Archive for the ‘Rechazo vecinal’ Category

Persecución por perfil étnico en el Cabanyal

ROMED II Mishto Attitude tiene como principios básicos de actuación se basan en el empoderamiento y la participación directa de la comunidad romaní del barrio, tanto autóctona como migrante, en el proceso de propuestas, iniciativas y toma de decisiones en este Plan de rehabilitación Integral del Barrio del Cabanyal, favoreciendo la comunicación con la Administración y la generación de un grupo activo de acción comunitaria.

ROMED II Mishto Attitude se basa en el empoderamiento y la participación directa de la comunidad romaní en el proceso de propuestas, iniciativas y toma de decisiones, favoreciendo la comunicación con la Administración y la generación de un grupo activo de acción comunitaria. Imagen cedida para el proyecto por el pintor kaló Gabi Jiménez

En estas últimas semanas del año, y el inicio del 2016, la población romaní del barrio del Cabanyal en Valencia está sufriendo una oleada de multas y hostigamiento que según todos los indicios parece responder a una acción de perfil étnico y ante la que la propia población romaní, tanto la rumana como la española, está reaccionando con apoyo jurídico coordinado desde Madrid con, entre otros, abogados de la Fundación Secretariado Gitano y el apoyo de diversas entidades como la Plataforma por la Gestión Policial por la Diversidad, La Red de Centros de Asistencia a Víctimas de Discriminación Racial o Étnica del Consejo para la Igualdad de Trato y No Discriminación de las Personas por el origen Racial o Étnico.

La actitud de la Comunidad Romaní del barrio ha sido de diálogo y ofrecimiento para resolver los problemas de convivencia, de hecho la puesta en marcha del ROMED II Pilot Projet Cabanyal y el reciente compromiso de colaboración firmado por el Ayuntamiento de Valencia con el Consejo de Europa (Commitment letter-Valencia) camina precisamente en este sentido.

Este compromiso se firmó públicamente el pasado mes de Diciembre durante el acto de presentación de este proyecto piloto en el Cabanyal. A este acto acudieron tanto los responsables del programa ROMED en el Consejo de Europa, como autoridades locales y regionales así como un nutrido grupo de representantes del tejido social del barrio del Cabanyal. Representantes del Cabildo de Tenerife y la población kalé de las islas también acudieron puesto que el proyecto ROMED se desarrollará también ahí en unos pocos meses.

Conviene recordar que el perfil étnico, además de constituir una discriminación ilícita –y así lo han establecido numerosos organismos internacionales y regionales de Derechos Humanos-, fomenta la estigmatización de determinados colectivos (y por tanto, el racismo del público general), conlleva una pérdida de legitimidad de la institución policial y del propio Estado entre las minorías, y ha demostrado ser además una práctica totalmente ineficaz en la prevención del delito y de otros ilícitos.

Debemos tener en cuenta también el contexto en el que se desarrolla esta acción.

CONTEXTO

El barrio del Cabanyal es un Conjunto Histórico Protegido de la ciudad de Valencia, declarado Bien de Interés Cultural en 1993.

El barrio del Cabanyal es un Conjunto Histórico Protegido de la ciudad de Valencia, declarado Bien de Interés Cultural en 1993.
@Plataforma Salvem el Cabanyal

El barrio del Cabanyal ha sido sometido durante 24 años a una política que tenía como objetivo final la destrucción y aniquilación, tanto urbana como convivencial en el mismo, con el fin de que el punto de degradación alcanzase tal nivel que proporcionara la excusa perfecta para destruirlo y saltarse así la sentencia emitida por el Tribunal supremo en el que se paralizan las obras de derribo del barrio “en tanto se lleve a cabo una adaptación del mismo que garantice la protección de los valores histórico-artísticos que motivaron la calificación de éste como conjunto histórico”.

Una acción que podríamos calificar como rastrera y turbia por parte del Ayuntamiento del Partido Popular liderado por Rita Barberá. La respuesta “radical y antisistema” de Rita Barberá” consistió en no acatar la orden del Tribunal Supremo y en la creación de una empresa pública “Plan Cabanyal 2010” con la que fue comprando a particulares viviendas en el barrio con el fin de desvalorizar el barrio convirtiéndolo en un desierto de solares y escombros.

Durante todo este tiempo también se utilizó a los “gitanos” como arma arrojadiza, aprovecharon los prejuicios que existen en general contra este colectivo para crear “mala fama” al barrio. En el imaginero general , cuando se hace mención a un barrio degradado se dice que es un barrio “lleno de gitanos”, situándolos en la misma posición en la que se sitúa la suciedad, la droga… como si habláramos de otro objeto inanimado más, como si tratáramos de cosas y no de seres humanos.

Con el cambio de Gobierno y la caída de 24 años de intentos de aniquilación del barrio se inicia un nuevo capítulo en la historia de este barrio marinero del Cabanyal, un capitulo que viene marcado por varias palabras mágicas, procesos participativos, diálogo, mediación, restauración, rehabilitación, convivencia…. que se han repetido como mantras.

La aparición del proyecto VA CABANYAL supone un gran empujón en este sentido. Este equipo multidisciplinar ganó en concurso la opción para iniciar este proceso de recuperación del barrio, uno de los principales motivos que hicieron decisiva su elección es la metodología participativa que decidieron usar para recoger las inquietudes y propuestas del barrio.

Equipo de VA CABANYAL acompañado de colaboradores/as celebrando la aprobación del proyecto el pasado 23 de diciembre.

Equipo de VA CABANYAL acompañado de colaboradores/as celebrando la aprobación del proyecto el pasado 23 de diciembre.

La gran sorpresa fue cuando descubrieron que el proceso de rehabilitación no consistía solo en construir, rehabilitar… material urbano sino que la rehabilitación debía ser también convivencial, era como llegar a un núcleo  donde su población debe recuperarse y adaptarse a una nueva situación, que aunque favorable aún resulta desconcertante por desconocida, por nueva.

Durante los talleres no hubo una presencia real del colectivo romaní del barrio, aunque sí que el equipo de Va Cabanyal hizo uso de otras estrategias más directas como las visitas y las entrevistas a vecinos y vecinas romanís del barrio. De hecho el entendimiento y forma de trabajo, el esfuerzo, hizo que el propio proyecto  ROMED II Pilot Projet Cabanyal se adoptara sinérgicamente dentro de las acciones relacionadas con la recuperación convivencial del barrio.

Hemos de decir que esta participación no fue tomada con igual agrado por todos los vecinos y vecinas del barrio que ven en este colectivo, el romaní, el “chivo expiatorio” de todos los males.

Esto se debe a varios factores.

Por un lado las actitudes “clientelistas” de las grandes Federaciones Gitanas que no solo provocaron actos patéticos y vergonzosos como aquel en el que se nombró a Francisco Camps, en pleno juicio por corrupción, TIO PACO, un trato de respeto dentro de la cultura gitana, sino que además provoca un desentendimiento de su propio pueblo en apoyo a la gestión municipal del Partido Popular destinada a la destrucción del barrio lo que sentenció a la población romaní del barrio a la indefensión absoluta, a la nula representación de sus intereses y a un proceso de marginación y abandono que duró más de dos décadas.

Esto afecta a la percepción de un grupo de vecinos y vecinas no-gitanas que culpabilizan a TODOS y TODAS las gitanas como el potencial enemigo, los “votantes del PP”, gracias a estas federaciones gitanas, a estos actos de “peloteo” institucional y al silencio programado frente a las necesidades del colectivo para “salir al fondo de la foto” y no poner en peligro las subvenciones que se entregaban al “buen comportamiento” .

 "Conviene no olvidarse nunca de que el otro existe: aquel que no es como nosotros, que no comparte nuestra cultura, ni nuestro aspecto, ni el poder de nuestra palabra mayoritaria. Conviene asimismo recordar que, pese a su diferencia, posee los mismos derechos que nosotros tenemos: nosotros que somos los otros para él" Rosa Montero Imagen: Adieu Fréres Roms - Gabi Jimenez - 2008, Acrylique sur toile 100 x 100 cm

“Conviene no olvidarse nunca de que el otro existe: aquel que no es como nosotros, que no comparte nuestra cultura, ni nuestro aspecto, ni el poder de nuestra palabra mayoritaria. Conviene asimismo recordar que, pese a su diferencia, posee los mismos derechos que nosotros tenemos: nosotros que somos los otros para él” Rosa Montero
Imagen: Adieu Fréres Roms – Gabi Jimenez – 2008, Acrylique sur toile 100 x 100 cm

Frente a este “prejuicio político” debemos añadir los prejuicios clásicos relacionados con la convivencia, la droga, la suciedad, la delincuencia… que se atribuyen a este colectivo y que fueron desde luego potenciados por el anterior gobierno para provocar la huida, la salida del barrio y así llevar a cabo su maquiavélico Plan.

El eslabón más débil de la sociedad es siempre el que recibe la peor sacudida y si hablamos de la población romaní nos encontramos con esa forma de racismo que pretende convertir a la víctima en la culpable de su situación, algo tan canalla y rastrero como quien justifica la violación de una mujer con el consabido machismo repugnante del “es que iba provocando” “Es que era de madrugada y volvía sola”… una argumentación que descalifica e invalida de base a quien la pronuncia.

EL PROBLEMA

El problema comienza a tan solo una semana de la firma del compromiso de colaboración firmado por el Ayuntamiento de Valencia, incluso antes de que se pueda constituir el Grupo de Acción Comunitaria que es el grupo base desde el que la población romaní del barrio, tanto la autóctona como la rumana, elaborará, negociará y realizará sus propuestas que se presentarán a un representante municipal que dará respuesta a estas demandas en la forma conveniente.

A tan solo una semana aparecen, todas a un tiempo, multas relacionadas con Iberdrola y los enganches a la luz, sobre todo a los kalós que viven en el bloque portuario, viviendas municipales. Al mismo tiempo a la población Rom de Rumanía le llegan multas relacionadas con el almacenamiento de chatarra y otras relacionadas con sacar la ropa fuera de casa para que se seque.

Por si esto fuera poco, la Policía Nacional le da una paliza a Margarita Díaz, una vecina gitana de los bloques portuarios, en presencia de su hija de tan solo un año, con todos los vecinos y vecinas del bloque como testigos. Desgraciadamente y gracias a la LEY MORDAZA no se permiten tomar imágenes de estas escenas de abuso que se repiten cada cierto tiempo, pero existe la grabación de la voz de lo que dicen los policías donde se ve claramente el sesgo étnico de la acción y el trato despectivo a la población romaní identificada como potencial delincuente.

Si a todo esto añadimos las fechas en las que se produce esto, plenas navidades, resulta aún más maliciosa “coincidencia”, pero para no quedarnos cortos debemos añadir que la población Rom de Rumanía es en gran parte analfabeta y con rudimentarios conocimientos del castellano, con lo que firman sus denuncias sin saber ni siquiera el contenido de lo que firman dándose numerosos casos de abusos en este sentido.

Margarita Díaz, vecina del barrio del Cabanyal, gitana y víctima de la violencia policial, fue golpeada en presencia de su hija de apenas un año de edad y de todo el bloque de portuarios.

Margarita Díaz, vecina del barrio del Cabanyal, gitana y víctima de la violencia policial, fue golpeada en presencia de su hija de apenas un año de edad y de todo el bloque de portuarios. @LaVeuPV

En el caso de los enganches a la luz debemos decir que con el anterior gobierno de Rita, cuando alguien del bloque dejaba de pagar un mes o le faltaba algo de dinero para el recibo, venían, en compañía de la Policía Local, para quitar los contadores, manteniendo así a la población sin las condiciones mínimas para poder vivir, demandando además requisitos tremendamente complicados para restaurar la corriente eléctrica, por lo que para algunos y algunas no quedó más remedio que engancharse a la luz ante la complicada lista de condiciones y su completo desconocimiento sobre tramitaciones burocráticas.

El resultado de esta operación, y la llamo así por la premeditación, la forma en la que afecta a un grupo muy concreto de vecinos y vecinas del barrio, concretamente los Romá (gitanos), de una zona determinada y además con varias circunstancias que dan a entender una acción programada que parece tener como objetivo el abandono “voluntario” de esta población del barrio. Esto ha generando un estado de amedrentamiento general en este sector de población, una fractura social y que familias enteras se encuentren ante la posibilidad de acabar en la cárcel, sobretodo en la cuestión de IBERDROLA al tratarse de sentencias en firme.

Se da la circunstancia de que “curiosamente” todo se da en el momento en el que se decide invertir 12’9 millones de euros en la rehabilitación de las viviendas. De hecho en entrevistas llevados a cabo con los representantes de la Empresa Pública Plan Cabanyal- Canyamelar S.A, anteriormente Plan Cabanyal 2010, se comentaba la preocupación sobre cómo llevar a cabo esta rehabilitación en las viviendas municipales del Bloque Portuario dada la ocupación de varias viviendas por familias y las cuestiones relacionadas con los enganches. También se comentó la dificultad futura para poder alquilar viviendas rehabilitadas por la “problemática” existente.

RESPUESTA DE LA POBLACIÓN ROMANÍ

Gracias al trabajo de los enlaces comunitarios del programa ROMED II Mishto Attitude, Tomás Correas y Mítica Baiculescu, en colaboración con la Fundación Secretariado Gitano y otras entidades tanto de dentro como de fuera del barrio que han mostrado su solidaridad ante este escandaloso caso de abuso y hostigamiento a la población romaní, hemos conseguido ente otras cuestiones que se plantee la creación de una mesa de diálogo para resolver este problema con la participación de las diferentes concejalías implicadas en esta cuestión. La actitud del Gobierno Municipal ha sido, por tanto, la de colaboración y ayudar en todo lo posible para una resolución satisfactoria de esta lamentable situación.

Esta población ha sido la doble víctima de un plan para destruir un barrio en el que fueron usados como arma arrojadiza por el anterior gobierno popular y ahora como elemento indeseable y perjudicial, para unos y unas cuantas, para la regeneración del barrio.

Es obvio y urgente que es necesaria la mediación como estrategia de intervención, algo que además ha manifestado el propio Ayuntamiento en las diferentes entrevistas y contactos que se han mantenido. La coordinación de toda la comunidad es otro punto a destacar, no es el problema de los gitanos y las gitanas es el problema del barrio, del modelo de barrio que se propone y del talante del mismo. Foto: @Jorge López

Es obvio y urgente que es necesaria la mediación como estrategia de intervención, algo que además ha manifestado el propio Ayuntamiento en las diferentes entrevistas y contactos que se han mantenido.
Foto: @Jorge López

A nivel de barrio todo está en manos de abogados especializados en cuestiones de igualdad que en caso de no resolverse la situación actuarán denunciando esta práctica como persecución por perfil étnico que se traduciría en la ilegalidad de estas prácticas policiales y la consideración de esta acción como un grave atentado contra las garantías de un Estado de Derecho.

Es interesante, como no, recordar el caso de Rosalind Williams, una mujer negra con nacionalidad española que sufrió una identificación policial que denunció por considerar que se había hecho debido a su color de piel. El Tribunal Constitucional avaló la actuación policial, por lo que Williams recurrió al Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas y éste le dio la razón, indicando que “la autora fue individualizada para dicho control de identidad únicamente por razón de sus características raciales y que éstas constituyeron el elemento determinante para sospechar de ella una conducta ilegal”(Dictamen del Comité de la ONU de 17/08/06, de 17 de agosto de 2009. Comunicación 1493/2006).

Las comunicaciones con las diferentes Consellerías indican que en el caso de las multas provocadas por el tema del almacenamiento de material de reciclaje están siendo tratadas por vía administrativa, sin embargo en la cuestión de las multas de Iberdrola no tenemos aún una solución clara aunque las propuestas van en la línea de Servicios a la Comunidad y Pagos Fraccionados.

El apoyo por parte de las diferentes entidades que forman parte del tejido asociativo del barrio ha sido masivo en este sentido, dando difusión a la situación, realizando entrevistas a los afectados, manifestando su apoyo contra esta situación de abuso, sin embargo se ha echado de menos una posición oficial por parte de la Plataforma Salvem el Cabanyal, que es el icono de lucha y resistencia del barrio que de momento no se ha hecho eco de ninguna de las noticias aparecidas al respecto, así mismo tampoco se ha pronunciado oficialmente aunque en conversaciones mantenidas con algunos de sus componentes a nivel individual, la posición de estas personas ha sido la de justificar en cierta manera las acciones “legales” de la policía y en algunos casos se ha mencionado la “difícil convivencia” con elementos de la población gitana del barrio sin profundizar más allá, algo que no puedo dejar de considerar como mínimo como “ambiguo” sobre todo por parte de la organización que ha protagonizado la defensa a ultranza del barrio, de sus vecinos y vecinas.

Precisamente en este sentido tanto los enlaces comunitarios de ROMED II Mishto Attitude como el coordinador del mismo han propuesto reunirse con las entidades vecinales para localizar aquellas familias o lugares donde la convivencia puede hallarse en peligro para que se pueda auto-regular desde el propio grupo, lo que iría en consonancia con las palabras mágicas usadas por este gobierno que son mediación y diálogo en lugar de hacer uso de la técnica de “muerto el perro se acabó la rabia” tratando literalmente como a “perros” a todo un grupo humano sobre el que hacer recaer todos los males.

Ahora vamos a conocer algunas de estas VOCES GITANAS del Cabanyal que explicarán con su testimonio la situación gracias a la colaboración de la Radio Comunitaria del barrio RADIO MALVA.

 La coordinación de toda la comunidad de vecinos y vecinas que forman parte del barrio es otro punto a trabajar, no es el problema de los gitanos y las gitanas es el problema del barrio, del modelo de barrio que se propone y del talante del mismo. Foto: @Ana de Inés Trujillo

La coordinación de toda la comunidad de vecinos y vecinas que forman parte del barrio es otro punto a trabajar, no es el problema de los gitanos y las gitanas es el problema del barrio, del modelo de barrio que se propone y del talante del mismo.
Foto: @Ana de Inés Trujillo

Tomás Correas es enlace comunitario con la población kalé del Barrio del Cabanyal edentro del programa ROMED II Mishto Attitude. Nos explica cual es la situación, marca la solidaridad con el grupo de Roms de Rumanía y comenta alguna de las propuestas que se han hecho para mejorar la situación. Click aquí para escuchar la entrevista

Yonuts es un vecino Rom de Rumanía, nos habla de los roms de Rumanía en el Cabanyal en las propias palabras de los afectados…entradas a domicilios sin orden, denuncias que se firman sin conocer el contenido, hostigamiento a una población concreta en un barrio concreto… historias de familias contadas por los protagonistas (Click)

Ramona vino hace cinco años desde Rumanía. Narra como es la convivencia en el barrio, sus deseos de continuar viviendo en El Cabanyal. Hace cinco meses la policía local le multó por tender la ropa en la calle. Participa en el proyecto “Mi salud”, ha hecho cursos de alfabetización y de castellano intentando prosperar y tener una mejor vida. Acaba de ser madre y en cuanto pueda va a continuar su curso de 5 meses como Agente de Salud. (Click)

Demetrio Gómez es el Romed National Former Project, autor del blog Baxtalo, habla de los últimos sucesos acaecidos en el barrio relativos al hostigamiento y persecución por perfil étnico, las propuestas desde la población romaní y la dinamización del tejido social de estas comunidades.
“Acabar con el gueto no es moverlo de sitio es hacer que las personas que viven en estas situaciones de exclusión puedan insertarse para que el gueto acabe” (Click)

PARA SABER MÁS:

PROYECTO ROMED II

Población Romaní de Rumanía

Población kalé del Cabanyal, Bloques Portuarios

Anuncios

¿Qué hacer en caso de ser objeto de una discriminación en espacios públicos y seguridad?

La propia normativa que rige la actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado prohíbe de manera terminante toda discriminación

La propia normativa que rige la actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado prohíbe de manera terminante toda discriminación

La normativa que rige la actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado prohíbe de manera terminante toda discriminación. Además, a través del libro-registro en el que se deben de recoger todas las diligencias de identificación policial practicadas, el Ministerio Fiscal puede comprobar si la identificación de cualquier persona ha podido tener carácter discriminatorio.

Artículo 16.1 de la Ley Orgánica 4/2015, de 30 de marzo, de Protección de la Seguridad Ciudadana, y el artículo 16.3 de la citada Ley Orgánica 4/2015 profundiza en la regulación del libro-registro en el que se han de recoger todas las diligencias de identificación policial practicadas.
Una práctica discriminatoria puede llegar a producirse en espacios públicos durante los dispositivos operativos policiales de prevención para el mantenimiento de la seguridad ciudadana si estas identificaciones están basadas en perfiles relacionados con características de la persona, como, por ejemplo, su etnia, color, identidad de género o situación socioeconómica.
Mayo de 2014, un grupo de vecinos kalós del barrio del Cabanyal presentan su parte de lesiones, el Comisario del Retén de la Policia Nacional del Maritimo dijo, en referencia a los portuarios que es “un bloque donde todos son gitanos, un bloque conflictivo para la gente que vive, que es gente de malvivir aunque haya gente decente también. Hay mucho gitano, mucha gente ocupando casas y otras cosas”. Y acaba con una recomendación muy ilustrativa: “¿Los bloques Portuarios? ¿Usted conoce Valencia? si ve los bloques de lejos ya puede hacerse una idea”.

Mayo de 2014, un grupo de vecinos kalós del barrio del Cabanyal presentan su parte de lesiones, el Comisario del Retén de la Policia Nacional del Maritimo dijo, en referencia a los portuarios que es “un bloque donde todos son gitanos, un bloque conflictivo para la gente que vive, que es gente de malvivir aunque haya gente decente también. Hay mucho gitano, mucha gente ocupando casas y otras cosas”. Y acaba con una recomendación muy ilustrativa: “¿Los bloques Portuarios? ¿Usted conoce Valencia? si ve los bloques de lejos ya puede hacerse una idea”.

En caso de que una persona considere que ha sido objeto de una identificación discriminatoria, en vulneración de la legislación vigente, puede dirigirse tanto al Defensor del Pueblo o Defensores del Pueblo autonómicos, en su caso, como a los servicios especializados en materia de discriminación racial o el motivo de discriminación de que se trate.

También se pueden formular quejas a través del Formulario de Quejas y Sugerencias, cuyo objeto consiste en dejar constancia de las quejas que los ciudadanos estimen convenientes sobre el funcionamiento de las unidades administrativas (cuerpos policiales) dependientes de dicho Ministerio.

Estas quejas pueden presentarse de las siguientes formas:

 

– Presencial, en las oficinas de los organismos correspondientes

 

– Correo postal.

 

– Telemática: cuando se trate de quejas, a través de la sede electrónica del Ministerio del Interior.

Orden INT/949/2007, de 30 de marzo, por la que se aprueba el formulario de quejas y sugerencias del Ministerio del Interior (BOE núm. 88, de 12 de abril).
Disponible en:
 En caso de que una persona considere que ha sido objeto de una identificación discriminatoria, en vulneración de la legislación vigente, puede dirigirse tanto al Defensor del Pueblo o Defensores del Pueblo autonómicos, en su caso, como a los servicios especializados en materia de discriminación racial o el motivo de discriminación de que se trate.


En caso de que una persona considere que ha sido objeto de una identificación discriminatoria, en vulneración de la legislación vigente, puede dirigirse tanto al Defensor del Pueblo o Defensores del Pueblo autonómicos, en su caso, como a los servicios especializados en materia de discriminación racial o el motivo de discriminación de que se trate.

Las quejas de los ciudadanos se reflejarán por escrito en el Formulario, indicando nombre, apellidos y domicilio, a efectos de comunicaciones, y firmando al final de la correspondiente hoja. Suscrita la queja personalmente en el Formulario correspondiente, se le entregará en el acto copia de la misma debidamente sellada.

Si la queja se remite por correo y se deja constancia del domicilio, se le enviará la copia correspondiente al remitente. Las quejas presentadas por correo electrónico e internet deberán estar suscritas con la firma electrónica del interesado.

Recibidas las quejas en la dependencia afectada, esta, en el plazo de veinte días y previas las aclaraciones que estime recabar del ciudadano, informará a este de las actuaciones realizadas y de las medidas, en su caso, adoptadas. Finalmente, si transcurrido el plazo a que se refiere el apartado anterior, el ciudadano no hubiese obtenido ninguna respuesta de la Administración, podrá dirigirse, a fin de conocer los motivos que han originado la falta de contestación y exigir las oportunas responsabilidades, a la siguiente unidad:

 

Inspección de Personal y Servicios de Seguridad (asuntos relacionados con la Guardia Civil y con la Policía).

C/ Cea Bermúdez, 35-37, 28003  –  Madrid; teléfonos: 915372648-2649;  fax: 915372600.
Ante un caso de estas características presentado en la comisión de Derechos Humanos de la ONU está fue tajante en su sentencia:
El control por perfiles étnicos que se practica en España ha sido denunciado en varias ocasiones por diferentes organismos internacionales.

El control por perfiles étnicos que se practica en España ha sido denunciado en varias ocasiones por diferentes organismos internacionales.

“es legítimo efectuar controles de identidad de manera general con fines de protección de la seguridad ciudadana y de prevención del delito o con miras a controlar la inmigración ilegal. Ahora bien, cuando las autoridades efectúan dichos controles, las meras características físicas o étnicas de las personas objeto de los mismos no deben ser tomadas en consideración como indicios de su posible situación ilegal en el país. Tampoco deben efectuarse de manera tal que solo las personas con determinados rasgos físicos o étnicos sean señaladas. Lo contrario no solo afectaría negativamente la dignidad de las personas afectadas, sino que además contribuiría a la propagación de actitudes xenófobas entre la población en general y sería contradictorio con una política efectiva de lucha contra la discriminación racial”.

Las minorías étnicas suelen estar sobreexpuestas a un control policial excesivo, que no está basado en criterios objetivos como la conducta individual de las personas sino en los prejuicios falsos e infundados que los agentes tienen acerca de una supuesta mayor probabilidad de que estos colectivos se encuentren involucrados en la comisión de un delito o ilícito administrativo. Estas prácticas policiales ilegales se conocen como perfil étnico (del inglés: ethnic profiling).

El perfil étnico, además de constituir una discriminación ilícita –y así lo han establecido numerosos organismos internacionales y regionales de derechos humanos-, fomenta la estigmatización de determinados colectivos (y por tanto, el racismo del público general), conlleva una pérdida de legitimidad de la institución policial y del propio Estado entre las minorías, y ha demostrado ser además una práctica totalmente ineficaz en la prevención del delito y de otros ilícitos. Los Estados deben establecer estándares legales claros que prohíban el perfil étnico y requieran la sospecha razonable como el único indicio posible para controlar a una persona y tomar medidas que prevengan la realización de estas prácticas policiales discriminatorias.

Actuaciones y cargas policiales, límites y defensa ciudadana.

Fontvieille: Un joven gitano es abatido a tiros con un fusil de caza

Un hombre asesinó por la noche a otro con un fusíl de caza en un campamento gitano. Supuestamente, el camarero de el Bar du Moulin, la fachada en en la foto. Foto: Edouard Coulot

Un camarero con un largo pasado judicial se hizo a la fuga después de haber disparado este domingo  por la noche.

Aterrorizados. Este es el calificativo necesario para recordar la reacción de los Fontvilenses, ayer al mediodia cuando se enteraron de que un asesinato había sido perpetrado en su pacífico pueblo este pasado domingo por la noche.
Es en el  “Bar du Moulin”, un pequeño establecimiento situado en plena centro de la ciudad, enfrente de la iglesia, donde el drama se desarrolló. “Vi muy bien unos policias ayer por la noche” nos confía un traseúnte “Pero pensé que se trataba de un control de identidad”. En absoluto, según los primeros datos conocidos de la investigación llevada a cabo por la Comisaria de Tarascon, retomada ayer por la policía judicial de Marsella, todo habría comenzado el domingo con una discusión seguida de una violenta pelea en el interior del bar. Después de haber recibido numerosos golpes, el camarero habría agarrado su fusil de caza y habría tomado la dirección de un pequeño campamento gitano, situado a tan solo unos cientos de metros de allí, en el municipio de Tarascon. Hacia las 22 horas, habría abatido a balazos con un fusíl de caza un joven miembro de esta comunidad, de 25 años. El sujeto se dió inmediatamente a la fuga. Ayer, los policias no habían encontrado todavía su pista.
Se había venido a reinsertar a Fontvieille hacía unos meses
En Fontvieille y también en Tarascon, todo el mundo conoce este campamento, sin problemas hasta ahora, de gitanos que se instalaron a la orilla de la carretera, en un terreno, desde hace muchos años. Y en Fontvieille, mucha gente conoce a Dominique, el gerente del Bar du Moulin, de alrededor sesenta años que es el autor de los balazos. Después de haber purgado una condena de 20 años de prisión, vino a reinstalarse e intentar reinsertarse a Fontvieille hacia unos meses. Había sido acogido por el párroco Claude Gay, capellán de la prisón de Tarascon que puso en marcha en Fontvieille la asociación “Le Hangar”, que da precisamente una oportunidad para antiguos convictos.
Ayer al mediodia, en el presbiterio, Enzo, que conoce bien a Dominique, no se lo puede creer. “Es imposible lo que ustedes me cuentan” les dice. “Para mi, Dominique, era alguien educado, equilibrado, que estaba con nosotros en fin de año, en la celebración de un cumpleaños. Sabía que tenía un pasado como delincuente , pero ponia todo de su parte para romper con esta antigua vida. Sinceramente, me cuesta mucho creermelo”. En los comercios vecinos al Bar du Moulin, donde la noticia ha comenzado a propagarse al final de la mañana, el estupor les embarga. En el ayuntamiento, el primer magistrado Guy Frustié no ha querido comentar este caso.
Según las primeras investigaciones realizadas por los policías de la comisaría de Tarascon, la policia judicial de Marsella ha sido encargada del caso por la fiscalía de Aix-en-Provence, competente en materia de asuntos criminales. Ha concentrado todos sus esfuerzos ayer por la noche para perseguir al fugitivo , considerado como peligroso dado el peso de su pasado judicial.
Eric Goubert
Noticia original en francés: www.laprovence.com

LA FAMILIA GITANA REPUDIADA PASA SU PRIMERA NOCHE EN LA ARBOLEDA

12/05/2009-Tras meses de polémica, ayer se consumó el realojo de una familia de etnia gitana proveniente de Sestao en La Arboleda. Los vecinos de este pueblo integrado en el municipio de Trapagaran no les quieren como vecinos por su supuesta conflictividad. La mitad de ellos, unos 200, salieron a la calle con pancartas para mostrar su repudio. Los distintos colectivos que ayer arroparon a la familia en su primera noche en esta localidad de pasado minero e inmigrante creen que detrás de la repulsa hay “racismo puro y duro”. Estaba previsto que los realojados entrasen en su casa a mediodía. Finalmente, lo hicieron pasadas las seis de la tarde. Alguien había tapiado la puerta y cortado la luz y hubo que avisar a un cerrajero y a un técnico de Iberdrola. Afuera, los vecinos aguardaban con pancartas en las que se leían frases como “La Arboleda dio riqueza y nos devolvéis miseria”. La Ertzaintza se interponía entre ambos grupos. El presidente de la asociación de vecinos, Iñaki Zamarripa, negó tanto las acusaciones de racismo como el derecho de la familia a establecerse en un bloque de protección oficial: “Nos parece un insulto a la clase trabajadora. Los derechos tienen que venir acompañados de obligaciones y esta familia no trabaja”. Los realojados, que hasta ahora han vivido en un hostal pagado por Sestao Berri (la sociedad que promueve la regeneración de esa ciudad), tienen un hurto de poca monta como único antecedente penal. Eduardo Motos, de la Asociación de Gitanos de Barakaldo, expresó allí la preocupación de la familia -“no sabemos como va a terminar esto”-, pero también su determinación a ocupar la vivienda que les ha concedido el Gobierno vasco. SOS Racismo recordó que la pareja de la polémica tiene cinco niños. “¿En qué condiciones van a ir ecolegio?”, se preguntaba un portavoz, que exigía al PSE “responsabilidad, porque el Ayuntamiento de Trapagaran, no ha hecho lo suficiente para favorecer la convivencia”.

Este periódico trató ayer sin éxito de contar con la versión del consistorio. La Diputación de Vizcaya defendió ayer las últimas expulsiones de jóvenes tutelados por la institución foral que se hacían pasar por menores de edad. El diputado de Acción Social, Juan María Aburto, afirmó que se han hallado hasta 40 casos sospechosos de tener más de 18 años. “Alguno tenía 28”, apuntó ayer ante las Juntas Generales. Aburto compareció para explicar lo ocurrido en marzo, cuando la Diputación informó a la Fiscalía de sus sospechas de que entre los menores que atendía había mayores de 18 años, lo que motivó que el fiscal abriera 16 órdenes de expulsión. Explicó que la protección a la infancia incluye a los menores extranjeros, con la barrera de la mayoría de edad. “No se puede consentir que los adultos convivan con menores en un recurso de protección”. El diputado foral vizcaíno expuso que, mayoritariamente, procedían del África subsahariana, con un pasaporte que reflejaba su minoría de edad pero una fisonomía que indicaba lo contrario. Las sospechas llegaron a los 40 casos y, “como era mi obligación”, puso los hechos en conocimiento de la Fiscalía de Menores y la Brigada de Extranjería. Entonces, siete de los jóvenes se marcharon. Aburto informó de que ahora se atienden en Vizcaya a 365 menores extranjeros y volvió a defender el reagrupamiento familiar.
© El Pais http://www.elpais.es/