Mujeres Romanís Comparten Sus Historias de Esterilización Forzada

Elena Gorolová, portavoz del Grupo de Mujeres Afectadas por la Esterilización Forzosa / Liga Lidských Prag

Elena Gorolová, portavoz del Grupo de Mujeres Afectadas por la Esterilización Forzosa / Liga Lidských Prag

“Poder tener hijos es algo muy importante para una mujer”, dice Elena Gorolová, “cuando me quitaron eso, me sentí inútil.  He perdido mi autoestima por completo”.

Elena tiene 47 años, es trabajadora social, fue esterilizada en contra de su voluntad siendo muy joven. Ella es una de las cuatro mujeres romanís checas, todas víctimas de la esterilización forzada, que cuentan su historia en una obra de teatro que se llama “Historias que (Nunca) Deben Comenzar”. La obra se estreno en el mes de junio en la ciudad de Ostrava, una ciudad de la República Checa con una alto índice de población romaní.

La esterilización sistemática de las mujeres romanís sin su consentimiento pleno e informado (Informe en inglés ERRC) – destinado a reducir su alta tasa de natalidad – fue, durante la época comunista, una política de estado de la extinta Checoslovaquia. Esta práctica fue abolida oficialmente en 1993 (Informe ERRC Inglés) pero de acuerdo con la European Roma Rigths Center, se mantuvo hasta los años 1990 y 2000, siendo el último caso conocido en la Rep. Checa en el año 2007.

Alzando la voz

La obra está basada en las historias reales de estas cuatro mujeres romanís y contada por ellas mismas vestidas de negro. [Divadlo Ostrava / Al Jazeera]

La obra está basada en las historias reales de estas cuatro mujeres romanís y contada por ellas mismas vestidas de negro. [Divadlo Ostrava / Al Jazeera]

Desde hace más de 10 años Elena es parte activa de un grupo de mujeres romanís que han conseguido con éxito detener las esterilizaciones forzadas y que este tema figure en la agenda política en la Rep. Checa.

También exigen una compensación económica por lo que les hicieron. “No se trata solo de dinero sino del reconocimiento de que se han violado nuestros derechos” nos cuenta.

En el año 2009 el gobierno checo pidió disculpas por estas esterilizaciones ilegales, pero rechazo una ley que proponía una compensación para las víctimas. Fue entonces cuando Elena y sus amigas activistas decidieron que tenían que llamar la atención sobre esta cuestión de otra manera.

El resultado es esta obra que han realizado en colaboración de la Czech NGO League of Human Rights y la European Roma Rigths Center. “La obra es una forma de que las mujeres puedan expresar su frustración” nos dice Caterina Cervena de Czech NGO League of Human Rights “Es la manera de que tengan una voz alternativa”.

Como abogada ha trabajado, durante más de 8 años, muy cerca de estas mujeres representándolas en los juicios.

La obra está basada en las historias reales de estas cuatro mujeres romanís y contada por ellas mismas vestidas de negro.

“Todavía me duele a pesar de todos estos años”

En una serie de escenas donde las mujeres son entrevistadas por un actor que hace el rol de periodista, se ponen de manifiesto cuales fueron las formas de coacción para esterilizarlas.

"Cuando me lo explico quedé destrozada. Fue el peor día de mi vida". Jirina Dzurkova cuando se entero que había sido esterilizada [Divadlo Ostrava / Al Jazeera]

“Cuando me lo explico quedé destrozada. Fue el peor día de mi vida”. Jirina Dzurkova cuando se entero que había sido esterilizada [Divadlo Ostrava / Al Jazeera]

“Yo estaba completamente desinformada” relata  Olga Jonášová. “El trabajador Social que vino a visitarme me dijo que solo duraría 5 años y que después podría tener hijos. Me dijo que todas las mujeres de la comunidad ya se la habían hecho”.

“Cuando estaba dando a luz a mi cuarto hijo, me entregaron un papel en blanco para que lo firmara” cuenta Natasa Botosova. “Sufría grandes dolores, por lo que acabe haciendo lo que me pedían. Una vez anestesiada me esterilizaron. Me enteré de lo que había sucedido después porque tenía una cicatriz en el abdomen”.

“A mí me presionó el Trabajador Social” dice Sona Karolova “Primero me ofreció dinero pero al negarme me amenazó con quitarme a mis hijos. Me dijo que mi marido perdería su trabajo. Al final cedí para detener el acoso”.

Al final de la obra hay una escena en la que Elena explica porque se decidió a hablar. “Lo hago porque no soy la única” dice ella, “Lo hago porque hay otras mujeres que no pueden defender sus derechos”.

Es un momento muy emotivo, se humedecen los ojos. Entre el público hay muchas mujeres romanís visiblemente emocionadas.

Entre ellas se encuentra Jirina Dzurkova. Ella pasó por la misma experiencia que estas mujeres representan. Es una mujer menuda de 49 años pero que aparenta ser más joven.

“Tenía 34 años cuando me sucedió esto. No mucho tiempo después del nacimiento de mi hijo tuve un embarazo ectópico. Me llevaron al hospital y decidieron operarme de inmediato. No me dijeron nada, no me hicieron firmar ningún papel ni me hablaron en absoluto de esterilización”.

Algún tiempo después de esto fue con su hijo al médico para hacerse un chequeo regular. El doctor estudió su historial médico y le dijo “Veo que ha sido esterilizada”.

“Al principio no entendí lo que me decía porque usó palabras que yo desconocía. Cuando me lo explico quedé destrozada. Fue el peor día de mi vida. Tarde mucho tiempo en reunir el valor para decírselo a mi marido. Siempre quisimos más hijos”.

Cuando su marido escuchó lo que había sucedido quiso ir al hospital a pegarle al médico que había esterilizado a su esposa. “Lo convencí de que no lo hiciera, esto habría supuesto más problemas. Se quedó muy afectado. Después de esto empezó a beber” nos cuenta Jirina.

En el año 2001 se puso una demanda contra el hospital, pero el caso fue pospuesto en reiteradas ocasiones hasta que se desestimó. “Fue un shock terrible cuando sucedió esto, me sentí castigada por segunda vez” dice ella.

“Todavía me duele a pesar de todos estos años”, añade “Un día mi niño me dijo: Me gustaría tener un hermano pequeño.  Tuve que explicarle porque esto no era posible y ambos lloramos. Me robaron mi dignidad. Siento que no valgo lo mismo que el resto de las mujeres”.

Seguiré Luchando

manifestación frente al hospital en Ostrava que había esterilizado a numerosas mujeres romanís. @romediafoundation

manifestación frente al hospital en Ostrava que había esterilizado a numerosas mujeres romanís. @romediafoundation

Jirina tuvo la suerte de que su matrimonio sobrevivió, algunas de las víctimas de la esterilización forzosa no solo perdieron su fertilidad sino también a sus maridos. “Algunos hombres se sintieron traicionados por sus esposas” explica Natasa Botosova.

Su esposo se divorció después de que fuera esterilizada. “Se lo tomó fatal, me dijo: Lo has hecho a propósito para poder engañarme sin ninguna consecuencia”.

El esposo de Olga Jonášová también la abandonó “Después de esto, conocí a otro hombre pero rompimos porque yo no podía tener hijos. Me dijo que partía al extranjero por un mes pero nunca más volvió. Tuve la suerte de contar con una gran familia que hizo todo lo posible para consolarme”.

Después de la actuación Elena se sienta en la terraza del bar, fuera del teatro. Es una mujer alegre y llena de energía con unos grandes ojos marrones. “Sucedió cuando tenía 21 años e iba a dar a luz a mi segundo hijo” nos explica “Mi primer hijo nació con cesárea y el doctor me dijo que necesitaría otra. Nadie me dijo nada acerca de la esterilización”.

Cuando estaba en la sala de operaciones le dieron un papel a firmar, “Era un consentimiento para esterilizarme. Estaba muy estresada. Me estaban preparando para la cesárea y tenía mucho dolor. Me encontraba en tal estado que no sabía lo que estaba firmando”.

Después de la operación el médico le dijo que la había esterilizado. “Me dijo que me sintiera feliz, que gracias a esta esterilización había salvado mi vida”.

Lloró cuando se entero de la noticia. “No podía creer que era verdad lo que me decían, que realmente me habían hecho eso”.

Cuando se lo dijo a su marido tuvieron una fuerte discusión ya que, al igual que el marido de Natasa, estaba convencido que lo había hecho adrede. “Es costumbre tener muchos hijos en las familias romanís y se avergonzó porque no tendríamos nunca más de dos” nos cuenta “Al final logré convencerlo de que se había hecho contra mi voluntad”.

Varios años más tarde, en el 2004, conoció a un grupo de mujeres romanís que como ella habían sido esterilizadas contra su voluntad. Se convirtió en la portavoz “Ya no me sentía sola, la lucha junto a otras mujeres que habían pasado por esto me hizo sentir más fuerte”.

El grupo organizó una manifestación frente al hospital en Ostrava que había esterilizado a numerosas mujeres. También empezaron a realizar reuniones con mujeres jóvenes romanís para informarlas acerca de la esterilización y sus derechos.

Elena ha hablado tres veces ante la Convención de la ONU para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer, su última intervención fue en febrero de este año.

Y ahora la obra de teatro

La esterilización forzosa es un crimen lesa humanidad. Los crímenes contra la humanidad tienen la especial característica de ser imprescriptibles, es decir que pueden ser perseguidos en todo tiempo. (PHOTO: League of Human Rights)

La esterilización forzosa es un crimen lesa humanidad. Los crímenes contra la humanidad tienen la especial característica de ser imprescriptibles, es decir que pueden ser perseguidos en todo tiempo. (PHOTO: League of Human Rights)

Dice sentirse insegura cuando actúa “No creo poseer un gran talento para la interpretación. No fue fácil para mí,  pero ahora que hemos estrenado ya se me ha pasado el stress. Creo que es una magnífica manera de llamar la atención sobre nuestro caso. Me sentí tan enfadada cuando el gobierno rechazo la Ley de Compensación”.

“Adujeron que era innecesaria una ley específica porque las mujeres podían llevar su caso a los tribunales” explica Marek Szilvasi del European Roma Rights Centre, que está apoyando, asesorando y acompañando a estas mujeres “El problema es que muchas veces no son tenidos en cuenta porque de acuerdo con la legislación checa hay un número limitado de años para poder presentar la denuncia”

Afirma que no existen datos acerca del número exacto de afectadas “Se estima, sin embargo, que varios cientos de mujeres han sido esterilizadas forzosamente. Algunas de ellas no son romanís: mujeres con discapacidades o que pertenecen a una clase social baja”.

“Cuando el gobierno rechazó la Ley de Compensación me sentí tan decepcionada que pensé en abandonar el activismo” relata Elena “Pero no quiero. Tengo la esperanza de que un día nos compensarán por lo que nos hicieron. Continuaré en la lucha, por supuesto”.

Artículo de Renate Van Der Zee

ALJAZEERA

Gabi Jiménez o la Pasión de Crear

Nota del autor del Blog Baxtalo:
He considerado interesante adentrarnos en la figura del pintor kalé Gabi Jiménez, un pintor reconocido internacionalmente pero no conocido suficientemente en España como tantos y tantos artistas Romá.

Gabi Jiménez participa y colabora con diferentes movimientos sociales y recientemente cedió el derecho  utilizar la imagen de uno de sus cuadros (Barrio Gitano) para el Programa ROMED que se desarrolla en el barrio del Cabanyal y que se llama Programa Mishto Attitude inspirado en la obra citada.

——————————————————————————————————————-

Gabi Jiménez @BabelMed

Gabi Jiménez
@BabelMed

Voz cálida, alegre, amabilidad espontanea … en la primera llamada Gabi Jiménez acepta la idea de encontrarnos. Tenemos una cita. El Skype que ha sido domesticado en un abrir y cerrar de ojos por sus hijas nos ayudará a superar la distancia geográfica. Maravilla de la tecnología, aunque esté al otro lado de los Alpes, me presentó aquí en la casa del artista, a unos cincuenta kilómetros de París, en el parque de Vexin ( Val d’ Oise ). Vagando por la sala de estar, el jardín, el taller; deambulando entre objetos dispares reciclaje.

Gabi Jiménez no ha tenido siempre domicilio fijo, Nació en un poblado chabolista, después vivió en una caravana, fue nómada durante 30 años con motivo de las expulsiones. “Fueron todavía más salvajes que las actuales”, recuerda. “Antiguamente no había ni pre-aviso ni juicio”. Estas vivencias explican sin duda su itinerario como activista, comprometido desde hace más de 20 años con la organización ADVOG (Asociación de Viajeros – Gadjés) este cincuentañero jovial interviene también en las escuelas transportando, cuando se lo solicitan, el Museo TIKNÓ y sus más de 800 piezas. “Son objetos de la vida cotidiana gitana que colecciono, solo cosas positivas que reviertan las imaginaciones y representaciones nefastas que se proyectan sobre el mundo romaní”.

Gabi Jiménez parece haber vivido varias vidas en una sola. Chatarrero por un tiempo, guitarrista en su tiempo libre, ha frecuentado el pub y el grafismo, lenguajes que aparecen en su producción artística. Colores deslumbrantes, formas repetitivas, geometría variable de cuerpos encajonados animan la obra de este artista plástico internacionalmente reconocido.

“Durante la Segunda Guerra Mundial, Picasso le respondió a un Nazi que le preguntaba a propósito de su cuadro “Guernica”: – “¿Es usted quien ha hecho esto?” – “No… son ustedes”.
Yo puedo decir lo mismo sobre mis pinturas. No he sido yo quien ha hecho esto, ¡es lo que hace la sociedad a nuestra gente!”


Restos de una conversación casual

 

¿Usted dice que algunos Romá se han convertido en artistas después de una reconversión, ¿Qué quiere decir exactamente?

Yo provengo de una familia de “gitanos”, de kalé. hablamos andaluz, tocamos flamenco desde hace generaciones. Es nuestra “gitaneidad” (Romipen) que sigue transmitiéndose. Además de músicos, somos paisajistas, floristas… poseemos una destreza particular que se refleja en nuestras actividades artesanales: manejamos el encaje, el estaño, las plantas, los cestos… este saber hacer artesanal ha permitido que algunos de los nuestros se conviertan en artistas, de llevar a cabo una reconversión en arte cuando nuestros oficios comienzan a desaparecer. De hecho no estamos desamparados, tenemos una gran capacidad de adaptación que nos permite no depender de otros. La estructuración de nuestras vidas por el viaje refleja precisamente esta capacidad de adaptación.

Se trata también de mestizaje…

"Django des Terrains" Él supo apoderarse del jazz de los negros americanos, descendientes de esclavos, diluir las sonoridades africanas del jazz con las sonoridades provenientes de las caravanas.

“Django des Terrains”
Él supo apoderarse del jazz de los negros americanos, descendientes de esclavos, diluir las sonoridades africanas del jazz con las sonoridades provenientes de las caravanas.

Llevamos con nosotros sacos de inspiración que han demostrado ser muy fructíferos. Que se han mezclado con otros sacos de inspiración. El Flamenco que es sino un mestizaje entre las culturas árabe, judía y gitana, prohibidas, perseguidas y expulsadas de España por los Reyes Católicos. Diferentes expresiones artísticas que se han mezclado en el gran caldero del Flamenco. El Jazz Manouche, llamado Jazz Francés, se lo debemos a Django Reinhardt.

Él supo apoderarse del jazz de los negros americanos, descendientes de esclavos, diluir las sonoridades africanas del jazz con las sonoridades provenientes de las caravanas. El problema es que esta herencia, inscrita desde entonces como Patrimonio de Francia, no es reconocida como tal. Biréli Lagrène dice que mientras toque en Estados Unidos se le reconoce como un jazzista completo, pero en Francia se le percibe únicamente como un músico manouche.

¿Cómo definir, entonces, la figura del artista romaní en la sociedad francesa?

En la actualidad, en Francia, los artistas señalados como Gitanos – Categoría General, una designación que en realidad encierra una multitud de orígenes y realidades – están muy bien conectados. Hemos superado todos, más o menos, el estadio de supervivencia y de viaje para poner en marcha nuestros pensamientos y un dispositivo artístico. Me atrevería a decir que tenemos una actitud cara a cara con el arte que nos es propio. Por ejemplo, no nos lo “creemos” por las performances artísticas. Un chatarrero tiene tanto mérito como nosotros, si no más. Cuando somos homenajeados, no hacemos nada con los títulos honoríficos, no nos impresionan. No tenemos entre nosotros esta supremacía del arte que podemos encontrar en otros lugares.

Pero, en última instancia, ¿Podemos hablar de una cultura Rom?

"44 Gadjé et Un Gitan" En Francia, los artistas señalados como Gitanos - Categoría General, una designación que en realidad encierra una multitud de orígenes y realidades - están muy bien conectados.

“44 Gadjé et Un Gitan”
En Francia, los artistas señalados como Gitanos – Categoría General, una designación que en realidad encierra una multitud de orígenes y realidades – están muy bien conectados.

Claro que si, por supuesto. Hay un zócalo social que influencia la interpretación artística, esto es indiscutible. Pero esto no debe ser conservado, detenido, debe continuar circulando, ser sembrada, restituida a la comunidad en un sentido amplio y expresarse en lo contemporáneo. En lo que me concierne no me quiero circunscribir en el “Arte Gitano”, evito por todos los medios vehicular la idea de una cultura Rom específica que sería la base de mi trabajo artístico. Eso sería folclore. No dejo de repetir: soy un artista plástico “gitano”, nunca al contrario. Mis obras deben transmitir pasión y ser accesibles para todos los ciudadanos.

Cuando digo “pasión”. quiero decir que no debemos confinarnos a lo que se espera de nosotros, no nos debemos dejar encasillar en un perímetro que se asignaría a la cultura romaní y quedar encerrados. Es extremadamente difícil porque nos colocan sistemáticamente al margen, en la periferia del mercado del arte, la esfera artística es muy hermética. Esto explica porque algunas personas hacen obras para complacer a los gadjés. Su enfoque está marcado por la necesidad alimentaria. Es un fenómeno perverso en el que no querría participar por nada del mundo.

¿Porqué se define usted por encima de todo como un artista plástico y no también como músico?

Festival Bidonvilles en Eslovaquia. "Soy un artista plástico "gitano", nunca al contrario. Mis obras deben transmitir pasión y ser accesibles para todos los ciudadanos".

Festival Bidonvilles en Eslovaquia.
“Soy un artista plástico “gitano”, nunca al contrario. Mis obras deben transmitir pasión y ser accesibles para todos los ciudadanos”.

Al principio quería ser músico, pero me contenté con dar clases a personas famosas. He tocado en el Zénith con los “Ogres de Barbak”. Los seguí hasta Eslovaquia en el Festival des Bidonvilles (Festival de las chabolas). ¡Un momento inolvidable! quisimos encontrarnos con estas personas, hacer que sintieran lo importantes que son. Acabo justo de escribir un texto en el último número de la revista “Etudes Tsiganes” sobre el Flamenco. Le pregunté a varias personas de renombre como Paco Suárez, Frédo, Alexian Santino Spinelli, Antonio Maya, Boboï … sobre el flamenco, de explorarlo conmigo.

Pero soy sobretodo artista plástico. Por otra parte es con la pintura y mi trabajo artístico con lo que me gano la vida. Me sentí muy pronto embargado por la pasión del arte. Soy el primer pintor de mi familia y deseo seguir el camino que mis maestros han trazado, el surco que han provocado en mi. Me refiero a Basquiat, Pollock, Dubuffet, Picasso, Van Gogh, o incluso Cézanne.

¿Y el “Gabismo” en todo esto?

"Extermination" de Gabi Jiménez "... quiero hacerlo con mi memoria de gitano, esa memoria colectiva plagada de discriminación, racismo y xenofobia".

“Extermination” de Gabi Jiménez
“… quiero hacerlo con mi memoria de gitano, esa memoria colectiva plagada de discriminación, racismo y xenofobia”.

El “Gabismo” nace de la música que he escuchado impregnándome de la obra de estos pintores. Cuando nos encontramos cara a su creación, podemos llegar a alejarnos de una visión realista, a dejar actuar sus obras en nosotros. Yo quiero hacer lo mismo con mi trabajo imponiéndolo a la institución artística establecida y quiero hacerlo con mi memoria de gitano, esa memoria colectiva plagada de discriminación, racismo y xenofobia. Mis exposiciones están concebidas en papel y orquestadas en torno a estos temas principales. Es por esta razón por lo que cuando vienen a ver mi producción descubren más allá de mi obra algo más específico: el genocidio, el rechazo cotidiano, etc. Las creaciones que surgen de esta rabia me gustaría restituirlas a la humanidad, a lo universal.

Artículo Original de Nathalie Galesne para BabelMed

Para acompañar el reportaje podéis ver el video de su última exposición “”Welcome en Gitanie” que está en estos momentos en la Maison Hospitalière de Cergy le Haut y que podréis ver del 18 de mayo al 5 de agosto de 2016. La autora de este video es Véronique Ciccone.

 

 

Plataforma Europea LGBTIQ Romaní, la Declaración de Praga

Nosotros y nosotras, la Plataforma Europea LGBTIQ Romaní, también hemos querido hacer visible la rica diversidad de la que goza el Pueblo Romaní y dejar constancia de nuestra Romipen (gitaneidad, sentido de pertenencia).

Nosotros y nosotras, la Plataforma Europea LGBTIQ Romaní, también hemos querido hacer visible la rica diversidad de la que goza el Pueblo Romá y dejar constancia de nuestra Romipen (gitaneidad, sentido de pertenencia).

El día 8 de abril ha tenido , al menos a nivel de España, una celebración generalizada en diferentes lugares del país y, sobretodo, en muchos municipios donde nunca antes se había tenido en cuenta la relevancia de este día.

Esto es un motivo de alegría, por fin se nos visibiliza en actos que escapan a lo folclórico o que refuerzan estereotipos románticos, se percibe un esfuerzo en los nuevos gobiernos y la llegada de aires frescos y nuevos en la política española parecen querer empezar a resolver algunas cuentas pendientes con determinados grupos que han sufrido el menosprecio de las instituciones. Hay, en definitiva, una buena voluntad para establecer canales de convivencia y participación.

Nosotros y nosotras, la Plataforma Europea LGBTIQ Romaní, también hemos querido hacer visible la rica diversidad de la que goza el Pueblo Romaní y dejar constancia de nuestra Romipen (gitaneidad, sentido de pertenencia),  una diversidad que rompe con las imágenes estáticas y prejuiciosas que tanto los grupos intolerantes de la sociedad mayoritaria como las personas romanís apegadas a una “identidad de resistencia” tratan de imponer. Ambos grupos coinciden en negar la identidad a aquellos y aquellas que, perteneciendo a la Comunidad, escapan de sus conceptos rígidos.

En el caso de las conductas excluyentes en el seno de nuestras comunidades romanís, estas vienen más motivadas por una cuestión de prejuicios personales (homofobia, desconocimiento, motivos “religiosos”…) que por una cuestión de etnicidad,  aunque muchos y muchas  traten de camuflar y justificar estas conductas intolerantes y excluyentes bajo la patina de la “cultura”  y lo que según su concepto reaccionario es un “verdadero Romá” y en el caso de la sociedad mayoritaria, sus intolerantes, coinciden en esa visión recortada y obtusa, que deja una única vía al reconocimiento como parte del grupo, la de cumplir los estereotipos que se tienen sobre la cultura romaní, en caso contrario también te negarán la pertenencia a este grupo o te considerarán como “la regla que confirma la excepción”. Como vemos los intolerantes suelen coincidir aunque partan de puntos diferentes.

El 1er Encuentro LGBTIQ Romaní fue empoderador y motivador, además de ponernos a trabajar en red para seguir consiguiendo nuevos logros y lograr un estatus legal. Imagen: Gay Pride en Praga

El 1er Encuentro LGBTIQ Romaní fue empoderador y motivador, además de ponernos a trabajar en red para seguir consiguiendo nuevos logros y lograr un estatus legal.
Imagen: Gay Pride en Praga

Tampoco hemos recibido la atención y la solidaridad necesaria por parte de nuestros compañeros y compañeras LGBTIQ pertenecientes a la sociedad mayoritaria, en muchos casos se nos invisibiliza porque las identidades parecen ser compartimentos estancos y si uno es romaní es incompatible con el hecho de ser gay, discapacitado, musulmán, inmigrante… o bien, en ocasiones, sectores de estos grupos, utilizan a las personas LGBTIQ Romaní como armas para atacar al grupo Romá, reafirmando prejuicios y acusando a TODO el grupo de intolerante en el mejor de los casos cuando no se entra en un lenguaje colonizador y racista que habla de grupos primitivos, salvajes, subdesarrollados… categorizaciones todas ellas despectivas y etnocéntricas que buscan más atacar al grupo romaní que realmente establecer un cambio y una defensa de las personas LGBTIQ romanís.

Es por estas razones, entre otras, que la Plataforma Europea LGBTIQ Romaní, hasta el momento plataforma informal pero que busca constituirse legalmente en los próximos meses, decide crearse. Por ello realizamos el encuentro histórico de Praga para reflexionar sobre estas cuestiones y tener una voz propia que diera respuestas a estas carencias.

No hemos recibido la atención y la solidaridad necesaria por parte de nuestros compañeros y compañeras LGBTIQ pertenecientes a la sociedad mayoritaria, que en muchos casos nos invisibiliza.

No hemos recibido la atención y la solidaridad necesaria por parte de nuestros compañeros y compañeras LGBTIQ pertenecientes a la sociedad mayoritaria, que en muchos casos nos invisibiliza.

En este primer encuentro histórico, porque nunca antes se había realizado, nos encontramos personas Romá LGBTIQ de 12 países y en algunos casos incluso con asociaciones que, rompiendo el tabú,  han visto la luz y están desarrollando un trabajo excelente como es el caso de Ara Arts de Rep. Checa que además fue la anfitriona de este 1er Encuentro Europeo LGBTIQ Romaní, o la valiente organización de Mujeres Romanís Lesbianas que se ha creado en Serbia… este encuentro fue empoderador y motivador, además de ponernos a trabajar en red para seguir consiguiendo nuevos logros.

Fruto de estas reflexiones surge la DECLARACIÓN DE PRAGA que hoy queremos compartir con vosotros y vosotras. También os rogamos que hagáis difusión de esta Declaración. Esperamos ir sumando apoyos y sobretodo tenemos programadas varias actividades para seguir en nuestro proceso para adquirir un estatus legal y seguir aprendiendo y compartiendo con todos y todas.

————————————————————————————————————————————

Primera Conferencia Internacional LGBTIQ Romaní 

 

DECLARACIÓN DE PRAGA

 

13 – 14 DE AGOSTO DE 2015

 

Nosotros, los 28 representantes de asociaciones profesionales, organizaciones de la sociedad civil y del mundo universitario, Romá originarios de 12 países (Rep. Checa, Canadá/Francia/EEUU, Alemania, Hungría, Polonia, Rumanía, Serbia, Eslovaquia, España y Reino Unido) reunidos con ocasión de la Primera Conferencia Internacional LGBTIQ Romaní en Praga, República Checa, el 13 y 14 de agosto del año 2015, para debatir las realidades de la vida de los Romá LGTBIQ de toda Europa y el impacto de las legislaciones nacionales en nuestra vida cotidiana, hemos llegado a las siguientes conclusiones:

 

Nosotros y Nosotras

 

  1. Evidenciamos que las personas romanís de toda Europa se enfrentan a múltiples formas de exclusión y discriminación simultaneas por cuestiones de origen étnico, género, orientación sexual y/o identidad de género, cuestión que no se ha tenido nunca en cuenta por parte de la comunidad internacional activa en el terreno de los Derechos Humanos/Roma/LGBTIQ ;

 

  1. convenimos que es urgente abordar la situación de las personas LGBTIQ romanís que deben confrontarse, en la sociedad, a la violencia y en el seno de sus comunidades roma al ostracismo, a la discriminación de la mayoría así como a la exclusión por parte de las principales organizaciones LGBTIQ ;

 

  1. decidimos crear la primera Plataforma Europea LGBTIQ Romaní. Por esta razón demandamos el soporte del Consejo de Europa (en particular al Equipo de Apoyo del Representante Especial del Secretario General para las cuestiones Relativas a los Rroms, del Servicio de Juventud y de la Unidad “Orientación sexual e identidad de género”, instancia que, con anterioridad, han apoyado a los y las roma LGBTIQ trabajando con/ por ellas) y del Instituto Romaní Europeo en proceso de creación. La plataforma tendrá como misión la de promover y favorecer la cooperación a nivel internacional para así defender y garantizar los derechos LGBTIQ romanís, para conocer mejor y aceptar en la sociedad mayoritaria a las personas con orientaciones no heterosexuales y/o con identidades de género diferentes en el seno de las comunidades roma, así como en el conjunto de la sociedad ;

 

  1. acordamos sobre la urgencia de crear un mecanismo/programa de asistencia transnacional susceptible de cubrir una asistencia y un apoyo de tipo jurídico y otros con el fin de acometer de manera efectiva los crímenes de odio dirigidos a las personas Romá LGBTIQ. Se trataría principalmente de formar nuevos mediadores LGBTIQ Romanís a nivel local y de ampliar las competencias de los que ya existen para sensibilizar sobre las dificultades a las que deben hacer frente las personas LGBTIQ Romá, facilitar la comunicación y solucionar los problemas que corren el riesgo de convertirse en conflictos(1) ;

 

  1. destacamos la urgencia de formar a las fuerzas del orden y otros representantes de la ley, como los miembros del sistema de justicia penal, para poder mejorar su práctica en los casos con personas/ciudadanos-as de cultura romaní, de igual manera es necesario un protocolo para hacer frente a las discriminaciones múltiples y a los crímenes de odio contra los y las Romá LGBTIQ (especialmente a los crímenes de odio transfóbicos) ;

 

  1. nos comprometemos a poner en común nuestras informaciones y nuestra experiencia sobre la situación de las personas romanís LGBTIQ de toda Europa dentro del ámbito de la cooperación internacional con el objetivo de implicar, sobre la base de muestras de recomendaciones, las autoridades responsables y otros agentes interesados a nivel local, regional, nacional e internacional como el Consejo de Europa, la Comisión Europea, el grupo LGBT del Parlamento Europeo, la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa y las Naciones Unidas;

 

  1. alentamos a la Comisión Europea a velar por que las necesidades de las personas romanís LGBTIQ sean tenidas en cuenta en el derecho comunitario así como en las políticas nacionales y locales de inserción de los y las Romá, en particular en las Estrategias Nacionales para la Inclusión Social del Pueblo Romaní poniendo en marcha disposiciones y medidas explicitas (y susceptibles de ser evaluadas) para prevenir las múltiples discriminaciones, exclusiones y obstáculos a los que este grupo de personas deben hacer frente, combatirlos y remediarlos, dada su reciente comunicación dirigida a la lucha efectiva contra el antigitanismo y la romafobia, y castigar estos comportamientos (2) ;

 

  1. exhortamos a las organizaciones de Derechos Humanos como ERGO, ERI, ERRC, FERYP, ILGA-Europe, OSI y la red TERNYPE a reforzar su cooperación para conocer mejor la problemática y de afrontar las dificultades particulares a las que se enfrentan las personas Romá LGBTIQ, llevando adelante una acción de sensibilización proactiva dirigida a los responsables políticos.

 

1 El programa cubriría igualmente unos fondos de urgencia, un soporte promocional y una asistencia para la seguridad de los defensores de los derechos de las personas Romanís y a las organizaciones de la sociedad civil  que puedan recibir amenazas o ataques a causa de su acción en favor de los derechos de las personas LGBTIQ.

 

 

2  http://ec.europa.eu/transparency/regdoc/rep/1/2015/FR/1-2015-299-FR-F1-1.PDF

—————————————————————————————————————-

Para saber más, video en inglés:

EN EL DÍA INTERNACIONAL DEL PUEBLO ROMANÍ, UNA LLAMADA AL VALOR Y LA CLARIDAD

Zeljko Jovanovic es el autor de este artículo y es director del Roma Initiatives Office.

Zeljko Jovanovic es el autor de este artículo y es Director del Roma Initiatives Office.

Hace 45 años, el primer Congreso Mundial Romaní realizó un llamamiento a la autodeterminación y la unidad internacional, allanando el camino para la reivindicación de la Nación Romaní como una nación sin estado. Esta reclamación fue oficialmente realizada en el Vº Congreso Mundial Romaní en 2001, pero fue ampliamente ignorada por las autoridades políticas de manera que en los años posteriores la ambición del reconocimiento de una Nación Romaní se desvaneció.

El miedo y la confusión sobre lo que una Nación Romaní significaría contribuyó a que la propia idea desapareciese. Se produjo el temor de que la lealtad de los y las Romá de los diferentes países entrase en conflicto con la lealtad hacia el propio estado-nación, así como el miedo a que la idea del establecimiento de la Nación Romaní pudiera ser vista como una reivindicación territorial que llevaría al éxodo y al derramamiento de sangre. Del mismo modo generó confusión el hecho de que el reconocimiento de que esta pusiese en cuestión el estatus de ciudadanía que actualmente poseemos o nuestra condición de minoría nacional.

Este miedo y confusión se refleja todos los años el 8 de abril, cuando el Día Internacional del Pueblo Romaní se presenta como un conjunto de eventos inconsistentes. Hay eventos organizados por las instituciones y ongs que muestran el trabajo que han realizado en materia de pobreza, educación, empleo, y el modo en que usan los fondos de la UE para ayudar a los y las Romá; actos de conmemoración del Holocausto, a pesar de que disponemos de otras fechas dedicadas mantener vivo ese duelo; y eventos en los que celebramos nuestro arte, cultura e historia.

La celebración de estos eventos no tiene nada de malo y es mejor al menos tener eso que nada, sin embargo estos eventos no expresan adecuadamente el significado de la autodeterminación y de la unidad internacional que son el núcleo principal de la identidad política Romá que se estableció en el primer Congreso Mundial Romaní de 1971.

"Queremos que cada persona romaní se sienta protegida del mal trato y la violencia, y que tenga igualdad de oportunidades para desarrollarse y progresar sobre la base de su propio esfuerzo y méritos. En definitiva, queremos ser los que tomemos las decisiones sobre nuestra cultura e identidad y queremos ser respetados y tratados como iguales por la población mayoritaria".

“Queremos que cada persona romaní se sienta protegida del mal trato y la violencia, y que tenga igualdad de oportunidades para desarrollarse y progresar sobre la base de su propio esfuerzo y méritos. En definitiva, queremos ser los que tomemos las decisiones sobre nuestra cultura e identidad y queremos ser respetados y tratados como iguales por la población mayoritaria”.

El 8 de abril, tenemos que alzarnos con valor para afirmar que nosotros nos vemos a nosotros y nosotras mismas como miembros de un grupo exactamente igual de valioso como lo es la mayoría. Esto no significa que edulcoremos lo terrible de nuestro presente ni lo trágico de nuestro pasado. Todo lo contrario, esto significa ponerlos exactamente en el centro de nuestra lucha y abordarlos, no desde una posición de debilidad, apatía o desesperanza, sino desde un posicionamiento de dignidad, confianza y fuerza.

El 8 de abril, tenemos que decir claramente que nuestra identidad política va más allá de nuestra cultura y de los episodios históricos de antigitanismo que todos compartimos. Esos son nuestros puntos de partida, desde donde partimos en el pasado, pero no son nuestra causa. Con miras al futuro, nuestra identidad política debe basarse en nuestras aspiraciones comunes y nuestra fuerza colectiva. Ahí es donde está nuestra causa.

Nosotros tenemos claro cuales son nuestras aspiraciones. Queremos que cada persona romaní se sienta protegida del mal trato y la violencia, y que tenga igualdad de oportunidades para desarrollarse y progresar sobre la base de su propio esfuerzo y méritos. En definitiva, queremos ser los que tomemos las decisiones sobre nuestra cultura e identidad y queremos ser respetados y tratados como iguales por la población mayoritaria. El establecimiento del liderazgo romaní del European Roma Institute for Arts and Culture (Instituto Europeo Romaní para las Artes y la Cultura) es un logro político tangible de esta aspiración colectiva. No queremos nada más que otros pueblos o grupos, pero tampoco nada menos.

A pesar de que en ocasiones podamos tener posturas que entren en conflicto, con frecuencia hemos mostrado nuestra unidad política. Como cuando los y las romá de todas partes de Europa reaccionaron contra el desalojo forzoso de personas romanís en Francia y en Italia, cuando mujeres y activistas LGTB romá abogan en defensa de toda la comunidad o cuando romá cristianos defienden a los y las romá musulmanes retornados a Kosovo, en todos estos caso podemos ver este potencial. Hemos permanecido unidos desde hace décadas, ahora tenemos que hacerlo todavía más.

Definitivamente hoy tenemos más voces, más apoyo y más oportunidades para la sustentar la unidad internacional y clamar por la autodeterminación romaní tal como se demandaba en 1971. De la misma manera, tenemos también una mayor responsabilidad para hace del 8 de abril un día para el reconocimiento del progreso que hasta ahora hemos logrado. Este es el día en que discutimos nuestros próximos objetivos políticos con valor en nuestro corazón y claridad en nuestra mente.

Zeljko Jovanovic

Publicado originalmente en inglés en Voices, Open Society Foundation

Traducción: Cayetano Fernández

“Selma Selman estudiante de Bellas artes en New York: Estoy orgullosa de mi identidad romaní”

"Nunca he tenido mi propia casa, a parte de la que tiene mi familia en Bosnia. Mi cuerpo y mi alma no han pertenecido jamás a un sitio que fuera base para el resto de mi vida. No sé donde estaré mañana, pero de momento estoy aquí" Foto: Peter Rak, kultura

“Nunca he tenido mi propia casa, a parte de la que tiene mi familia en Bosnia. Mi cuerpo y mi alma no han pertenecido jamás a un sitio que fuera base para el resto de mi vida. No sé donde estaré mañana, pero de momento estoy aquí”            Foto: Peter Rak, kultura

La artista Selma Selman, originaria de Bihać, en Bosnia-Herzegovina vive en la actualidad en New York y estudia en la prestigiosa Universidad de Syracuse. Y es en esta ciudad donde acaba de inaugurar su primera exposición individual.

Selma Selman nació ne una familia Rom en 1991, en Bihać, donde siguió los cursos de la Escuela de Bellas Artes para de inmediato proseguir sus estudios en la Academia de Bellas Artes de Banja Luka (Bosnia), donde se diplomó en el año 2014.

Después de esto, postuló como candidata en diferentes lugares del mundo para obtener una beca para seguir un master dentro del terreno artístico, de entre las respuestas que recibió tomó la decisión de acudir al Universidad de Syracuse, una institución privada a traves de la cual ha conseguido una beca completa. Nos explica hasta que punto se halla feliz de esta oportunidad para estudiar en esta destacada facultad.

“Nunca he tenido mi propia casa, a parte de la que tiene mi familia en Bosnia. Mi cuerpo y mi alma no han pertenecido jamás a un sitio que fuera base para el resto de mi vida. No sé donde estaré mañana, pero de momento estoy aquí” nos cuenta a Klix.Ba.

Una de sus obras trata precisamente sobre la naturaleza “nómada” de los Roms y ella intenta darle vida a la bandera romaní.

Exhibition view, 3rd Project Biennial of Contemporary Art, D-O ARK Underground, Konjic, BiH

Exhibition view, 3rd Project Biennial of Contemporary Art, D-O ARK Underground, Konjic, BiH

Los Roms no tenemos un estado propio, nuestro estado es el mundo entero. La bandera romaní es horizontal y está compuesta de azul arriba y verde abajo, en el centro hay una rueda de color rojo. El azul simboliza el cielo, que es nuestro techo. El verde es el color de la tierra y nosotros estamos por todo el mundo. El rojo simboliza el movimiento y la lucha”.

Su primera exposición individual se inauguró en New York el 4 de marzo, en la Galería Dreamland de Buffalo, y se ha realizado con la conservadora Jasmina Tumbas.

“Esta exposición presenta un ciclo de trabajos sobre el tema de los conflictos generacionales, la supervivencia y los problemas con los que se encuentran las personas sin patria. Las obras están producidas con diferentes medias y ponen de manifiesto la problemática de las relaciones entre una madre y su hija”, explica Selma.

La inspiración de su obra es Marina Abramović, de la que dice haber aprendido mucho. Cada artista dispone de su propia definición de arte, y en sus ojos están los medios gracias a los cuales se expresa.

” Me siento viva siendo Selma, un ser humano que aprecia el arte. Lo que me da la fuerza para seguir adelante es el arte y el conocimiento. Mi arte es una especie de acto político puesto que no se circunscribe solo a cuestiones estéticas”

Su primera exposición individual se inauguró en New York el 4 de marzo, en la Galería Dreamland de Buffalo, y se ha realizado con la conservadora Jasmina Tumbas.

Su primera exposición individual se inauguró en New York el 4 de marzo, en la Galería Dreamland de Buffalo, y se ha realizado con la conservadora Jasmina Tumbas.

En sus obras, Selma procura luchar contra los prejuicios que existen contra la población romá y crear lugares de confrontación con los mismos.

Hablando con Selma, nos subraya hasta que punto fue difícil su infancia y nos comenta que en varias ocasiones se ha encontrado en situaciones muy difíciles en razón de su identidad como mujer romaní. Ha llegado el momento en el que ella ha aprendido a aceptarse.

“No he tenido nunca una sola identidad, nadie tiene una sola. Mi identidad está repleta de todo tipo de cajas. Si, estoy orgullosa de ser una mujer Rom. Y este orgullo consiste en aceptarme. La identidad romaní es como cualquier otra, la gente debería comprender que no somos personas para ser utilizadas como diversión”, explica Selma.

Añade que el problema de la discriminación, a pesar de que los Romá son la mayor minoría étnica de Europa, está siempre presente, así ocurre también en Bosnia-Herzegovina que es “un país magnífico, pero que también conoce lo que son los problemas y la incomprensión”

A la pregunta de como se vive en América y como se respeta la diversidad, nos responde : “América tiene una historia particular, es un país que ha sido creado por inmigrantes, de forma que aquí nada, o mejor dicho, todo es exótico”.

Articulo original: Klix.ba

Video presentación de la Exposición en la Galeria Dreamland en Buffalo

Sufrí amenazas de muerte por ser romaní y gay

"En mi adolescencia sentí mucho miedo de que alguien se diera cuenta de que era gay. Estaba petrificado ante la posibilidad de que alguien se enterara". John O'neill

“En mi adolescencia sentí mucho miedo de que alguien se diera cuenta de que era gay. Estaba petrificado ante la posibilidad de que alguien se enterara”.                                             John O’neill

Vivimos tiempos brillantes, pero también sabemos que vivir acorde con nuestra sexualidad puede ser todavía difícil, incluso en este momento. Imagine que vive en una comunidad donde el ser gay no fuera aceptado, conoce a John O’neill, los primeros años de su vida los pasó en un campamento romaní, Aquí comparte con nosotros su salida del armario y el miedo al rechazo por su orientación sexual.

John, háblame sobre lo que significa crecer en una comunidad romaní

Hay un sentido de la libertad que acompaña al estilo de vida. Libertad para explorar el mundo, viajar y ver más cosas que la mayoría de la gente.

¿Le gustaba ese estilo de vida? ¿Qué tenía de positivo y de negativo?

Disfruté mucho de este estilo de vida al lado de nuestra comunidad. Como la mayoría de los niños me gustaba estar fuera, salir a pescar, jugar en el campo por lo que fue muy emocionante. Los aspectos negativos fueron apareciendo a medida que crecía, mis ojos se fueron abriendo al mundo a medida que desarrollaba mi sexualidad. Como en cualquier comunidad cerrada la individualidad no está muy bien vista a menudo.

¿Cuándo empezaste a darte cuenta, en groso modo, que eras gay?

Bueno, cuando tenía alrededor de seis años tenía algo parecido a un novio. No estábamos enamorados ni nada de eso, simplemente nos gustaba jugar a los médicos y cosas así. Teníamos la costumbre de quedar en el campo y besarnos. Recuerdo que mi madre nos encontró una vez besándonos, me dio un cachete y me ordenó entrar para adentro. No creo que fuera homófoba, sencillamente le chocó, otro aspecto de mi vida además de mi “novio”, me gustaba vestirme con la ropa de mi hermana y cantar “Part of your world” de La Sirenita… ¡¡ no he hecho esto nunca más!! considero que fue solo una fase que pasé tratando de hallar mi identidad en una casa en la que crecí con cuatro hermanas.

Algunos Romá están muy apegados a las viejas tradiciones y para ellos un hombre ha de ser hombre, ganarse el pan, ser marido, padre y heterosexual.

Algunos Romá están muy apegados a las viejas tradiciones y para ellos un hombre ha de ser hombre, ganarse el pan, ser marido, padre y heterosexual.

¿Cómo lidiaste con estos sentimientos que empezaron a manifestarse?

En mi adolescencia sentí mucho miedo de que alguien se diera cuenta de que era gay. Estaba petrificado ante la posibilidad de que alguien se enterara. Siempre escuché historias sobre hombres que eran golpeados e incluso asesinados al ser descubiertos teniendo relaciones con otros hombres.

Entonces, ¿Ser gay está mal visto por la comunidad?

Algunos Romá están muy apegados a las viejas tradiciones y para ellos un hombre ha de ser hombre, ganarse el pan, ser marido, padre y heterosexual. La religión guarda también una gran importancia en la comunidad romaní. Esto provoca el rechazo de cualquier persona LGTB viendo en ellos un pecado contra Dios.

¿Fuiste capaz de compartir lo que sentías con alguien?

Al principio no tuve a nadie con quien hablar, me sentí muy aislado. La primera persona con la que hablé de esto fue con mi hermana, se lo dije en vísperas de Año Nuevo, lloramos mucho. Me había quitado un gran peso de encima al abrirme a ella. Lo curioso es, sin embargo, que unos años más tarde fue ella la que se abrió a mí para confesarme que era lesbiana, así que esto debe ser algo de familia ¿no? jajajajajaja…

Entonces… ¿Qué hiciste? ¿Lo mantuviste en secreto? ¿nadie sospechó nada?

Viví con esto cada día, miraba porno por internet y ejercía mi sexualidad como cualquier otro joven de mi edad, pero en secreto. Recuerdo que usaba la wifi de mis vecinos de enfrente para descargar porno y un día llamó a la puerta para preguntar si estábamos usando su conexión, me quedé petrificado pensando que habría visto lo que estuve mirando y que iba a contárselo todo a mi familia. Me rio cuando me acuerdo porque ahora sé cómo funciona la WiFi pero recuerdo estar muy asustado.

Cuando la segunda de mis hermanas mayores lo supo me dijo "Tienes que casarte con una muchacha Romá y dejar lo de hacer el amor con hombres a un lado, eso es lo que deben hacer los hombres Romá"

Cuando la segunda de mis hermanas mayores lo supo me dijo “Tienes que casarte con una muchacha Romá y dejar lo de hacer el amor con hombres a un lado, eso es lo que deben hacer los hombres Romá”

¿Cuando fue tu primer beso, la primera vez que hiciste el amor con un chico?

Aunque ya experimenté esto cuando era un niño, como adulto fue con mi primer novio serio, yo tenía 18 años y él unos veintipocos, era romaní.

¿Fue como imaginaste que sería?

Si, y no. Disfruté con esto, pero no pensé o caí en la cuenta, cuando acabé y paramos, de que habría tanto “desastre” después. Aún me acuerdo riéndome de mi mismo mientras me aseaba en el fregadero del baño con un inodoro roto. Después de esto he aprendido mucho sobre baños de asiento.

¿Te sentiste culpable, te pareció que hiciste algo malo?

Ni por un segundo, me encantó. pero para mí era todavía un tabú por lo que me di mucha prisa al hacerlo en la parte de atrás de la furgoneta de este chico. Ahora que lo pienso, ¿porqué no nos iríamos a un hotel?

¿A quién se lo contaste por primera vez?

A mi hermana, pero cuando salí de verdad fue en la víspera de Año Nuevo (¡empezamos el año con traca eh!). Después se lo conté a dos de mis hermanas mayores, a mi hermano pequeño y a mis padres se lo conté más tarde.

¿Cuál fue la reacción?

Mi madre no se lo tomó bien al principio, se la pasó llorando durante días y meses. Me dijo que siempre lo supo, con honestidad creo que esto pasa con la mayoría de los padres y madres. Mis hermanas y mi hermano también me dijeron que lo sabían. Pero cuando la segunda de mis hermanas mayores lo supo me dijo “Tienes que casarte con una muchacha Romá y dejar lo de hacer el amor con hombres a un lado, eso es lo que deben hacer los hombres Romá”

¡¿De verdad?!

Me quedé en shock… ¿cómo puede nadie pedirle a su hermano pequeño que viva en esa gran mentira?

Tened cuidado, tratad de ser vosotros mismos, no permitáis que nadie os diga como debéis vivir vuestra vida. Si los Romá que te rodean son homófobos, yo les aconsejo que se alejen y que cambien de compañías o crecerán odiándose a sí mismos.

Tened cuidado, tratad de ser vosotros mismos, no permitáis que nadie os diga como debéis vivir vuestra vida. Si los Romá que te rodean son homófobos, yo les aconsejo que se alejen y que cambien de compañías o crecerán odiándose a sí mismos.

y, ¿Cómo se lo tomó tu padre?

¿Sabes qué? lo increíble es que fue el que mejor se lo tomó de todos, teniendo en cuenta que era el que venía de la parte luchadora de la familia yo me veía como un hombre muerto, pero no, fue más protector que otra cosa.

Eso es maravilloso, ¿qué pasó con tu vida después de esto? ¿te aceptó la comunidad?

Se creó una enorme división. Los que pensaba que se lo tomarían bien no lo hicieron y los que pensaba que me odiarían para toda la vida tampoco. He recibido amenazas de muerte y mensajes homófobos en las redes sociales por parte de algunas personas que usan esto para echarme mierda encima, lo que me resulta muy triste. También he recibido un gran apoyo de los verdaderos amigos y familia.

Ahora estás enamorado de tu novio Jasón ¿Cómo acabasteis juntos?

Empezamos hablando en las redes sociales, lo que más me gustó, después de tanto desastre, fue que en nuestros mensajes no hablamos nunca de sexo. Recuerdo que la primera vez que hablé con él nos intercambiamos los números de teléfono. Lo llamé y estuvimos hablando hasta el amanecer. Al día siguiente organizamos una cita. Me atreví a pedirle que me besara y Jasón, muy seguro, me respondió “No beso a nadie a no ser que salga con ellos” entonces le respondí inmediatamente “¿Entonces vas a salir conmigo?” y él me respondió “Si” y estamos juntos desde entonces. ¿Esto es para siempre? lo amo. Me gustaría pensar que si es para siempre.

Tened cuidado al tener relaciones sexuales, que usen siempre protección y que no vean el hecho de ser homosexual como algo negativo porque no lo es. Salid del armario cuando estéis preparados pero no uses a nadie para cubrirte y no te obligues a vivir una mentira.

Tened cuidado al tener relaciones sexuales, que usen siempre protección y que no vean el hecho de ser homosexual como algo negativo porque no lo es. Salid del armario cuando estéis preparados pero no uses a nadie para cubrirte y no te obligues a vivir una mentira.

Genial… ¿Tienes buena relación con tu familia?

Mi hermana lesbiana y yo somos los mejores amigos, también tengo una relación muy cercana con mi hermano pequeño y una de mis hermanas mayores a la que adoro y con la que podría pasarme todo el día hablando. Intento estar siempre cerca de la familia, pero me es difícil seguirles la pista porque siempre están moviéndose de un lugar para otro.

¿Qué consejo le darías a otros chicos que estén en tu situación?

Tened cuidado, tratad de ser vosotros mismos, no permitáis que nadie os diga como debéis vivir vuestra vida. Si los Romá que te rodean son homófobos, yo les aconsejo que se alejen y que cambien de compañías o crecerán odiándose a sí mismos. Tened cuidado al tener relaciones sexuales, que usen siempre protección y que no vean el hecho de ser homosexual como algo negativo porque no lo es. Salid del armario cuando estéis preparados pero no uses a nadie para cubrirte y no te obligues a vivir una mentira.

Fuente al artículo original en inglés: Guys Like U

¿Porqué migran los Rroms de Rumanía?

El término nómada no puede atribuirse a los romanís que se desplazan no por decisión propia sino debido sobre todo al rechazo y las persecuciones, debemos, por tanto, hablar de una población en movilidad. @Rolf Bauerdick

El término nómada no puede atribuirse a los romanís que se desplazan no por decisión propia sino debido sobre todo al rechazo y las persecuciones, debemos, por tanto, hablar de una población en movilidad.
@Rolf Bauerdick

La historia de la población romaní de Rumanía viene marcada por el esclavismo al que fue sometido este pueblo y que dividió a esta comunidad entre los mal llamados “nómadas” y sedentarios. El término nómada no puede atribuirse a los romanís que se desplazan no por decisión propia sino debido sobre todo al rechazo y las persecuciones, debemos, por tanto, hablar de una población en movilidad.

Durante el tiempo que duró la esclavitud de los Romá en Rumanía, unos 200 años, estos eran obligados a trabajar la tierra pudiendo ser castigados hasta la muerta según capricho de su amo. En 1835 se podía leer en los Reglamentos Orgánicos de Moldavia y Valaquia que “no eran hombres sino personas que dependían de otras, con su patrimonio y su familia”. Los matrimonios mixtos estaban estrictamente prohibidos.

Los Romá no recibían ningún salario, y por todo alimento, sólo tenían derecho a un trozo de mamaliga, papilla de maíz con algunos granos de girasol. Se les azotaba desnudos y se les ataban al cuello garfios de hierro para no dejarles dormir y castigarlos.

El escritor romaní Mateo Maximoff describe en su obra “Le Prix de la Liberté”, los mercados de esclavos romanís, lugares donde presentados sobre un estrado, eran vendidos en subasta, por grupos o por familias enteras. Además existían presidios donde los gitanos, culpables de rebelión o desobediencia, hasta de simples faltas, trabajaban como lavadores de oro en los campamentos situados al pie de las montañas. Con el fin de que no intentaran escapar, se les obligaba a permanecer completamente desnudos todo el día en el agua helada de los torrentes. Dormían en miserables barracas de madera, jamás calentadas, y los latigazos llovían sobre las espaldas de los que sobrevivían a aquel régimen similar al de un campo de concentración.

El escritor romaní Mateo Maximoff describe en su obra "Le Prix de la Liberté", los mercados de esclavos romanís, lugares donde presentados sobre un estrado, eran vendidos en subasta, por grupos o por familias enteras. @Charlie Abad

El escritor romaní Mateo Maximoff describe en su obra “Le Prix de la Liberté”, los mercados de esclavos romanís, lugares donde presentados sobre un estrado, eran vendidos en subasta, por grupos o por familias enteras.
@Charlie Abad

La existencia de mercados de esclavos está muy documentada y algunos esclavos romanís, los llamados skopici, eran castrados para que sirvieran como cocheros de las damas rumanas de buena familia sin que entrañaran riesgos para su “respetado” marido.

Solo aquellos que consiguieron huir hacia los bosques pudieron mantener su lengua, sus tradiciones y sus oficios, aunque condenados a vivir en la clandestinidad y continua movilidad.

Estos grupos, que vivieron proscritos en los bosques de difícil acceso que existen entre Hungría y Rumanía, vivían atrincherados en medio de aquella selva. No corrían gran riesgo porque los soldados rumanos no tenían ningún interés en aventurarse en aquellos parajes donde no habitaba nadie. Sólo cuando bajaban hacia la llanura para recoger las provisiones, tropezaban, de vez en cuando, con las tropas gubernamentales. Como consecuencia de aquellas escaramuzas, quedaban buen número de muertos sobre el terreno, tanto de una parte como de otra. Refugiados en las cavernas de las cuales habían expulsado a los osos, los romás eran también víctimas del frío, en una región con un clima extraordinariamente rudo. El escorbuto diezmaba sus filas. Pero algunas veces se veían ayudados y aprovisionados por campesinos o leñadores hostiles al régimen de opresión, o cuidados por curanderos benévolos.

La suerte de aquellos que fueron sedentarizados fue la adaptación a la vida rural que dio lugar a pueblos enteros de población casi exclusivamente romaní.

Anuncio de una venta de esclavos gitanos en Valaquia el 8 de mayo de 1852: 18 hombres, 10 niños, 7 mujeres y 3 niñas, in conditie fina (‘en buena condición’).

Anuncio de una venta de esclavos gitanos en Valaquia el 8 de mayo de 1852: 18 hombres, 10 niños, 7 mujeres y 3 niñas, in conditie fina (‘en buena condición’).

El proceso de abolición de la esclavitud romaní comenzó con la liberación de los esclavos pertenecientes al estado, a los que les siguió la Iglesia Ortodoxa en 1855 liberando a sus propios esclavos, alrededor de 200.000. La esclavitud romaní en Rumanía acaba oficialmenteel 20 de febrero del año 1856 que se publicó el edicto de liberación, aunque de facto se mantuvo, en algunos casos, hasta bastantes años después.

Este cambio de status forma parte de las negociaciones del fin de la Guerra de Crimea. Fue una de las cláusulas por las que Inglaterra y Francia reconocen la unión de los dos principados rumanos de Valaquia y Moldavia.
Sirva como apunte que en septiembre de 2010, el Senado rumano rechazó la propuesta de convertir la liberación de los esclavos romanís en una fiesta nacional.

Con el fin de la esclavitud numerosos grupos se dispersaron por Europa, llegando incluso a España, asentándose en pequeños grupos y dedicándose sobre todo a espectáculos callejeros. Los kalés llamaron a estos grupos, los “húngaros”, aunque así se denominaba a cualquier grupo romaní de origen extranjero que llegara a España, fuera o no de Hungría.
La llegada de la Segunda Guerra Mundial y el nazismo, con el que Rumanía se alió, trajo consigo el exterminio considerable de la población romaní y judía.

Los nazis consideraban a los roma “inferiores racialmente” y el destino de los roma en algún sentido era paralelo al de los judíos. Los roma estaban sujetos a encarcelación , trabajos forzados, y masacre. También estaban sujetos a deportación a los campos de exterminio.

Los nazis esterilizaron y castraron a los gitanos en los campos de concentración y exterminio de Dachau y Sachsenhausen. En Buchenwald, en enero de 1940, 250 niños fueron usados para realizar experimentos médicos de resistencia al dolor hasta la muerte. Los Einsatzgruppen (equipos móviles de matanza) mataron a decenas de miles de roma en los territorios orientales ocupados por los alemanes.

Los rumanos no pusieron en práctica una política sistemática de exterminio de los roma. No obstante, en 1941 entre 20.000 y 26.000 roma del área de Bucarest fueron deportados a Transnistria, en la Ucrania ocupada por los rumanos, donde miles murieron de enfermedades, inanición y el tratamiento brutal.

Romaníes (gitanos) en frente de sus carpas. Rumania, 1936-1940. (Número de inventario del Bundesarchiv: 146-2001-16-20A).

Romaníes en frente de sus carpas.             Rumania, 1936-1940.                                     (Número de inventario del Bundesarchiv: 146-2001-16-20A).

La acusación que pesaba sobre los Romá de “contaminar la sociedad” provocó la deportación de cerca de 30.000 Rroms rumanos durante la Segunda Guerra Mundial. Los susodichos Rroms “nómadas” rumanos fueron deportados colectivamente mientras que los sedentarios lo eran de manera individual.

Con el fin de la guerra y la expansión del comunismo en los años 50 a varios países de Europa del Este, entre ellos también Rumanía. Estos regímenes propusieron asimilarlos, “humanizarlos”, hacer de ellos “un nuevo ser socialista”. En el periodo comunista empieza también un periodo de sedentarización. El dictador Nicolae Ceaucescu puso freno a los carromatos, reforzó los tenebrosos orfanatos que funcionaban desde la época de la monarquía, y en ellos encerró a miles de niños rom. La mayoría de los Romá fueron asimilados en el sector de la industria, la agricultura y los servicios.

La educación obligatoria y la alfabetización formaron parte también de la tónica de este periodo, esta circunstancia provoca una curiosa paradoja en la actualidad y es que nos encontramos con que los “abuelos” de la actual generación de jóvenes tiene una mayor instrucción que sus nietos.

En Rumanía, los Rroms itinerantes consiguieron mantener una cierta autonomía en el periodo comunista. Muchos de ellos han conservado sus prácticas de clan, el contexto de los intercambios familiares, así como los oficios y nombres tradicionales.

Aunque la igualdad formal estaba garantizada para todos los ciudadanos, muchos roma permanecieron en una situación social más precaria y situaciones severas de pobreza se agudizaron durante los años setenta. El carácter ultranacionalista que Nicolae Ceaucescu adoptó durante su mandato amenazaba el estatus de las minorías sobre las que pesaba la sospecha de deslealtad al proyecto socialista. Los roma, en particular, eran vistos como un obstáculo para la modernización de Rumania.

A pesar de la asimilación y las grandes dificultades durante el régimen comunista son bastantes quienes recuerdan que en esa época al menos tenían un techo y trabajo mientras que en la actualidad muchas familias carecen de lo mínimo, viviendo en condiciones de extrema pobreza.

La caída del comunismo intensifica las diferencias y aumenta la tensión entre la población romaní y la rumana.

Brutales Pogroms inauguran los años 90, por desgracia 20 años después se suceden en toda Europa. En la foto un niño roma de Rumanñía ve como queman su casa en el asentamiento de Butmir (Sarajevo) @epa/str

Brutales Pogroms inauguran los años 90, por desgracia 20 años después se suceden en toda Europa.
En la foto un niño roma de Rumanía ve como queman su casa en el asentamiento de Butmir (Sarajevo)
@epa/str

Los años 90 en Rumanía están marcados por los Pogromos a los barrios romanís (linchamiento multitudinario, espontáneo o premeditado, de un grupo particular, étnico, religioso u otro, acompañado de la destrucción o el expolio de sus bienes (casas, tiendas, centros religiosos, etcétera). Estos actos provocan que Rumanía entre en la lista negra de la Organización para la Seguridad y la Cooperación.

Que decir tiene que las personas de etnia romaní que sufrieron estos ataques fueron ignoradas por la justicia y nunca se les concedió ningún tipo de compensación por estos salvajes atropellos. Las indiscriminadas redadas policiales, las frecuentes torturas y malos tratos en las comisarías, las escasas o nulas garantías procesales son hechos que, o no se han investigado, o se ha hecho de forma tan irregular que han convertido todos estos atropellos en actos impunes.

Muchos Romá fueron asesinados o gravemente heridos por disparos de la policía que, sujeta a un sistema de jurisdicción militar, fue dando por cerrado cada caso con el resultado final de impunidad a los culpables.

Estos pogromos, exponente superlativo de la romafobia y los profundos sentimientos anti-romanís que alberga la sociedad rumana, así como la propia situación socio-económica de Rumanía, nos darán las claves del porqué de las migraciones romanís provenientes de este país.

Es en este momento cuando se producen las primeras migraciones que se realizan en calidad de refugiados, después de la revolución del 89 huyendo de los pogromos y la discriminación. Se dirigen principalmente a Alemania, Austria, Francia, Italia… también llegan las primeras expulsiones en el Estado alemán.

El tratamiento recibido en Alemania por parte de algunos grupos de la sociedad y el gobierno fue hostil. También se produjeron violentos brotes racistas. Finalmente se firmó un acuerdo en 1993, entre los gobiernos rumano y alemán para retornar a 50.000 ciudadanos rumanos que fueron expulsados de Alemania en trenes enteros y el Estado rumano cobró el equivalente a unos cien euros por cabeza por “recuperar” a sus antiguos súbditos escapados. Cinco semanas después de la firma de este acuerdo el parlamento alemán aprobó una nueva legislación que hizo más difícil a los solicitantes de asilo entrar en el país.

La situación económica de Rumanía pasa por duros momentos, primero con la reestructuración consiguiente a la caída del régimen comunista y la privatización de las empresas que acentúa la distancia entre los salarios y el precio de los recursos, por poner un ejemplo, en 2005 los precios eran parecidos a los que se manejaban en España pero los salarios unas diez veces inferiores.

Los rumanos, en general, apenas aparecían en las estadísticas de inmigración en España en el año 2000, pero desde entonces han sido el colectivo inmigrado que mayor crecimiento ha tenido. En enero de 2007 se había convertido ya en el segundo en importancia numérica (tras el marroquí). La intensidad de ese flujo migratorio tiene que ver tanto con lo sucedido en Rumania desde mediados de los noventa, como con las características del mercado laboral español.

La violación continua de los Derechos de las personas romanís ha supuesto una advertencia general desde diferentes Ong's e instituciones europeas de defensa de los Derechos Humanos.

La violación continua de los Derechos de las personas romanís ha supuesto una advertencia general desde diferentes Ong’s e instituciones europeas de defensa de los Derechos Humanos.

Con la adhesión de Rumanía a la UE en enero de 2007, aparece la libertad de circulación en el interior de la Unión, muchos rumanos han aprovechado para trabajar, estudiar o tomar sus vacaciones por toda la UE. Si hablamos en particular de los Romá rumanos, los que han aprovechado mejor esta oportunidad han sido los grupos itinerantes, los llamados “nómadas”; poseían la experiencia de la deportación y de viajar. Estaban mejor preparados para este tipo de aventura que los Rroms sedentarios.

Desde al año 2007 los ciudadanos rumanos pueden viajar libremente por el espacio europeo dada su pertenencia a la UE, sin embargo, varios países, entre ellos España, deciden aplicar una moratoria de dos años para las cuestiones relativas a lo laboral. Estas medidas se toman en España sobre todo por la presión de los sindicatos que querían evitar que “vinieran en masa” pero lo único que se consiguió fue que la situación de irregularidad laboral y la economía sumergida se prolongaran. Esta moratoria resulta inútil desde su nacimiento porque nadie puede evitar, por normativa comunitaria, que puedan venir al país.

En general se crea un clima político de alarma que hace referencia a la “amenaza gitana”. Los casos más visibles mediáticamente han sido los dispositivos de anti-inmigración romaní desplegados por Francia e Italia, los cuales incluyen sistemas de vigilancia policial especiales para inmigrantes romá, y en última instancia, protocolos especiales para ejecutar desplazamientos forzosos y deportaciones en masa.

Siempre que se habla de migraciones tendemos a buscar su motivación en cuestiones económicas, y si bien es cierto que esta es la razón más perceptible, no podemos olvidarnos de las circunstancias que conducen a esta situación de pobreza.
La violación continua de los Derechos de las personas romanís ha supuesto una advertencia general desde diferentes Ong’s e instituciones europeas de defensa de los Derechos Humanos. También son víctimas del discurso de odio político, no solo en los grupos de extrema derecha sino también en ocasiones por parte del Gobierno como cuando el presidente, Traian Basescu, llamó “gitana asquerosa” a una periodista de origen romaní.

En la ciudad rumana de Baia Mare se contruyó un muro que separa la población romaní. Para evitar la demolición de este muro el alcalde hizo que se pintara por artistas locales, al quedar sujeto a derechos de autor no puede ser destruido. @Rares Moise/Adevarul

En la ciudad rumana de Baia Mare se contruyó un muro que separa la población romaní. Para evitar la demolición de este muro el alcalde hizo que se pintara por artistas locales, al quedar sujeto a derechos de autor no puede ser destruido.
@Rares Moise/Adevarul

La discriminación, el hostigamiento, la violencia y la segregación impide que puedan sentirse ciudadanos de pleno derecho en los países en los que viven lo que impide el participar en la vida de la sociedad mayoritaria y por consiguiente establecer sentimientos de pertenencia a la sociedad o al territorio.

La migración no es, pues, un fenómeno cultural o una forma de vida sino la única salida que le queda a una comunidad sin ilusiones ni futuro e instalada irremisiblemente en la marginalidad social más extrema.

La gran mayoría de los inmigrantes romanís en Europa occidental viven en condiciones de precariedad e insalubridad intolerables y cada vez son más numerosas, violentas y traumáticas las expulsiones que se están llevando a cabo. Dice Claude Moncorgé, Presidente de Médicos del Mundo en Francia, que “en vez de declararle la guerra a la pobreza se hace la guerra a los pobres”.