Posts Tagged ‘política’

Mujeres Romanís Comparten Sus Historias de Esterilización Forzada

Elena Gorolová, portavoz del Grupo de Mujeres Afectadas por la Esterilización Forzosa / Liga Lidských Prag

Elena Gorolová, portavoz del Grupo de Mujeres Afectadas por la Esterilización Forzosa / Liga Lidských Prag

“Poder tener hijos es algo muy importante para una mujer”, dice Elena Gorolová, “cuando me quitaron eso, me sentí inútil.  He perdido mi autoestima por completo”.

Elena tiene 47 años, es trabajadora social, fue esterilizada en contra de su voluntad siendo muy joven. Ella es una de las cuatro mujeres romanís checas, todas víctimas de la esterilización forzada, que cuentan su historia en una obra de teatro que se llama “Historias que (Nunca) Deben Comenzar”. La obra se estreno en el mes de junio en la ciudad de Ostrava, una ciudad de la República Checa con una alto índice de población romaní.

La esterilización sistemática de las mujeres romanís sin su consentimiento pleno e informado (Informe en inglés ERRC) – destinado a reducir su alta tasa de natalidad – fue, durante la época comunista, una política de estado de la extinta Checoslovaquia. Esta práctica fue abolida oficialmente en 1993 (Informe ERRC Inglés) pero de acuerdo con la European Roma Rigths Center, se mantuvo hasta los años 1990 y 2000, siendo el último caso conocido en la Rep. Checa en el año 2007.

Alzando la voz

La obra está basada en las historias reales de estas cuatro mujeres romanís y contada por ellas mismas vestidas de negro. [Divadlo Ostrava / Al Jazeera]

La obra está basada en las historias reales de estas cuatro mujeres romanís y contada por ellas mismas vestidas de negro. [Divadlo Ostrava / Al Jazeera]

Desde hace más de 10 años Elena es parte activa de un grupo de mujeres romanís que han conseguido con éxito detener las esterilizaciones forzadas y que este tema figure en la agenda política en la Rep. Checa.

También exigen una compensación económica por lo que les hicieron. “No se trata solo de dinero sino del reconocimiento de que se han violado nuestros derechos” nos cuenta.

En el año 2009 el gobierno checo pidió disculpas por estas esterilizaciones ilegales, pero rechazo una ley que proponía una compensación para las víctimas. Fue entonces cuando Elena y sus amigas activistas decidieron que tenían que llamar la atención sobre esta cuestión de otra manera.

El resultado es esta obra que han realizado en colaboración de la Czech NGO League of Human Rights y la European Roma Rigths Center. “La obra es una forma de que las mujeres puedan expresar su frustración” nos dice Caterina Cervena de Czech NGO League of Human Rights “Es la manera de que tengan una voz alternativa”.

Como abogada ha trabajado, durante más de 8 años, muy cerca de estas mujeres representándolas en los juicios.

La obra está basada en las historias reales de estas cuatro mujeres romanís y contada por ellas mismas vestidas de negro.

“Todavía me duele a pesar de todos estos años”

En una serie de escenas donde las mujeres son entrevistadas por un actor que hace el rol de periodista, se ponen de manifiesto cuales fueron las formas de coacción para esterilizarlas.

"Cuando me lo explico quedé destrozada. Fue el peor día de mi vida". Jirina Dzurkova cuando se entero que había sido esterilizada [Divadlo Ostrava / Al Jazeera]

“Cuando me lo explico quedé destrozada. Fue el peor día de mi vida”. Jirina Dzurkova cuando se entero que había sido esterilizada [Divadlo Ostrava / Al Jazeera]

“Yo estaba completamente desinformada” relata  Olga Jonášová. “El trabajador Social que vino a visitarme me dijo que solo duraría 5 años y que después podría tener hijos. Me dijo que todas las mujeres de la comunidad ya se la habían hecho”.

“Cuando estaba dando a luz a mi cuarto hijo, me entregaron un papel en blanco para que lo firmara” cuenta Natasa Botosova. “Sufría grandes dolores, por lo que acabe haciendo lo que me pedían. Una vez anestesiada me esterilizaron. Me enteré de lo que había sucedido después porque tenía una cicatriz en el abdomen”.

“A mí me presionó el Trabajador Social” dice Sona Karolova “Primero me ofreció dinero pero al negarme me amenazó con quitarme a mis hijos. Me dijo que mi marido perdería su trabajo. Al final cedí para detener el acoso”.

Al final de la obra hay una escena en la que Elena explica porque se decidió a hablar. “Lo hago porque no soy la única” dice ella, “Lo hago porque hay otras mujeres que no pueden defender sus derechos”.

Es un momento muy emotivo, se humedecen los ojos. Entre el público hay muchas mujeres romanís visiblemente emocionadas.

Entre ellas se encuentra Jirina Dzurkova. Ella pasó por la misma experiencia que estas mujeres representan. Es una mujer menuda de 49 años pero que aparenta ser más joven.

“Tenía 34 años cuando me sucedió esto. No mucho tiempo después del nacimiento de mi hijo tuve un embarazo ectópico. Me llevaron al hospital y decidieron operarme de inmediato. No me dijeron nada, no me hicieron firmar ningún papel ni me hablaron en absoluto de esterilización”.

Algún tiempo después de esto fue con su hijo al médico para hacerse un chequeo regular. El doctor estudió su historial médico y le dijo “Veo que ha sido esterilizada”.

“Al principio no entendí lo que me decía porque usó palabras que yo desconocía. Cuando me lo explico quedé destrozada. Fue el peor día de mi vida. Tarde mucho tiempo en reunir el valor para decírselo a mi marido. Siempre quisimos más hijos”.

Cuando su marido escuchó lo que había sucedido quiso ir al hospital a pegarle al médico que había esterilizado a su esposa. “Lo convencí de que no lo hiciera, esto habría supuesto más problemas. Se quedó muy afectado. Después de esto empezó a beber” nos cuenta Jirina.

En el año 2001 se puso una demanda contra el hospital, pero el caso fue pospuesto en reiteradas ocasiones hasta que se desestimó. “Fue un shock terrible cuando sucedió esto, me sentí castigada por segunda vez” dice ella.

“Todavía me duele a pesar de todos estos años”, añade “Un día mi niño me dijo: Me gustaría tener un hermano pequeño.  Tuve que explicarle porque esto no era posible y ambos lloramos. Me robaron mi dignidad. Siento que no valgo lo mismo que el resto de las mujeres”.

Seguiré Luchando

manifestación frente al hospital en Ostrava que había esterilizado a numerosas mujeres romanís. @romediafoundation

manifestación frente al hospital en Ostrava que había esterilizado a numerosas mujeres romanís. @romediafoundation

Jirina tuvo la suerte de que su matrimonio sobrevivió, algunas de las víctimas de la esterilización forzosa no solo perdieron su fertilidad sino también a sus maridos. “Algunos hombres se sintieron traicionados por sus esposas” explica Natasa Botosova.

Su esposo se divorció después de que fuera esterilizada. “Se lo tomó fatal, me dijo: Lo has hecho a propósito para poder engañarme sin ninguna consecuencia”.

El esposo de Olga Jonášová también la abandonó “Después de esto, conocí a otro hombre pero rompimos porque yo no podía tener hijos. Me dijo que partía al extranjero por un mes pero nunca más volvió. Tuve la suerte de contar con una gran familia que hizo todo lo posible para consolarme”.

Después de la actuación Elena se sienta en la terraza del bar, fuera del teatro. Es una mujer alegre y llena de energía con unos grandes ojos marrones. “Sucedió cuando tenía 21 años e iba a dar a luz a mi segundo hijo” nos explica “Mi primer hijo nació con cesárea y el doctor me dijo que necesitaría otra. Nadie me dijo nada acerca de la esterilización”.

Cuando estaba en la sala de operaciones le dieron un papel a firmar, “Era un consentimiento para esterilizarme. Estaba muy estresada. Me estaban preparando para la cesárea y tenía mucho dolor. Me encontraba en tal estado que no sabía lo que estaba firmando”.

Después de la operación el médico le dijo que la había esterilizado. “Me dijo que me sintiera feliz, que gracias a esta esterilización había salvado mi vida”.

Lloró cuando se entero de la noticia. “No podía creer que era verdad lo que me decían, que realmente me habían hecho eso”.

Cuando se lo dijo a su marido tuvieron una fuerte discusión ya que, al igual que el marido de Natasa, estaba convencido que lo había hecho adrede. “Es costumbre tener muchos hijos en las familias romanís y se avergonzó porque no tendríamos nunca más de dos” nos cuenta “Al final logré convencerlo de que se había hecho contra mi voluntad”.

Varios años más tarde, en el 2004, conoció a un grupo de mujeres romanís que como ella habían sido esterilizadas contra su voluntad. Se convirtió en la portavoz “Ya no me sentía sola, la lucha junto a otras mujeres que habían pasado por esto me hizo sentir más fuerte”.

El grupo organizó una manifestación frente al hospital en Ostrava que había esterilizado a numerosas mujeres. También empezaron a realizar reuniones con mujeres jóvenes romanís para informarlas acerca de la esterilización y sus derechos.

Elena ha hablado tres veces ante la Convención de la ONU para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer, su última intervención fue en febrero de este año.

Y ahora la obra de teatro

La esterilización forzosa es un crimen lesa humanidad. Los crímenes contra la humanidad tienen la especial característica de ser imprescriptibles, es decir que pueden ser perseguidos en todo tiempo. (PHOTO: League of Human Rights)

La esterilización forzosa es un crimen lesa humanidad. Los crímenes contra la humanidad tienen la especial característica de ser imprescriptibles, es decir que pueden ser perseguidos en todo tiempo. (PHOTO: League of Human Rights)

Dice sentirse insegura cuando actúa “No creo poseer un gran talento para la interpretación. No fue fácil para mí,  pero ahora que hemos estrenado ya se me ha pasado el stress. Creo que es una magnífica manera de llamar la atención sobre nuestro caso. Me sentí tan enfadada cuando el gobierno rechazo la Ley de Compensación”.

“Adujeron que era innecesaria una ley específica porque las mujeres podían llevar su caso a los tribunales” explica Marek Szilvasi del European Roma Rights Centre, que está apoyando, asesorando y acompañando a estas mujeres “El problema es que muchas veces no son tenidos en cuenta porque de acuerdo con la legislación checa hay un número limitado de años para poder presentar la denuncia”

Afirma que no existen datos acerca del número exacto de afectadas “Se estima, sin embargo, que varios cientos de mujeres han sido esterilizadas forzosamente. Algunas de ellas no son romanís: mujeres con discapacidades o que pertenecen a una clase social baja”.

“Cuando el gobierno rechazó la Ley de Compensación me sentí tan decepcionada que pensé en abandonar el activismo” relata Elena “Pero no quiero. Tengo la esperanza de que un día nos compensarán por lo que nos hicieron. Continuaré en la lucha, por supuesto”.

Artículo de Renate Van Der Zee

ALJAZEERA

EN EL DÍA INTERNACIONAL DEL PUEBLO ROMANÍ, UNA LLAMADA AL VALOR Y LA CLARIDAD

Zeljko Jovanovic es el autor de este artículo y es director del Roma Initiatives Office.

Zeljko Jovanovic es el autor de este artículo y es Director del Roma Initiatives Office.

Hace 45 años, el primer Congreso Mundial Romaní realizó un llamamiento a la autodeterminación y la unidad internacional, allanando el camino para la reivindicación de la Nación Romaní como una nación sin estado. Esta reclamación fue oficialmente realizada en el Vº Congreso Mundial Romaní en 2001, pero fue ampliamente ignorada por las autoridades políticas de manera que en los años posteriores la ambición del reconocimiento de una Nación Romaní se desvaneció.

El miedo y la confusión sobre lo que una Nación Romaní significaría contribuyó a que la propia idea desapareciese. Se produjo el temor de que la lealtad de los y las Romá de los diferentes países entrase en conflicto con la lealtad hacia el propio estado-nación, así como el miedo a que la idea del establecimiento de la Nación Romaní pudiera ser vista como una reivindicación territorial que llevaría al éxodo y al derramamiento de sangre. Del mismo modo generó confusión el hecho de que el reconocimiento de que esta pusiese en cuestión el estatus de ciudadanía que actualmente poseemos o nuestra condición de minoría nacional.

Este miedo y confusión se refleja todos los años el 8 de abril, cuando el Día Internacional del Pueblo Romaní se presenta como un conjunto de eventos inconsistentes. Hay eventos organizados por las instituciones y ongs que muestran el trabajo que han realizado en materia de pobreza, educación, empleo, y el modo en que usan los fondos de la UE para ayudar a los y las Romá; actos de conmemoración del Holocausto, a pesar de que disponemos de otras fechas dedicadas mantener vivo ese duelo; y eventos en los que celebramos nuestro arte, cultura e historia.

La celebración de estos eventos no tiene nada de malo y es mejor al menos tener eso que nada, sin embargo estos eventos no expresan adecuadamente el significado de la autodeterminación y de la unidad internacional que son el núcleo principal de la identidad política Romá que se estableció en el primer Congreso Mundial Romaní de 1971.

"Queremos que cada persona romaní se sienta protegida del mal trato y la violencia, y que tenga igualdad de oportunidades para desarrollarse y progresar sobre la base de su propio esfuerzo y méritos. En definitiva, queremos ser los que tomemos las decisiones sobre nuestra cultura e identidad y queremos ser respetados y tratados como iguales por la población mayoritaria".

“Queremos que cada persona romaní se sienta protegida del mal trato y la violencia, y que tenga igualdad de oportunidades para desarrollarse y progresar sobre la base de su propio esfuerzo y méritos. En definitiva, queremos ser los que tomemos las decisiones sobre nuestra cultura e identidad y queremos ser respetados y tratados como iguales por la población mayoritaria”.

El 8 de abril, tenemos que alzarnos con valor para afirmar que nosotros nos vemos a nosotros y nosotras mismas como miembros de un grupo exactamente igual de valioso como lo es la mayoría. Esto no significa que edulcoremos lo terrible de nuestro presente ni lo trágico de nuestro pasado. Todo lo contrario, esto significa ponerlos exactamente en el centro de nuestra lucha y abordarlos, no desde una posición de debilidad, apatía o desesperanza, sino desde un posicionamiento de dignidad, confianza y fuerza.

El 8 de abril, tenemos que decir claramente que nuestra identidad política va más allá de nuestra cultura y de los episodios históricos de antigitanismo que todos compartimos. Esos son nuestros puntos de partida, desde donde partimos en el pasado, pero no son nuestra causa. Con miras al futuro, nuestra identidad política debe basarse en nuestras aspiraciones comunes y nuestra fuerza colectiva. Ahí es donde está nuestra causa.

Nosotros tenemos claro cuales son nuestras aspiraciones. Queremos que cada persona romaní se sienta protegida del mal trato y la violencia, y que tenga igualdad de oportunidades para desarrollarse y progresar sobre la base de su propio esfuerzo y méritos. En definitiva, queremos ser los que tomemos las decisiones sobre nuestra cultura e identidad y queremos ser respetados y tratados como iguales por la población mayoritaria. El establecimiento del liderazgo romaní del European Roma Institute for Arts and Culture (Instituto Europeo Romaní para las Artes y la Cultura) es un logro político tangible de esta aspiración colectiva. No queremos nada más que otros pueblos o grupos, pero tampoco nada menos.

A pesar de que en ocasiones podamos tener posturas que entren en conflicto, con frecuencia hemos mostrado nuestra unidad política. Como cuando los y las romá de todas partes de Europa reaccionaron contra el desalojo forzoso de personas romanís en Francia y en Italia, cuando mujeres y activistas LGTB romá abogan en defensa de toda la comunidad o cuando romá cristianos defienden a los y las romá musulmanes retornados a Kosovo, en todos estos caso podemos ver este potencial. Hemos permanecido unidos desde hace décadas, ahora tenemos que hacerlo todavía más.

Definitivamente hoy tenemos más voces, más apoyo y más oportunidades para la sustentar la unidad internacional y clamar por la autodeterminación romaní tal como se demandaba en 1971. De la misma manera, tenemos también una mayor responsabilidad para hace del 8 de abril un día para el reconocimiento del progreso que hasta ahora hemos logrado. Este es el día en que discutimos nuestros próximos objetivos políticos con valor en nuestro corazón y claridad en nuestra mente.

Zeljko Jovanovic

Publicado originalmente en inglés en Voices, Open Society Foundation

Traducción: Cayetano Fernández

¿Porqué migran los Rroms de Rumanía?

El término nómada no puede atribuirse a los romanís que se desplazan no por decisión propia sino debido sobre todo al rechazo y las persecuciones, debemos, por tanto, hablar de una población en movilidad. @Rolf Bauerdick

El término nómada no puede atribuirse a los romanís que se desplazan no por decisión propia sino debido sobre todo al rechazo y las persecuciones, debemos, por tanto, hablar de una población en movilidad.
@Rolf Bauerdick

La historia de la población romaní de Rumanía viene marcada por el esclavismo al que fue sometido este pueblo y que dividió a esta comunidad entre los mal llamados “nómadas” y sedentarios. El término nómada no puede atribuirse a los romanís que se desplazan no por decisión propia sino debido sobre todo al rechazo y las persecuciones, debemos, por tanto, hablar de una población en movilidad.

Durante el tiempo que duró la esclavitud de los Romá en Rumanía, unos 200 años, estos eran obligados a trabajar la tierra pudiendo ser castigados hasta la muerta según capricho de su amo. En 1835 se podía leer en los Reglamentos Orgánicos de Moldavia y Valaquia que “no eran hombres sino personas que dependían de otras, con su patrimonio y su familia”. Los matrimonios mixtos estaban estrictamente prohibidos.

Los Romá no recibían ningún salario, y por todo alimento, sólo tenían derecho a un trozo de mamaliga, papilla de maíz con algunos granos de girasol. Se les azotaba desnudos y se les ataban al cuello garfios de hierro para no dejarles dormir y castigarlos.

El escritor romaní Mateo Maximoff describe en su obra “Le Prix de la Liberté”, los mercados de esclavos romanís, lugares donde presentados sobre un estrado, eran vendidos en subasta, por grupos o por familias enteras. Además existían presidios donde los gitanos, culpables de rebelión o desobediencia, hasta de simples faltas, trabajaban como lavadores de oro en los campamentos situados al pie de las montañas. Con el fin de que no intentaran escapar, se les obligaba a permanecer completamente desnudos todo el día en el agua helada de los torrentes. Dormían en miserables barracas de madera, jamás calentadas, y los latigazos llovían sobre las espaldas de los que sobrevivían a aquel régimen similar al de un campo de concentración.

El escritor romaní Mateo Maximoff describe en su obra "Le Prix de la Liberté", los mercados de esclavos romanís, lugares donde presentados sobre un estrado, eran vendidos en subasta, por grupos o por familias enteras. @Charlie Abad

El escritor romaní Mateo Maximoff describe en su obra “Le Prix de la Liberté”, los mercados de esclavos romanís, lugares donde presentados sobre un estrado, eran vendidos en subasta, por grupos o por familias enteras.
@Charlie Abad

La existencia de mercados de esclavos está muy documentada y algunos esclavos romanís, los llamados skopici, eran castrados para que sirvieran como cocheros de las damas rumanas de buena familia sin que entrañaran riesgos para su “respetado” marido.

Solo aquellos que consiguieron huir hacia los bosques pudieron mantener su lengua, sus tradiciones y sus oficios, aunque condenados a vivir en la clandestinidad y continua movilidad.

Estos grupos, que vivieron proscritos en los bosques de difícil acceso que existen entre Hungría y Rumanía, vivían atrincherados en medio de aquella selva. No corrían gran riesgo porque los soldados rumanos no tenían ningún interés en aventurarse en aquellos parajes donde no habitaba nadie. Sólo cuando bajaban hacia la llanura para recoger las provisiones, tropezaban, de vez en cuando, con las tropas gubernamentales. Como consecuencia de aquellas escaramuzas, quedaban buen número de muertos sobre el terreno, tanto de una parte como de otra. Refugiados en las cavernas de las cuales habían expulsado a los osos, los romás eran también víctimas del frío, en una región con un clima extraordinariamente rudo. El escorbuto diezmaba sus filas. Pero algunas veces se veían ayudados y aprovisionados por campesinos o leñadores hostiles al régimen de opresión, o cuidados por curanderos benévolos.

La suerte de aquellos que fueron sedentarizados fue la adaptación a la vida rural que dio lugar a pueblos enteros de población casi exclusivamente romaní.

Anuncio de una venta de esclavos gitanos en Valaquia el 8 de mayo de 1852: 18 hombres, 10 niños, 7 mujeres y 3 niñas, in conditie fina (‘en buena condición’).

Anuncio de una venta de esclavos gitanos en Valaquia el 8 de mayo de 1852: 18 hombres, 10 niños, 7 mujeres y 3 niñas, in conditie fina (‘en buena condición’).

El proceso de abolición de la esclavitud romaní comenzó con la liberación de los esclavos pertenecientes al estado, a los que les siguió la Iglesia Ortodoxa en 1855 liberando a sus propios esclavos, alrededor de 200.000. La esclavitud romaní en Rumanía acaba oficialmenteel 20 de febrero del año 1856 que se publicó el edicto de liberación, aunque de facto se mantuvo, en algunos casos, hasta bastantes años después.

Este cambio de status forma parte de las negociaciones del fin de la Guerra de Crimea. Fue una de las cláusulas por las que Inglaterra y Francia reconocen la unión de los dos principados rumanos de Valaquia y Moldavia.
Sirva como apunte que en septiembre de 2010, el Senado rumano rechazó la propuesta de convertir la liberación de los esclavos romanís en una fiesta nacional.

Con el fin de la esclavitud numerosos grupos se dispersaron por Europa, llegando incluso a España, asentándose en pequeños grupos y dedicándose sobre todo a espectáculos callejeros. Los kalés llamaron a estos grupos, los “húngaros”, aunque así se denominaba a cualquier grupo romaní de origen extranjero que llegara a España, fuera o no de Hungría.
La llegada de la Segunda Guerra Mundial y el nazismo, con el que Rumanía se alió, trajo consigo el exterminio considerable de la población romaní y judía.

Los nazis consideraban a los roma “inferiores racialmente” y el destino de los roma en algún sentido era paralelo al de los judíos. Los roma estaban sujetos a encarcelación , trabajos forzados, y masacre. También estaban sujetos a deportación a los campos de exterminio.

Los nazis esterilizaron y castraron a los gitanos en los campos de concentración y exterminio de Dachau y Sachsenhausen. En Buchenwald, en enero de 1940, 250 niños fueron usados para realizar experimentos médicos de resistencia al dolor hasta la muerte. Los Einsatzgruppen (equipos móviles de matanza) mataron a decenas de miles de roma en los territorios orientales ocupados por los alemanes.

Los rumanos no pusieron en práctica una política sistemática de exterminio de los roma. No obstante, en 1941 entre 20.000 y 26.000 roma del área de Bucarest fueron deportados a Transnistria, en la Ucrania ocupada por los rumanos, donde miles murieron de enfermedades, inanición y el tratamiento brutal.

Romaníes (gitanos) en frente de sus carpas. Rumania, 1936-1940. (Número de inventario del Bundesarchiv: 146-2001-16-20A).

Romaníes en frente de sus carpas.             Rumania, 1936-1940.                                     (Número de inventario del Bundesarchiv: 146-2001-16-20A).

La acusación que pesaba sobre los Romá de “contaminar la sociedad” provocó la deportación de cerca de 30.000 Rroms rumanos durante la Segunda Guerra Mundial. Los susodichos Rroms “nómadas” rumanos fueron deportados colectivamente mientras que los sedentarios lo eran de manera individual.

Con el fin de la guerra y la expansión del comunismo en los años 50 a varios países de Europa del Este, entre ellos también Rumanía. Estos regímenes propusieron asimilarlos, “humanizarlos”, hacer de ellos “un nuevo ser socialista”. En el periodo comunista empieza también un periodo de sedentarización. El dictador Nicolae Ceaucescu puso freno a los carromatos, reforzó los tenebrosos orfanatos que funcionaban desde la época de la monarquía, y en ellos encerró a miles de niños rom. La mayoría de los Romá fueron asimilados en el sector de la industria, la agricultura y los servicios.

La educación obligatoria y la alfabetización formaron parte también de la tónica de este periodo, esta circunstancia provoca una curiosa paradoja en la actualidad y es que nos encontramos con que los “abuelos” de la actual generación de jóvenes tiene una mayor instrucción que sus nietos.

En Rumanía, los Rroms itinerantes consiguieron mantener una cierta autonomía en el periodo comunista. Muchos de ellos han conservado sus prácticas de clan, el contexto de los intercambios familiares, así como los oficios y nombres tradicionales.

Aunque la igualdad formal estaba garantizada para todos los ciudadanos, muchos roma permanecieron en una situación social más precaria y situaciones severas de pobreza se agudizaron durante los años setenta. El carácter ultranacionalista que Nicolae Ceaucescu adoptó durante su mandato amenazaba el estatus de las minorías sobre las que pesaba la sospecha de deslealtad al proyecto socialista. Los roma, en particular, eran vistos como un obstáculo para la modernización de Rumania.

A pesar de la asimilación y las grandes dificultades durante el régimen comunista son bastantes quienes recuerdan que en esa época al menos tenían un techo y trabajo mientras que en la actualidad muchas familias carecen de lo mínimo, viviendo en condiciones de extrema pobreza.

La caída del comunismo intensifica las diferencias y aumenta la tensión entre la población romaní y la rumana.

Brutales Pogroms inauguran los años 90, por desgracia 20 años después se suceden en toda Europa. En la foto un niño roma de Rumanñía ve como queman su casa en el asentamiento de Butmir (Sarajevo) @epa/str

Brutales Pogroms inauguran los años 90, por desgracia 20 años después se suceden en toda Europa.
En la foto un niño roma de Rumanía ve como queman su casa en el asentamiento de Butmir (Sarajevo)
@epa/str

Los años 90 en Rumanía están marcados por los Pogromos a los barrios romanís (linchamiento multitudinario, espontáneo o premeditado, de un grupo particular, étnico, religioso u otro, acompañado de la destrucción o el expolio de sus bienes (casas, tiendas, centros religiosos, etcétera). Estos actos provocan que Rumanía entre en la lista negra de la Organización para la Seguridad y la Cooperación.

Que decir tiene que las personas de etnia romaní que sufrieron estos ataques fueron ignoradas por la justicia y nunca se les concedió ningún tipo de compensación por estos salvajes atropellos. Las indiscriminadas redadas policiales, las frecuentes torturas y malos tratos en las comisarías, las escasas o nulas garantías procesales son hechos que, o no se han investigado, o se ha hecho de forma tan irregular que han convertido todos estos atropellos en actos impunes.

Muchos Romá fueron asesinados o gravemente heridos por disparos de la policía que, sujeta a un sistema de jurisdicción militar, fue dando por cerrado cada caso con el resultado final de impunidad a los culpables.

Estos pogromos, exponente superlativo de la romafobia y los profundos sentimientos anti-romanís que alberga la sociedad rumana, así como la propia situación socio-económica de Rumanía, nos darán las claves del porqué de las migraciones romanís provenientes de este país.

Es en este momento cuando se producen las primeras migraciones que se realizan en calidad de refugiados, después de la revolución del 89 huyendo de los pogromos y la discriminación. Se dirigen principalmente a Alemania, Austria, Francia, Italia… también llegan las primeras expulsiones en el Estado alemán.

El tratamiento recibido en Alemania por parte de algunos grupos de la sociedad y el gobierno fue hostil. También se produjeron violentos brotes racistas. Finalmente se firmó un acuerdo en 1993, entre los gobiernos rumano y alemán para retornar a 50.000 ciudadanos rumanos que fueron expulsados de Alemania en trenes enteros y el Estado rumano cobró el equivalente a unos cien euros por cabeza por “recuperar” a sus antiguos súbditos escapados. Cinco semanas después de la firma de este acuerdo el parlamento alemán aprobó una nueva legislación que hizo más difícil a los solicitantes de asilo entrar en el país.

La situación económica de Rumanía pasa por duros momentos, primero con la reestructuración consiguiente a la caída del régimen comunista y la privatización de las empresas que acentúa la distancia entre los salarios y el precio de los recursos, por poner un ejemplo, en 2005 los precios eran parecidos a los que se manejaban en España pero los salarios unas diez veces inferiores.

Los rumanos, en general, apenas aparecían en las estadísticas de inmigración en España en el año 2000, pero desde entonces han sido el colectivo inmigrado que mayor crecimiento ha tenido. En enero de 2007 se había convertido ya en el segundo en importancia numérica (tras el marroquí). La intensidad de ese flujo migratorio tiene que ver tanto con lo sucedido en Rumania desde mediados de los noventa, como con las características del mercado laboral español.

La violación continua de los Derechos de las personas romanís ha supuesto una advertencia general desde diferentes Ong's e instituciones europeas de defensa de los Derechos Humanos.

La violación continua de los Derechos de las personas romanís ha supuesto una advertencia general desde diferentes Ong’s e instituciones europeas de defensa de los Derechos Humanos.

Con la adhesión de Rumanía a la UE en enero de 2007, aparece la libertad de circulación en el interior de la Unión, muchos rumanos han aprovechado para trabajar, estudiar o tomar sus vacaciones por toda la UE. Si hablamos en particular de los Romá rumanos, los que han aprovechado mejor esta oportunidad han sido los grupos itinerantes, los llamados “nómadas”; poseían la experiencia de la deportación y de viajar. Estaban mejor preparados para este tipo de aventura que los Rroms sedentarios.

Desde al año 2007 los ciudadanos rumanos pueden viajar libremente por el espacio europeo dada su pertenencia a la UE, sin embargo, varios países, entre ellos España, deciden aplicar una moratoria de dos años para las cuestiones relativas a lo laboral. Estas medidas se toman en España sobre todo por la presión de los sindicatos que querían evitar que “vinieran en masa” pero lo único que se consiguió fue que la situación de irregularidad laboral y la economía sumergida se prolongaran. Esta moratoria resulta inútil desde su nacimiento porque nadie puede evitar, por normativa comunitaria, que puedan venir al país.

En general se crea un clima político de alarma que hace referencia a la “amenaza gitana”. Los casos más visibles mediáticamente han sido los dispositivos de anti-inmigración romaní desplegados por Francia e Italia, los cuales incluyen sistemas de vigilancia policial especiales para inmigrantes romá, y en última instancia, protocolos especiales para ejecutar desplazamientos forzosos y deportaciones en masa.

Siempre que se habla de migraciones tendemos a buscar su motivación en cuestiones económicas, y si bien es cierto que esta es la razón más perceptible, no podemos olvidarnos de las circunstancias que conducen a esta situación de pobreza.
La violación continua de los Derechos de las personas romanís ha supuesto una advertencia general desde diferentes Ong’s e instituciones europeas de defensa de los Derechos Humanos. También son víctimas del discurso de odio político, no solo en los grupos de extrema derecha sino también en ocasiones por parte del Gobierno como cuando el presidente, Traian Basescu, llamó “gitana asquerosa” a una periodista de origen romaní.

En la ciudad rumana de Baia Mare se contruyó un muro que separa la población romaní. Para evitar la demolición de este muro el alcalde hizo que se pintara por artistas locales, al quedar sujeto a derechos de autor no puede ser destruido. @Rares Moise/Adevarul

En la ciudad rumana de Baia Mare se contruyó un muro que separa la población romaní. Para evitar la demolición de este muro el alcalde hizo que se pintara por artistas locales, al quedar sujeto a derechos de autor no puede ser destruido.
@Rares Moise/Adevarul

La discriminación, el hostigamiento, la violencia y la segregación impide que puedan sentirse ciudadanos de pleno derecho en los países en los que viven lo que impide el participar en la vida de la sociedad mayoritaria y por consiguiente establecer sentimientos de pertenencia a la sociedad o al territorio.

La migración no es, pues, un fenómeno cultural o una forma de vida sino la única salida que le queda a una comunidad sin ilusiones ni futuro e instalada irremisiblemente en la marginalidad social más extrema.

La gran mayoría de los inmigrantes romanís en Europa occidental viven en condiciones de precariedad e insalubridad intolerables y cada vez son más numerosas, violentas y traumáticas las expulsiones que se están llevando a cabo. Dice Claude Moncorgé, Presidente de Médicos del Mundo en Francia, que “en vez de declararle la guerra a la pobreza se hace la guerra a los pobres”.

El Mito del Rom “Nómada”; Cómo Desembarazarse de la Cuestión Rom en Europa

Nicolae Gheorghe, sociólogo y activista romaní a nivel internacional @Economist

Nicolae Gheorghe, sociólogo y activista romaní a nivel internacional.                                                    @Economist

En tan solo unos meses se cumplen dos años del fallecimiento del gran intelectual y activista Nicolae Gheorghe y he creido conveniente rescatar y traducir este artículo suyo que, aún escrito en el año 2010, guarda actualidad con las deportaciones romanís y el auge de la romafobia y el racismo anti-romani. Un artículo con un crítico análisis en profundidad que rompe algunos mitos y nos da algunas de las claves de como abordar esta cuestión.
Es innegable la influencia de Nicolae Gheorghe en el desarrollo del itinerario intelectual de toda una generación de jóvenes romanís para los que ha sido fuente de inspiración y de conocimiento, pero quizás su legado más importante sea el de la constancia en su lucha por unos valores universales para todos y todas por encima de cuestiones étnicas o de cualquier otra índole y su influencia intelectual en la reforma del movimiento romaní.

¿Y si el supuesto nomadismo de los Romá no fuera más que una forma cómoda de desentenderse de la cuestión Rom en Europa? Miradas rumanas.

Estos últimos meses la cuestión de la movilidad internacional de los Roms ha tomado un giro explosivo, en las Medias y los foros de la Unión Europea (UE). Según los textos de la Comisión Europea referidos a los Roms, el grupo que atrae los reproches del Presidente Sarkozy es definido como el de los “Roms en movilidad, ciudadanos de países miembros de la UE, e instalados provisionalmente en el territorio de un estado miembro”. Pero las medias, los líderes políticos franceses y rumanos han utilizado otro adjetivo, la etiqueta peyorativa de “nómadas” para hablar de los Roms expulsados recientemente en Francia. Pero ya no quedan nómadas en Rumanía, incluso aunque podamos encontrar, como en Francia, grupos que “son móviles” para escapar de la miseria.
Me gustaría explicar como aquellos a los que se les llama roms “nómadas” han emergido en la historia moderna de Rumanía, como ha resurgido esta cuestión y con qué brutalidad han pretendido resolverla. El mito del Rom “nómada” se utiliza hoy en día por varios gobiernos que buscan desentenderse del problema en Europa. Me gustaría mostrar cómo puede tomarse en consideración de otra manera la “dimensión europea”, que existe, de la cuestión Romá.

La Aparición del Rom “Nómada”

Entre los años 1850 y 1860, los esclavos Roms fueron liberados por los príncipes rumanos. Desde entonces la división entre itinerantes u sedentarios se consolida.

Entre los años 1850 y 1860, los esclavos Roms fueron liberados por los príncipes rumanos. Desde entonces la división entre itinerantes u sedentarios se consolida.

El término “nómada” se refiere a la historia de los arreglos ancestrales sobre los pastos. Se adoptó para describir a aquellos que ponían a pastar su ganado en las tierras comunales. Se utilizaba para referirse a los pastores y ganaderos que se desplazaban de un pastizal a otro, a menudo con su tiendas, sus familias, su cultura de clan. Solo recientemente ha sido usada la etiqueta “nómada” unida a los Roms.
En los principados rumanos de otros tiempos, los Roms eran esclavos, los que se sedentarizaron fueron propiedad de los nobles o los monasterios, al tiempo que los artesanos itinerantes pertenecían por lo común al príncipe. Es este segundo grupo el que desde entonces conocemos con el nombre de “nómadas”. Entre los años 1850 y 1860, los esclavos Roms fueron liberados por los príncipes rumanos[1]. Desde entonces la división entre itinerantes u sedentarios se consolida. Los itinerantes han conservado sus profesiones ligadas al viaje: trabajo del metal, madera, música, negocios, mientras que los Roms sedentarios llevaban una forma de vida rural constituyendo pueblos enteros de Roms.

Una Historia Marcada por la Represión

En los años 50 los nuevos regímenes comunistas de Europa Central han considerado el

En los años 50 los nuevos regímenes comunistas de Europa Central han considerado el “nomadismo” como un grave problema. Los regímenes propusieron asimilarlos, “humanizarlos”, hacer de ellos “un nuevo ser socialista”. (foto, romnis de Rusia)

En los años 30 del siglo pasado, la Unión Soviética empezó a prohibir a los artesanos Roms y a sus familias desplazarse a través del país para buscar trabajo. Las autoridades soviéticas recurrían al calificativo de “nómadas” para justificar la represión de los Roms itinerantes. En la década de los 50, esta etiquetada fue adoptada en toda la Europa Central y Oriental.
Paralelamente en las regiones bajo influencia alemana, un debate surgió sobre la manera en la que los Roms “nómadas” contaminaban la sociedad[2]. Esta acusación ha conducido a la deportación de cerca de 30.000 roms rumanos durante la Segunda Guerra Mundial. Los susodichos roms “nómadas” rumanos fueron deportados colectivamente mientras que los sedentarios lo eran de manera individual.
En los años 50 los nuevos regímenes comunistas de Europa Central han considerado el “nomadismo” como un grave problema. Los regímenes propusieron asimilarlos, “humanizarlos”, hacer de ellos “un nuevo ser socialista”. En Bulgaria, en Hungría, en Eslovaquia, en Serbia y en Rumania, los roms fueron asimilados en el sector de la industria, la agricultura y los servicios. En Rumanía, los roms itinerantes consiguieron mantener una cierta autonomía en el periodo comunista. Muchos de ellos han conservado sus prácticas de clan, el contexto de los intercambios familiares, así como los oficios y nombres tradicionales.

Apertura de Fronteras

Con la adhesión de Rumanía en la UE en enero de 2007, aparece la libertad de circulación en el interior de la Unión, que consideramos como el aspecto más benéfico de la adhesión. Muchos rumanos han aprovechado para trabajar, estudiar o tomar sus vacaciones por toda la UE. Algunos grupos de roms han empezado a explorar nuevos espacios de la UE.  FOTO: BOGDAN CRISTEL / REUTERS

Con la adhesión de Rumanía en la UE en enero de 2007, aparece la libertad de circulación en el interior de la Unión, que consideramos como el aspecto más benéfico de la adhesión. Muchos rumanos han aprovechado para trabajar, estudiar o tomar sus vacaciones por toda la UE. Algunos grupos de roms han empezado a explorar nuevos espacios de la UE. FOTO: BOGDAN CRISTEL / REUTERS

Después de la revolución rumana de 1989, los Roms pierden sus principales recursos de subsistencia: las grandes empresas y granjas del Estado redujeron sus efectivos y los empleados Roms fueron los primeros en ser echados a la calle. El cierre de un gran número de Granjas del Estado condujo a un paro masivo. De manera que el “Problema Gitano” de los años 30 y la “Cuestión Rom” de los 50 volvieron a resurgir con nuevas formas.
El periodo de preadhesión a la UE los ha colocado en el centro del debate: la mejora de la situación de los roms ha sido desde siempre uno de los dos criterios políticos sobre los que Rumanía debía progresar para ser admitida dentro de la UE. La segunda ha sido la protección de los orfelinatos y de los niños y niñas de la calle. En 2001, el gobierno ha desarrollado una estrategia: se creó la Agencia Nacional Rom y también un partido político con representación parlamentaria; representantes roms fueron nombrados a nivel de las autoridades locales; muchas organizaciones roms fueron creadas; una pequeña élite intelectual romá surgió y comenzó a hacer escuchar sus demandas a favor de los Derechos Humanos y de las minorías.
Este movimiento ha contribuido a aumentar la visibilidad de la clase media Rom, de la que yo formo parte. Hemos ido a la escuela y las tasas de alfabetización de los Romá son más altas en la Europa Central y del Este que en Europa Occidental, donde la cuestión de la educación ha sido ignorada. La paradoja es que, hoy, mi generación (la de los abuelos) está más formada que muchos jóvenes de las comunidades roms de países de Europa del Este.
A principio de los años 90, miles de roms fueron para a pedir asilo político a Alemania. Pero en 1992, Alemania y Rumanía firman un acuerdo de repatriación dirigido principalmente hacia los roms rumanos. Decenas de miles de entre ellos fueron devueltos de Alemania por lo que se llamo en las Medias el “Protocolo Gitano” (Zigeuner Protocol). Durante este periodo, algunos roms itinerantes se instalan también en Italia, Francia y España.
Con la adhesión de Rumanía en la UE en enero de 2007, aparece la libertad de circulación en el interior de la Unión, que consideramos como el aspecto más benéfico de la adhesión. Muchos rumanos han aprovechado para trabajar, estudiar o tomar sus vacaciones por toda la UE. Algunos grupos de roms han empezado a explorar nuevos espacios de la UE. Los que han aprovechado mejor esta fantástica oportunidad han sido los grupos itinerantes rumanos (los llamados (“nómadas”); poseían la experiencia de la deportación y de viajar. Estaban mejor preparados para este tipo de aventura que los roms sedentarios. Han encontrado los medios para poder alojarse, solidaridad y tolerancia. Al principio hacían una llamada espontanea a las autoridades locales, a la población, a las asociaciones caritativas y a las iglesias. Para muchos, en particular a aquellos que encontraron refugio en los campamentos improvisados, algunas veces ilegales, en las afueras de las metrópolis europeas, era como llegar a la tierra prometida.
Todo esto se puso en marcha de manera espontanea y son muchos los éxitos individuales, para aquellos que han estudiado, trabajado, como empresarios o trabajadores agrícolas, y han aprendido nuevas lenguas. En general, los roms se adaptan con facilidad y son hábiles. Muchos de ellos han sabido poner en valor sus experiencias durante el periodo comunista en la industria, las granjas colectivas y su mantenimiento.

Migración en Cadena y Tráfico

En Rumanía y en Bulgaria, pueblos enteros de roms se han vaciado con este fenómeno. En occidente, la solidaridad y la tolerancia que existían antes para grupos de diez a cuarenta personas ha comenzado a debilitarse con el aumento drástico del número de roms pidiendo ayuda.  Foto: MICHEL EULER/AP

En Rumanía y en Bulgaria, pueblos enteros de roms se han vaciado con este fenómeno. En occidente, la solidaridad y la tolerancia que existían antes para grupos de diez a cuarenta personas ha comenzado a debilitarse con el aumento drástico del número de roms pidiendo ayuda.
Foto: MICHEL EULER/AP

Con el tiempo, lo que fue en inicio una migración espontanea se ha convertido en una migración en cadena: vecinos, familiares en un sentido amplio y clanes enteros han seguido. En Rumanía y en Bulgaria, pueblos enteros de roms se han vaciado con este fenómeno. En occidente, la solidaridad y la tolerancia que existían antes para grupos de diez a cuarenta personas ha comenzado a debilitarse con el aumento drástico del número de roms pidiendo ayuda.
Pero esas personas de nacionalidades y orígenes diferentes, incluyo también aquí a los roms para los que la experiencia migratoria de los años 90 y principios del año 2000 fue un éxito, ayudan y acompañan a los pobres de su comunidad local. Por ejemplo, en un momento determinado en Nápoles, en Italia, casi toda la comunidad Rom rumana de Nápoles estaba casi exclusivamente compuesta por miembros del clan Spoitori[3], un antiguo grupo itinerante venido de la ciudad de Clarasi, en el sudoeste de Rumanía. Hoy los Spoitori organizan la migración hacia Nápoles de los roms musulmanes de Calarasi, que tienen una situación de desamparo mayor que ellos.
Más serio es el problema de tráfico de naturaleza criminal. Esto implica intermediarios, usureros, organizadores del transporte, venta de informaciones, intereses desorbitantes, alquiler de alojamientos… lo que implica la explotación de personas que ejercen todo tipo de oficios, mujeres que se prostituyen o incluso niños y niñas trabajando en el sector informal o practicando la mendicidad[4]. Muchas de las víctimas de este tráfico son personas inocentes, manipuladas para participar en actividades ilegales.

La Instrumentalización del Nomadismo

Los políticos rumanos intentan escapar a sus responsabilidades frente a sus minorías, a las cuales no llegan nunca a procurarle los servicios públicos esenciales. En la foto Traian Basescu

Los políticos rumanos intentan escapar a sus responsabilidades frente a sus minorías, a las cuales no llegan nunca a procurarle los servicios públicos esenciales.
En la foto Traian Basescu

Desde entonces, lo que resulta inquietante, son las tentativas de algunos políticos de encerrar a los roms en la categoría de nómadas, estigmatizando así al conjunto de la población romaní. Para el Presidente rumano, Traian Băsescu, los roms son simplemente nómadas: “Tenemos un problema que ha de ser conocido y que hace difícil la integración de los Roms nómadas. Muy pocos de ellos quieren trabajar. La mayoría, por tradición, viven del robo. Mientras no reconozcamos[5] honestamente los problemas de esta etnia y los problemas que tenemos para entenderlos, no encontraremos la solución a este problema”. Su estilo, al mismo tiempo directo y autoritario, tiene un impacto importante en los procesos de decisión del país. Podemos remarcar, aquí también, la instrumentalización del nomadismo en la confusión que reina alrededor de las condiciones de entrada de Rumanía y Bulgaria en el Espacio Schengen, prevista para finales de 2011. Como ya había previsto, Francia propone de retrasar la entrada y los roms corren el riesgo de ser los que paguen el pato.
Pero es precisamente en el contexto actual de expulsiones, de populismo y de prejuicios que puede dar lugar a equivoco, sino resultar peligroso, hablar del “problema Rom” como de un “problema europeo” y que necesita una “solución europea” como ilustra el partido de ping-pong en el que se han entregado Francia y Rumanía durante el verano de 2010. Pero la responsabilidad es ante todo la del país del que los roms tienen la nacionalidad tanto como de los países en los que residen legalmente desde hace bastante tiempo. Se trata, en lo que nos concierne, de un problema rumano. Hablar de esto como de una cuestión europea es una burda tentativa de los políticos rumanos de escapar a sus responsabilidades frente a su minorías, a la cual no llegan nunca a procurarle los servicios públicos esenciales. No digo que no exista una “dimensión europea” en la cuestión. Al contrario, yo lo llevo diciendo desde hace 20 años.

La Dimensión Europea

Los roms necesitan la creación de leyes y mecanismos institucionales que garanticen sus derechos, ya que el nivel de prejuicios dirigidos contra ellos es muy alto, la historia de sus persecuciones es profunda y no tienen un Estado-Nación que les pueda ofrecer protección y defender su causa.

Los roms necesitan la creación de leyes y mecanismos institucionales que garanticen sus derechos, ya que el nivel de prejuicios dirigidos contra ellos es muy alto, la historia de sus persecuciones es profunda y no tienen un Estado-Nación que les pueda ofrecer protección y defender su causa.

Los roms necesitan la creación de leyes y mecanismos institucionales que garanticen sus derechos, ya que el nivel de prejuicios dirigidos contra ellos es muy alto, la historia de sus persecuciones es profunda y no tienen un Estado-Nación que les pueda ofrecer protección y defender su causa.
Hungría a conseguido mejorar los derechos de las minorías húngaras en Rumanía, en Eslovaquia y en Serbia. Es aquí donde interviene la dimensión europea de la cuestión romaní.
En el transcurso de los últimos diez años, los activistas roms (de los que formo parte) estamos gestionando la adopción de resoluciones y de compromisos políticos relativos a los roms en la UE, el Consejo de Europa, la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) y la comisión de Derechos Humanos de la ONU. Por otro lado, la “Década para la inclusión de los Roms”, 2005-2015, es una iniciativa intergubernamental creada y apoyada por doce gobiernos, la mayoría de Europa Central y de Europa del Sudoeste, por la Open Society Institute[6], la Banca Mundial y los Fondos para la Educación Rom.
Esta aproximación se apoya sobre el “principio subsidiario” de la UE, según la cual las cuestiones deben ser primero solucionados a nivel local. La verdadera nacionalidad se establece entonces de abajo a arriba, del nivel local hacia al nivel nacional y la ciudadanía europea se convierte en un elemento de “valor añadido”. La UE se contacta si los recursos nacionales tienen fallos, y bajo condición de que las autoridades locales o nacionales tengan la humildad de demandar su asistencia.
Según este principio. y con la condición de que sea respetada la noción de nacional del país de origen, el país de destinación comparte con el país de origen la responsabilidad de procurarle servicios a los nacionales y a los migrantes, lo que implica la prestación de servicios públicos por parte del país de origen y una buena comunicación entre las agencias de los diferentes países implicados.
En la reciente “Declaración de Estrasburgo sobre los Roms”[7], el Consejo de Europa declara: “Si la responsabilidad primera de promover la integración incumbe a los Estados miembros en los que los roms están nacionalizados o en los que residen de manera prolongada y legal, los recientes acontecimientos relativos a los Roms en Europa nos han mostrado que algunos de los retos a los que nos enfrentarnos tienen implicaciones transnacionales y llaman, por consecuencia, a una respuesta paneuropea.”
La delegación rumana adoptó la Declaración de Estrasburgo, haciendo constar una “reserva interpretativa” según la cual la responsabilidad de integrar a los roms incumbe al país de acogida desde el momento en el que residan legalmente al menos tres meses. El Secretario del Estado Francés para los Asuntos Europeos, Pierre Lellouche, dijo estar “sorprendido” por esta reserva. Según la posición francesa, un individuo es libre de viajar, estudiar y trabajar, pero no a instalarse definitivamente si no dispone de los medios para satisfacer sus propias necesidades…

Rumanía Descarga Responsabilidades Sobre la UE

No necesitamos una nueva estrategia política como en 2001, sino un sistema eficaz, de una Administración Pública que sea para todo el mundo y permita un esfuerzo real para que los roms posean las mismas posibilidades de acceso que el resto de ciudadanos a los servicios públicos y al empleo.  En la foto el muro de la segregación en Eslovaquia, foto de Josu Trueba Leiva / Eva Parey

No necesitamos una nueva estrategia política como en 2001, sino un sistema eficaz, de una Administración Pública que sea para todo el mundo y permita un esfuerzo real para que los roms posean las mismas posibilidades de acceso que el resto de ciudadanos a los servicios públicos y al empleo.
En la foto el muro de la segregación en Eslovaquia.               Foto de Josu Trueba Leiva / Eva Parey

La forma de abordar desde Rumanía el tema de la ciudadanía (y de la elaboración de políticas públicas) va de arriba a abajo, en contra del principio subsidiario. Convierte en perenne la tradición centralizada del proceso de toma de decisiones de la era comunista. El gobierno rumano a visto en la “Ciudadanía Europea” la ocasión de reducir sus responsabilidades frente a la importante minoría Rom.
En 2001, el gobierno adoptó una estrategia para “mejorar las condiciones de los roms de Rumanía”, con urgencia, con ocasión de la visita del Comisario de la UE Günter Verheugen. Pero fue muy retórica, suscitando expectativas entre los roms, creando algunas obligaciones para los ministerios pero con medidas no presupuestadas ni debatidas de manera conveniente. No necesitamos una nueva estrategia política como en 2001, sino un sistema eficaz, de una Administración Pública que sea para todo el mundo y permita un esfuerzo real para que los roms posean las mismas posibilidades de acceso que el resto de ciudadanos a los servicios públicos y al empleo. Una nueva estrategia abriría, quizás, nuevas vías, pero será utilizada sobretodo como moneda de cambio en las negociaciones sobre Schengen.
El reto para los legisladores es asociar las habilidades y el dinamismo de los Roms con las actividades legales, las empresariales y de economía formal: trabajo independiente, comercio internacional de artesanado y otras actividades que se inscriben en el contexto de la libre circulación de capitales, bienes, servicios y personas. Un triunfo en este campo cubriría otra de las grandes prioridades para los roms: el acceso a la educación.
“Deshacerse de los gitanos”, ha sido una obsesión rumana desde las deportaciones de la Segunda Guerra Mundial. En la actualidad, la mayoría de la población tolera la idea de que los roms se puedan “convertir en europeos”, con la esperanza de que se marcharán y que en occidente se harán cargo del fardo. Los lideres rumanos, al más alto nivel, están preparados para reinventar con este objetivo el término de “nómadas”: “Tenemos aquí un grupo de nómadas a los que no les gusta trabajar, pero si les gusta viajar; ¡Los llamamos los Roms!” El peligro es que esta ideología se transforma en prácticas administrativas.

Reconocer a Nuestros Conciudadanos

Tenemos necesidad de estructuras que se apoyen sobre nuestras expectativas, que instauren el diálogo y creen cooperación.

Tenemos necesidad de estructuras que se apoyen sobre nuestras expectativas, que instauren el diálogo y creen cooperación.

La apuesta esta en imaginar como nosotros, ciudadanos rumanos, podemos poner en práctica nuestra responsabilidad hacia los llamados “nómadas” roms. Puesto que se trata primero de reconocerlos como nuestros conciudadanos y no como extranjeros. Es a nosotros, rumanos y roms rumanos a quienes incumbe la responsabilidad de hallar una solución.
Hoy en día los obstáculos son múltiples, intereses particulares, sospechas, fragmentación, competencia entre las agencias encargadas de la ejecución de los proyectos, teoría del complot y rumores, fracasos de las Ong’s , falta de competencias y de responsabilidad, acusaciones de mal uso del “dinero europeo para los roms”, juegos de culpabilización y diversas formas de corrupción.
Para invertir el proceso, el acercamiento debe hacerse a partir de otras nociones:
Comunicación, liderazgo, confianza y transparencia. Tenemos necesidad de estructuras que se apoyen sobre nuestras expectativas, que instauren el diálogo y creen cooperación. Es cuestión de “transformar” los roms, pero ¿qué cambios somos capaces de hacer para poner en marcha este proceso manteniendo el rol de facilitadores?
En el futuro aparece una cultura paneuropea cuyo base fundamental será la de una población romá diversa, en toda Europa. Cada quien tendrá asegurada una ciudadanía individual sólida, cerca de su país de origen, pudiendo escoger entre varias posibilidades:
bien una vida itinerante y practicando sus oficios, bien una vida sedentaria en grandes comunidades roms bien situadas, beneficiándose de los servicios municipales con diversos grados de autogestión que paga sus impuestos como todo ciudadano europeo[8].

Este texto debe mucho a una conferencia hecha en Bucarest en el transcurso de una conferencia (12 y 13 de octubre del 2010) sobre “La Contribución de Fondos Europeos para la Integración de la Población Romaní”. Fue escrita por Nicolae Gheorghe con la ayuda de Bertrand du Puch, Alna Clark y Rupert Wolfe Murray. Traducida del francés por Demetrio Gómez.

NOTAS:

[1] La abolición de la esclavitud de los Roms forma parte de las negociaciones del fin de la Guerra de Crimea. Fue una de las cláusulas por la que Inglaterra y Francia reconocen la unión de los dos principados rumanos, En septiembre de 2010, el Senado rumano rechazó la propuesta de convertir la liberación de los esclavos en una fiesta nacional

[2] Paralelamente a este debate, un debate sobre el la situación de los Judíos en la Gran Rumanía creo todavía más polémica. En esta época podías presentarte en una “Comisión de rumanización” para obtener un certificado que pruebe que formas parte de la sociedad rumana. Una nueva categoría ha surgido, la de los “Gitanos Rumanizados”. Esta expresión se utiliza aún por algunos grupos. Durante la Segunda Guerra Mundial esto permitía escapar a la deportación.

[3] Los Spoitori vivían tradicionalmente de la galvanización de recipientes de metal.

[4] A propósito de esto un lema “Los derechos de la infancia primero: digamos no a la explotación y a la discriminación de los niños y las niñas Romá” redactado por Hyzi Cazim (Macedonia, Bélgica), Lorne Wlaters (Canadá, Bélgica) y Nicolae Gheorghe (Rumanía), circuló durante la Segunda Cumbre Europea consagrada a la población romá, el 8 y 9 de abril en Córdoba (España) y en una conferencia de la OSCE en Varsovia, en una sesión dedicada a la aplicación del Plan de Acción de la OSCE para los roms y los sintis, el 6 de octubre de 2010.

[5] Declaración del Presidente Băsescu en el transcurso de una entrevista con periodistas, el 3 de noviembre de 2010, después de una conversación con su homólogo esloveno.

[6] Asociación financiada por el multimillonario George Soros.

[7] «Declaración de Estrasburgo sobre los Roms », Consejo de Europa, reunión de Estrasburgo sobre los roms del 20 de octubre de 2010.

[8] Ver la “Carta de Derechos de los Roms” adoptada en 2010 por el Foro Europeo para los Roms y la Gente de Viaje. Solo disponible en inglés.

Artículo original en francés: @RevueProjet

MANUAL BÁSICO PARA DESENMASCARAR FASCISTAS Y REACCIONARIOS CAMUFLADOS

Es necesario hacer grandes cambios, pero la inmovilidad no es una ayuda, el sufragio universal, la participación de la sociedad civil y los representantes electos del Estado son lo que nos diferencia de una dictadura pero no es necesario hacer uso de terminología franquista en los discursos porque alimenta otros pensamientos igualmente peligrosos.

Es necesario hacer grandes cambios, pero la inmovilidad no es una ayuda, el sufragio universal, la participación de la sociedad civil y los representantes electos del Estado son lo que nos diferencia de una dictadura pero no es necesario hacer uso de terminología franquista en los discursos porque alimenta otros pensamientos igualmente peligrosos.

Se ha puesto de moda una palabra que proviene de la época franquista, acuñada por el mismo dictador, creada con el fin de denostar la política (el juego político) y la democracia.

Para muchos sujetos superficiales y carentes de discurso se ha convertido en la coletilla que les da patina de comprometidos, basta con añadirla a cualquier afirmación, vale para todo y es de uso cotidiano.
Está tan de moda como ser hipster y llevar barba larga y espesa, es cool.

Es fácil de usar, es reductista y simplista, CASTA. (Pablito, nobody is perfect, no considero que seas fascista y simpatizo contigo, pero ¡Qué metedura de pata!)

El uso que hacía Franco de la palabra casta y la posterior utilización por la ultraderecha más extrema no hace conveniente el uso de la palabreja a nivel político, entiendo como lo utiliza Pablo Iglesias, sin embargo,  ciertos individuos lo reducen a “todos los políticos son iguales”  pero no saben disitinguir lo que viene después, considero irresponsable el uso de la palabreja por el contexto socio-politico español, no conviene invocar demonios del pasado que nos remiten a una forma específica de entender la politica y todo lo demas, por lo que me reitero, es una irresponsabilidad con la que está cayendo.

Tuit de Enrique de Diego (7-7-14), periodista cercano a posiciones de extrema-derecha, criticando a la "casta", un tópico muy difundido por los medios de la caverna que sin embargo el partido Podemos comparte hasta convertirlo en eje de su discurso

Tuit de Enrique de Diego (7-7-14), periodista cercano a posiciones de extrema-derecha, criticando a la “casta”, un tópico muy difundido por los medios de la caverna que sin embargo el partido Podemos comparte hasta convertirlo en eje de su discurso.

Entiendo que los partidos, sobretodo los dos mayoritarios, han hecho lo peor, unos por incoherencia y los otros por todo lo contrario (PP) que hay corrupción y miedo a perder el sillón del monopolio bipartidista. Es necesario hacer grandes cambios, pero la inmovilidad no es una ayuda, el sufragio universal, la participación de la sociedad civil y los representantes electos del Estado son lo que nos diferencia de una dictadura pero no es necesario hacer uso de terminología franquista en los discursos porque alimenta otros pensamientos igualmente peligrosos.

Para la ultraderecha de toda la vida todas las Ong’s eran un fraude, un nido de vividores del subvencionismo, en esto se incluían también los sindicatos.

Hay corrupción en las ong’s, si, en algunas, en los sindicatos, también, ¿es justo simplificar y reducirlo todo a que ninguna sirve para nada? pues me temo que no.

Las asociaciones deberían ser instrumentos de representación de la ciudadanía y elementos vertebradores de la participación y además ejercer un poder reivindicativo por encima de cualquier color político. Los movimientos asociativos y su capacidad de influencia socio-política son los indicadores claros de la salud democrática de un Estado.

¿Es corrupto recibir subvenciones para un proyecto?

Pues no… hacer mal uso y comerse el dinero si, pero asumir que cualquier subvención es algo fraudulento es demagógico, capcioso y simplista.
Como todos y todas pagamos impuestos, es claro y necesario que parte de estos impuestos deben ir destinados a paliar diferencias sociales y contribuir a la mejora de la sociedad en general, por ello se crean las ayudas y subvenciones, que son legítimas y necesarias para desarrollar proyectos que no podrían subsistir de manera autónoma, cuando marcas la x en fines sociales se hace para eso.

El racismo culturalista es una visión corta y estanca que nos conduce a atribuir a la propia comunidad afectada la responsabilidad total de su situación, en vez de hablar de cómo la sociedad mayoritaria (países poderosos), de una forma explícita o más sutil, niega el acceso a los derechos básicos.

El racismo culturalista es una visión corta y estanca que nos conduce a atribuir a la propia comunidad afectada la responsabilidad total de su situación, en vez de hablar de cómo la sociedad mayoritaria (países poderosos), de una forma explícita o más sutil, niega el acceso a los derechos básicos.

En cuanto a lo que corresponde al trato de minorías étnicas parten del RACISMO CULTURALISTA.
El culturalismo se refiere sobre todo a un nuevo tipo de racismo que no focaliza su discurso en la superioridad de unas razas sobre otras, sino en plantear que no es posible la convivencia entre diferentes identidades culturales (ni las identidades mixtas), ya que entiende la cultura como algo estático, rígido y naturalizado.
Esta visión corta y estanca nos conduce a atribuir a la propia comunidad afectada la responsabilidad total de su situación, en vez de hablar de cómo la sociedad mayoritaria (países poderosos), de una forma explícita o más sutil, niega el acceso a los derechos básicos.

El mesianismo, es otra característica propia de la ultraderecha, un lider incuestionable, que se presenta con tintes ególatras y megalomaniacos, omnipresente y omnisciente.
El lider es el mejor, el más puro, el más listo y el salvador, es incuestionable y sus acólitos lo refuerzan y siguen a ojos ciegos, el a cambio les entrega consignas reductistas, fáciles de repetir y hace una exaltación de la acción directa desde la agresividad, ya sea verbal o física, gratuita. Solo hay una verdad única, la que sale de su boca. El odio precisa de su propio lenguaje basado en el insulto y la ordinariez para subsistir.

La ultraderecha siempre intenta disfrazarse o justificarse dando la imagen de bien común, de solidaria, por eso se esconden detrás de supuestas agrupaciones, plataformas de caracter “altruista”, les sirve para difundir el mensaje y juegan con la ignorancia y desesperacion de parte de la sociedad, se crecen en épocas de crisis. Alimentan el deseo de esa acción directa y “sin complejos” lo mismo da dar pábulo a un medio de ultraderecha que a cualquier otro siempre que alimente sus intereses. Asi relativizan todo y se presentan como que no son ni de izquierdas ni de derechas sino la voz del pueblo y la justicia.

Desde los posicionamientos fascistas se han entendido muy bien los 11 principios de la propaganda de Goebbles (Ministro de propaganda Nazi):

Goebbels fue ministro de propaganda de la Alemania nacionalsocialista, padecía un "trastorno narcisista de personalidad" que le hacía buscar adictivamente el reconocimiento y el elogio. Poseía una personalidad basada en el cinismo, impulsiva y dominante, abiertamente manipuladora e incisiva, gustaba del protagonismo y era poseedor de un carácter muy temperamental.  Debido a su mesiánica retórica fue llamado el evangelista del nazismo.

Goebbels fue ministro de propaganda de la Alemania nacionalsocialista, padecía un “trastorno narcisista de personalidad” que le hacía buscar adictivamente el reconocimiento y el elogio. Poseía una personalidad basada en el cinismo, impulsiva y dominante, abiertamente manipuladora e incisiva, gustaba del protagonismo y era poseedor de un carácter muy temperamental.
Debido a su mesiánica retórica fue llamado el evangelista del nazismo.

“Principio de simplificación y del enemigo único. Adoptar una única idea, un único Símbolo; Individualizar al adversario en un único enemigo.

Principio del método de contagio. Reunir diversos adversarios en una sola categoría o individuo; Los adversarios han de constituirse en suma individualizada.

Principio de la transposición. Cargar sobre el adversario los propios errores o defectos, respondiendo el ataque con el ataque. “Si no puedes negar las malas noticias, inventa otras que las distraigan”.

Principio de la exageración y desfiguración. Convertir cualquier anécdota, por pequeña que sea, en amenaza grave.

Principio de la vulgarización. “Toda propaganda debe ser popular, adaptando su nivel al menos inteligente de los individuos a los que va dirigida. Cuanto más grande sea la masa a convencer, más pequeño ha de ser el esfuerzo mental a realizar. La capacidad receptiva de las masas es limitada y su comprensión escasa; además, tienen gran facilidad para olvidar”.

Principio de orquestación. “La propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas incansablemente, presentadas una y otra vez desde diferentes perspectivas pero siempre convergiendo sobre el mismo concepto. Sin fisuras ni dudas”. De aquí viene también la famosa frase: “Si una mentira se repite suficientemente, acaba por convertirse en verdad”.

Principio de renovación. Hay que emitir constantemente informaciones y argumentos nuevos a un ritmo tal que cuando el adversario responda el público esté ya interesado en otra cosa. Las respuestas del adversario nunca han de poder contrarrestar el nivel creciente de acusaciones.

Principio de la verosimilitud. Construir argumentos a partir de fuentes diversas, a través de los llamados globos sondas o de informaciones fragmentarias.

Principio de la silenciación. Acallar sobre las cuestiones sobre las que no se tienen argumentos y disimular las noticias que favorecen el adversario, también contraprogramando con la ayuda de medios de comunicación afines.

Principio de la unanimidad. Llegar a convencer a mucha gente que se piensa “como todo el mundo”, creando impresión de unanimidad.

Principio de la transfusión. Por regla general la propaganda opera siempre a partir de un sustrato preexistente, ya sea una mitología nacional o un complejo de odios y prejuicios tradicionales; se trata de difundir argumentos que puedan arraigar en actitudes primitivas.”

Y ahora ya podéis contrastar y quitarle el disfraz a los fascistillas de medio pelo, a los lobos con piel de oveja

La muerte de Canal 9 y el Fill del Tio Quico El Moliner

¿Qué ocurre cuando la democracia enferma, cuales son los síntomas, donde está el límite entre la democracia y el cáncer del autoritarismo?

Agonizamos por falta de limpieza y de aire puro, con una oposición socialista lerda y perdida en sus discusiones de “familias”, que como Gloria Swanson en el “Crépusculo de los Dioses” sigue paseándose con los vestidos de una época pasada y decadente sin ser consciente de su realidad.

Agonizamos por falta de limpieza y de aire puro, con una oposición socialista lerda y perdida en sus discusiones de “familias”, que como Gloria Swanson en el “Crépusculo de los Dioses” sigue paseándose con los vestidos de una época pasada y decadente sin ser consciente de su realidad.

El filo-fascista gobierno valenciano lo sabe muy bien porque se ha movido durante décadas rondando el cabecero de una moribunda democracia a la que intentan engañar suministrando placebos.
Agonizamos por falta de limpieza y de aire puro, con una oposición socialista lerda y perdida en sus discusiones de “familias”, que como Gloria Swanson en el “Crépusculo de los Dioses” sigue paseándose con los vestidos de una época pasada y decadente sin ser consciente de su realidad. Que el día que se vistió de tecnócrata con Lerma fue el día que vendió la marca y puso un felpudo con la palabra “welcome” para el nuevo régimen en la entrada de la Generalitat.

Desde ese momento los ideales pasaron a convertirse en complementos de moda, intercambiables por unos bolsitos de Vuitton o unos cuantos trajes de marca. Los movimientos sociales cercanos al poder y a la institución también decidieron seguir la moda y se convirtieron en clientes de productos “lefties”, más baratitos pero igual de aparentes, a  cambio de un buena publicidad y sino que se lo digan a FAGA (Federación Autonómica de Asociaciones Gitanas de la Comunidad Valenciana) que tuvo su momento estrella a nivel nacional cuando en mitad del proceso judicial contra Camps decide exaltar su figura y nombrarlo TIO PACO.

Este gobierno nos ha llevado a lo más alto en apariciones periodísticas, gracias a ellos Valencia ha sido conocida a nivel internacional en Le Monde o en el New York Times como ejemplo de corrupción y mala gestión.

Sirva como ejemplo el cierre de la RTVV, Canal 9. Una televisión autonómica, pública, que debería estar al servicio de los ciudadanos y que se convirtió en el patio de comadres del PP, el sustento para amistades y familia sin oficio ni beneficio y el arma propagandística del aparato del partido.

Su estrategia es terrorista, la misma que han seguido con el Barrio del Cabanyal, dejar perecer, negar ayudas y atención, criminalizar la protesta ciudadana, acallar voces disidentes, ocultamientos y cuando ya más no se puede hacer venden el cuerpo al mercado de órganos de sus compinches que se lo reparten a precio de ganga.

Su estrategia es terrorista, la misma que han seguido con el Barrio del Cabanyal, dejar perecer, negar ayudas y atención, criminalizar la protesta ciudadana, acallar voces disidentes, ocultamientos y cuando ya más no se puede hacer venden el cuerpo al mercado de órganos de sus compinches que se lo reparten a precio de ganga.

Me provoca consternación que algunas personas supuestamente bienpensantes utilicen los argumentos que este fascistoide gobierno ha lanzado y sigan borreguilmente la consigna de que mejor es cerrar Canal 9 que hacer recortes en educación y sanidad. Los recortes continuaran porque su objetivo es privatizar la educación, la sanidad… la televisión.

Su estrategia es terrorista, la misma que han seguido con el Barrio del Cabanyal, dejar perecer, negar ayudas y atención, criminalizar la protesta ciudadana, acallar voces disidentes, ocultamientos y cuando ya más no se puede hacer venden el cuerpo al mercado de órganos de sus compinches que se lo reparten a precio de ganga.

Me indigna que haya gente que se alegre del cierre, que cargue contra los periodistas, me parece un postura reaccionaria, superficial, generalista y simplista.

Canal 9 pasó de deber 22 millones a la llegada del PP a deber 1.200 millones, paso de 750 trabajadores a 1800, por supuesto que los trabajadores que entraron en ese periodo eran afines al partido y fueron desplazando a los díscolos, se creó un especie de redacción paralela que favoreció la manipulación informativa que otros tantos denunciaron. De hecho de esos 1800 trabajadores, menos de un millar entraron por oposición lo que quiere decir que entraron “a dedo”, entre ellos 112 directivos y 36 asesores que nunca ejercieron, se lo llevaban “calentito”.

Un esperpento al que debemos sumar despilfarros millonarios por emisiones de la Formula 1 (qué bonica está Valencia), directivos implicados en la Trama Gurtel con delitos de cohecho, prevaricación y malversación de fondos públicos y como guinda de esta escena bizarra la denuncia por acoso sexual  tres trabajadoras del ex secretario general de Canal 9 Vicente Sanz, ex presidente del PP de Valencia.

Después de 24 años Canal 9 cierra, y con ella nuestro derecho a un televisión autonómica, pública y de calidad que sirva para promocionar, entretener, informar y educar a los valencianos y valencianas, la primera que se cierra en España, otra “gloriosa” medalla que podrán colocar en su vitrina de los horrores.

Como colofón y en medio de esta maraña de despropósitos surgen nuestros héroes locales que desde su modesta posición tratan de traer un poco de dignidad y se convierten en el ejemplo de algo que deberíamos hacer sin más dilación, la DESOBEDIENCIA CIVIL.

Ayer, Paco Signes, de ahora en adelante Paco Telefunken o como cariñosamente lo llaman en algún diario “ el hijo del tío Quico el Moliner, del Carrer la Bassa” nos dio una muestra de coherencia. Fue la mano elegida para darle al botón de “off” y se convirtió en el verdugo que se rebeló y se negó a cerrar RTVV.

Valls premiado con la Gran Cruz del Mérito Civil ¿Dónde está la cámara oculta?

La Romafobia el racismo antiromaní están asentados en Europa desde hace mucho, no solo a nivel social sino también histórico e institucional, según la época se ha “maquillado” mas o menos.  Obra: Sebastian Kuntz

La Romafobia el racismo antiromaní están asentados en Europa desde hace mucho, no solo a nivel social sino también histórico e institucional, según la época se ha “maquillado” mas o menos.
Obra: Sebastian Kuntz

La Romafobia el racismo antiromaní están asentados en Europa desde hace mucho, no solo a nivel social sino también histórico e institucional, según la época se ha “maquillado” mas o menos.
Finalizada la 2ª Guerra Mundial y con el mundo aún incrédulo del límite hasta donde había llegado el odio y el sadismo del género humano se instauraron instituciones para ayudarnos a preservar a la humanidad entera de repetir una atrocidad similar en el futuro y sobretodo se creó una Carta Universal de los Derechos Humanos, los de todos y todas por el mero hecho de haber nacido. Sin embargo la aplicación de estos derechos es parcial o limitada a lo formal en la mayoría de los casos pero en la realidad nos hallamos con constantes violaciones de estos derechos, con especial virulencia en ciertos grupos vulnerables como los Roma.
Tal es así que los Roma nunca han podido beneficiarse de estos derechos ni siquiera en el momento de mayor énfasis de este logro ya que los campos de concentración nazi, una vez desmantelados por los aliados, siguieron teniendo familias Roma que permanecieron meses encerrados en los mismos en muchos de los países liberados.

Durante el Juicio de Núremberg tampoco se tuvo en cuenta al pueblo romaní que no tuvo nadie que lo representara ni tampoco nadie que hablara a su favor, no se percibieron las compensaciones a las que tenían derecho como el resto y no fuimos reconocidos como víctimas del Holocausto (Samudaripen) hasta el año 1982 a pesar de que muchos datos indican que se podría haber llegado al exterminio de más del 80% de la población romaní europea, una población que a la llegada del nazismo tenía una incipiente clase media e intelectual que se vio relegada al lumpen y la marginalidad.

Durante el Juicio de Núremberg tampoco se tuvo en cuenta al pueblo romaní que no tuvo nadie que lo representara ni tampoco nadie que hablara a su favor, no se percibieron las compensaciones a las que tenían derecho como el resto y no fuimos reconocidos como víctimas del Holocausto (Samudaripen) hasta el año 1982. obra: Félix Monget

Durante el Juicio de Núremberg tampoco se tuvo en cuenta al pueblo romaní que no tuvo nadie que lo representara ni tampoco nadie que hablara a su favor, no se percibieron las compensaciones a las que tenían derecho como el resto y no fuimos reconocidos como víctimas del Holocausto (Samudaripen) hasta el año 1982.
obra: Félix Monget

En realidad el exterminio nazi no es más que la punta del iceberg de un sentimiento antiromaní profundamente arraigado puesto que la persecución, el esclavismo y la limpieza étnica siempre han estado presentes a lo largo de la historia y no parece tener visos de cambio.

No hace falta viajar muy lejos en el tiempo, no hablamos de algo del pasado sino algo muy presente en nuestras sociedades. Los controles antropométricos que precedieron a la Alemania Nazi, en el periodo de entreguerras, no distan demasiado de la toma de huellas dactilares que llevo a cabo el gobierno de Berlusconi, ni tampoco de los registros étnicos efectuados por Suecia. Si debemos hablar de limpieza étnica no podemos tampoco olvidar la esterilización forzosa de mujeres romanís efectuada por varios países como Eslovaquia o la República Checa que se han visto obligadas , por “corrección política”, a pedir disculpas a pesar de que disponemos de evidencias de que estas esterilizaciones se siguen realizando. ¿Acaso los campos de trabajo para roms no se parece sospechosamente a los “Village d’insertion” que utiliza Francia para recluir a la población romaní antes de ser deportada?

La romafobia no solo se institucionaliza sino que además se premia y circula por todos los colores políticos.

En España y bajo el gobierno de Zapatero (supuestamente socialista) se apoyo a Sarkozy en su política de expulsión de los Roma, tirándole de las orejas a Vivian Reding por protestar en contra de ese trato inhumano, de hecho todos los países europeos sin excepción han decidido que los búlgaros y los rumanos son un poco menos ciudadanos europeos que el resto, limitando sus derechos, no sea el caso de que nos “invadan” los roma de estos países porque, al fin y al cabo, parece ser que no somos personas sino problemas sociales o “animales” como se atrevió a decir Zolst Bayer el fundador de Fidesz, el partido del Primer Ministro Viktor Orban en Hungría.

"Los Roma tiene estilos de vida extremadamente diferentes de los nuestros y que entran obviamente en conflicto. No hay otra solución que desmantelar los campamentos progresivamente y reconducir la población a la frontera."

“Los Roma tiene estilos de vida extremadamente diferentes de los nuestros y que entran obviamente en conflicto.
No hay otra solución que desmantelar los campamentos progresivamente y reconducir la población a la frontera.”

No han faltado tampoco aquellos que tomando en la mano, de manera consciente o no, las teorías genetistas nazis o las de Lambroso en su libro “L’uomo delinquente” han osado atribuir a los roma una desviación genética hacia la delincuencia y el robo como nuestro político patrio Xavier Albiol (PP) que en estos momentos está en proceso por estas afirmaciones y otras de similar calibre o por ejemplo el Ministro francés Manuel Valls (SOCIALISTA!!) que no solo ha proseguido con la política  racista del anterior gobierno sino que la ha recrudecido y adornado con afirmaciones como que los gitanos rumanos y búlgaros generan delincuencia o que los roma tenemos unas costumbres demasiado “diferentes” para integrarnos.

Bueno, pues ahora nuestro gobierno, de derechas, neoliberal, que recorta derechos civiles y libertades ganadas tras años de lucha social, que nos deja en la estacada y nos culpa de una crisis que no hemos generado los ciudadanos, va y premia a Manuel Valls con la Gran Cruz del Mérito Civil.

 Analicemos, derecha reaccionaria premia a ministro extranjero supuestamente socialista con la Gran Cruz del Mérito Civil  , los que se supone tendrían que ser su antípodas  y que resulta que están aún más a la derecha que la propia derecha.  Además lo hacen justo después de una ola de protestas y declaraciones de las organizaciones y la población romaní en general que se ha manifestado en contra de las políticas racistas y de expulsión de Francia… sinceramente esto simula una comedia de equivocaciones sino fuera porque hay vidas humanas en peligro en mitad de esta broma macabra ¿Dónde está la cámara oculta?