyal hizo uso de otras estrategias más directas como las visitas y las entrevistas a vecinos y vecinas romanís del barrio. De hecho el entendimiento y forma de trabajo, el esfuerzo, hizo que el propio proyecto  ROMED II Pilot Projet Cabanyal se adoptara sinérgicamente dentro de las acciones relacionadas con la recuperación convivencial del barrio.

Hemos de decir que esta participación no fue tomada con igual agrado por todos los vecinos y vecinas del barrio que ven en este colectivo, el romaní, el “chivo expiatorio” de todos los males.

Esto se debe a varios factores.

Por un lado las actitudes “clientelistas” de las grandes Federaciones Gitanas que no solo provocaron actos patéticos y vergonzosos como aquel en el que se nombró a Francisco Camps, en pleno juicio por corrupción, TIO PACO, un trato de respeto dentro de la cultura gitana, sino que además provoca un desentendimiento de su propio pueblo en apoyo a la gestión municipal del Partido Popular destinada a la destrucción del barrio lo que sentenció a la población romaní del barrio a la indefensión absoluta, a la nula representación de sus intereses y a un proceso de marginación y abandono que duró más de dos décadas.

Esto afecta a la percepción de un grupo de vecinos y vecinas no-gitanas que culpabilizan a TODOS y TODAS las gitanas como el potencial enemigo, los “votantes del PP”, gracias a estas federaciones gitanas, a estos actos de “peloteo” institucional y al silencio programado frente a las necesidades del colectivo para “salir al fondo de la foto” y no poner en peligro las subvenciones que se entregaban al “buen comportamiento” .

 "Conviene no olvidarse nunca de que el otro existe: aquel que no es como nosotros, que no comparte nuestra cultura, ni nuestro aspecto, ni el poder de nuestra palabra mayoritaria. Conviene asimismo recordar que, pese a su diferencia, posee los mismos derechos que nosotros tenemos: nosotros que somos los otros para él" Rosa Montero Imagen: Adieu Fréres Roms - Gabi Jimenez - 2008, Acrylique sur toile 100 x 100 cm

“Conviene no olvidarse nunca de que el otro existe: aquel que no es como nosotros, que no comparte nuestra cultura, ni nuestro aspecto, ni el poder de nuestra palabra mayoritaria. Conviene asimismo recordar que, pese a su diferencia, posee los mismos derechos que nosotros tenemos: nosotros que somos los otros para él” Rosa Montero
Imagen: Adieu Fréres Roms – Gabi Jimenez – 2008, Acrylique sur toile 100 x 100 cm

Frente a este “prejuicio político” debemos añadir los prejuicios clásicos relacionados con la convivencia, la droga, la suciedad, la delincuencia… que se atribuyen a este colectivo y que fueron desde luego potenciados por el anterior gobierno para provocar la huida, la salida del barrio y así llevar a cabo su maquiavélico Plan.

El eslabón más débil de la sociedad es siempre el que recibe la peor sacudida y si hablamos de la población romaní nos encontramos con esa forma de racismo que pretende convertir a la víctima en la culpable de su situación, algo tan canalla y rastrero como quien justifica la violación de una mujer con el consabido machismo repugnante del “es que iba provocando” “Es que era de madrugada y volvía sola”… una argumentación que descalifica e invalida de base a quien la pronuncia.

EL PROBLEMA

El problema comienza a tan solo una semana de la firma del compromiso de colaboración firmado por el Ayuntamiento de Valencia, incluso antes de que se pueda constituir el Grupo de Acción Comunitaria que es el grupo base desde el que la población romaní del barrio, tanto la autóctona como la rumana, elaborará, negociará y realizará sus propuestas que se presentarán a un representante municipal que dará respuesta a estas demandas en la forma conveniente.

A tan solo una semana aparecen, todas a un tiempo, multas relacionadas con Iberdrola y los enganches a la luz, sobre todo a los kalós que viven en el bloque portuario, viviendas municipales. Al mismo tiempo a la población Rom de Rumanía le llegan multas relacionadas con el almacenamiento de chatarra y otras relacionadas con sacar la ropa fuera de casa para que se seque.

Por si esto fuera poco, la Policía Nacional le da una paliza a Margarita Díaz, una vecina gitana de los bloques portuarios, en presencia de su hija de tan solo un año, con todos los vecinos y vecinas del bloque como testigos. Desgraciadamente y gracias a la LEY MORDAZA no se permiten tomar imágenes de estas escenas de abuso que se repiten cada cierto tiempo, pero existe la grabación de la voz de lo que dicen los policías donde se ve claramente el sesgo étnico de la acción y el trato despectivo a la población romaní identificada como potencial delincuente.

Si a todo esto añadimos las fechas en las que se produce esto, plenas navidades, resulta aún más maliciosa “coincidencia”, pero para no quedarnos cortos debemos añadir que la población Rom de Rumanía es en gran parte analfabeta y con rudimentarios conocimientos del castellano, con lo que firman sus denuncias sin saber ni siquiera el contenido de lo que firman dándose numerosos casos de abusos en este sentido.

Margarita Díaz, vecina del barrio del Cabanyal, gitana y víctima de la violencia policial, fue golpeada en presencia de su hija de apenas un año de edad y de todo el bloque de portuarios.

Margarita Díaz, vecina del barrio del Cabanyal, gitana y víctima de la violencia policial, fue golpeada en presencia de su hija de apenas un año de edad y de todo el bloque de portuarios. @LaVeuPV

En el caso de los enganches a la luz debemos decir que con el anterior gobierno de Rita, cuando alguien del bloque dejaba de pagar un mes o le faltaba algo de dinero para el recibo, venían, en compañía de la Policía Local, para quitar los contadores, manteniendo así a la población sin las condiciones mínimas para poder vivir, demandando además requisitos tremendamente complicados para restaurar la corriente eléctrica, por lo que para algunos y algunas no quedó más remedio que engancharse a la luz ante la complicada lista de condiciones y su completo desconocimiento sobre tramitaciones burocráticas.

El resultado de esta operación, y la llamo así por la premeditación, la forma en la que afecta a un grupo muy concreto de vecinos y vecinas del barrio, concretamente los Romá (gitanos), de una zona determinada y además con varias circunstancias que dan a entender una acción programada que parece tener como objetivo el abandono “voluntario” de esta población del barrio. Esto ha generando un estado de amedrentamiento general en este sector de población, una fractura social y que familias enteras se encuentren ante la posibilidad de acabar en la cárcel, sobretodo en la cuestión de IBERDROLA al tratarse de sentencias en firme.

Se da la circunstancia de que “curiosamente” todo se da en el momento en el que se decide invertir 12’9 millones de euros en la rehabilitación de las viviendas. De hecho en entrevistas llevados a cabo con los representantes de la Empresa Pública Plan Cabanyal- Canyamelar S.A, anteriormente Plan Cabanyal 2010, se comentaba la preocupación sobre cómo llevar a cabo esta rehabilitación en las viviendas municipales del Bloque Portuario dada la ocupación de varias viviendas por familias y las cuestiones relacionadas con los enganches. También se comentó la dificultad futura para poder alquilar viviendas rehabilitadas por la “problemática” existente.

RESPUESTA DE LA POBLACIÓN ROMANÍ

Gracias al trabajo de los enlaces comunitarios del programa ROMED II Mishto Attitude, Tomás Correas y Mítica Baiculescu, en colaboración con la Fundación Secretariado Gitano y otras entidades tanto de dentro como de fuera del barrio que han mostrado su solidaridad ante este escandaloso caso de abuso y hostigamiento a la población romaní, hemos conseguido ente otras cuestiones que se plantee la creación de una mesa de diálogo para resolver este problema con la participación de las diferentes concejalías implicadas en esta cuestión. La actitud del Gobierno Municipal ha sido, por tanto, la de colaboración y ayudar en todo lo posible para una resolución satisfactoria de esta lamentable situación.

Esta población ha sido la doble víctima de un plan para destruir un barrio en el que fueron usados como arma arrojadiza por el anterior gobierno popular y ahora como elemento indeseable y perjudicial, para unos y unas cuantas, para la regeneración del barrio.

Es obvio y urgente que es necesaria la mediación como estrategia de intervención, algo que además ha manifestado el propio Ayuntamiento en las diferentes entrevistas y contactos que se han mantenido. La coordinación de toda la comunidad es otro punto a destacar, no es el problema de los gitanos y las gitanas es el problema del barrio, del modelo de barrio que se propone y del talante del mismo. Foto: @Jorge López

Es obvio y urgente que es necesaria la mediación como estrategia de intervención, algo que además ha manifestado el propio Ayuntamiento en las diferentes entrevistas y contactos que se han mantenido.
Foto: @Jorge López

A nivel de barrio todo está en manos de abogados especializados en cuestiones de igualdad que en caso de no resolverse la situación actuarán denunciando esta práctica como persecución por perfil étnico que se traduciría en la ilegalidad de estas prácticas policiales y la consideración de esta acción como un grave atentado contra las garantías de un Estado de Derecho.

Es interesante, como no, recordar el caso de Rosalind Williams, una mujer negra con nacionalidad española que sufrió una identificación policial que denunció por considerar que se había hecho debido a su color de piel. El Tribunal Constitucional avaló la actuación policial, por lo que Williams recurrió al Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas y éste le dio la razón, indicando que “la autora fue individualizada para dicho control de identidad únicamente por razón de sus características raciales y que éstas constituyeron el elemento determinante para sospechar de ella una conducta ilegal”(Dictamen del Comité de la ONU de 17/08/06, de 17 de agosto de 2009. Comunicación 1493/2006).

Las comunicaciones con las diferentes Consellerías indican que en el caso de las multas provocadas por el tema del almacenamiento de material de reciclaje están siendo tratadas por vía administrativa, sin embargo en la cuestión de las multas de Iberdrola no tenemos aún una solución clara aunque las propuestas van en la línea de Servicios a la Comunidad y Pagos Fraccionados.

El apoyo por parte de las diferentes entidades que forman parte del tejido asociativo del barrio ha sido masivo en este sentido, dando difusión a la situación, realizando entrevistas a los afectados, manifestando su apoyo contra esta situación de abuso, sin embargo se ha echado de menos una posición oficial por parte de la Plataforma Salvem el Cabanyal, que es el icono de lucha y resistencia del barrio que de momento no se ha hecho eco de ninguna de las noticias aparecidas al respecto, así mismo tampoco se ha pronunciado oficialmente aunque en conversaciones mantenidas con algunos de sus componentes a nivel individual, la posición de estas personas ha sido la de justificar en cierta manera las acciones “legales” de la policía y en algunos casos se ha mencionado la “difícil convivencia” con elementos de la población gitana del barrio sin profundizar más allá, algo que no puedo dejar de considerar como mínimo como “ambiguo” sobre todo por parte de la organización que ha protagonizado la defensa a ultranza del barrio, de sus vecinos y vecinas.

Precisamente en este sentido tanto los enlaces comunitarios de ROMED II Mishto Attitude como el coordinador del mismo han propuesto reunirse con las entidades vecinales para localizar aquellas familias o lugares donde la convivencia puede hallarse en peligro para que se pueda auto-regular desde el propio grupo, lo que iría en consonancia con las palabras mágicas usadas por este gobierno que son mediación y diálogo en lugar de hacer uso de la técnica de “muerto el perro se acabó la rabia” tratando literalmente como a “perros” a todo un grupo humano sobre el que hacer recaer todos los males.

Ahora vamos a conocer algunas de estas VOCES GITANAS del Cabanyal que explicarán con su testimonio la situación gracias a la colaboración de la Radio Comunitaria del barrio RADIO MALVA.

 La coordinación de toda la comunidad de vecinos y vecinas que forman parte del barrio es otro punto a trabajar, no es el problema de los gitanos y las gitanas es el problema del barrio, del modelo de barrio que se propone y del talante del mismo. Foto: @Ana de Inés Trujillo

La coordinación de toda la comunidad de vecinos y vecinas que forman parte del barrio es otro punto a trabajar, no es el problema de los gitanos y las gitanas es el problema del barrio, del modelo de barrio que se propone y del talante del mismo.
Foto: @Ana de Inés Trujillo

Tomás Correas es enlace comunitario con la población kalé del Barrio del Cabanyal edentro del programa ROMED II Mishto Attitude. Nos explica cual es la situación, marca la solidaridad con el grupo de Roms de Rumanía y comenta alguna de las propuestas que se han hecho para mejorar la situación. Click aquí para escuchar la entrevista

Yonuts es un vecino Rom de Rumanía, nos habla de los roms de Rumanía en el Cabanyal en las propias palabras de los afectados…entradas a domicilios sin orden, denuncias que se firman sin conocer el contenido, hostigamiento a una población concreta en un barrio concreto… historias de familias contadas por los protagonistas (Click)

Ramona vino hace cinco años desde Rumanía. Narra como es la convivencia en el barrio, sus deseos de continuar viviendo en El Cabanyal. Hace cinco meses la policía local le multó por tender la ropa en la calle. Participa en el proyecto “Mi salud”, ha hecho cursos de alfabetización y de castellano intentando prosperar y tener una mejor vida. Acaba de ser madre y en cuanto pueda va a continuar su curso de 5 meses como Agente de Salud. (Click)

Demetrio Gómez es el Romed National Former Project, autor del blog Baxtalo, habla de los últimos sucesos acaecidos en el barrio relativos al hostigamiento y persecución por perfil étnico, las propuestas desde la población romaní y la dinamización del tejido social de estas comunidades.
“Acabar con el gueto no es moverlo de sitio es hacer que las personas que viven en estas situaciones de exclusión puedan insertarse para que el gueto acabe” (Click)

PARA SABER MÁS:

PROYECTO ROMED II

Población Romaní de Rumanía

Población kalé del Cabanyal, Bloques Portuarios

Jordania: Los Dom (“Gitanos”) dicen que es hora de exigir sus derechos

Los Dom han jugado un papel fundamental en la fundación del estado de Jordania pero han sido condenados al ostracismo durante décadas y ahora sienten que han empeorado más por la afluencia de refugiados sirios.

Reportaje de Taylor Luck en Amman- Jordania:

Hombre Dom con sus hijos en la su jaima a las afueras de Jordania, ciudad de Madaba. @Taylor Luck

Hombre Dom con sus hijos en la su jaima a las afueras de Jordania, ciudad de Madaba.
@Taylor Luck

Anas Hussein guarda un terrible secreto. No lo sabe nadie, ni sus amigos más cercanos, compañeros de trabajo, ni la familia política, este teniente de la policía jordana está viviendo en una mentira, ocultando su verdadera identidad, que si fuera revelada podría costarle su puesto de trabajo, su reputación e incluso su esposa.
Anas Hussein es Dom (“gitano”).
“Si la gente descubriera que soy un Dom no solo perdería su respeto” nos cuenta el Sr. Hussein que se negó a revelar su nombre completo para ocultar su herencia Dom. “Dejarían de verme como un ser humano. Lo perdería todo”.
Después de décadas en las sombras, la comunidad Dom oculta en Jordania avanza para exigir sus derechos como una de las minorías más grandes del país. Buscan tener representación en el Parlamento, reconocimiento oficial del grupo, y pedir el fin de la discriminación sistemática que ha forzado a miles de personas a romper lazos con su familia y su herencia cultural.
La comunidad Dom de Jordania reúne a unas setecientas mil personas, un grupo indo-ario que se conoce como Dom, o Bani Murra, mantienen la ciudadanía jordana y tuvieron funciones clave en el ejercito en el momento de la fundación del país a principios del siglo XX.
Se cree que los Dom llegaron desde el sub-continente indio en el siglo VI y fueron emigrando lentamente hasta Oriente Medio, con evidencias de asentamientos Dom ya en la época de las Cruzadas.
Cuando el Emir Abdullah, que sería más tarde el Rey Abdullah, pensaba en crear un estado en la escasamente poblada región trans-jordana a principio de los años 20 del siglo pasado, los Dom fueron considerados un contingente activo y fueron reclutados en el ejercito. El jefe (hombre de respeto, bulibasha) de la tribu Dom, Saeed Basha, fue reconocido por el Rey Abdullah como un respetado jefe tribal.
Hasta que cientos de miles de palestinos huyeron o fueron expulsado a Jordania debido a las guerras arabo-israelís entre 1948 y 1967 y los Dom dejaron de ser necesarios para el reino y perdieron rápidamente su estatus privilegiado. En lugar de ser vistos como una tribu jordana se les empezó a ver como “al margen” o “ciudadanos de tercera clase”.
“Nos han empujado fuera del estado y de la sociedad en conjunto”, nos cuenta Fathi Moussa, líder tribal del grupo Dom que reside en Jordania y es hijo de un conocido músico Dom que tocó a menudo para el Rey Hussein de Jordania. “Fuimos unos de los fundadores de Jordania y ahora nos tratan como ciudadanos de tercera clase”.

BATALLA CONTRA LOS ESTEREOTIPOS

Una chica Bani Murra posa un rato antes de dirigirse a la tienda de su familia. Los más jóvenes a penas si hablan árabe en su lugar hablan un derivado del Farsi. @alisareznick

Una chica Bani Murra posa un rato antes de dirigirse a la tienda de su familia. Los más jóvenes a penas si hablan árabe en su lugar hablan un derivado del Farsi.
@alisareznick

Ridiculizados con el nombre de “nawar”, inmundos, los Dom cuyos apellidos ponen en evidencia su linaje, han sido excluidos en gran medida del acceso a los centros de salud pública y se les presiona para abandonar la escuela a edades tempranas para no “contaminar” a los estudiantes.
Los jordanos asocian a los Dom, que han vivido tradicionalmente en campamentos a las afueras de la ciudad, con la brujería y la adivinación, a menudo también son tratados como mentirosos y ladrones; muy similar a la manera en la que los europeas han tratado a sus homólogos, los romanís. También se piensa que son infieles a pesar de que la gran mayoría son musulmanes practicantes según los estudios académicos y los líderes comunitarios.
“Los “nawar” carecen de valores, de religión, de respeto a Dios y hacen uso de la inmoralidad para ganar dinero”, afirma Mohamed Ahmed, profesor en una escuela pública en un barrio al este de Ammán que es el hogar de varios miles de residentes Dom, que presume de haber expulsado a varios estudiantes Dom de sus clases.
Un número considerable de maestros y profesionales de la salud comparten los sentimientos de Mohamed Ahmed.
El hecho de que los “gitanos jordanos” se hayan puesto en marcha por sus derechos se debe a los últimos cambios demográficos en Jordania, la afluencia de refugiados sirios.
Los Dom han visto como mas de 1,2 millones de refugiados sirios que han llegado al país reciben cientos de dólares como ayuda mensual de la ONU y donantes internacionales, tomando empleos como jornaleros que antes desempeñaban los Dom y recibiendo un libre acceso a la atención sanitaria y la escuela.
Lo bueno: Miles de los refugiados sirios que huyeron a Jordania son Dom.

SOY BANI MURRA, SOY JORDANO

Un chico Bani Murra pasea alrededor de su campamento a la caída del sol, arriba urbanización de viviendas de mayor categoría. Los Dom suelen instalarse en los cañones de Ammán cerca del exclusivo barrio de Abdoun donde se les permite estar unas semanas antes de las autoridades jordanas los fuercen a marcharse de la propiedad gubernamental. @Alisa.Reznick

Un chico Bani Murra pasea alrededor de su campamento a la caída del sol, arriba urbanización de viviendas de mayor categoría. Los Dom suelen instalarse en los cañones de Ammán cerca del exclusivo barrio de Abdoun donde se les permite estar unas semanas antes de las autoridades jordanas los fuercen a marcharse de la propiedad gubernamental.
@Alisa.Reznick

“Los sirios están tomando trabajos, tienen carnet de identidad, seguridad social y educación mientras a nosotros nos tratan como a animales” nos relata Ahmed Abed, representante tribal de los Dom que viven en la ciudad portuaria de Aqaba, donde, según informes, los sirios han tomado unos 300 puestos de trabajo en los mercados y en los muelles que antes eran desempeñados por los Dom.
“Es el momento de hablar claro”
Los Dom jordanos están de vuelta. La comunidad se ha organizado por primera vez y en mayo nació la asociación “Bani Murra” con la intención de cambiar los prejuicios y los estereotipos que rodean a los Dom.
Bajo la consigna “Soy Bani Murra, soy jordano” los lideres Dom están intentando cambiar la percepción que tiene la sociedad jordana sobre los Dom a través de folletos impresos y el uso de los medios de comunicación.
Aunque miles de ellos siguen viviendo en jaimas (tiendas de campaña) a las afueras de los complejos industriales, la asociación asegura que el 80% de los Dom viven en edificios de apartamentos como cualquier jordano medio. En sus folletos subrayan que los Dom jordanos son musulmanes e incluso que decenas de ellos se emplean como Imanes.

CONFIGURACIÓN PARLAMENTARIA

“Si nos ven en una posición respetable, en el Parlamento, la gente empezará a vernos de manera distinta” enfatiza Moussa que se ha presentado al cargo, sin éxito, en el 2003 y en el 2010. @Alisa.Reznick

A pesar del racismo institucionalizado, la asociación cuenta con docenas de miembros provenientes de las filas del ejército, abogados, doctores y profesores universitarios. Sin embargo, casi todos ocultan su identidad Dom.
La asociación tiene un nuevo objetivo, motivar a setenta mil Dom a “salir del armario” lo que representaría obtener un miembro parlamentario.
El Señor Moussa y la asociación están presionando al gobierno jordano para que les garanticen a los Dom una cuota de representación en el Parlamento, poniendo de manifiesto que los circasianos y los chechenos residentes en Jordania , que según varias fuentes podríamos estimar en unos ochenta mil, poseen cada uno tres escaños en el Parlamento de un total de 150.
Si nos ven en una posición respetable, en el Parlamento, la gente empezará a vernos de manera distinta” enfatiza Moussa que se ha presentado al cargo, sin éxito, en el 2003 y en el 2010.
“Tenemos que dar ejemplo a los Bani Murra que se les ha enseñado a avergonzarse de sí mismos” añade.

TRATANDO DE OFRECER ESPERANZA

Un desconocido Bani Murra sirio posa con su hijo. Miles de los refugiados sirios que huyeron a Jordania son Dom. @Alisa.Reznick

Un joven Bani Murra sirio posa con su hijo. Miles de los refugiados sirios que huyeron a Jordania son Dom. @Alisa.Reznick

El gobierno jordano se resiste. Las Autoridades han rechazado sus peticiones, continúan oponiéndose al reconocimiento de los Dom como minoría, dejando cualquier cambio en la ley electoral en manos de las naciones-tribu que dominan el Parlamento.
En el salón de Moussa o reuniéndose en un pasillo al sur de Ammán, Dom de todos los sectores vienen a reunirse con miembros de la asociación para escuchar sus necesidades. Las quejas más comunes suelen ser relativas a problemas con la ley, rechazo de propuestas matrimoniales, acoso escolar y abuso de drogas.
Hoy en particular, una familia cuyo hijo fue asesinado a tiros por la policía en un •crimen de odio” por ser Dom, llega hasta Moussa para que los represente legalmente. El caso está todavía pendiente y la asociación está montando una estrategia legal para conseguir que la policía jordana abra una investigación para el caso.
Incapaces de darle la vuelta a un sistema que va en contra suya, los lideres Dom dicen que a cambio ofrecen algo de lo que la comunidad ha carecido durante décadas: la esperanza.
“Somos jordanos, siempre hemos sido jordanos y estamos en el derecho de reclamar nuestro espacio” sentencia Moussa.

Artículo original en inglés aparecido en Christian Science Monitor

Fotografías de Alisa Zaira Reznick

Más informaciones:
* En Palestina viven cerca de 5000 Domari, de ellos unos 2000 viven en Jerusalén, principalmente en Bab el-Asbat.

* En todo Medio Oriente viven cerca de 5 millones de “gitanos” si contamos los Zott en Irán, los Ghorbat en Irak… En Siria vive la población Dom más numerosa de todo Medio Oriente.

* Existen comunidades Dom, todas de confesion musulmana, repartidas entre Medio Oriente y Asia Central. Además de en Siria, los encontramos en Libano, Turquía, Jordania, Palestina, Israel, Chipre, Kurdistan Irakí, Irán, en Ouzbekistan y en Afganistan.

* Nawar, la palabra que se utiliza en dialecto árabe para designar a los Dom también se utiliza como sinónimo de tonto o sucio.

“Los gitanos sois una mierda”

Una identificación acaba con una carga policial y una docena de heridos en el Cabanyal.

Articulo de Sergi Tarín

Porrazos, insultos xenófobos, humillaciones es lo que declaran haber padecido por parte de la Policia Nacional seis miembros (dos de ellos menores en el momento de la intervención) de una familia gitana en el Cabanyal. Los policias, por su parte, aseguran que sintieron miedo y que solicitaron la ayuda de diversos dispositivos  que iniciaron la carga con el reultado de una docena de heridos. Durante el juicio de faltas celebrado ayer en la Ciudad de la Justicia de Valencia, la Fiscalía solicita la absolución de los dos agentes y la condena a 120€ para cada uno de los denunciados por una falta de alteración del orden público.
Los hechos se remontan a la mañana del 3 de mayo de 2014 en el Bloque de los Portuarios, en el Cabanyal. Se trata de un imponente edificio de 170 pisos, una parte de los cuales son del Ayuntamiento de Valencia, que los cerró y abandonó con el fin de derribarlos dentro del plan urbanístico de ampliación de la Avenida Blasco Ibañez hasta el mar. Declarada ilegal por el Ministerio de Cultura. Muchas de estas casas están ocupadas por familias sin recursos que se dedican, en su mayoría, a la venta ambulante y al rastro.

Los afectados presentan su parte de lesiones @LaVeuPV

Los afectados presentan su parte de lesiones @LaVeuPV

Esa noche, Ezequiel y Mireia, la novia, matan el tiempo en un coche cuando una pareja de policias de paisano les obliga a bajar. Los agentes creen que están consumiendo dorgas. Ezequiel conoce a uno de los policias porque lo ha identificado y registrado muchas otras veces. De hecho, se siente acosado por él. Entonces los animos se altera, unos y otros se ponen en tensión. Al poco, Moisés y Adán, tio y hermano de Ezequiel, bajan de casa y se encuentran con la escena. Los policias les piden que se alejen, pero como no van uniformados piensan que son dos “payos” que discuten con el hermano y se ponen en alerta.

Mientras tanto, alguien da la voz de alarma al piso de la familia: “Bajad, que se están pegando”. Pedro, el padre, va escaleras abajo con Olegario, otro de los hermanos, sin chaqueta y con los brazos en alto. “¿Qué pasa, que pasa?”, gritan. Los dos agentes empiezan a tener miedo. En la calle hay mas de una docena de personas y la temperatura sube. Descuelgan el “walkie” y piden auxilio: “Altercado con gitanos”. En muy poco tiempo, una docena de furgonetas con la alarma encendida llegan al bloque. Las ventanas están llenas de vecinos contemplando la escena. Alguien insulta a los policias. Caen platos, pilas, botellas de cristal y una garrafa de cinco litros que estalla al tocar suelo. Los nacionales se equipan para la batalla: Porras, chalecos y escopetas de balas de goma con fuertes haces de luz. “Si sacas la cabeza te meto un tiro”, escucha Marcos. “Escuché un griterio y al mirar por la ventana ví un rifle que me apuntaba y a alguno que decía: ¡Dispara!”, recuerda Gines.

Lesiones Se produce un momento crítico cuando los policias amenazan con subir escalera arriba. Las mujeres llorando, se estrechan contra las puertas. Los niños lloran y gritan. En el otro lado de los bloques, grupos de gente se aproximan alarmados por el alboroto. Jose Luis, Pastor Evangélico y autoridad entre el vecinazgo, intenta mediar, pero a la primera sílaba recibe una lluvia de golpes en las piernas, las costillas y los riñones. Su mujer, Mari, cae de bruces por un porrazo en las rodillas. La misma porra que se para unos segundos antes de golpear a Noemi, la hija, con un niño de pañales en brazos.
Muchos de los vecinos son embutidos y custodiados en el interior del patio número tres. Mientras, Ezequiel y sus hermanos también son golpeados y puestos contra la pared con las piernas abiertas. Margarita, la abuela, corre hacia sus nietos y cae al suelo después de un empujón policial. Se levanta y la vuelven a tirar. A la tercera vez ya tiene la rodilla como una bola. “Los gitanos sois una mierda, unos maricones, unos putos” dicen muchos de los presentes que escucharon gritar a la policia. Fueron 20 minutos sin tregua. El Puche corría con su hija de semanas en brazos. Y Eloy, el hijo menor de Gloria, con trece años, escucha en el hierro de la ventana el porraza que iba dirigido a su cara.

“Bloque conflictivo”

lesiones 1La operación policial acabó con cuatro detenidos a pesar de que los policias no hallaron ninguna evidencia de droga, “De camino a la comisaria nos insultaban”, denuncia Moisés, que también asegura que recibió un fuerte puñetazo en el pecho una vez ya esposado. A las dos horas fueron liberados y de ahí, llenos de contusiones y heridas se fueron al ambulatorio. El informe policial al cual ha tenido acceso La Veu, no recoge ningún traslado a comisaria ni ninguna evidencia de intervención con defensas (según terminología policial) de agentes antidisturbios.

La indignación por la intervención policial de mayo de 2014 todavía dura en los bloques. La presencia policial es habitual y muchos vecinos se sienten estigmatizados por pobres, por gitanos y por vivir dentro de la zona del Cabanayal afectada por la prolongación. No es un sentimiento difuso o victimista. En declaraciones a La Veu unos días después de la carga, Francisco Martinez, Comisario del Retén de la Policia Nacional del Maritimo dijo, en referencia a los portuarios que es “un bloque donde todos son gitanos, un bloque conflictivo para la gente que vive, que es gente de malvivir aunque haya gente decente también. Hay mucho gitano, mucha gente ocupando casas y otras cosas”. Y acaba con una recomendación muy ilustrativa: “¿Los bloques Portuarios? ¿Usted conoce Valencia? si ve los bloques de lejos ya puede hacerse una idea”.

FUENTE: LA VEU

España ¿¿El paraiso Romaní de Europa??

Manifestación anti-romaní en Bujalance, agentes de la Guardía Civil vigilan a más de un millar de vecinos concentrados “sin autorización legal”

Manifestación anti-romaní en Bujalance, agentes de la Guardía Civil vigilan a más de un millar de vecinos concentrados “sin autorización legal”

Desde Bruselas se han cubierto de oropel anunciando a diestro y siniestro el desarrollo de una estrategia europea y unas estrategias nacionales para la inclusión de la población Romá que se supone empezaron en 2012 y que acabará en el año 2020, lo que pocos dicen es que esta estrategia, desarrollada, discutida y dividida en planes carece de presupuesto en la gran mayoría de los paises, entre ellos España, para echar a caminar y cumplir con los objetivos propuestos, por lo que me temo que esto quedará en otro montón de “papeles mojados”.

En esta desatención influyen varios factores que debemos tener en consideración, la desidia institucional en todo lo referido a población romaní para los que solo somos interesantes si ocupamos el espacio exótico y folclórico de sus eventos o bien para ejercer la función de “punching ball” y recibir los golpes de una sociedad frustrada, en crisis y con deseos de buscar culpables de la situación de recesión general que estamos padeciendo.

Es curioso que esta sociedad, que sufre los efectos de un sistema caduco y de una corrupción política galopante, sobre la que se descarga la responsabilidad de una crisis que no ha provocado bajo acusación de vivir por encima de sus posibilidades, se ensañe con el que posee menos recursos y descarge su ira despiadada en lugar de recibir su solidaridad.

Muestra del ascenso de la ultraderecha en Europa.

Muestra del ascenso de la ultraderecha en Europa. @La Marea

El auge de los pensamientos y movimientos políticos reaccionarios es una realidad en Europa. El ascenso electoral de la ultraderecha y el triunfo de algunos movimientos filonazis que han llegado al gobierno de varios paises de la U.E les concede la posibilidad, por tanto, de obtener financiación, de crear formas de organización “paraguas” que concentren estas formaciones y les concedan mayor capacidad de influencia en las políticas europeas y, por supuesto, de establecer políticas nacionales que legitimen legalmente el rechazo, la exclusión y la intolerancia. Esto nos aboca a un futuro que podríamos calificar benevolamente de “incierto”.

No debemos olvidar que para estos grupos los Romá somos el grupo “diana” (Informe RAXEN, pag.55). Somos un blanco fácil, siglos de prejuicios y esterotipos hondamente arraigados así como la consideración general de que somos un problema social y que estamos geneticamente predestinados a ser maleantes es un buen sustrato sobre el que sembrar la desconfianza y el odio… y me pregunto ¿Qué diferencia existe entre esto que acabo de decir y los sentimientos que movieron al nazismo a exterminar, según datos estimativos, al 80% de la población romaní de Europa?

Los ataques a barrios romá, las manifestaciones anti-romanís y los abusos y difusión de la romafobia por parte de las fuerzas del Estado nos están conduciendo a situaciones críticas que van desde las agresiones directas de vecinos que se toman la ley por su mano a la promoción de políticas restrictivas o que discriminan de manera más o menos indirecta por parte de las Administraciones de varios estados.

España se coloca, en opinión de la Union Europea y según unos parámetros que no alcanzamos a descifrar, como ejemplo a seguir en lo que se refiere a inserción de la población romaní en Europa.
Durante muchos años se ha pensado que aquí existía (y existe) una especie de paraiso integrador para los romá, que todo iba “sobre ruedas”, tanto es así que a los kalós se nos excluye de participar en muchos programas europeos bajo la excusa de que no necesitamos un paquete de acciones positivas, que estamos ya “demasiado bien”, cuando nuestra realidad es otra bien distinta.

Asentamiento chabolista de Cañada Real (Madrid) España se coloca, en opinión de la Union Europea y según unos parámetros que no alcanzamos a descifrar, como ejemplo a seguir en lo que se refiere a inserción de la población romaní en Europa.

Asentamiento chabolista de Cañada Real (Madrid) España se coloca, en opinión de la Union Europea y según unos parámetros que no alcanzamos a descifrar, como ejemplo a seguir en lo que se refiere a inserción de la población romaní en Europa.

La segregación escolar según estudios presentados por diferentes organizaciones no es algo ajeno, si bien no es directa como ocurre por ejemplo en la República Checa, si existen colegios donde la tasa de alumnado Romaní supera el 80%, escuelas donde además el nivel de instrucción es más bajo y donde se condena a estos chicos y chicas a no salir del gueto. También, según otras investigaciones que se están desarrollando justo en este momento, la juventud kalé posee menos posibilidades y opciones que hace unas décadas y aparentemente ha habido un aumento de los matrimonios precoces.

A esto debemos sumar las muestras de hostilidad que hemos recibido en estos últimos meses y que debería alertarnos de que algo está sucediendo.

Las declaraciones romafóbicas de varios alcaldes y otras autoridades, así como las de determinados líderes políticos, que si bien no están en el poder pretenden estarlo, tanto de izquierdas como de derechas, justifican el odio anti-romaní y envalentonan a los intolerantes que se sienten con la aprobación para el ejercicio libre y justificado del racismo en todas sus formas.

En Estepa (Sevilla), en Castellar (Jaén) y hace tan solo unos días en Bujalance (Córdoba) hemos vuelto al pasado, a la quema de casas, a las manifestaciones vecinales anti-romanis, a la violencia y humillación pública, a crear un estado de pánico que además es peligrosamente sostenido por las autoridades locales que no dudan en sumarse a las concentraciones y azuzar a los vecinos.
Hace unos 30 años en Martos (Jaén), los kalós tuvieron que salir huyendo del linchamiento popular y la quema de sus casas. Se vivió el terror en estado puro, temían por sus vidas…

¿Ha cambiado algo en treinta años? ¿De verdad somos el paraiso romaní de Europa?

Valls premiado con la Gran Cruz del Mérito Civil ¿Dónde está la cámara oculta?

La Romafobia el racismo antiromaní están asentados en Europa desde hace mucho, no solo a nivel social sino también histórico e institucional, según la época se ha “maquillado” mas o menos.  Obra: Sebastian Kuntz

La Romafobia el racismo antiromaní están asentados en Europa desde hace mucho, no solo a nivel social sino también histórico e institucional, según la época se ha “maquillado” mas o menos.
Obra: Sebastian Kuntz

La Romafobia el racismo antiromaní están asentados en Europa desde hace mucho, no solo a nivel social sino también histórico e institucional, según la época se ha “maquillado” mas o menos.
Finalizada la 2ª Guerra Mundial y con el mundo aún incrédulo del límite hasta donde había llegado el odio y el sadismo del género humano se instauraron instituciones para ayudarnos a preservar a la humanidad entera de repetir una atrocidad similar en el futuro y sobretodo se creó una Carta Universal de los Derechos Humanos, los de todos y todas por el mero hecho de haber nacido. Sin embargo la aplicación de estos derechos es parcial o limitada a lo formal en la mayoría de los casos pero en la realidad nos hallamos con constantes violaciones de estos derechos, con especial virulencia en ciertos grupos vulnerables como los Roma.
Tal es así que los Roma nunca han podido beneficiarse de estos derechos ni siquiera en el momento de mayor énfasis de este logro ya que los campos de concentración nazi, una vez desmantelados por los aliados, siguieron teniendo familias Roma que permanecieron meses encerrados en los mismos en muchos de los países liberados.

Durante el Juicio de Núremberg tampoco se tuvo en cuenta al pueblo romaní que no tuvo nadie que lo representara ni tampoco nadie que hablara a su favor, no se percibieron las compensaciones a las que tenían derecho como el resto y no fuimos reconocidos como víctimas del Holocausto (Samudaripen) hasta el año 1982 a pesar de que muchos datos indican que se podría haber llegado al exterminio de más del 80% de la población romaní europea, una población que a la llegada del nazismo tenía una incipiente clase media e intelectual que se vio relegada al lumpen y la marginalidad.

Durante el Juicio de Núremberg tampoco se tuvo en cuenta al pueblo romaní que no tuvo nadie que lo representara ni tampoco nadie que hablara a su favor, no se percibieron las compensaciones a las que tenían derecho como el resto y no fuimos reconocidos como víctimas del Holocausto (Samudaripen) hasta el año 1982. obra: Félix Monget

Durante el Juicio de Núremberg tampoco se tuvo en cuenta al pueblo romaní que no tuvo nadie que lo representara ni tampoco nadie que hablara a su favor, no se percibieron las compensaciones a las que tenían derecho como el resto y no fuimos reconocidos como víctimas del Holocausto (Samudaripen) hasta el año 1982.
obra: Félix Monget

En realidad el exterminio nazi no es más que la punta del iceberg de un sentimiento antiromaní profundamente arraigado puesto que la persecución, el esclavismo y la limpieza étnica siempre han estado presentes a lo largo de la historia y no parece tener visos de cambio.

No hace falta viajar muy lejos en el tiempo, no hablamos de algo del pasado sino algo muy presente en nuestras sociedades. Los controles antropométricos que precedieron a la Alemania Nazi, en el periodo de entreguerras, no distan demasiado de la toma de huellas dactilares que llevo a cabo el gobierno de Berlusconi, ni tampoco de los registros étnicos efectuados por Suecia. Si debemos hablar de limpieza étnica no podemos tampoco olvidar la esterilización forzosa de mujeres romanís efectuada por varios países como Eslovaquia o la República Checa que se han visto obligadas , por “corrección política”, a pedir disculpas a pesar de que disponemos de evidencias de que estas esterilizaciones se siguen realizando. ¿Acaso los campos de trabajo para roms no se parece sospechosamente a los “Village d’insertion” que utiliza Francia para recluir a la población romaní antes de ser deportada?

La romafobia no solo se institucionaliza sino que además se premia y circula por todos los colores políticos.

En España y bajo el gobierno de Zapatero (supuestamente socialista) se apoyo a Sarkozy en su política de expulsión de los Roma, tirándole de las orejas a Vivian Reding por protestar en contra de ese trato inhumano, de hecho todos los países europeos sin excepción han decidido que los búlgaros y los rumanos son un poco menos ciudadanos europeos que el resto, limitando sus derechos, no sea el caso de que nos “invadan” los roma de estos países porque, al fin y al cabo, parece ser que no somos personas sino problemas sociales o “animales” como se atrevió a decir Zolst Bayer el fundador de Fidesz, el partido del Primer Ministro Viktor Orban en Hungría.

"Los Roma tiene estilos de vida extremadamente diferentes de los nuestros y que entran obviamente en conflicto. No hay otra solución que desmantelar los campamentos progresivamente y reconducir la población a la frontera."

“Los Roma tiene estilos de vida extremadamente diferentes de los nuestros y que entran obviamente en conflicto.
No hay otra solución que desmantelar los campamentos progresivamente y reconducir la población a la frontera.”

No han faltado tampoco aquellos que tomando en la mano, de manera consciente o no, las teorías genetistas nazis o las de Lambroso en su libro “L’uomo delinquente” han osado atribuir a los roma una desviación genética hacia la delincuencia y el robo como nuestro político patrio Xavier Albiol (PP) que en estos momentos está en proceso por estas afirmaciones y otras de similar calibre o por ejemplo el Ministro francés Manuel Valls (SOCIALISTA!!) que no solo ha proseguido con la política  racista del anterior gobierno sino que la ha recrudecido y adornado con afirmaciones como que los gitanos rumanos y búlgaros generan delincuencia o que los roma tenemos unas costumbres demasiado “diferentes” para integrarnos.

Bueno, pues ahora nuestro gobierno, de derechas, neoliberal, que recorta derechos civiles y libertades ganadas tras años de lucha social, que nos deja en la estacada y nos culpa de una crisis que no hemos generado los ciudadanos, va y premia a Manuel Valls con la Gran Cruz del Mérito Civil.

 Analicemos, derecha reaccionaria premia a ministro extranjero supuestamente socialista con la Gran Cruz del Mérito Civil  , los que se supone tendrían que ser su antípodas  y que resulta que están aún más a la derecha que la propia derecha.  Además lo hacen justo después de una ola de protestas y declaraciones de las organizaciones y la población romaní en general que se ha manifestado en contra de las políticas racistas y de expulsión de Francia… sinceramente esto simula una comedia de equivocaciones sino fuera porque hay vidas humanas en peligro en mitad de esta broma macabra ¿Dónde está la cámara oculta?