Archive for the ‘Mujer Gitana’ Category

Mujeres Romanís Comparten Sus Historias de Esterilización Forzada

Elena Gorolová, portavoz del Grupo de Mujeres Afectadas por la Esterilización Forzosa / Liga Lidských Prag

Elena Gorolová, portavoz del Grupo de Mujeres Afectadas por la Esterilización Forzosa / Liga Lidských Prag

“Poder tener hijos es algo muy importante para una mujer”, dice Elena Gorolová, “cuando me quitaron eso, me sentí inútil.  He perdido mi autoestima por completo”.

Elena tiene 47 años, es trabajadora social, fue esterilizada en contra de su voluntad siendo muy joven. Ella es una de las cuatro mujeres romanís checas, todas víctimas de la esterilización forzada, que cuentan su historia en una obra de teatro que se llama “Historias que (Nunca) Deben Comenzar”. La obra se estreno en el mes de junio en la ciudad de Ostrava, una ciudad de la República Checa con una alto índice de población romaní.

La esterilización sistemática de las mujeres romanís sin su consentimiento pleno e informado (Informe en inglés ERRC) – destinado a reducir su alta tasa de natalidad – fue, durante la época comunista, una política de estado de la extinta Checoslovaquia. Esta práctica fue abolida oficialmente en 1993 (Informe ERRC Inglés) pero de acuerdo con la European Roma Rigths Center, se mantuvo hasta los años 1990 y 2000, siendo el último caso conocido en la Rep. Checa en el año 2007.

Alzando la voz

La obra está basada en las historias reales de estas cuatro mujeres romanís y contada por ellas mismas vestidas de negro. [Divadlo Ostrava / Al Jazeera]

La obra está basada en las historias reales de estas cuatro mujeres romanís y contada por ellas mismas vestidas de negro. [Divadlo Ostrava / Al Jazeera]

Desde hace más de 10 años Elena es parte activa de un grupo de mujeres romanís que han conseguido con éxito detener las esterilizaciones forzadas y que este tema figure en la agenda política en la Rep. Checa.

También exigen una compensación económica por lo que les hicieron. “No se trata solo de dinero sino del reconocimiento de que se han violado nuestros derechos” nos cuenta.

En el año 2009 el gobierno checo pidió disculpas por estas esterilizaciones ilegales, pero rechazo una ley que proponía una compensación para las víctimas. Fue entonces cuando Elena y sus amigas activistas decidieron que tenían que llamar la atención sobre esta cuestión de otra manera.

El resultado es esta obra que han realizado en colaboración de la Czech NGO League of Human Rights y la European Roma Rigths Center. “La obra es una forma de que las mujeres puedan expresar su frustración” nos dice Caterina Cervena de Czech NGO League of Human Rights “Es la manera de que tengan una voz alternativa”.

Como abogada ha trabajado, durante más de 8 años, muy cerca de estas mujeres representándolas en los juicios.

La obra está basada en las historias reales de estas cuatro mujeres romanís y contada por ellas mismas vestidas de negro.

“Todavía me duele a pesar de todos estos años”

En una serie de escenas donde las mujeres son entrevistadas por un actor que hace el rol de periodista, se ponen de manifiesto cuales fueron las formas de coacción para esterilizarlas.

"Cuando me lo explico quedé destrozada. Fue el peor día de mi vida". Jirina Dzurkova cuando se entero que había sido esterilizada [Divadlo Ostrava / Al Jazeera]

“Cuando me lo explico quedé destrozada. Fue el peor día de mi vida”. Jirina Dzurkova cuando se entero que había sido esterilizada [Divadlo Ostrava / Al Jazeera]

“Yo estaba completamente desinformada” relata  Olga Jonášová. “El trabajador Social que vino a visitarme me dijo que solo duraría 5 años y que después podría tener hijos. Me dijo que todas las mujeres de la comunidad ya se la habían hecho”.

“Cuando estaba dando a luz a mi cuarto hijo, me entregaron un papel en blanco para que lo firmara” cuenta Natasa Botosova. “Sufría grandes dolores, por lo que acabe haciendo lo que me pedían. Una vez anestesiada me esterilizaron. Me enteré de lo que había sucedido después porque tenía una cicatriz en el abdomen”.

“A mí me presionó el Trabajador Social” dice Sona Karolova “Primero me ofreció dinero pero al negarme me amenazó con quitarme a mis hijos. Me dijo que mi marido perdería su trabajo. Al final cedí para detener el acoso”.

Al final de la obra hay una escena en la que Elena explica porque se decidió a hablar. “Lo hago porque no soy la única” dice ella, “Lo hago porque hay otras mujeres que no pueden defender sus derechos”.

Es un momento muy emotivo, se humedecen los ojos. Entre el público hay muchas mujeres romanís visiblemente emocionadas.

Entre ellas se encuentra Jirina Dzurkova. Ella pasó por la misma experiencia que estas mujeres representan. Es una mujer menuda de 49 años pero que aparenta ser más joven.

“Tenía 34 años cuando me sucedió esto. No mucho tiempo después del nacimiento de mi hijo tuve un embarazo ectópico. Me llevaron al hospital y decidieron operarme de inmediato. No me dijeron nada, no me hicieron firmar ningún papel ni me hablaron en absoluto de esterilización”.

Algún tiempo después de esto fue con su hijo al médico para hacerse un chequeo regular. El doctor estudió su historial médico y le dijo “Veo que ha sido esterilizada”.

“Al principio no entendí lo que me decía porque usó palabras que yo desconocía. Cuando me lo explico quedé destrozada. Fue el peor día de mi vida. Tarde mucho tiempo en reunir el valor para decírselo a mi marido. Siempre quisimos más hijos”.

Cuando su marido escuchó lo que había sucedido quiso ir al hospital a pegarle al médico que había esterilizado a su esposa. “Lo convencí de que no lo hiciera, esto habría supuesto más problemas. Se quedó muy afectado. Después de esto empezó a beber” nos cuenta Jirina.

En el año 2001 se puso una demanda contra el hospital, pero el caso fue pospuesto en reiteradas ocasiones hasta que se desestimó. “Fue un shock terrible cuando sucedió esto, me sentí castigada por segunda vez” dice ella.

“Todavía me duele a pesar de todos estos años”, añade “Un día mi niño me dijo: Me gustaría tener un hermano pequeño.  Tuve que explicarle porque esto no era posible y ambos lloramos. Me robaron mi dignidad. Siento que no valgo lo mismo que el resto de las mujeres”.

Seguiré Luchando

manifestación frente al hospital en Ostrava que había esterilizado a numerosas mujeres romanís. @romediafoundation

manifestación frente al hospital en Ostrava que había esterilizado a numerosas mujeres romanís. @romediafoundation

Jirina tuvo la suerte de que su matrimonio sobrevivió, algunas de las víctimas de la esterilización forzosa no solo perdieron su fertilidad sino también a sus maridos. “Algunos hombres se sintieron traicionados por sus esposas” explica Natasa Botosova.

Su esposo se divorció después de que fuera esterilizada. “Se lo tomó fatal, me dijo: Lo has hecho a propósito para poder engañarme sin ninguna consecuencia”.

El esposo de Olga Jonášová también la abandonó “Después de esto, conocí a otro hombre pero rompimos porque yo no podía tener hijos. Me dijo que partía al extranjero por un mes pero nunca más volvió. Tuve la suerte de contar con una gran familia que hizo todo lo posible para consolarme”.

Después de la actuación Elena se sienta en la terraza del bar, fuera del teatro. Es una mujer alegre y llena de energía con unos grandes ojos marrones. “Sucedió cuando tenía 21 años e iba a dar a luz a mi segundo hijo” nos explica “Mi primer hijo nació con cesárea y el doctor me dijo que necesitaría otra. Nadie me dijo nada acerca de la esterilización”.

Cuando estaba en la sala de operaciones le dieron un papel a firmar, “Era un consentimiento para esterilizarme. Estaba muy estresada. Me estaban preparando para la cesárea y tenía mucho dolor. Me encontraba en tal estado que no sabía lo que estaba firmando”.

Después de la operación el médico le dijo que la había esterilizado. “Me dijo que me sintiera feliz, que gracias a esta esterilización había salvado mi vida”.

Lloró cuando se entero de la noticia. “No podía creer que era verdad lo que me decían, que realmente me habían hecho eso”.

Cuando se lo dijo a su marido tuvieron una fuerte discusión ya que, al igual que el marido de Natasa, estaba convencido que lo había hecho adrede. “Es costumbre tener muchos hijos en las familias romanís y se avergonzó porque no tendríamos nunca más de dos” nos cuenta “Al final logré convencerlo de que se había hecho contra mi voluntad”.

Varios años más tarde, en el 2004, conoció a un grupo de mujeres romanís que como ella habían sido esterilizadas contra su voluntad. Se convirtió en la portavoz “Ya no me sentía sola, la lucha junto a otras mujeres que habían pasado por esto me hizo sentir más fuerte”.

El grupo organizó una manifestación frente al hospital en Ostrava que había esterilizado a numerosas mujeres. También empezaron a realizar reuniones con mujeres jóvenes romanís para informarlas acerca de la esterilización y sus derechos.

Elena ha hablado tres veces ante la Convención de la ONU para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer, su última intervención fue en febrero de este año.

Y ahora la obra de teatro

La esterilización forzosa es un crimen lesa humanidad. Los crímenes contra la humanidad tienen la especial característica de ser imprescriptibles, es decir que pueden ser perseguidos en todo tiempo. (PHOTO: League of Human Rights)

La esterilización forzosa es un crimen lesa humanidad. Los crímenes contra la humanidad tienen la especial característica de ser imprescriptibles, es decir que pueden ser perseguidos en todo tiempo. (PHOTO: League of Human Rights)

Dice sentirse insegura cuando actúa “No creo poseer un gran talento para la interpretación. No fue fácil para mí,  pero ahora que hemos estrenado ya se me ha pasado el stress. Creo que es una magnífica manera de llamar la atención sobre nuestro caso. Me sentí tan enfadada cuando el gobierno rechazo la Ley de Compensación”.

“Adujeron que era innecesaria una ley específica porque las mujeres podían llevar su caso a los tribunales” explica Marek Szilvasi del European Roma Rights Centre, que está apoyando, asesorando y acompañando a estas mujeres “El problema es que muchas veces no son tenidos en cuenta porque de acuerdo con la legislación checa hay un número limitado de años para poder presentar la denuncia”

Afirma que no existen datos acerca del número exacto de afectadas “Se estima, sin embargo, que varios cientos de mujeres han sido esterilizadas forzosamente. Algunas de ellas no son romanís: mujeres con discapacidades o que pertenecen a una clase social baja”.

“Cuando el gobierno rechazó la Ley de Compensación me sentí tan decepcionada que pensé en abandonar el activismo” relata Elena “Pero no quiero. Tengo la esperanza de que un día nos compensarán por lo que nos hicieron. Continuaré en la lucha, por supuesto”.

Artículo de Renate Van Der Zee

ALJAZEERA

“Selma Selman estudiante de Bellas artes en New York: Estoy orgullosa de mi identidad romaní”

"Nunca he tenido mi propia casa, a parte de la que tiene mi familia en Bosnia. Mi cuerpo y mi alma no han pertenecido jamás a un sitio que fuera base para el resto de mi vida. No sé donde estaré mañana, pero de momento estoy aquí" Foto: Peter Rak, kultura

“Nunca he tenido mi propia casa, a parte de la que tiene mi familia en Bosnia. Mi cuerpo y mi alma no han pertenecido jamás a un sitio que fuera base para el resto de mi vida. No sé donde estaré mañana, pero de momento estoy aquí”            Foto: Peter Rak, kultura

La artista Selma Selman, originaria de Bihać, en Bosnia-Herzegovina vive en la actualidad en New York y estudia en la prestigiosa Universidad de Syracuse. Y es en esta ciudad donde acaba de inaugurar su primera exposición individual.

Selma Selman nació ne una familia Rom en 1991, en Bihać, donde siguió los cursos de la Escuela de Bellas Artes para de inmediato proseguir sus estudios en la Academia de Bellas Artes de Banja Luka (Bosnia), donde se diplomó en el año 2014.

Después de esto, postuló como candidata en diferentes lugares del mundo para obtener una beca para seguir un master dentro del terreno artístico, de entre las respuestas que recibió tomó la decisión de acudir al Universidad de Syracuse, una institución privada a traves de la cual ha conseguido una beca completa. Nos explica hasta que punto se halla feliz de esta oportunidad para estudiar en esta destacada facultad.

“Nunca he tenido mi propia casa, a parte de la que tiene mi familia en Bosnia. Mi cuerpo y mi alma no han pertenecido jamás a un sitio que fuera base para el resto de mi vida. No sé donde estaré mañana, pero de momento estoy aquí” nos cuenta a Klix.Ba.

Una de sus obras trata precisamente sobre la naturaleza “nómada” de los Roms y ella intenta darle vida a la bandera romaní.

Exhibition view, 3rd Project Biennial of Contemporary Art, D-O ARK Underground, Konjic, BiH

Exhibition view, 3rd Project Biennial of Contemporary Art, D-O ARK Underground, Konjic, BiH

Los Roms no tenemos un estado propio, nuestro estado es el mundo entero. La bandera romaní es horizontal y está compuesta de azul arriba y verde abajo, en el centro hay una rueda de color rojo. El azul simboliza el cielo, que es nuestro techo. El verde es el color de la tierra y nosotros estamos por todo el mundo. El rojo simboliza el movimiento y la lucha”.

Su primera exposición individual se inauguró en New York el 4 de marzo, en la Galería Dreamland de Buffalo, y se ha realizado con la conservadora Jasmina Tumbas.

“Esta exposición presenta un ciclo de trabajos sobre el tema de los conflictos generacionales, la supervivencia y los problemas con los que se encuentran las personas sin patria. Las obras están producidas con diferentes medias y ponen de manifiesto la problemática de las relaciones entre una madre y su hija”, explica Selma.

La inspiración de su obra es Marina Abramović, de la que dice haber aprendido mucho. Cada artista dispone de su propia definición de arte, y en sus ojos están los medios gracias a los cuales se expresa.

” Me siento viva siendo Selma, un ser humano que aprecia el arte. Lo que me da la fuerza para seguir adelante es el arte y el conocimiento. Mi arte es una especie de acto político puesto que no se circunscribe solo a cuestiones estéticas”

Su primera exposición individual se inauguró en New York el 4 de marzo, en la Galería Dreamland de Buffalo, y se ha realizado con la conservadora Jasmina Tumbas.

Su primera exposición individual se inauguró en New York el 4 de marzo, en la Galería Dreamland de Buffalo, y se ha realizado con la conservadora Jasmina Tumbas.

En sus obras, Selma procura luchar contra los prejuicios que existen contra la población romá y crear lugares de confrontación con los mismos.

Hablando con Selma, nos subraya hasta que punto fue difícil su infancia y nos comenta que en varias ocasiones se ha encontrado en situaciones muy difíciles en razón de su identidad como mujer romaní. Ha llegado el momento en el que ella ha aprendido a aceptarse.

“No he tenido nunca una sola identidad, nadie tiene una sola. Mi identidad está repleta de todo tipo de cajas. Si, estoy orgullosa de ser una mujer Rom. Y este orgullo consiste en aceptarme. La identidad romaní es como cualquier otra, la gente debería comprender que no somos personas para ser utilizadas como diversión”, explica Selma.

Añade que el problema de la discriminación, a pesar de que los Romá son la mayor minoría étnica de Europa, está siempre presente, así ocurre también en Bosnia-Herzegovina que es “un país magnífico, pero que también conoce lo que son los problemas y la incomprensión”

A la pregunta de como se vive en América y como se respeta la diversidad, nos responde : “América tiene una historia particular, es un país que ha sido creado por inmigrantes, de forma que aquí nada, o mejor dicho, todo es exótico”.

Articulo original: Klix.ba

Video presentación de la Exposición en la Galeria Dreamland en Buffalo

Romís Lesbianas Se Defienden Contra la Discriminación

En este sistema no se respetan los Derechos Humanos y, por supuesto, menos los de las mujeres LBT. Las mujeres Romís lesbianas se enfrentan a una discriminación múltiple, por el hecho de ser mujer, romaní y lesbiana. @MamaCash

En este sistema no se respetan los Derechos Humanos y, por supuesto, menos los de las mujeres LBT. Las mujeres Romís lesbianas se enfrentan a una discriminación múltiple, por el hecho de ser mujer, romaní y lesbiana. @MamaCash

A pesar del reciente interés de la UE por mejorar la situación de la población romaní de Europa, las mujeres Romá siguen estando en los márgenes de la Sociedad mayoritaria y de su propia comunidad, donde prevalece la actitud de que “la mujer ha nacido para casarse y tener hijos”. Mama Cash ha entrevistado a ROMNJAKO ILO (Corazón de Romí) que trabaja para evidenciar las cargas adicionales a las que se enfrenta las mujeres LBT en este entorno.

Mama Cash habló con Vesna Cerimovic, Danica Jovanovic y Mira Djin sobre el activismo feminista en la comunidad romaní, Serbia y Europa del Este en general. En este sistema no se respetan los Derechos Humanos y, por supuesto, menos los de las mujeres LBT. Las mujeres Romís lesbianas se enfrentan a una discriminación múltiple, por el hecho de ser mujer, romaní y lesbiana.
Al aislamiento que sufre la población romaní de todos los géneros debemos añadir el peso de “Preservación de la Comunidad” que llevan encima las romís a través de tradiciones opresoras como los matrimonios forzosos a edades muy tempranas. “Muchas organizaciones abogan por unos mayores y mejores derechos pero nadie se atreve a hacer frente a las prácticas culturales nocivas que tienen un claro impacto negativo sobre la vida de las mujeres Romá. Las organizaciones coinciden en señalar que el tema de los matrimonios tempranos es un problema. El gobierno está de acuerdo también, existen medidas legislativas, pero no hay programas concretos o acciones institucionales para erradicar este problema”.

Haciendo Frente a las Prácticas Culturales Nocivas

“Un importante número de mujeres que han participado en nuestros talleres y han adquirido conciencia de sus derechos, no pueden disponer de ellos en la práctica debido a la institucionalización del racismo, la violencia, el fascismo y el chauvinismo.” @Mrza.info

En relación a los matrimonios precoces, no solo no se aborda este problema sino que además goza de apoyo activo. Los lideres que han expresado en público su orgullo por la continuidad de esta práctica, que ha sido calificada como un acto delictivo, siguen recibiendo subvenciones: “Estos donantes no establecen unas condiciones previas para que estos líderes sean un ejemplo de lucha por los Derechos Humanos, incluidos los de las mujeres”.” Y aunque hay algunos grupos de mujeres que luchan por tener la libertad de elegir a su compañero, esta libertad se limita a las uniones heterosexuales”.
Las discusiones sobre la sexualidad femenina, heterosexual o no, son pocas y muy lejanas. Hablar sobre la sexualidad femenina es un tabú, un área de misterio, algo que no se puede consultar con nadie, algo sobre lo que no se debe preguntar ni pensar y, sin duda, no se puede hablar de ello. Precisamente fue esta cultura del silencio lo que motivo a Romnjako Ilo a empezar a crear talleres para mujeres: No solo para que tuvieran información sobre salud sexual y derechos de las mujeres , sino también para hablar de sus deseos y experiencias en torno a la sexualidad.
A través de la creación de este “safe space”, espacio de seguridad, Romnjako Ilo pretende fomentar la conciencia y solidaridad de las mujeres romanís . “Si durante un año 20 mujeres trabajan para cambiar las actitudes de rechazo hacia las lesbianas y “podrían llegar a tomarse un café con ellas”, consideramos que es un cambio positivo en este contexto en el que trabajamos. La opresión desaparece cuando desarrollamos la solidaridad, y es eso lo que pretendemos”.

El Efecto Domino

Los talleres tienen un gran impacto y crean un efecto dominó, muchas mujeres que han participado quieren colaborar después con Romnjake Ilo y asumir tareas y responsabilidades.

Los talleres tienen un gran impacto y crean un efecto dominó, muchas mujeres que han participado quieren colaborar después con Romnjake Ilo y asumir tareas y responsabilidades.

Si bien el cambio de las actitudes individuales es un gran paso, los grandes problemas estructurales permanecen intactos. “Un importante número de mujeres que han participado en nuestros talleres y han adquirido conciencia de sus derechos, no pueden disponer de ellos en la práctica debido a la institucionalización del racismo, la violencia, el fascismo y el chauvinismo.”
Los talleres tienen un gran impacto y crean un efecto dominó, muchas mujeres que han participado quieren colaborar después con Romnjake Ilo y asumir tareas y responsabilidades. Se ofrecen para convertirse en agentes de cambio con la comunidad convirtiéndose en elementos importantes no solo para otras mujeres sino también para sí mismas.

“Enseñando a las Mujeres el Divorcio y a Perseguir a otras Mujeres”

“Es muy difícil crear un plan de mantenimiento cuando hablamos de cuestiones LBT siendo una organización de mujeres romanís. Así que el mero hecho de existir y trabajar sobre esta cuestión ya es todo un éxito”

Por supuesto resolver el problema no es tarea fácil. No solo la comunidad Romaní mira con desconfianza la labor de Romnjake Ilo por “enseñar a las mujeres el divorcio y a perseguir a otras mujeres” sino que también experimentan el rechazo y la falta de consideración de otras organizaciones feministas “Incluso dentro del movimiento feminista nos movemos en los márgenes, nos consideran como las “hermanitas pequeñas” que necesitan aprender a trabajar y que presentan su labor a través de su presencia en el proceso pero sin contribuir realmente con sus ideas”.
De momento Romnjake Ilo está centrada en la búsqueda de apoyos a nivel local y nacional así como de donantes internacionales “Está en peligro nuestra sostenibilidad y nuestra propia existencia. “Es muy difícil crear un plan de mantenimiento cuando hablamos de cuestiones LBT siendo una organización de mujeres romanís. Así que el mero hecho de existir y trabajar sobre esta cuestión ya es todo un éxito”

Artículo original en Inglés: Mama Cash

De la calle a la dignidad. Relato de una Romí no tan diferente.

El periódico Le Journal International ha ido al encuentro de Verónica, Romí francesa desde el 2007. Originaria de Rumania, esta madre de familia, instalada en Lyon, vive en Francia des hace seis, y nos cuenta su experiencia de la calle de su itinerario, de sus miedos y sus alegrías. La historia de una mujer y sus hijos, historia de una integración, historia de Roms.

 Fotografia: @ Jean-Luc NAIL De la exposición: “ « Espérances - Être Rom au Havre »  Link: http://etre-rom-au-havre.com/


Fotografia: @ Jean-Luc NAIL
De la exposición: “ « Espérances – Être Rom au Havre »
Link: http://etre-rom-au-havre.com/

Cuando le preguntamos si le podemos preguntar sobre su vida en la calle, Verónica nos responde de inmediato “¡Adelante he pasado por todo!” Cuando salió de su pueblo de Rumania, junto a la frontera húngara, para venir a Lyon en 2003, Verónica tenía 28 años. Su marido la abandono cuando llegaron a Francia dejándola sola con dos hijos, George y Rafael de tres y seis años. Durante tres años vivieron en la calle, en viviendas ocupadas alrededor de Lyon, unos años marcados por las expulsiones “Una mañana, la policía llegó, no sería ni siquiera las seis de la mañana, nos echaron fuera, sin zapatos, sin nada. Cerraron la puerta y no me dejaron recoger mis cosas. Había muchos policías, Rafael y George estaban aterrados”

«AQUÍ EN FRANCIA SI NO TIENES A NADIE ESTÁS MUERTO, TE MUERES EN LA CALLE»

“Es un periodo que no olvidaré jamás. Los niños me comentan a veces en la mesa ¿Mama, te acuerdas cuando vivíamos en la calle? Si, lloraba, estaba destruida. FOTO: Place de la République en Enero de 2013. © Sara Prestianni

“Es un periodo que no olvidaré jamás. Los niños me comentan a veces en la mesa ¿Mama, te acuerdas cuando vivíamos en la calle? Si, lloraba, estaba destruida.
FOTO: Place de la République en Enero de 2013. © Sara Prestianni

En esa época Verónica pedía en la calle y trabajaba en negro. “Cuando estás en la calle mucha gente te dice –  Vete a trabajar –  o – No quiere trabajar – o incluso – Puedes trabajar, hay trabajo -. Sí, es cierto, hay trabajo, pero no, no puedes trabajar si no tienes papeles. También debes hablar francés porque si no nadie confía en ti. Aunque tuvieras 52 hijos no tienes ningún derecho. Para la escuela también es difícil. Quise escolarizar a Rafael cuando vivía de ocupa en Vaise y el director me dijo que no era posible si no tenía papeles”  Verónica, a pesar de todo, consiguió escolarizar a su hijo mayor en Villeurbanne.

“Es un periodo que no olvidaré jamás. Los niños me comentan a veces en la mesa ¿Mama, te acuerdas cuando vivíamos en la calle? Si, lloraba, estaba destruida. Con dos críos, sin nada, cuando no sabes dónde te vas a acostar mañana, llegas a un parking en Vaise, en noviembre o diciembre. Hacia frio, yo apretaba a mis hijos bajo la manta cubierta de escarcha, mojada. Nos acostábamos en el parking en medio de los coches. Debía despertar a Rafael a las 6h porque necesitábamos una hora para ir y volver de Vaise a Villeurbanne. No puedes hacer nada. Con el pequeño me iba a pedir para conseguir como mucho siete, cinco o puede que tres euros”
“Yo no sabía lo que era pedir, no lo había hecho nunca. Pero cuando no te queda otra… aunque te de vergüenza. Cuando estás abajo, por el suelo, todo el mundo te habla mal. Hay quien te dice Vente conmigo, hacemos sexo por 5 euros. Es entonces cuando te sientes como el último de los últimos. Otros te dicen ¡A trabajar! O ¡No te da vergüenza estar así! Y no puedes decir nada, tienes que guardarte todo para ti, los insultos, todo, cierras la boca y ya está.”

En 2006, respaldada por algunas asociaciones, Verónica pone en marcha los trámites para ser regularizada. Una circular prevé la regularización de los niños extranjeros que puedan probar que no tienen ningún enlace con su país de origen. La demanda fue rechazada, no puede probar la ausencia de ningún vínculo con Rumanía, el padre de los niños vive ahí. Gracias a una entrevista realizada en France2, Verónica obtiene sus papeles en un segundo recurso presentado en 2007 después de haber rellenado un certificado de abandono por parte del padre, un documento que la comisaría nunca le había pedido explícitamente. En ese mismo periodo obtiene un alojamiento para su familia en la Cruz Roja con la participación de la parroquia Saint Bruno y de la Asociación Hábitat y Humanismo. Hoy, Verónica está mejor “Gracias a todos los que me han ayudado, en el día de hoy estoy tranquila. Porque aquí en Francia, si no tienes a nadie estás muerto, te mueres en la calle. Yo he tenido mucha suerte.” Los dos niños van a la escuela “Ahora que han crecido va todo mejor” nos comenta al tiempo que nos enseña las marcas de lápiz en la puerta desde el 2007. “Trabajan bien. George, el pequeño, es el cuarto de su clase. Tiene un 10 sobre diez en matemáticas. Rafael está en cuarto, es más complicado pero va adelante” ella trabaja “Hago la casa, las compras. No hace mucho, desde que tengo los papeles, he seguido una formación para hacer la manicura, el Pôle Emploi ha coordinado la formación” Verónica está orgullosa de pagar el alojamiento y el gas de su nuevo apartamento “Ahora soy como todo el mundo”.

« TRABAJO COMO TODO EL MUNDO, COMO ENSALADAS »

“Quiero escribir un libro que se llamara Una Lágrima que Cae  “O lacrimaă de plange”. Quiero escribir mi historia. Ya he escrito la novela que quiero intentar traducir”. Fotografia: @ Jean-Luc NAIL

“Quiero escribir un libro que se llamara Una Lágrima que Cae “O lacrimaă de plange”. Quiero escribir mi historia. Ya he escrito la novela que quiero intentar traducir”.
Fotografia: @ Jean-Luc NAIL

Le preguntamos a Verónica si se siente parte de una “comunidad romaní”. “Por supuesto, mi padre era Rom, mi madre rumana, yo soy una mezcla como dicen ellos. El problema es que en Rumania no se pueden mezclar los roma y los “verdaderos” rumanos. Pero bueno, los rom son como los rumanos, como los franceses, hay buenos y malos, trabajadores y quienes no quieren trabajar”

Rumana y romaní de origen, francesa de residencia, cuando le pedimos que se defina verónica duda. “Yo me defino como una auténtica rumana, rumana, rom, no sé. Soy rumana y Rumanía es mi país, pero ahora soy como una francesa. No puedo decir que sea francesa porque no tengo orígenes franceses, pero mis hijos no dirán nunca que son rumanos, ellos son franceses, nuestra vida está ahí. Somos como cualquiera, quiero llevar una vida como todo el mundo, como queso y ensaladas y sigo progresando en mi francés” ¿Ensalada? “Es cierto que en Rumanía no se suelen comer, yo no la había comido nunca, cuando alguien come ensalada ahí le dicen –  ¡Qué pobre eres! ¿No tienes nada para comer? Espera que te dé unas patatas -. Cuando mi hermano vino a Francia, me dijo – ¿Te has convertido en conejo o qué? – Yo le contesté, sí, soy francesa” En este momento Verónica tiene proyectos “Quiero escribir un libro que se llamara Una Lágrima que Cae  O lacrimaă de plange”. Quiero escribir mi historia. Ya he escrito la novela que quiero intentar traducir”. Le preguntamos sobre cómo ve su futuro, “¿Para mí? Para mis niños sobretodo. Quiero otra vida diferente a la mía. Mañana quizás encuentre un marido, no, estoy bromeando, no quiero nada para mí. Me he peleado por mis hijos y no quiero que mis hijos recojan como yo he recogido en esta vida. No se sabe nunca que va a pasar mañana, puede ser que no estemos más aquí pero yo veo un buen futuro y así lo espero de todo corazón.”

Quiere agradecer “a todos los que se han ocupado de su familia” en especial a Claude, Alan, Guilles, Dominique, Anne-Marie, Philippe, Hábitat et Humanisme, la Escuela Victor Hugo y Marianne, “Son personas que no olvidaré en la vida.” Quiere también pasar un mensaje “Es necesario que las personas que no tienen papeles, que viven en casas ocupadas y que tienen niños luchen no tanto por ellos sino por sus hijos. Los niños deben ir a la escuela porque la vida no es fácil para los padres y tampoco lo es para ellos. Deseo que todos los niños sean escolarizados. Puede ser que no todos los padres piensen así, pero opino que es imprescindible para el futuro de los niños. Están aquí para algo. Me gustaría que todas las madres, tengan uno o cinco hijos, peleen por encontrar un trabajo, no para convertirse en millonarias, no vas a ser millonaria, no es posible, pero si pueden hacer que sus niños tengan otra vida. Se lo deseo a todas las mujeres, ya sean rumanas, romanís, serbias o búlgaras.”

Verónica se ha peleado durante diez años para escolarizar a sus hijos, trabajar, tener papeles, vivir como todo el mundo. Si ha llegado hasta donde ha llegado ha sido por haber tenido “mucha suerte”, haber sido ayudada, haber conocido a gente. Incluso aunque una de sus amigas nos confiese que es sobre todo gracias a su fuerza y determinación. Cuando escuchamos a Verónica, nos damos cuenta que para salir de esto hace falta un poco de todo: suerte, azar y determinación.

FUENTE: Le Journal International

Coronas de pureza, chochos pixelados, tetas de reclamo y falsa modernidad

La publicación trata de crearnos la imagen de una especie de Juana de Arco que lucha contra la opresión de su pueblo. ¿Desde cuando el uso sexista del desnudo de la mujer, unido al morbo de que sea gitana para vender más números de la revista, es un acto revolucionario?

La publicación trata de crearnos la imagen de una especie de Juana de Arco que lucha contra la opresión de su pueblo. ¿Desde cuando el uso sexista del desnudo de la mujer, unido al morbo de que sea gitana para vender más números de la revista, es un acto revolucionario?

En estos días parece ser que lo “gitano” está de moda, a los medios de comunicación últimamente parece que les ha dado por hacer una explotación de todas las imágenes que guarda en su mitología popular la sociedad mayoritaria con respecto  los Rroma.

Por un lado los que atraen público de manera sensacionalista sacando tajada de una visión tradicionalista y arcaica, casi mágica y oscurantista que nos delega a la posición de poblados fósiles, reaccionarios, preservadores de lo “auténtico” convirtiéndonos en monos de feria y alimentando el pensamiento popular que nos relega a un universo calculado, a una burbuja espacio-temporal alejada del resto del planeta donde todo es inmutable y donde se transmite la imagen de una continuidad encerrada en un círculo, que rota sobre si misma, que se repite año tras año, siglo tras siglo… como en aquella película americana “El día de la Marmota” (The Groundhog day) en la que el protagonista se queda atrapado en el tiempo y que se ve obligado a revivir el mismo día eternamente, un ejemplo de esto lo tenemos con el inefable programa “Palabra de Gitano”

Por otro ahora nos aparece una fotografía de una joven gitana, Soraya Castro,  muy bella por cierto, en topless como portada de la revista “interviú” y además uniendo la noticia a la celebración del 8 de Abril, Día Internacional del Pueblo Gitano.

La publicación trata de crearnos la imagen de una especie de Juana de Arco que lucha contra la opresión de su pueblo. ¿Desde cuando el uso sexista del desnudo de la mujer, unido al morbo de que sea gitana para vender más números de la revista, es un acto revolucionario?

No quiero que nadie se lleve a engaño, particularmente me importa muy poco o nada que muestre su cuerpo, que este casada o no y con quien… no somos quien para juzgar a nadie, forma parte del ámbito de su vida personal y puede disponer como le plazca. Es su derecho como ser individual y autónomo.

“Al confinar a las mujeres al estatus de objetos simbólicos que siempre serán mirados y percibidos por el otro, la dominación masculina las coloca en un estado de inseguridad constante. Tienen que luchar sin cesar por resultar atractivas, bellas y siempre disponibles”.  Pierre Bordieu, sociólogo

“Al confinar a las mujeres al estatus de objetos simbólicos que siempre serán mirados y percibidos por el otro, la dominación masculina las coloca en un estado de inseguridad constante. Tienen que luchar sin cesar por resultar atractivas, bellas y siempre disponibles”.        Pierre Bordieu, sociólogo

Si profundizamos en el texto además nos hallamos con un poco más de lo mismo, la vieja escuela reaccionaria,  que habla de linajes puros sin mezcla, también dice no ser abanderada de nada lo que resulta muy contradictorio según la utilización que ha hecho la revista tanto en la redacción del contenido como en el hecho de sacar este número precisamente en una fecha tan señalada como el 8 de abril.  La ponen como ejemplo de mujer gitana del siglo XXI, una mujer sin estudios pero que enseña el pecho como muestra de modernidad. No se que opinaran las feministas después de tantos años luchando por la dignidad de la mujer, la educación igualitaria y el empoderamiento.

En el fondo de todo esto lo que aparece es una falsa idea de que es la “modernidad”. Pasamos mucho tiempo discutiendo sobre lo que es “moderno” y lo que es “tradicional” estableciendo una confrontación que estimamos como “natural”.

¿Qué es modernidad? ¿Qué es tradición?

Según mi opinión hay una falsa idea de la modernidad que se pretende identificar  como algo externo, heredado de occidente o de la sociedad mayoritaria en este caso. Es superficial y banal pensar que aparecer en una revista dedicada al público masculino enseñando los pechos es un acto de cambio o mejora en la situación de la mujer romaní, eso es tan falaz y simplista como pensar que las chicas que salen en el programa de “Hombres, mujeres y viceversa” son las exponentes del movimiento de liberación femenino… una verdadera aberración de pensamiento.

Usar una forma de machismo que pasa por convertir a la mujer en objeto sexual a través de su exhibición en contraposición a otras forma de machismo que la obliga a taparse de pies a cabeza no hace sino reforzar el machismo doblemente.

Estableciendo esta dicotomía, esta línea de pensamiento binario de confrontación con lo “tradicional”, lo único que logramos es crear posiciones extremas y poco meditadas, que se quedan en lo anecdótico y superficial, más en el plano de lo visceral que de la razón y alejadas del verdadero cambio que se establecerá cuando las mujeres puedan optar en igualdad de condiciones a puestos públicos, al trabajo, a los órganos de toma de decisiones, cuando el modelo patriarcal que reduce a la mujer a un mero objeto pasivo y receptor pase a ser un modelo de solidaridad y lucha conjunta por una mejora total en paridad.

¿no será mejor que nos centremos en valores universales como son los Derechos Humanos, el respeto a la diversidad y la libre opción? Vayamos hacia discursos más universalistas y salgamos de los agujeros y círculos viciosos que nos impiden progresar bien sea desde esa idea reaccionaria de como debe aplicarse la “tradición” o desde esta idea de “falsa modernidad” que no deja de ser igualmente reaccionaria.

¿no será mejor que nos centremos en valores universales como son los Derechos Humanos, el respeto a la diversidad y la libre opción? Vayamos hacia discursos más universalistas y salgamos de los agujeros y círculos viciosos que nos impiden progresar bien sea desde esa idea reaccionaria de como debe aplicarse la “tradición” o desde esta idea de “falsa modernidad” que no deja de ser igualmente reaccionaria.

Como toda acción tiene una reacción, con ese discurso favorecemos la idea reaccionaria de que lo “tradicional” es más auténtico, más “puro”,  se les da el monopolio de lo “auténtico” en detrimento de aquellos que piensan de manera diferente, se les da el poder, de una manera indirecta para que establezcan el monopolio de la idea de identidad y también de sus manifestaciones.

La cuestión es ¿somos más modernos cuando más imitamos? ¿Todas las personas tradicionales son excluyentes, machistas…? con sinceridad… no lo creo.

Y mi conclusión es ¿no será mejor que nos centremos en valores universales como son los Derechos Humanos, el respeto a la diversidad y la libre opción? Vayamos hacia discursos más universalistas y salgamos de los agujeros y círculos viciosos que nos impiden progresar bien sea desde esa idea reaccionaria de como debe aplicarse la “tradición” o desde esta idea de “falsa modernidad” que no deja de ser igualmente reaccionaria.

Un grupo Ultra quiere pagar la esterilización de mujeres gitanas rumanas

Ya en 2011, el Tribunal Europeo de los Derechos Humanos condenó a Eslovaquia por la esterilización de mujeres Rroma.

Ya en 2011, el Tribunal Europeo de los Derechos Humanos condenó a Eslovaquia por la esterilización de mujeres Rroma.

Un grupo nacionalista y extremista rumano se ofrece para pagar la esterilización de mujeres de etnia gitana. El NAT88, un grupo de Timisoara al oeste de Rumanía, publicó en su blog que estaría dispuesto a pagar 300 lei (alrededor de 68€) a las mujeres romanís que demuestren que han sido esterilizadas este año. A las que no tuvieran capacidad económica para hacerlo, este grupo garantiza que se haría cargo de los costes.

Esta iniciativa fue condenada por el Instituto Elie Wiesel y dos organizaciones no-gubernamentales rumanas que se muestran muy preocupadas por “la recrudescencia del fenómeno extremista”.

La oferta estaba disponible en el blog de NAT88, pero después de que surgieron las críticas a esta iniciativa la dirección del grupo retiró la noticia, y así se ha mantenido hasta este jueves. De acuerdo con las tres Ong’s, mientras estuvo activo el post, el blog hacía esta propuesta con “mucha seriedad”: “Ofrecemos una recompensa de 300 lei a cada mujer romaní, en el área de Banat, que presente un documento médico que pruebe que ha sido esterilizada voluntariamente en el año 2013. Si no consiguen educar a su pueblo para no ser una carga para la sociedad rumana, donaremos 300 lei para financiar su esterilización voluntaria”

La propuesta fue condenada en un comunicado divulgado el jueves pasado firmado por el Instituto Elie Wiesel, Instituto nacional rumano para los estudios del Holocausto: Por la Romaní CRISS, una ONG que defiende los derechos del Pueblo Rroma y por el MCA, Centro para la Lucha Contra el Antisemitismo. “Condenamos la recrudescencia del fenómeno extremista que es incompatible con los valores fundamentales que conforman una sociedad democrática”, defienden,  afirmando que la esterilización de mujeres que pertenecen a un determinado grupo étnico “representa una seria amenaza tanto para los miembros de ese grupo en particular, como para toda la sociedad”.

Estas organizaciones subrayan que, en 2011, el Tribunal Europeo de los Derechos Humanos condenó a Eslovaquia por la esterilización de mujeres Rroma. Se demanda a las autoridades de Rumanía que “pongan en práctica todas las medidas legales para garantizar que afirmaciones extremistas y discriminatorias (como las de NAT88) no sean publicadas”,  bajo la acusación de “constituir una seria amenaza a los principios y valores democráticos”.

En respuesta a la iniciativa de NAT88, las organizaciones antes mencionadas, presentarán una denuncia ante la Fiscalía rumana.

Se estima que la Comunidad Rroma, minoría étnica de Rumanía (la población rumana es de más de 21 millones de habitantes), tiene oficialmente unos 620 mil miembros en este país. Sin embargo, ese número se eleva a más de 1’5-2 millones de personas según datos de las organizaciones para la defensa de los derechos de los Rroma. En su mayoría viven en condiciones de pobreza y discriminación, con serias dificultades para el acceso al trabajo y a los servicios de salud.

Noticia original en portugues: Grupo extremista quer pagar a ciganas romenas para serem esterilizadas

Cristina una joven Rroma sin papeles, mejor aprendiz de Francia

Cristina Dimitru recibirá el viernes su permiso de residencia de la Prefectura de Loire-Atlantique, al día siguiente de la entrega de su premio.

Cristina Dimitru de 18 años, posa orgullosa con su medalla enfrente de la Tour Eiffel el 29 de marzo de 2012. LLego a Francia en 2005 desde Rumanía. AFP PHOTO / JEAN-PHILIPPE KSIAZEK

Cristina Dimitru, la joven de origen Rom de 18 años sin papeles que ha sido distinguida el jueves en la categoría “Limpieza y Tratamiento Textil” del concurso de los mejores aprendices de Francia, recibirá este viernes otra buena noticia. Volvió a Nantes, su ciudad de residencia, después de haber sido convocada por la Prefectura de Loire-Atlantique. Obtendrá su permiso de residencia que le permitira vivir y trabajar en Francia. “¡Estoy muy contenta! Mi futuro será un poco más rosa”, ha declarado en los micrófonos de RMC.

¿Su sueño más adelante? Obtener un trabajo en una tienda Prêt-à-Porter, y que su premio le permita

poder regularizar la situación de su familia. Una demanda fue llevada adelante por la diputada socialista de Loire-Atlantique, Dominique Raimbourg, pero quedo sin respuesta.

La familia Dimitru, llegada desde Rumanía, se instaló en Nantes (Loire-Atlantique) hace mas de 6 años. Sus padres trabajaban entonces con contratos cortos y estacionales en el campo y así consiguieron encontrar un apartamento. “A nuestra llegada, hemos dormido en un parque” nos cuenta Cristina Dimitru, después en una caravana sin autorización, sin agua ni electricidad, “Aunque haya trabajado mucho, no podía encontrar un trabajo estable, u obtener mi permiso, o pedir una beca para inscribirme en Formación Profesional” ha explicado el jueves. En el futuro, gracias a su premio, debería poder obtener su permiso y continuar sus estudios.

“Unas ganas de inserción grandes”

"Al principio fue muy duro, trabajé dos veces más que los demás" declara Cristina Dimitru

En el instituto Leonardo Da Vinci de Nantes donde esta escolarizada y ha obtenido su diploma de Limpieza y Tratamiento Textil en junio del 2011, dejo muy impresionada a la dirección. Son ellos quienes la inscribieron en el concurso del Mejor Aprendiz. “Es una joven extremadamente voluntariosa, que tiene unas ganas de inserción muy grandes”, ha explicado la Directora del instituto, Florine Durand. “Hasta tal punto que después de su diplomatura en Limpieza y Tratamiento Textil el pasado junio, la autorizamos a continuar sus estudios otro año para que obtenga su diplomatura en Venta”.

Crsitina Dimitru espera que su nueva situación sirva para que los franceses cambien la imagen que tienen de los Rroms. “Quiero demostrar que si queremos conseguir algo en la vida, debemos trabajar”, a comentado.

Es el segundo año consecutivo que el concurso de Mejor Aprendiz de Francia es concedido a una joven de origen Rrom, en la misma categoría. La galardonada de 2010, después, obtuvo igualmente su permiso de residencia.

Fuente: original en francés.  Le Figaro