Archive for the ‘Uncategorized’ Category

Por un activismo LGBTIQ Romaní interseccional, inclusivo y descolonizado

* Este artículo fue texto base para la discusión en Kale Amenge – Seminario Amari Goli, Amaro Tehara que se celebró en Madrid el 14 de Enero de 2017 en la Mesa “Crítica Romaní a la colonización de las identidades LGTBIQ”
A pesar de que hago referencia al movimiento LGBTIQ para poder referirme de alguna manera a esta parte de la diversidad romaní (ververipen), en realidad preferiría usar el término de sexualidades disidentes.

A pesar de que hago referencia al movimiento LGBTIQ para poder referirme de alguna manera a esta parte de la diversidad romaní (ververipen), en realidad preferiría usar el término de sexualidades disidentes.

Abordar la cuestión de las sexualidades disidentes dentro del contexto romaní entraña una dificultad elevada dado que no existe un modelo de referencia anterior ni tampoco materiales propios de análisis, obligándonos a recurrir a adaptaciones de lo que otras minorías han hecho.

Hablando del activismo romaní, en general, desde diferentes espacios se pretende hacer un calco de lo que sucedió con la lucha por los derechos civiles de las personas afroamericanas que es, sin duda, un referente en lo que se refiere a conquistas ciudadanas a través de la oposición pacífica y constante a un sistema injusto. Sin embargo, el intentar forzar, exportar y aplicar plantillas mágicas o percibirlas como panaceas de lo social puede suponer, como poco, un ejercicio de alto riesgo.

No existe una única solución aplicable a cualquier colectivo o comunidad, este planteamiento pecaría de excesiva simplificación y obviaría las especificidades propias del grupo que hacen referencia a su contexto, historia y dinámicas que genera la propia idiosincrasia del mismo. De igual manera considero, también, que es necesario crear una epistemología romaní en lugar de hacernos pasar por el paradigma de otras minorías.

A pesar de que hago referencia al movimiento LGBTIQ para poder denominar de alguna manera a esta parte de la diversidad romaní (ververipen), en realidad preferiría usar el término de sexualidades disidentes. Estoy muy de acuerdo con lo que el activista Lgbtiq romaní Iñaki Vázquez señala en su artículo “Mecanismos de la colonialidad con la sexualidad disidente” (descargar mecanismos-de-la-colonialidad):

“La sexualidad inherente al ser humano es más amplia y fluida que lo que muestran las siglas que componen el acrónimo LGTBIQ. Además, a medida que van pasando los años, vamos cambiando esas siglas, como si cada vez que añadimos una “letra” contemplásemos más diversidad.

Desde mi punto de vista se puede aceptar como una nomenclatura desde el punto de vista político, como una posición desde la que reivindicar, pero no como una terminología que defina a un grupo de personas de manera inequívoca y universal. La aceptación de este tipo de terminología, muchas veces procedente de la parte mas represora de la medicina occidental desde finales del siglo XIX, también responde a la necesidad del sistema hegemónico de categorizar, etiquetar y clasificar a las personas y a los grupos humanos, para tenerlos bajo un control estático, permanente y previsible.

En cierta manera es una forma de definir la disidencia sexual desde un visión muy blanca”.

Por otro lado, no encontrarán en este texto la palabra “gitano” ni sus derivadas.

Resultaría harto contradictorio hacer uso de este término colonial haciendo referencia a la totalidad de la población romaní cuando el objeto es el de crear discursos descolonizados. La palabra “gitano” es utilizada de manera despectiva en la práctica totalidad de lenguas además de no formar parte de la autodenominación propia y proveniente del romanó. La lucha de muchas personas activistas romanís en Europa consiste precisamente en conseguir que esta palabra entre en desuso.

Entiendo el uso en el territorio español porque los propios kalés han hecho suyo este término pero no conviene caer en localismos cuando nos referimos a los más de doce millones de personas que conforman el Pueblo Romá, de ahí que tampoco utilice, y además tenga una posición militante y contraria, la palabra “gitanofobia”, en contraposición al término oficial romafobia. Palabro que parece querer ponerse de “moda” en España desde diferentes instancias.

Me resulta una muestra de paternalismo colonialista que se intenta justificar a través de la excusa de la “comprensión del término” mientras usamos palabras como aporofobia (a nadie se le ocurriría decir “pobrefobia”) y otras que, en principio, no son para nada usuales, pero que los colectivos por una cuestión de posicionamiento y de simbolismo reclaman en su uso correcto, como la palabra lgbtfobia, sin ir más lejos. Por la misma razón no estoy a favor del término oficial “antigitanismo” y suelo utilizar la denominación “racismo anti-romaní” que se comprende a la perfección y no entra en conflicto.

Romafobia y racismo anti-romaní actual

Nos enfrentamos a una época de clara recesión donde el populismo, los fanatismos y la extrema derecha están avanzando a grandes pasos.

Nos enfrentamos a una época de clara recesión donde el populismo, los fanatismos y la extrema derecha están avanzando a grandes pasos.

Una vez finalizada la II Guerra Mundial y con la creación de diferentes instituciones internacionales que aseguraran la paz planetaria y velaran por el cumplimiento de los Derechos Humanos, después de haber vivido el Samudaripen, creímos y nos convencimos de que ese periodo terrible de nuestra historia más reciente sería detestado y desterrado para que nunca más se pudiera repetir.

Nos enfrentamos, sin embargo, a una época de clara recesión donde el populismo, los fanatismos y la extrema derecha están avanzando a grandes pasos. Estas formaciones han obtenido, en más ocasiones de las que esperamos, representación política en el Parlamento Europeo. Esta circunstancia permite que estos partidos intolerantes obtengan subvenciones desde fondos europeos para su funcionamiento y una mayor capacidad de influencia en las políticas que se desarrollan a este nivel y que luego deberan armonizar los diferentes países que conforman la U.E.

Estos partidos que promueven la exclusión y la intolerancia están obteniendo puestos muy destacados en los gobiernos de sus respectivos países gracias precisamente a estos discursos contrarios al respeto de la diversidad. Su aparición y auge en el ámbito político del poder ha provocado que muchos partidos denominados “democráticos” quieran aprovechar el “tirón” y en lugar de oponerse de manera frontal a la intolerancia coqueteen con estos partidos y este tipo de discursos, restándoles importancia, justificándolos de manera más o menos directa, mirando hacia otro lado, logrando que el discurso ultra penetre en la sociedad y se normalice.

Este ambiente de permisividad provoca una grave factura social que se refleja en un aumento del rechazo social, el hostigamiento, la criminalización del grupo, el aumento de los delitos de odio y la proliferación de comentarios de odio en el ciberespacio.

Durante este proceso de rechazo al grupo humano se le “cosifica”, se deja de percibir como humano, se le hace culpable de la situación de pobreza y exclusión de la que es víctima y deja de ser percibido como un grupo étnico con su historia, lengua, tradiciones, costumbres y dinámicas propias, para ser catalogado única y exclusivamente como una lacra social y un problema con el que acabar.

De este concepto al exterminio, la eugenesia, el genocidio, restan no demasiados pasos, no en vano se han venido practicando hasta fechas muy recientes esterilizaciones forzosas de mujeres romanís y no dudo de que se sigan practicando en nuestros días.

Consecuencias generales de la romafobia y el racismo anti-romaní para la población Romá

La romafobia y el racismo anti-romaní afecta no solo en la percepción de lo romaní que se tiene desde la sociedad mayoritaria sino que también afecta a la autoimagen y percepción que tienen de sí mismas las personas romanís. Foto: Comunidad Romaní-Antofagasta (Chile) @Carlos Cerulla

La romafobia y el racismo anti-romaní afecta no solo en la percepción de lo romaní que se tiene desde la sociedad mayoritaria sino que también afecta a la autoimagen y percepción que tienen de sí mismas las personas romanís.
Foto: Comunidad Romaní-Antofagasta (Chile) @Carlos Cerulla

La herencia de siglos de romafobia y racismo anti-romaní (antigitanismo, término oficial) es difícil de borrar de nuestras sociedades, y sí, hablo de nuestras sociedades porque formamos parte de ellas como ciudadanos y ciudadanas, a pesar de que nuestras capacidades de influencia sean mínimas y se nos observe como elementos extraños a domesticar, de ser los “salvajes”, “los otros”, y que pretendan encerrarnos en la “reserva”, el gueto.

Estas formas concretas de intolerancia tienen efectos más allá de los que se observan a simple vista y no solo en la percepción de lo romaní que se tiene desde la sociedad mayoritaria sino que también afecta a la autoimagen y percepción que tienen de sí mismas las personas romanís.

El pueblo Romá ha tenido que luchar sin cuartel contra la asimilación y la extinción lo que ha tenido como consecuencia un proceso que no tiene nada de excepcional y que se estudia en sociología.

El ataque continuado y denigrante al que nos somete la sociedad mayoritaria provoca una reacción de defensa del grupo que se cierra sobre si mismo, reafirmándose, y una ruptura del diálogo entre ambas culturas, y que se cree una identidad de resistencia que se trata de reafirmar en la diferencia y la lejanía con respecto al “blanco opresor” (gadjé).

Este sentimiento de preservación y huida de lo “gadjé”, de lo que oprime, conduce a:

  • La guetización del grupo en general, que tiene menos opciones de insertarse socialmente, y la violación constante de sus derechos fundamentales, lo que produce desconfianza, exclusión social y alejamiento de las instituciones públicas . Estas condiciones provocan que el grupo acabe en una situación de mayor marginalidad e indefensión, de peligro.
  •  La identidad de resistencia provoca rechazo a todo aquello que escape a lo “habitual” por miedo a perder la identidad (apayamiento), esto repercute de manera mucho más recrudecida en la situación de la mujer y de los grupos diversos internos como el LGBTIQ sobre los que se ejerce una mayor presión.

El producto final de esta reacción en cadena es un “harakiri” cultural por:

  • Muchas veces esta identidad de resistencia que se adopta es colonial, recoge muchos de los tópicos y estereotipos que la sociedad mayoritaria crea en oposición dando lugar en ocasiones a imágenes caricaturescas asumidas como parte identitaria.
  • El rechazo de todo lo que sea “extraño” hace que las posiciones de relación hombre-mujer deriven hacia roles más conservadores y menos igualitarios. Se suele reafirmar la cuestión identitaria en las “obligaciones” que debe seguir la mujer para “preservar la tradición y la cultura” haciendo recaer sobre ellas todo el peso, liberando a los hombres de cualquier responsabilidad en este sentido. Esto hace que sufran una mayor vigilancia y menor libertad al ser sobre las que se deposita el honor de la familia.
  • La cuestión de género no afecta solo a las mujeres sino a todo lo relacionado con los roles masculinos y femeninos, reforzando los roles conservadores y dejando al margen a aquellos que salen de esta “normalidad binaria y heterosexual” lo que provoca un rechazo radical al colectivo LGBTIQ que debe enfrentar una discriminación múltiple, como en el caso de la mujer, frente a la sociedad mayoritaria debido a su origen étnico y orientación sexual y también cara a la comunidad romaní que percibe estas diferencias como algo “gadjé”, invasor, y no aceptable dentro del colectivo.

La colonización y la identidad de resistencia explica porque programas de TV, que pretenden ridiculizar y estereotipar a la población romaní (“My Big Fat Gypsy Wedding” “Palabra de Gitano”…) tengan, sin embargo, un gran número de seguidores en la comunidad romaní y posean una influencia notable en la auto-imagen que tiene de sí misma.

La Diversidad “Normativa” y la Diversidad “Molesta”

Se ha creado lo que yo denomino la “diversidad normativa”, una diversidad que se divide en compartimentos estancos y que está clasificada e incomunicada en su apartado, sin posibilidad de transvases. Foto: Logo de la Asociación Yo Soy el Otro

Se ha creado lo que yo denomino la “diversidad normativa”, una diversidad que se divide en compartimentos estancos y que está clasificada e incomunicada en su apartado, sin posibilidad de transvases.
Foto: Logo de la Asociación Yo Soy el Otro

Salir de la norma está penalizado, las víctimas de crímenes de odio son muchas y por diversos motivos no solo por cuestiones de origen étnico, también existe la aporofobia, la islamofobia, la discafobia, la transfobia… el diferente es el objetivo.

A pesar de que la hostilidad existe y que vivimos este periodo de regresión, los colectivos diana han ido ganando derechos, no sin mucho esfuerzo, y han conseguido empoderarse de manera progresiva en muchos lugares creando sus plataformas y lobbits, algunos con bastante capacidad de influencia. Ha sido un proceso largo, duro y no acabado.

De entre estos colectivos quizás el que más a avanzado en los últimos años sea el LGBTIQ.

Sin embargo, se ha creado lo que yo denomino la “diversidad normativa”, una diversidad que se divide en compartimentos estancos y que está clasificada e incomunicada en su apartado, sin posibilidad de transvases.

La consecuencia de esto son organizaciones que luchan por separado, que se ocupan de manera exclusiva de su problemática sin establecer conexiones y que son capaces de reproducir las fobias que han sufrido sobre otros colectivos víctimas. Grandes especialistas en su terreno pero carentes, en muchas ocasiones, de la empatía suficiente para reconocer los mecanismos de dominación coincidentes y la forma de combatirlos.

Si ya cuesta reconocer los mecanismos de opresión entre diferentes colectivos que surgen del mismo contexto blanco… qué ocurre con esos que no lo son, ni tienen acceso a los espacios de poder. Esta puede ser una diversidad molesta para los grupos que ya tienen un reconocimiento, una estrategia y una idea porque “distrae” de sus planes y objetivos. Además estos grupos, que han sufrido la violación sistemática de sus derechos, se sienten muy incómodos cuando son cuestionados y colocados en el lado del poderoso porque ya se han creído más que justificados en su posición de disidentes.

El movimiento Lgbtiq institucionalizado y el movimiento Lgbtiq Romaní

Durante la revolución de Stonewall se crea un movimiento activo que ya no usa la palabra médica homosexual y se identifica con la palabra reivindicativa Gay. Representa el nacimiento de la naturaleza reivindicativa del colectivo LGBTIQ.

Durante la revolución de Stonewall se crea un movimiento activo que ya no usa la palabra médica homosexual y se identifica con la palabra reivindicativa Gay. Representa el nacimiento y raíz del actual movimiento reivindicativo del colectivo LGBTIQ.

Ha llovido mucho desde Stonewall en 1969, el día en el que el grupo más denostado y olvidado del colectivo Lgbtiq se revolvió contra el sistema y consiguió aparecer en la historia.

El día histórico en el que un grupo de mujeres transexuales se lanzó contra la policía hartas del abuso. Las mismas que luego son invisibilizadas de la historia y del propio activismo lgbtiq. Líderes clave de esta revuelta como  la activista trans Sylvia Rivera de la que se habla muy poco y que podríamos catalogar como la madre del actual movimiento por la defensa de los derechos civiles de las personas LGBTIQ.

Sin embargo, pocas personas recuerdan que 10 años antes de Stonewall hubo una revuelta justo al otro lado del país en Cooper’s Donuts que fue liderada  por mujeres trans y prostitutas.

Cooper’s Donuts era un lugar de encuentro gay que abría toda la noche, en el centro de Los Angeles. En el se reunían prostitutas, chaperos y mujeres trans, en general,  y solía acudír la policia con asiduidad para hostigar a las personas Lgbtiq que se congregaban en esta cafetería. En mayo de 1959 estas prostitutas y mujeres trans se hartan del abuso y la violencia policial. La respuesta a los abusos de la policía se inició lanzando donuts, que acabaron por convertirse en unos disturbios en la calle que duraron por toda la noche, dando lugar a la primera revuelta Lgbtiq de la historia moderna, siete años antes del Black Cat Riot en el barrio de Silverlake en LA, y diez años antes de la Rebelión de Stonewall.

El movimiento Lgbtiq “oficial” ha heredado muchos de los defectos propios de la sociedad en la que nace. La representación suele ser masculina quedando las lesbianas relegadas a un segundo plano por no hablar de las personas transexuales que no son tomadas demasiado en cuenta en sus reivindicaciones y que son, además, las que se enfrentan a una situación de mayor rechazo social.

El movimiento ha sufrido una variación importante en su naturaleza y forma desde los años 70. Desde esa pequeña revolución de Stonewall se crea un movimiento activo que ya no usa la palabra médica homosexual y se identifica con la palabra reivindicativa Gay.

Los 70’s son años de libertad, de sexo sin remordimientos, de experimentar… son los años en los que se rompen muchos tabús, si bien no fue algo universal si parece que hubo una relajación con respecto a determinados temas como las drogas y el sexo, eso es lo que nos llega desde el faro de occidente, Estados Unidos. En España todavía estaba penalizada la homosexualidad y eran sometidos a tratamientos terribles para variar su orientación.

Los 80’s son los años de cierto esplendor económico, se vive bien en general, se mantiene y se disfruta la libertad ganada. En España hemos salido de la dictadura y estamos en plena “movida”, se celebran los primeros orgullos. Pero todo se ve truncado con la aparición del VIH, del Sida.

La pandemia se cobra innumerables vidas y los medios contribuyen a crear estigmas hablando del “cáncer gay” y de “colectivos de riesgo”. Fueron momentos en los que la gente cercana moría y se vivía en un estado de miedo dentro del colectivo. Al mismo tiempo, creció el rechazo hacia el mismo y los prejuicios se dispararon.

Es en ese momento cuando el colectivo da un giro conceptual importante, lo que antes era libertad sexual, gozo del cuerpo y los sentidos, ahora se transforma en el deseo de ser “normal” y hacer “como todo el mundo”. Se moraliza la sexualidad también dentro del colectivo y se tiende a copiar el modelo hetero neoliberal burgués de pareja, monógama, aséptica, saludable, institucionalizada y con hijos dejando a parte a los “malos gays” que serían unos promiscuos, drogadictos y amorales que afean la imagen de todo el colectivo.

Se transmite y crece la idea surgida en EEUU de comunidad gay, fijada en el poder económico, con servicios diferenciados, con barrios y negocios propios y también se establece una estética dominante en el movimiento a la vez que se oficializa y pasa por el tamiz de lo “correcto” para convertirse en algo “aceptable” desde el poder blanco, heterosexual y binario.

Brigitte Vasallo en el prólogo del libro “Witchcraft and the gay counterculture” hace una descripción brutalmente cruda de esta nueva realidad, que me permito transcribir:

“Los hombres blancos heterosexuales han logrado un precioso aliado en los hombres blancos gays. Esos que ya no son chusma porque nunca la fueron. Esos machos plumófobos que desprecian a las locazas. Esos que son tránsfobos, misóginos, machistas, clasistas, racistas, gordófobos. Esos que no admiten maricas en sus entornos, que invisibilizan a las bolleras en sus discursos, que nos niegan la prueba del sida en sus equipamientos y checkpoints. Esos que, en palabras de Evans, «son una multitud de conformistas imitadores de lo varonil, meticulosamente embutidos en tejanos. (…). El liberalismo gay ha animado a los hombres gays a imitar el comportamiento de los profesionales heteros que ansían ascender socialmente ».

“Esos hombres gays que de tanto pedir perdón al amo por existir, se han convertido en eternos aspirantes a hombres hetero que follan con eternas pantomimas de hombres hetero”.                           

El movimiento Lgbtiq romaní nace en un contexto híbrido, no deja de ser producto de una sociedad dominante en la que nacemos y con la que interactuamos al mismo tiempo que debe seguir ciertas reglas de juego con respecto a la comunidad romaní.

El movimiento Lgbtiq romaní nace en un contexto híbrido, no deja de ser producto de una sociedad dominante en la que nacemos y con la que interactuamos al mismo tiempo que debe seguir ciertas reglas de juego con respecto a la comunidad romaní.

Frente a esta tendencia “oficial” del colectivo nos hallamos los disidentes de la disidencia valga la redundancia.

Como ya mencioné, somos esa otra realidad incómoda que pone en entredicho la oficialidad y el status quo de este movimiento ya posicionado, que no deja de repetir muchas de las inercias colonizadoras del contexto en el que se desarrolla.

En ocasiones, sectores de estos grupos dominantes, utilizan a las personas LGBTIQ Romaní y la falta de aceptación de estas dentro de la comunidad Romá como armas arrojadizas para atacar al grupo romaní en general, reafirmando prejuicios y acusando a todo el grupo de intolerante, en el mejor de los casos, cuando no se entra en un lenguaje colonial y racista que habla de grupos primitivos, salvajes, subdesarrollados… con predisposición genética a determinados comportamientos sociales,  categorizaciones y afirmaciones, todas ellas despectivas y etnocéntricas que buscan más atacar al grupo, que realmente establecer un cambio y una defensa de los derechos de las personas LGBTIQ romanís.

El movimiento Lgbtiq romaní nace en un contexto híbrido, no deja de ser producto de una sociedad dominante en la que nacemos y con la que interactuamos al mismo tiempo que debe seguir ciertas reglas de juego con respecto a la comunidad romaní.

Haciendo referencia a esta particularidad intracultural, podemos hacernos una idea bastante aproximada de lo difícil que puede resultar la vida en el grupo para alguien que ose disentir y no seguir las normas, esa insumisión puede costar muy cara al que las infringe y también por extensión a su familia, por ello todo el mundo se cuida de expresar determinadas opiniones o adoptar determinadas posturas de manera pública.

La hipocresía social es una forma de supervivencia y de adaptación en el grupo para aquellos que aún a pesar de no tener esta mentalidad e incluso no cumplir, a nivel privado, con el modelo impuesto quieren seguir siendo bien considerados por la mayor parte del grupo. La presión de grupo hace que los cambios se produzcan y acepten con mucha lentitud.

Los mecanismos de control y exclusión propios de la cultura Romá se podrían catalogar en:

  • La honorabilidad, que representa la pureza del cumplimiento de las normas. Por tanto el incumplimiento de las mismas atenta de manera directa contra este principio que rige todo.
  • El ostracismo. A aquellos que no siguen las normas se les van cerrando y cortando las relaciones sociales que puedan tener. El miedo a encontrarse en esta situación hace que se produzca un discurso de “hipocresía social”.
  • La rumorología. es una forma de control social, no provoca un enfrentamiento directo. La finalidad del rumor es la de hacer sentir al interesado que está infringiendo las normas para que establezca algún tipo de auto-censura y de auto-control de sus acciones empujado por el miedo al que dirán y por la incomodidad de sentirse siempre cuestionado. Hacer evidente el rumor, verbalizarlo en forma de acusación directa, sería el paso definitivo para la exclusión del individuo del grupo.
El proceso de liberación y lucha de las personas romanís con sexualidades disidentes está en pleno desarrollo.

El proceso de liberación y lucha de las personas romanís con sexualidades disidentes está en pleno desarrollo.

En el caso de las conductas excluyentes en el seno de nuestras comunidades romanís, estas vienen más motivadas por una cuestión de prejuicios personales (homofobia, desconocimiento, fanatismos religiosos…) que por una cuestión de etnicidad, aunque muchos y muchas traten de camuflar y justificar estas conductas intolerantes y excluyentes bajo la patina de la “cultura” y lo que según su concepto reaccionario es un “verdadero Romá”.

En el caso de la sociedad mayoritaria, sus intolerantes, coinciden en esa visión recortada y obtusa, que deja una única vía al reconocimiento como parte del grupo, la de cumplir los estereotipos que se tienen sobre la cultura romaní, en caso contrario también te negarán la pertenencia a este grupo o te considerarán como “la regla que confirma la excepción”.

Como vemos los intolerantes suelen coincidir aunque partan de puntos diferentes.

El proceso de liberación y lucha de las personas romanís con sexualidades disidentes está en pleno desarrollo. Algo que podía resultar impensable hace tan solo unos años, como el hecho de ser visibles y participar en un evento como las marchas por los derechos de las personas LGTBIQ son ahora cada vez más frecuentes y menos excepcionales, así como la aparición de líderes que hablan abiertamente de su orientación y sus derechos.

Esta visibilidad resulta de gran ayuda en varios sentidos, por un lado rompemos esa imagen monolítica que la sociedad mayoritaria posee de nosotros y nosotras, tan alejada de la realidad y sustentada bajo estereotipos, humanizándonos y creando empatía. Por otro lado este proceso ayuda a que muchas personas romanís LGTBIQ puedan salir de su ostracismo, sepan que no están solas y adquieran seguridad en sí mismas. También la propia comunidad empieza paulatinamente a aceptar esta realidad que continua siendo un tabú y un obstáculo en muchos grupos y familias.

Vera Kurtic nos cuenta en su libro “Džuvljarke” la dificultad de ser mujer, romaní y lesbiana. La discriminación múltiple y la negación de la sexualidad.

Vera Kurtic nos cuenta en su libro “Džuvljarke” la dificultad de ser mujer, romaní y lesbiana. La discriminación múltiple y la negación de la sexualidad.

Otro reto nos queda por alcanzar.

Nosotros y nosotras, al igual que las feministas romanís, debemos luchar contra la “diversidad normativa”; la que se corresponde con unos movimientos que responden al patrón de persona urbana, clase media, blanca y occidental, para establecer un discurso y una forma de lucha que madure aprovechando los avances que estos han logrado pero que rompa con el colonialismo y ofrezca visiones más interseccionales de la diversidad.

Me permito apuntar que hasta hace muy poco las Rromís lesbianas eran invisibles.

Como pasa en todas las sociedades patriarcales, a las mujeres se les niega su sexualidad, son meros recipientes contenedores de futuras vidas o saciadoras del apetito sexual masculino, al que se le reconoce como activo naturalmente. Así nace el neologismo romaní, inventado por Vera Kurtic, “Džuvljarke” (se pronuncia como djubliaka), para denominar a las lesbianas en la “amari chib”, puesto que antes no existía. En su libro (descargar), del mismo título, nos cuenta como es la vida de una mujer romaní y lesbiana.

Según palabras de la autora:

“He escrito este libro porque pienso que las mujeres deben hacer una guerra contra el silencio: Contra el silencio que provoca la constricción social, contra el silencio politicamente predeterminado; contra el silencio coreografiado economicamente; contra el silencio nacido del sufrimiento y del desespero del abuso sexual o del estado de ciudadanos de segunda clase. Creo en la humanidad: podemos decir no a la crueldad y abrazar la simple compasión de la igualdad social. No sé porque creo en todo esto; lo único que sé es que lo creo y lucho por esto”.

Me parece importante destacar que están surgiendo nuevas formas de activismo y de maneras de organizarse. Este texto se quedaría incompleto si no hablara del “artivismo” queer de Sandra Salimovic. Esta joven actriz de origen serbio, creció en Austria y en la actualidad reside en Barcelona. Conviene destacar de entre sus creaciones la obra de teatro “Héroes”.

“Héroes” es la historia de tres mujeres migrantes de diferentes orígenes, una chica magrebí, otra de un país del Este y una de origen subsahariano, que son retenidas en un centro policial de Austria. Las tres llegan a Austria por diferentes razones, una por cuestiones políticas, otra buscando una vida mejor y la tercera por correr peligro por su orientación sexual. En esta obra se ponen de manifiesto las relaciones de poder, el tráfico de personas y la presión brutal del patriarcado.

Su más reciente creación artística es “Mindj Panther” (Vagina de Pantera) un rap contundente cantado en serbio y en romaní que desde una posición feminista hace un manifiesto antirracista haciendo alegato al respeto a la diversidad.

Su actividad artística tiene como objetivo provocar, crear reacción y reflexión a un tiempo.

Cada vez son más las organizaciones de mujeres que han surgido con un planteamiento nuevo desde le feminismo romaní, no colonial e interseccional que plantean nuevos desafíos.

Estos feminismos son más duros en sus críticas hacia la sociedad mayoritaria y menos “conformistas” a la hora de negociar en que partes deben ceder tanto ante la sociedad mayoritaria como ante la comunidad romaní, lo que está provocando una gran revuelo interno. Cabe destacar el esfuerzo cada vez mayor para crear materiales pedagógicos y de análisis propios sin tener que recurrir a adaptaciones de lo que ya han hecho desde la mayoría u otras minorías.

Ya son dos las conferencias internacionales Lgbtiq romanís que se han celebrado en Europa bajo el auspicio de la Asociación checa ARA ART y la colaboración de la Open Society Institute. En estos encuentros hemos tenido la oportunidad histórica de conocernos y estableces coordinaciones.

El objetivo de este año ha sido sobretodo el de tratar de ampliar el círculo de personas implicadas y comenzar a esbozar un plan de actuación que nos lleve en un futuro próximo a la constitución de una Plataforma Europea LGBTIQ Romaní con entidad legal que será el objetivo del próximo año, así como incrementar nuestra presencia y visibilidad en otros espacios que afecten tanto a la población Romá como en lo referente a Derechos Humanos y población LGBTIQ.

 Hemos querido, también, hacer visible la rica diversidad de la que goza el Pueblo Romaní y dejar constancia de nuestra Romipen (sentido de pertenencia e identidad romaní), una diversidad que rompe con las imágenes estáticas y prejuiciosas que tanto los grupos intolerantes de la sociedad mayoritaria como las personas romanís apegadas a una “identidad de resistencia” tratan de imponer. Ambos grupos coinciden en negar la identidad a aquellos y aquellas que, perteneciendo al grupo, escapan de sus conceptos rígidos.

En la Plataforma Europea LGBTIQ Romaní coincidimos fue en la falta de atención a la cuestión LGBTIQ Romaní por parte de las organizaciones “oficiales” con representación en el ámbito político y social. Hubo también acuerdo con respecto a romper con las imágenes y los discursos colonialistas, así como, establecer estrategias comunes con otras minorías.

En la Plataforma Europea LGBTIQ Romaní coincidimos fue en la falta de atención a la cuestión LGBTIQ Romaní por parte de las organizaciones “oficiales” con representación en el ámbito político y social. Hubo también acuerdo con respecto a romper con las imágenes y los discursos colonialistas, así como, establecer estrategias comunes con otras minorías.

Algo en lo que todas las personas que participamos coincidimos fue en la falta de atención a la cuestión LGBTIQ Romaní por parte de las organizaciones “oficiales” con representación en el ámbito político y social.

Hubo también acuerdo con respecto a romper con las imágenes y los discursos colonialistas, así como, establecer estrategias comunes con otras minorías.

Fruto de estas reuniones nace la Declaración de Praga en la que hacemos visible nuestra situación como personas Lgbtiq romanís y además hacemos una serie de demandas.

Recomendaciones y desafíos que pueden ayudar a crear un contexto más respetuoso con la Ververipen (diversidad romaní)

Las recomendaciones para seguir creando movimiento y asegurar un mayor respeto a la diversidad tanto en la sociedad mayoritaria como en la propia comunidad romaní son:

  •  Tratar de huir de los discursos victimistas y tratar de ser mas pro-activos procurando ofrecer imágenes que rompan con los estereotipos y ayuden a mejorar la auto-estima de nuestra comunidad y por ende de los individuos que la conforman.
  • Denunciar los delitos y los comentarios de odio. La mayor parte de las víctimas no denuncian por desconfianza a las instituciones y miedo. Eso provoca permisividad y normalización del odio.
  •  Entender que las cuestiones de género no solo afectan a la mujer sino a toda la comunidad, y está ligada de manera inherente a la lucha Lgbtiq, por eso, el trabajo del feminismo romaní no debe ir en la línea del enfrentamiento sino de la formación y concienciación de la parte masculina para que sea una parte más de la lucha por la equidad.
  •  La represión y rechazo del colectivo Lgbtiq Romaní representa una grave incoherencia con respecto a las reivindicaciones generales dentro del asociacionismo romaní que precisamente demanda un respeto a la diversidad, sin ponerla en práctica dentro de su propia comunidad. Estas posiciones lgbtfobas dan argumentación a los intolerantes para reafirmar los estereotipos y los prejuicios negativos que existen contra el Pueblo Romá.
  •  La represión de la diversidad dentro de nuestras propias comunidades nos conduce a la división, la perdida de capacidad de influencia, el enquistamiento de estereotipos y prejuicios negativos contra el Pueblo Romá y sobretodo al sufrimiento de una parte de nuestro pueblo provocado por la propia comunidad que puede producir males a terceros (matrimonios amañados) y/o conducir a las personas rechazadas al suicidio o a otras muchas enfermedades tanto sociales como físicas.
  •  Los enfoques han de darse desde la interseccionalidad, procurando discursos inclusivos y estableciendo coordinación con otras minorías que del mismo modo sufren las imposiciones de la sociedad mayoritaria con el fin de descolonizar el discurso y crear estrategias y materiales propios.

Memoria Histórica: CAMPO DE SALIERS (Francia) 1942-1944

Carnet antropométrico nº7487, por fortuna consiguió evadirse del Campo de Saliers.

Carnet antropométrico nº7487, por fortuna consiguió evadirse del Campo de Saliers.

Los “nómadas”, denominados actualmente en Francia con la expresión “Viajeros”, “Gens du voyage”, han sido desde siempre objeto de discriminaciones administrativas. En particular, la ley del 16 de julio de 1912 prescribía la obligación de tener un carnet antropométrico de identidad que debían pasar por un control regular de las autoridades municipales o policiales – ¡Esta obligación no desapareció hasta el año 1969!  [1]

El 6 de abril de 1940, un decreto impedía la circulación de “nómadas” en la totalidad del territorio: Los “nómadas” debían pasar declaración en la gendarmería o en el comisariado donde son sancionados monetariamente con astreintes (A diferencia de la multa simple, las astreintes tienen como característica un incremento periódico según el tiempo de retardo en que incurre el deudor) con un lugar de residencia en las comunas de la región escogida en la prefectura. La creación en la zona sur del campo de internamiento de Saliers para los “nómadas” se decidió el 25 de marzo de 1942, con ocasión de una reunión interministerial.

Hoy en día no queda nada de lo que fue el único campo de internamiento reservado a los “nómadas” creado por el Régimen de Vichy. Se hizo necesario esperar al 2001 para que descubriéramos, a través de la notable exposición de los archivos departamentales de Bouches-du-Rhône, que miles de Romá habían sido encerrados de 1942 a 1944 en este campo, a solo unos kilómetros de Arles.

Hay que agradecer la voluntad de instalar en este lugar una presentación pedagógica del pasado de Saliers. [2]

 

Campo de Internamiento de Saliers: Conmemoración del 23 de mayo de 2015 e inauguración de una nueva placa pedagógica [3]

El campo de Saliers se ubicaba en el Bouches-du-Rhône en la ciudad de Arles, fue este un campo de internamiento para nómadas creado por el régimen de Vichy.

El campo de Saliers se ubicaba en el Bouches-du-Rhône en la ciudad de Arles, fue este un campo de internamiento para nómadas creado por el régimen de Vichy.

La ceremonia conmemorativa en homenaje a los internos del Campo de Saliers (1942-1944), situado en la Camargue, en el municipio de Arles (Bouches-du-Rhône) tuvo lugar el 23 de mayo y fue la ocasión también para inaugurar una nueva placa pedagógica situada cerca de la piedra que marca desde 2006 la existencia en el pasado de este lugar de detención arbitraria del que han sido borradas todas sus evidencias.

Esta ceremonia tuvo lugar en la carretera departamental 37 que enlaza Albaron a Saliers con la participación del Alcalde de Arles, Hervé Schiavetti, y del Consejo Municipal, de Jérôme Bonin, Presidente de la Asociación de Hijos e Hijas de los Internados en el Campo de Saliers, de la Fundación para la Memoria de la Deportación y de la Asociación por un Museo de la Resistencia y de la Deportación de Arles.

Durante ese fin de semana de peregrinación romaní a Saintes-Maries, numerosos manouches como Milo Delage, Presidente de Francia Libertad Viaje, Anthony Dubois, Presidente de la Asociación Diferencia y Sylvie Debard, de la Asociación Nacional de Viajeros Católicos (ANGVC) participaron en esta ceremonia de homenaje a aquellos que sufrieron, a veces hasta la muerte, en aquel campo.

Saliers fue el único Campo creado para encerrar “nómadas” en zona no ocupada por Vichy, que hizo edificar “Cabanes de Gardian”, tipo de barracas rurales tradicionales en la región de la Camargue, para hacer, según sus palabras, un “campo modelo”, un escaparate para su propaganda.

En realidad, Saliers fue un matadero, un lugar de represión terrible, de hambre y de enfermedades para los 677 “nómadas” que fueron apresados en plena Camargue. La muerte de 25 personas, entre ellos seis niños, están registrados en los archivos. Alrededor de 230 niños fueron arrancados de su familia para ser “colocados” en diversas instituciones. El Campo fue bombardeado por error por los Aliados en 1944 y no fue cerrado oficialmente hasta octubre de ese mismo año. Fue completamente destruido después del rodaje en 1952 de la película “Salaire de la Peur” de Henri-Georges Cluzot, que lo había convertido en un pueblo sudamericano.

Desde 2006, un monolito recordatorio se ha situado en el borde del campo y de la carretera regional 37, sin que quede claro que es lo que pasó en este lugar para los que pasan por ahí. © AMIDT

Desde 2006, un monolito recordatorio se ha situado en el borde del campo y de la carretera regional 37, sin que quede claro que es lo que pasó en este lugar para los que pasan por ahí. Cada 21 de mayo se celebra un acto conmemorativo desde el año 2006                         © AMIDT

Las familias de los internados se quedaron solas con su sufrimiento, enfrentándose a un olvido muy bien organizado a nivel local, sin dejar de intentar que sus voces se escucharan. El Campo estaba situado a algunos centenares de metros del pueblo de Saliers, pero tanto en este lugar como en Arles nadie quería recordar. Es solo a partir del año 2001, con una exposición organizada por los archivos regionales de Bouches-du-Rhône y el trabajo del fotógrafo Mathieu Pernot sobre los archivos y los supervivientes (publicado en Actes Sud) cuando la historia del Campo comienza a escribirse en la memoria colectiva.

Desde 2006, un monolito recordatorio  se ha situado en el borde del campo y de la carretera regional 37, sin que quede claro que es lo que pasó en este lugar para los que pasan por ahí.

La Asociación de Hijos e Hijas de Internados en el Campo de Saliers, que lleva a cabo un trabajo dedicado a las familias afectadas, con el fin de que estas se “re-apropien de su historia”, han luchado por la existencia de una placa pedagógica.

Su presidente, Jérôme Bonin, ha transmitido a Dépêches Tsiganes el texto de la petición muy completo y validado tanto por esta asociación como por las autoridades municipales y la Asociación por un Museo de la Resistencia. La materialización de esto a la entrada del Campo fue inaugurada este 23 de mayo.

La asociación del Sr. Bonin ha realizado unos paneles de exposición consagrado al Campo de Saliers en el que los archivos regionales se muestran públicamente por primera vez en Saintes-Maries-de-la-Mer (el pasado 18 al 24 de mayo).

En la tierra de Camargue que ha usado tanto el folklore romaní para atraer al turismo pero que acoge mal a los propios Romá durante su peregrinaje, acordarse de su pasado no le hará ningún mal. La placa informativa y este tipo de iniciativas permitirán también que los votantes de extrema derecha, en la Camargue o en otros lugares, a lo que condujeron sus ideas en el pasado.

Isabelle Ligner

 

La nueva placa conmemorativa

 

El campo de Saliers, un Campo de Internamiento para los “nómadas”

El Campo de Saliers se construyó para aligerar de población interna del Campo de Rivesaltes. Grupo de roms en Rivesaltes 1939-42 FUENTE: Arch. fam. Elizabeth Eidenbenz

El Campo de Saliers se construyó para aligerar de población interna del Campo de Rivesaltes. Grupo de roms en Rivesaltes 1939-42 FUENTE: Arch. fam. Elizabeth Eidenbenz

Después del decreto del 6 de abril de 1940 impidiendo la circulación a los “nómadas” en la totalidad del territorio metropolitano, la represión se extendió contra los manouches y los extranjeros lo que llevó a la apertura de numeroso Campos de Internamiento en Francia.

Creado en 1942 por el Régimen de Vichy, el Campo de Saliers fue el único Campo de Internamiento para los Romá en la Zona Sur.

Abierto oficialmente el 15 de junio de 1942, su intento de emular un campo de concentración y su racismo es evidente. “Concentracionista” ya que se trata de disminuir la población del Campo de Rivesaltes. Racista, porque trata de agrupar a las personas según un criterio racial: los “gitanos” o “Nómadas”. La mayoría de los internos eran de nacionalidad francesa, lo que demuestra que para el Régimen de Vichy la “raza” primaba sobre la nacionalidad aboliendo la ciudadanía.

Las autoridades pretendían hacer del Campo de Saliers un instrumento de propaganda que diera respuesta a las numerosas críticas extranjeras sobre las condiciones de internamiento en los Campos franceses. Pero se descuida la realidad material. Los trabajos de construcción de las cabañas, de tipo camargués, no se terminan hasta la llegada de 60 hombres que provenían del Campo de Rivesaltes entre el 3 y el 21 de julio de 1942 en el que tuvieron la obligación de construir estas cabañas.

Fotografía de la construcción del campo de Saliers, octubre de 1942 © Etat civil d'Arles

Fotografía de la construcción del campo de Saliers, octubre de 1942
© Etat civil d’Arles

A finales de noviembre, un primer convoy llega de Rivesaltes. En diciembre, contamos ya con 380 internos a razón de 10 a 15 personas en estas cabañas de 4x8m. La situación sanitaria era deplorable. Las familias sufren “una estancia particularmente odiosa” (según el informe del Inspector de Campos el 5 de diciembre de 1944): Cabañas inacabadas, contacto directo con parásitos, falta de luz, calefacción insuficiente, sin acceso al agua potable, ni alcantarillado para las aguas residuales y malnutrición.

Un total de 677 personas fueron apresadas en este campo. 227 niños y niñas debieron ser “evacuados”, o lo que es lo mismo, arrancados de los brazos de sus madres y confiados a diversas instituciones. 25 personas, entre los cuales había 6 niños, murieron aquí en condiciones inhumanas de encierro. Muchos, que no aparecen en los informes oficiales, murieron al poco tiempo de haber dejado el Campo a causa de la malnutrición y de los malos tratos. Todos deben incluirse en las centenas de miles de víctimas europeas del Samudaripen.

Debido a que fue confundido con un campo militar nazi, el Campo sufrió un ataque aéreo aliado el 18 de agosto de 1944. 211 internos aprovecharon para evadirse. El campo, prácticamente vacio no será desmantelado de manera oficial hasta el 15 de octubre de 1944. Sus únicos vestigios se destruirán en 1952, después del rodaje de la película de Henri-Georges Clouzot “Le Salaire de la Peur”. Sin embargo, heridas imborrables han marcado la memoria de las familias que lo vivieron.

¡Na Bister!

!No olvidar!

Notas

[1] Las discriminaciones administrativas contra los “viajeros” no han desaparecido del todo; están expuestas en la web de FNASAT (en francés)

[2] Ver el registro dedicado a Saliers en la web mémoire-net (en francés)

[3] Fuente original (en francés): Depêches Tsiganes

Para saber más hay otro artículo de la misma autora, Isabelle Ligner, “Una asociación se moviliza por la memoría de los internados en Saliers” (en francés)

Placa que informa a los visitantes de la existencia del Campo de Internamiento para "Gitanos" de Saliers @LDH TOULON

Placa que informa a los visitantes de la existencia del Campo de Internamiento para “Gitanos” de Saliers @LDH TOULON

Se pretende crear el European Roma Institute (ERI), El Instituto Romá de Europa.

El ERI se presentó en abril del año 2014, llevada adelante por personas romanís pretende patrocinar la producción cultural romaní así como sensibilizar sobre la población romaní y asesorar al Consejo de Europa en aquellas cuestiones relacionadas con los Romá.

El ERI se presentó en abril del año 2014, llevada adelante por personas romanís pretende patrocinar la producción cultural romaní así como sensibilizar sobre la población romaní y asesorar al Consejo de Europa en aquellas cuestiones relacionadas con los Romá.

Hace ya unos meses el Consejo de Europa anunciaba su acuerdo con la Open Society Fundations (OSF), que es una organización de carácter benéfico liderada por el filántropo millonario George Soros, para crear el European Roma Institute (ERI), en castellano Instituto Romaní Europeo. Esta iniciativa, que se presentó en abril del año 2014, llevada adelante por personas romanís pretende patrocinar la producción cultural, la sensibilización acerca de la situación de la población romaní, así como asesorar al Consejo de Europa en aquellas cuestiones relacionadas con los Romá.

La creación de este Instituto Romá de Europa, o Instituto Romaní Europeo, representa una oportunidad única de empoderamiento. Tanto George Soros, fundador y presidente de las Open Society Foundations, como Thorbjørn Jagland, secretario general del Consejo de Europa coinciden en que es necesario cambiar la realidad actual: Exclusión social y económica, transformando esto en oportunidades y creación de materiales en todas las áreas relacionadas con el arte, la política… ERI pretende ser un centro cultural de acogida de para todo lo relacionado con la creación, los estudios académicos, la cultura y los medios de comunicación. Uno de sus principales intereses se centra en la educación para tratar de acabar con los estereotipos y prejuicios que afectan a la población romaní. El empoderamiento y la creación de una conciencia como grupo son otros objetivos que el ERI señala como prioritarios con el fin de tener un capital humano romaní frente al “Gadjo Power”.

La plataforma también representa una oportunidad para transmitir y traducir la historia romaní que hasta el momento han descansado casi exclusivamente en manos, bienintencionadas, de académicos, activistas y políticos no-Romá. El ERI servirá para que los niños y niñas romanís puedan mirar al futuro con esperanza y aspiraciones así como con un sentido de orgullo y pertenencia.

En breve se procederá a la discusión en Europa sobre la conveniencia o no de que este Instituto vea la luz, mientras tanto se están recogiendo todos los apoyos posibles para hacer realidad esta mágnifica idea. Cronologicamente el próximo 28 de Mayo habrá un debate en CAHROM (Comisión de Expertos en Cuestiones Romanís) y en el mes de julio se llevará esta propuesta al Consejo de Ministros. Pero este Instituto no será una realidad si no tenemos los apoyos suficientes para su viabilidad.

El Consejo Estatal del Pueblo Gitano en España ya apoya esta iniciativa y ha solicitado al Gobierno de España que secunde y apoye esta propuesta con todos los medios necesarios para que salga adelante.

Es hora de que un nuevo paradigma romaní se construya en Europa. Después de esta pequeña introducción al nacimiento de la idea y la propuesta de creación del Instituto Romaní Europeo os traslado la explicación ya más detallada sobre este Instituto, funcionamiento, metas y objetivos.

INSTITUTO ROMANI EUROPEO (ERI)

El Instituto Romaní Europeo (European Roma Institute, ERI) quiere ser una organización independiente creada bajo legislación Europea, que tendrá la misión de aumentar el autoestima de los Romá y combatir los prejuicios a través de la cultura, arte, historia y medios de comunicación.  Obra: Sead Kazanxhiu

El Instituto Romaní Europeo (European Roma Institute, ERI) quiere ser una organización independiente creada bajo legislación Europea, que tendrá la misión de aumentar el autoestima de los Romá y combatir los prejuicios a través de la cultura, arte, historia y medios de comunicación.
Obra: Sead Kazanxhiu

El Instituto Romaní Europeo (European Roma Institute, ERI) pretende ser una organización independiente creada bajo legislación Europea, que tendrá la misión de aumentar el autoestima de los Romá y combatir los prejuicios a través de la cultura, arte, historia y medios de comunicación.

ERI se postula como una institución con tres funciones básicas que cubrir:

• Ser un centro creativo, ERI apoyará el intercambio de existentes y nuevas ideas y materiales, atravesando las fronteras culturales, dominios culturales e identidades romanís, para documentar las experiencias históricas de los Romá en Europa. ERI promoverá las aportaciones romanís en las culturas europeas, además de su talento, éxitos y logros.

• Como comunicador y educador público, ERI diseminará imágenes positivas y conocimiento sobre los Romá, y utilizará espacios públicos para dialogar, a través de escuelas, instituciones culturales y medios de comunicación.

• Como asesor de políticas públicas, ERI proporcionará asesoramiento experto en áreas de su competencia, en caso que el Consejo de Europea, sus estados miembros u otros socios lo solicitarán.

¿CUALES SON LOS PRINCIPIOS QUE SUSTENTAN ERI?

La propuesta y la visión de establecer el ERI están basadas en seis principios básicos de fundación, las cuales definirán el establecimiento del Instituto, sus funciones, gerencia, estructura y membresía:

• Respeto de la dignidad del pueblo Romá y de la identidad Romaní;

• Diversidad y pluralidad de identidades y culturas romanís;

• Liderazgo Romaní con el apoyo y cooperación de los no-Romá, clave para romper los estereotipos a través de representación del talento, capacidad y autoconfianza en la toma de responsabilidades, cooperación y protagonismo real de la comunidad romaní tanto en su gestión, como en su estructura y liderazgo.

• El compromiso y la contribución de organizaciones e individuos Romá en el establecimiento y en las actividades continuas del Instituto;

• Autonomía política y no-partidismo, apertura a colaborar con las autoridades públicas e instituciones políticas como socios;

• Los más altos estándares de calidad en los ámbitos de arte y cultura, y en el propio funcionamiento del Instituto.

¿CUAL ES EL VALOR AÑADIDO DE ERI?

Se han intentado llevar adelante muchos proyectos para combatir los prejuicios contra los Romá  a lo largo de las últimas décadas. Sin embargo, los Romá se enfrentan aún a la discriminación y, entre otros, sus retos deben ir más allá de proyectos de alcance local o a corto plazo.

Se han intentado llevar adelante muchos proyectos para combatir los prejuicios contra los Romá a lo largo de las últimas décadas. Sin embargo, los Romá se enfrentan aún a la discriminación y, entre otros, sus retos deben ir más allá de proyectos de alcance local o a corto plazo.

Se han intentado llevar adelante muchos proyectos para combatir los prejuicios contra los Romá  a lo largo de las últimas décadas. Sin embargo, los Romá se enfrentan aún a la discriminación y, entre otros, sus retos deben ir más allá de proyectos de alcance local o a corto plazo. Cambiar los prejuicios negativos es un camino largo y complicado, por eso es necesario establecer una institución Romaní con un plan de viabilidad realista que pueda ofrecer un impacto crítico, construyendo en colaboración y ampliando las iniciativas ya existentes para otorgarles sostenibilidad a largo plazo. Ninguna otra institución internacional ha documentado y promovido, de forma sistemática, el arte, cultura, historia, talento y las contribuciones culturales e intelectuales de los Romá en la sociedad.

¿QUIENES SON LOS FUNDADORES DE ERI?

Los fundadores de ERI incluirían el Consejo de Europa, Open Society Foundations y “Alliance for European Roma Institute” (“Alliance”). La Alianza, de momento en fase de formación, está compuesta por organizaciones y personas romanís que han demostrado públicamente su compromiso hacia la iniciativa del Instituto Romaní Europeo. La Alianza interactúa con otras organizaciones, individuos, gobiernos y otros actores que activamente apoyan la iniciativa. Además, la Alianza está dispuesta a contribuir a ERI sus recursos económicos, materiales, intelectuales, creativo y su reputación.

¿DE QUE FORMA LOS ROMÁ PUEDEN APROPIARSE, SER PROTAGONISTAS, Y PARTICIPAR EN ERI?

Aparte de la Alianza como uno de los miembros fundadores, ERI estará abierto a todos los grupos formales e informales, organizaciones e individuos que apoyan la misión y los principios de fundación, y que están comprometidos con el cambio a favor del Pueblo Romaní. Los miembros tendrán un rol clave en construir los recursos de ERI, participar en coproducción e intercambio creativo, tomando propiedad en las iniciativas de ERI y participando en sus procesos de toma de decisiones. Los miembros tendrán el acceso completo a los recursos de información y conocimiento, colecciones, archivos y base de datos de ERI.

Para ser miembro de ERI habrá que contribuir a través de alguna de las siguientes maneras:

recursos económicos, intelectuales, materiales y creativos para fortalecer el impacto de ERI. Para ello, ERI organizará sus miembros a través de grupos temáticos sectoriales (arte, cultura, conocimiento, medios de comunicación) a los cuales los miembros se tendrán que comprometer. Pueden ser miembros tanto organizaciones como individuos.

¿COMO SERÁ LIDERADO ERI?

Las estructuras de gobernación de ERI estarás compuestas de dos niveles, la Academia “Barvalipe” y la Junta Directiva (“Pakiv”):

el rol del Instituto no será el definir la cultura de los Romá”. Más bien, ERI creará un espacio en el cual estas distintas culturas podrán converger, intercambiar y reconocer sus similitudes y diferencias.

el rol del Instituto no será el definir la cultura de los Romá”. Más bien, ERI creará un espacio en el cual estas distintas culturas podrán converger, intercambiar y reconocer sus similitudes y diferencias.

• La Academia “Barvalipe” es el cuerpo estratégico de configuración de la agenda de ERI, compuesta por 30 personas de mucho respeto, reconocidos públicamente, de referencia en los ámbitos cubiertos por las actividades de ERI. Dos tercios de la Academia tendrán que ser personas que se declaran abiertamente como gitanos, respetando la diversidad entre las distintas comunidades gitanas. El equilibrio de género se tendrá que garantizar.

• La Junta Directiva (“Pakiv”) es el órgano estatutario y fundador de ERI. Supervisa el cumplimiento del trabajo operativo con los estatutos. La Junta Directiva será compuesta por personas nominadas por los fundadores acompañados por los delegados de la Academia “Barvalipe” una vez ésta será creada. La mayoría de la Junta Directiva tendrá que ser compuesta por personas de origen Romá.

¿DONDE ESTARA UBICADO EL ERI?

De momento la cuestión de la ubicación sigue abierta. La Secretaría se limitará a ejercer la funciones administrativas, mientras las actividades de ERI serán organizadas en toda Europa; ERI funcionará como un centro creativo, asimismo sus actividades deberán estar realizadas en el mayor número de países y localizaciones que sea posible. La ubicación de la Secretaría de momento no es una cuestión de prioridad.

LOS ROMÁ TENEMOS CULTURAS DIFERENTES, ¿COMO ENFOCARÁ ERI ESTO?

El Instituto trabajará con expertos de distintos ámbitos y regiones de Europa, que entienden y tratan con los temas de diversidad de una forma profesional. Además, el rol del Instituto no será el definir la cultura de los Romá”. Más bien, ERI creará un espacio en el cual estas distintas culturas podrán converger, intercambiar y reconocer sus similitudes y diferencias. De hecho, ERI está basado en el principio de diversidad y pluralidad de culturas e identidades romanís. ERI no se ocupará de establecer una definición única de los Romá y su cultura, más bien propondrá una plataforma en la cuales estas pluralidades de experiencias e identidades podrán ser proyectadas y apreciadas. El contenido de ERI dependerá de los elementos locales y nacionales de la estructura donde estas culturas podrán ser apoyadas dentro de su contexto nacional. El trabajo con los medios de comunicación y con Instituciones Públicas serán diseñados de acuerdo con las culturas, idiomas y contextos locales y nacionales, el trabajo de los artistas locales, a base de los dialectos del Romaní locales etc.

¿POR QUE ES UNA PRIORIDAD AHORA? ¿DE QUE FORMA AYUDARÁ EL INSTITUTO A LOS ROMÁ?

El empoderamiento y la creación de una conciencia como grupo son otros objetivos que el ERI se ha marcado como prioritarios con el fin de tener un capital humano romaní frente al

El empoderamiento y la creación de una conciencia como grupo son otros objetivos que el ERI se ha marcado como prioritarios con el fin de tener un capital humano romaní frente al “Gadjo Power”.

El objetivo de ERI no es de sacar los Romá de la pobreza directamente, ya que muchos otros instrumentos existen para esto: ROMED, ROMACT, fondos europeos, estrategias nacionales etc. Sin embargo, existen pruebas sistemáticas que demuestran que estos instrumentos e iniciativas no son suficientes, y que están debilitadas o incluso bloqueadas debido a la discriminación y la imagen negativa de los gitanos. Programas de reducción de la pobreza de los gobiernos nacionales no llegarán a generar impacto si los prejuicios que bloquean la interacción entre los Romá y los no-Romá no son combatidos y si las políticas y los programas necesarios no son diseñados con este fin. Además, la mayoría de las políticas públicas dirigidas a la población romaní creadas e implementadas por los gobiernos nacionales, incluyendo las Estrategias Nacionales para la Inclusión, no incluyen provisiones específicas para combatir el anti-gitanismo de una forma eficaz. ERI pretende llenar este vacío. En base a los estudios y las noticias más recientes en Europa, el odio dirigido hacia los Romá en Europa ha llegado a niveles muy peligrosos. Según estos estudios, los Romá son con mucho el grupo étnico más odiado en Europa. Esto es un hecho que afecta a toda la comunidad romaní, sobre todo a los más pobres. El objetivo de ERI es precisamente contrarrestar esta imagen negativa, a través de la promoción de la fuerza, potencial y talento así como demostrar el beneficio, a nivel Europeo, de la incorporación de Romá en la sociedad.

Finalmente, ERI puede llegar a optimizar la eficacia de los fondos invertidos en estas iniciativas, evitando la duplicación de esfuerzos, intentando ampliar y apoyar las iniciativas ya existentes.

NOTA:

– El nombre genérico de este pueblo, formado por mas de doce millones de personas es PUEBLO ROMÁ, o Pueblo Romaní.

– La palabra “gitano” es un barbarismo ajeno a la lengua romaní que proviene de la palabra “egipcianos”, los que provienen de Egipto, por la historia que contaban las tribus que llegaban progresivamente a Europa dado que provenian de una región griega llamada el “Pequeño Egipto”, por tanto es una denominación extraña al grupo, no es una autodenominación, es colonialismo.

– La palabra “Gitano” es un despectivo en practicamente la totalidad de paises y es ofensivo usarlo para denominar a las personas de etnia romaní (no es el caso de España, por eso si nos referimos EXCLUSIVAMENTE a los kalés de España si podemos usar este nombre pero NO si hablamos de todo el Pueblo)

“Los gitanos sois una mierda”

Una identificación acaba con una carga policial y una docena de heridos en el Cabanyal.

Articulo de Sergi Tarín

Porrazos, insultos xenófobos, humillaciones es lo que declaran haber padecido por parte de la Policia Nacional seis miembros (dos de ellos menores en el momento de la intervención) de una familia gitana en el Cabanyal. Los policias, por su parte, aseguran que sintieron miedo y que solicitaron la ayuda de diversos dispositivos  que iniciaron la carga con el reultado de una docena de heridos. Durante el juicio de faltas celebrado ayer en la Ciudad de la Justicia de Valencia, la Fiscalía solicita la absolución de los dos agentes y la condena a 120€ para cada uno de los denunciados por una falta de alteración del orden público.
Los hechos se remontan a la mañana del 3 de mayo de 2014 en el Bloque de los Portuarios, en el Cabanyal. Se trata de un imponente edificio de 170 pisos, una parte de los cuales son del Ayuntamiento de Valencia, que los cerró y abandonó con el fin de derribarlos dentro del plan urbanístico de ampliación de la Avenida Blasco Ibañez hasta el mar. Declarada ilegal por el Ministerio de Cultura. Muchas de estas casas están ocupadas por familias sin recursos que se dedican, en su mayoría, a la venta ambulante y al rastro.

Los afectados presentan su parte de lesiones @LaVeuPV

Los afectados presentan su parte de lesiones @LaVeuPV

Esa noche, Ezequiel y Mireia, la novia, matan el tiempo en un coche cuando una pareja de policias de paisano les obliga a bajar. Los agentes creen que están consumiendo dorgas. Ezequiel conoce a uno de los policias porque lo ha identificado y registrado muchas otras veces. De hecho, se siente acosado por él. Entonces los animos se altera, unos y otros se ponen en tensión. Al poco, Moisés y Adán, tio y hermano de Ezequiel, bajan de casa y se encuentran con la escena. Los policias les piden que se alejen, pero como no van uniformados piensan que son dos “payos” que discuten con el hermano y se ponen en alerta.

Mientras tanto, alguien da la voz de alarma al piso de la familia: “Bajad, que se están pegando”. Pedro, el padre, va escaleras abajo con Olegario, otro de los hermanos, sin chaqueta y con los brazos en alto. “¿Qué pasa, que pasa?”, gritan. Los dos agentes empiezan a tener miedo. En la calle hay mas de una docena de personas y la temperatura sube. Descuelgan el “walkie” y piden auxilio: “Altercado con gitanos”. En muy poco tiempo, una docena de furgonetas con la alarma encendida llegan al bloque. Las ventanas están llenas de vecinos contemplando la escena. Alguien insulta a los policias. Caen platos, pilas, botellas de cristal y una garrafa de cinco litros que estalla al tocar suelo. Los nacionales se equipan para la batalla: Porras, chalecos y escopetas de balas de goma con fuertes haces de luz. “Si sacas la cabeza te meto un tiro”, escucha Marcos. “Escuché un griterio y al mirar por la ventana ví un rifle que me apuntaba y a alguno que decía: ¡Dispara!”, recuerda Gines.

Lesiones Se produce un momento crítico cuando los policias amenazan con subir escalera arriba. Las mujeres llorando, se estrechan contra las puertas. Los niños lloran y gritan. En el otro lado de los bloques, grupos de gente se aproximan alarmados por el alboroto. Jose Luis, Pastor Evangélico y autoridad entre el vecinazgo, intenta mediar, pero a la primera sílaba recibe una lluvia de golpes en las piernas, las costillas y los riñones. Su mujer, Mari, cae de bruces por un porrazo en las rodillas. La misma porra que se para unos segundos antes de golpear a Noemi, la hija, con un niño de pañales en brazos.
Muchos de los vecinos son embutidos y custodiados en el interior del patio número tres. Mientras, Ezequiel y sus hermanos también son golpeados y puestos contra la pared con las piernas abiertas. Margarita, la abuela, corre hacia sus nietos y cae al suelo después de un empujón policial. Se levanta y la vuelven a tirar. A la tercera vez ya tiene la rodilla como una bola. “Los gitanos sois una mierda, unos maricones, unos putos” dicen muchos de los presentes que escucharon gritar a la policia. Fueron 20 minutos sin tregua. El Puche corría con su hija de semanas en brazos. Y Eloy, el hijo menor de Gloria, con trece años, escucha en el hierro de la ventana el porraza que iba dirigido a su cara.

“Bloque conflictivo”

lesiones 1La operación policial acabó con cuatro detenidos a pesar de que los policias no hallaron ninguna evidencia de droga, “De camino a la comisaria nos insultaban”, denuncia Moisés, que también asegura que recibió un fuerte puñetazo en el pecho una vez ya esposado. A las dos horas fueron liberados y de ahí, llenos de contusiones y heridas se fueron al ambulatorio. El informe policial al cual ha tenido acceso La Veu, no recoge ningún traslado a comisaria ni ninguna evidencia de intervención con defensas (según terminología policial) de agentes antidisturbios.

La indignación por la intervención policial de mayo de 2014 todavía dura en los bloques. La presencia policial es habitual y muchos vecinos se sienten estigmatizados por pobres, por gitanos y por vivir dentro de la zona del Cabanayal afectada por la prolongación. No es un sentimiento difuso o victimista. En declaraciones a La Veu unos días después de la carga, Francisco Martinez, Comisario del Retén de la Policia Nacional del Maritimo dijo, en referencia a los portuarios que es “un bloque donde todos son gitanos, un bloque conflictivo para la gente que vive, que es gente de malvivir aunque haya gente decente también. Hay mucho gitano, mucha gente ocupando casas y otras cosas”. Y acaba con una recomendación muy ilustrativa: “¿Los bloques Portuarios? ¿Usted conoce Valencia? si ve los bloques de lejos ya puede hacerse una idea”.

FUENTE: LA VEU

Los números de 2014

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2014 de este blog.

Aquí hay un extracto:

La sala de conciertos de la Ópera de Sydney contiene 2.700 personas. Este blog ha sido visto cerca de 24.000 veces en 2014. Si fuera un concierto en el Sydney Opera House, se se necesitarían alrededor de 9 presentaciones con entradas agotadas para que todos lo vean.

Haz click para ver el reporte completo.

Valls premiado con la Gran Cruz del Mérito Civil ¿Dónde está la cámara oculta?

La Romafobia el racismo antiromaní están asentados en Europa desde hace mucho, no solo a nivel social sino también histórico e institucional, según la época se ha “maquillado” mas o menos.  Obra: Sebastian Kuntz

La Romafobia el racismo antiromaní están asentados en Europa desde hace mucho, no solo a nivel social sino también histórico e institucional, según la época se ha “maquillado” mas o menos.
Obra: Sebastian Kuntz

La Romafobia el racismo antiromaní están asentados en Europa desde hace mucho, no solo a nivel social sino también histórico e institucional, según la época se ha “maquillado” mas o menos.
Finalizada la 2ª Guerra Mundial y con el mundo aún incrédulo del límite hasta donde había llegado el odio y el sadismo del género humano se instauraron instituciones para ayudarnos a preservar a la humanidad entera de repetir una atrocidad similar en el futuro y sobretodo se creó una Carta Universal de los Derechos Humanos, los de todos y todas por el mero hecho de haber nacido. Sin embargo la aplicación de estos derechos es parcial o limitada a lo formal en la mayoría de los casos pero en la realidad nos hallamos con constantes violaciones de estos derechos, con especial virulencia en ciertos grupos vulnerables como los Roma.
Tal es así que los Roma nunca han podido beneficiarse de estos derechos ni siquiera en el momento de mayor énfasis de este logro ya que los campos de concentración nazi, una vez desmantelados por los aliados, siguieron teniendo familias Roma que permanecieron meses encerrados en los mismos en muchos de los países liberados.

Durante el Juicio de Núremberg tampoco se tuvo en cuenta al pueblo romaní que no tuvo nadie que lo representara ni tampoco nadie que hablara a su favor, no se percibieron las compensaciones a las que tenían derecho como el resto y no fuimos reconocidos como víctimas del Holocausto (Samudaripen) hasta el año 1982 a pesar de que muchos datos indican que se podría haber llegado al exterminio de más del 80% de la población romaní europea, una población que a la llegada del nazismo tenía una incipiente clase media e intelectual que se vio relegada al lumpen y la marginalidad.

Durante el Juicio de Núremberg tampoco se tuvo en cuenta al pueblo romaní que no tuvo nadie que lo representara ni tampoco nadie que hablara a su favor, no se percibieron las compensaciones a las que tenían derecho como el resto y no fuimos reconocidos como víctimas del Holocausto (Samudaripen) hasta el año 1982. obra: Félix Monget

Durante el Juicio de Núremberg tampoco se tuvo en cuenta al pueblo romaní que no tuvo nadie que lo representara ni tampoco nadie que hablara a su favor, no se percibieron las compensaciones a las que tenían derecho como el resto y no fuimos reconocidos como víctimas del Holocausto (Samudaripen) hasta el año 1982.
obra: Félix Monget

En realidad el exterminio nazi no es más que la punta del iceberg de un sentimiento antiromaní profundamente arraigado puesto que la persecución, el esclavismo y la limpieza étnica siempre han estado presentes a lo largo de la historia y no parece tener visos de cambio.

No hace falta viajar muy lejos en el tiempo, no hablamos de algo del pasado sino algo muy presente en nuestras sociedades. Los controles antropométricos que precedieron a la Alemania Nazi, en el periodo de entreguerras, no distan demasiado de la toma de huellas dactilares que llevo a cabo el gobierno de Berlusconi, ni tampoco de los registros étnicos efectuados por Suecia. Si debemos hablar de limpieza étnica no podemos tampoco olvidar la esterilización forzosa de mujeres romanís efectuada por varios países como Eslovaquia o la República Checa que se han visto obligadas , por “corrección política”, a pedir disculpas a pesar de que disponemos de evidencias de que estas esterilizaciones se siguen realizando. ¿Acaso los campos de trabajo para roms no se parece sospechosamente a los “Village d’insertion” que utiliza Francia para recluir a la población romaní antes de ser deportada?

La romafobia no solo se institucionaliza sino que además se premia y circula por todos los colores políticos.

En España y bajo el gobierno de Zapatero (supuestamente socialista) se apoyo a Sarkozy en su política de expulsión de los Roma, tirándole de las orejas a Vivian Reding por protestar en contra de ese trato inhumano, de hecho todos los países europeos sin excepción han decidido que los búlgaros y los rumanos son un poco menos ciudadanos europeos que el resto, limitando sus derechos, no sea el caso de que nos “invadan” los roma de estos países porque, al fin y al cabo, parece ser que no somos personas sino problemas sociales o “animales” como se atrevió a decir Zolst Bayer el fundador de Fidesz, el partido del Primer Ministro Viktor Orban en Hungría.

"Los Roma tiene estilos de vida extremadamente diferentes de los nuestros y que entran obviamente en conflicto. No hay otra solución que desmantelar los campamentos progresivamente y reconducir la población a la frontera."

“Los Roma tiene estilos de vida extremadamente diferentes de los nuestros y que entran obviamente en conflicto.
No hay otra solución que desmantelar los campamentos progresivamente y reconducir la población a la frontera.”

No han faltado tampoco aquellos que tomando en la mano, de manera consciente o no, las teorías genetistas nazis o las de Lambroso en su libro “L’uomo delinquente” han osado atribuir a los roma una desviación genética hacia la delincuencia y el robo como nuestro político patrio Xavier Albiol (PP) que en estos momentos está en proceso por estas afirmaciones y otras de similar calibre o por ejemplo el Ministro francés Manuel Valls (SOCIALISTA!!) que no solo ha proseguido con la política  racista del anterior gobierno sino que la ha recrudecido y adornado con afirmaciones como que los gitanos rumanos y búlgaros generan delincuencia o que los roma tenemos unas costumbres demasiado “diferentes” para integrarnos.

Bueno, pues ahora nuestro gobierno, de derechas, neoliberal, que recorta derechos civiles y libertades ganadas tras años de lucha social, que nos deja en la estacada y nos culpa de una crisis que no hemos generado los ciudadanos, va y premia a Manuel Valls con la Gran Cruz del Mérito Civil.

 Analicemos, derecha reaccionaria premia a ministro extranjero supuestamente socialista con la Gran Cruz del Mérito Civil  , los que se supone tendrían que ser su antípodas  y que resulta que están aún más a la derecha que la propia derecha.  Además lo hacen justo después de una ola de protestas y declaraciones de las organizaciones y la población romaní en general que se ha manifestado en contra de las políticas racistas y de expulsión de Francia… sinceramente esto simula una comedia de equivocaciones sino fuera porque hay vidas humanas en peligro en mitad de esta broma macabra ¿Dónde está la cámara oculta?

Egipto, opinión de un observador o/accidental

La primera impresión al llegar a la Plaza Tahrir fue de excitación, ver tanta gente, tanta actividad, la ciudadanía había tomado las calles…

La primera impresión al llegar a la Plaza Tahrir fue de excitación, ver tanta gente, tanta actividad, la ciudadanía había tomado las calles…

¿A quien no se le retuerce el alma con las últimas cifras de muertos en Egipto?, a mi me preocupa, no solo como alguien que se interesa por la paz mundial sino también por vinculaciones personales y afectivas, tengo muy buenos amigos y amigas que residen ahí y hace un par de años, con la llegada de la Primavera Árabe, tuve la oportunidad de poder viajar a este país. Lejos de lo que se esperaría no acudí para contemplar las pirámides ni a recorrer el Nilo sino a intentar entender la realidad un tanto compleja que había quedado tras la revolución.

Para mí, como activista y firme defensor del poder de la ciudadanía activa esta era una oportunidad única de aprendizaje, de conocimiento, de asistir “in situ” al lugar de una revolución.

 Cuando queremos analizar algo, sobre todo cuando no se está presente en el lugar, se intenta siempre mantener una distancia prudencial que nos permite teorizar sin sentirnos implicados directamente, partiendo de la entelequia para analizar a un nivel meta y no dejarse contaminar por los primeros arranques de sentimiento. Por esa razón este viaje a Egipto resultaba tan esperanzador para mí, me permitía embarrarme los brazos hasta el codo y tener una información de primera mano, poder formularme ideas sin mediaciones. Además contaba con la ayuda de mi buen amigo Hossam, al que conozco de muchos años, que me podía hacer de traductor, facilitador y mostrarme esas partes que escapan a la visión del turista que llega para comprar papiros, escarabajos e imitaciones de primeras marcas.

A la hora que tomé esta foto la plaza estaba tranquila pero hacía unos minutos que se había producido una gran manifestación. Los espacios que conducen hasta la plaza estaban repletos de puestos con motivos revolucionarios y caricaturas de Mubarak.

A la hora que tomé esta foto la plaza estaba tranquila pero hacía unos minutos que se había producido una gran manifestación. Los espacios que conducen hasta la plaza estaban repletos de puestos con motivos revolucionarios y caricaturas de Mubarak.

Este amigo mío además siempre ha tenido gran interés por la política y habiendo sido derrocado el tirano Mubarak inmediatamente se puso en activo. Ya en su juventud había participado en movimientos de revuelta desde la universidad. Gracias a esta implicación directa de este amigo mio en uno de los varios partidos políticos que surgían al calor de la esperanza de democracia, pude tomar contacto también con diferentes sectores del partido, otras formaciones y conocer al bloguero precursor de la revolución.

 Visitaba a diario la Plaza Tahrir, digamos más bien que casi vivía ahí puesto que estaba alojado en un hotel situado a pie de plaza, en la misma habitación que usó la cadena BBC para hacer las retransmisiones de la revolución.

La estancia tendría una duración de unos 20 días y había previsto que comenzara un poco antes del Ramadán y finalizara durante el mismo.

La primera impresión al llegar a la Plaza Tahrir fue de excitación, ver tanta gente, tanta actividad, la ciudadanía había tomado las calles… sentía como si todo el mundo estuviera concienciado y el debate político se librara en las calles, veía mujeres dando discursos en la plaza y me sentí embriagado, sentía libertad. Un movimiento juvenil, ciudadano y laico derrocaba a un tirano. En ese momento percibía las revoluciones que iban surgiendo en diferentes lugares del planeta como las notas del inicio de una sinfonía de cambios, la banda sonora del final de este sistema antropófago. Claro… era el primer día.

La población, en general, vivía en la algodonosa nube de haber acabado con el tirano en una revolución que se realizó de manera pacífica en comparación a otros países vecinos. El ejército no había abusado, se confiaba en su poder libertador… eso siempre me olió mal, con sinceridad, no creo en la bondad ni el pacifismo si hablamos de fuerzas militares, llámenlo prejuicio pero la historia no hace más que darnos ejemplos de regímenes militares opresores.

Tampoco creo en sistemas teocráticos donde la religión abandone su espacio privado para irrumpir en la dirección política de un país. Está claro que todos y todas tenemos una influencia cultural por el contexto donde nacemos y esa influencia cultural se manifiesta en diversos planos, desde la gastronomía, al sistema de valores, la religión… y que eso además tiene un reflejo político y organizativo en la sociedad, eso es una cosa, pero de ahí a un gobierno que se base en las interpretaciones más o menos conservadoras y arbitrarias de un sector “iluminado” es algo bien distinto.

En aquel momento de ebullición todo el mundo sabía de política, todo el mundo tenía algo que decir, que aportar, que discutir. Me recordaba, aunque yo era muy pequeño, al ambiente que se respiraba con nuestra recién estrenada democracia en España en los finales de los 70 y principios de los 80. Todo era política y tenía relación con ella, lo sociedad entera estaba impregnada.

La plaza era un gran centro de vida, no solo política, también la gente intentaba  ganarse la vida vendiendo camisetas, banderas y todo tipo de "productos" relativos a la Revolución.

La plaza era un gran centro de vida, no solo política, también la gente intentaba ganarse la vida vendiendo camisetas, banderas y todo tipo de “productos” relativos a la Revolución.

La diferencia esencial es que en España los partidos políticos habían tenido, en su mayoría, una estructura en la clandestinidad y su llegada fue como un retorno, pero no ocurrió así en Egipto donde la única estructura en la clandestinidad era la de los “hermanos musulmanes”. La persecución de este grupo hizo que desarrollaran un importante entramado de conexiones, una estructura y una propuesta. El resto de partidos democráticos en Egipto, en ese momento, pasaban el tiempo tratando de organizar sus ideas, de presentar propuestas en base a sus ideales, pero antes debían ponerse de acuerdo en cuales eran esos ideales. Esto provocó una atomización de partidos, una cantidad enorme, cargados de matices diferenciadores a veces no demasiado claros, que establecían largos debates ideológicos, en un país donde el analfabetismo y la pobreza están al orden del día.

Mientras intelectuales y políticos se enzarzaban en esas profundas discusiones sobre principios y conceptos, la clase media y con ciertos posibles se había cansado de la revolución porque había alejado al turismo, porque las vías principales estaban cortadas y ya habían pasado muchos meses desde aquel 25 de enero sin que pareciera que la nueva sociedad egipcia tomara forma, ya se oían en aquel entonces voces que susurraban su apoyo al ejercito como instrumento para volver a la “normalidad”.

Los Hermanos Musulmanes, mejor organizados y con estructura de resistencia supieron echar mano del populismo mientras intelectuales-políticos intentaban aclararse. Foto de la marcha del 29 de julio.

Los Hermanos Musulmanes, mejor organizados y con estructura de resistencia supieron echar mano del populismo mientras intelectuales-políticos intentaban aclararse. Foto de la marcha del 29 de julio.

Los Hermanos Musulmanes, mejor organizados y con estructura de resistencia supieron echar mano del populismo y mientras intelectuales-políticos se aclaraban ellos se dedicaron a vender su producto a una población donde el peso de la religión es muy significativo y que como hemos dicho anteriormente sufre graves carencias. Aprovecharon el mes de Ramadán para acudir a las mezquitas y los barrios portando alimentos regalados o a muy bajo precio, lo que les granjeo las simpatías de una población hambrienta de comida y de instrucción. Los hermanos musulmanes no iniciaron la revolución, ni siquiera fueron punta de lanza, pero han sido los grandes beneficiarios.

La cuestión se veía muy clara y los sectores más moderados, algunos de ellos, trataban de tomar como ejemplo la transición española, querían crear un gobierno plural con lo que sería algo parecido a un “centro-derecha” donde los hermanos musulmanes “moderados” llegarían al poder, algo que tampoco vi claro jamás. Las fórmulas que funcionan en un país no tienen por qué funcionar en otro, no es una plantilla que puedas mover a voluntad, no es una poción mágica infalible y el caso de España es como poco particular.

Sin embargo, era inevitable el ascenso de los Hermanos Musulmanes, las circunstancias jugaban a su favor. Fue muy impresionante para mi observar una concentración enorme de Hermanos Musulmanes, 2 millones, el último viernes antes del Ramadán, el 29 de julio, en la Plaza Tahrir. Venían por miles de diferentes lugares del país. Si debo hablar con absoluta franqueza me sentí cohibido, como en una gran concentración de la derecha a la que uno llega por equivocación… no me sentí cómodo. Los dueños del hotel que eran en su mayoría cristianos coptos no participaban, claro está, de la concentración. Tampoco vivían con miedo ni había ningún problema entre los trabajadores, ya fueran coptos o musulmanes. Esa es otra gran falacia que pretenden vendernos, los conflictos entre ellos se solían producir en barrios, son conflictos en su mayoría de carácter personal donde la cuestión religiosa no es un factor incitador ni el definitivo, lo que no quiere decir que la sombra del prejuicio no exista.

La percepción de la revolución pasados unos meses ya no era tan entusiasta, de hecho el símbolo de la Plaza Tahrir empezaba a ser utilizado como reclamo turístico, no era raro hallar réplicas de la misma en las tiendas de artesanía.

Los militares arrasando el símbolo de la revolución. En menos de 10 minutos todo esta destruido, lo que había durado meses se convierte en un montón de basura. 1 de agosto 2011.

Los militares arrasando el símbolo de la revolución. En menos de 10 minutos todo esta destruido, lo que había durado meses se convierte en un montón de basura. 1 de agosto 2011.

La organización en la plaza era bastante estricta, se habían habilitado un par de entradas y salidas que eran controladas por grupos de jóvenes con el fin de prevenir los robos y evitar también que la situación se desmadrase, en el interior de la plaza estaba la parada de metro y era la arteria principal del tráfico de El Cairo. Pero como decía antes, los comerciantes, clase media, estaban ya hartos de una situación que parecía prolongarse demasiado, por eso la llegada del ejército se tomó como un principio de solución y el 1 de agosto de 2011 toman la plaza. En menos de 10 minutos todo es arrasado, lo que había durado meses se convierte en un montón de basura.

Hasta aquí lo que puedo relatar en primera persona por haber estado ahí, el transcurso posterior ya es un seguimiento desde España. Después de esta experiencia y sentirme firme defensor de la revolución y del cambio, intento mantener el interés e intento filtrar lo que llega desde ahí.

En las elecciones de 2012 Morsi se presenta como candidato por el Partido Libertad y Justicia, en realidad como cabeza de lista se propuso primeramente a un moderado, Khairat-El-Shater, pero lo echaron para atrás por ser “demasiado moderado” por tanto se eligió a Morsi como representante que necesitó de dos vueltas de votación quedando como vencedor en las últimas del 16 y 17 de junio de 2012.

Ya en el poder desarrolla su pensamiento y empieza a tomar medidas. La violencia sexual contra las mujeres que protestaban en Tahrir son muestras más que evidentes de como se trata de “reconducir” a los y las díscolas contra el gobierno, imponen por la fuerza medidas basadas en sus planteamientos obtusos y abusa de la confianza que se le otorga como iniciador de la democracia y jefe del estado. Una pésima gestión que estaba ya conduciendo a Egipto a la gestación de una revuelta. No hay nada que justifique las acciones de Morsi, autoritario, impositivo y parcial.

Se hacía necesaria una acción pero, ¿era un golpe de estado la acción que se precisaba?

Se hacía necesaria una acción pero, ¿era un golpe de estado la acción que se precisaba?

En un principio las noticias que nos llegan de la situación en Egipto nos llegan confusas, se habla de un golpe de estado y otras personas lo niegan. Yo, personalmente no lo tenía claro, por eso me comunique con mis amigos y amigas en El Cairo, esperando algo de luz sobre lo que nos llegaba España. La respuesta no se hizo esperar, mis amistades me aseguraban, con ingenuidad, que no se trataba de un golpe de estado, yo me lo creí. Tan mala había sido la gestión y las noticias que nos llegaban sobre Morsi que pensaba que estaba teniendo lugar una nueva revolución que hilaba el progreso de la última, no sé si pecaba de cándido, no sé si mis amistades confiaban en lo que decían, yo creo que si, y eran tan inocentes como yo, por lo que he sufrido una evolución en mis planteamientos iniciales.

Se hacía necesaria una acción pero, ¿era un golpe de estado la acción que se precisaba?  Evidentemente no, guste o no las elecciones se ganaron democráticamente y el método de sustitución, por tanto, debería de pasar por ese filtro democrático.

 Ejemplos de las consecuencias de arrebatar el poder por la fuerza las tenemos en los dramáticos sucesos que comenzaron en el año 1992 en Argelia con el derrocamiento del FIS. Por todos y todas es sabido la época de terror y barbarie que vino después.

Este golpe de estado ha radicalizado las posturas, ha creado un lodazal entre las apetencias occidentales y los intereses neoliberales, y ha creado un clima de violencia y frustración generalizada.

Este golpe de estado ha radicalizado las posturas, ha creado un lodazal entre las apetencias occidentales y los intereses neoliberales, y ha creado un clima de violencia y frustración generalizada.

Los Hermanos Musulmanes dejaron las armas en los años 60, no está en su intención retomarlas, pero hay muchos grupúsculos radicales que se mueven en su entorno de los que no dudo que hicieran una llamada a la lucha armada y eso supondría la llegada de una guerra civil sangrienta que sumiría al país en una situación económica miserable y una realidad social que tardaría décadas en normalizarse.

Este golpe de estado ha radicalizado las posturas, ha creado un lodazal entre las apetencias occidentales y los intereses neoliberales, y ha creado un clima de violencia y frustración generalizada. En definitiva el golpe militar castrense ha finalizado con el proceso democrático y se corre el peligro de haber derrocado a un tirano, Mubarak, y de instaurar una nueva tiranía y que esos dos años de reajuste democrático queden relegados a la nada.

Confío en el Pueblo Egipcio y en su responsabilidad, por el momento los que se sienten más felices de este Golpe de Estado son Estados Unidos que se manifiesta comprensivo con los militares e Israel que ve con sumo agrado las primeras medidas que ha tomado el ejército de bloquear los túneles que servían para introducir clandestinamente ayudas a Palestina.