Archive for the ‘denuncia’ Category

Refugiado, musulmán, gay y romaní

Salieron de Serbia, uno de ellos a punto de ser degollado por su propia familia a causa de su orientación sexual en un lugar repleto de prejuicios y odio… hace unos días uno de ellos fue golpeado salvajemente en el campo de refugiados en el que se encuentran en Alemania.

Salieron de Serbia, uno de ellos a punto de ser degollado por su propia familia a causa de su orientación sexual en un lugar repleto de prejuicios y odio… hace unos días uno de ellos fue golpeado salvajemente en el campo de refugiados en el que se encuentran en Alemania.

Existe toda una violencia invisible e invisibilizada que afecta a la población LGBTIQA+. En muchos casos hablamos de una violencia que se oculta por vergüenza al deshonor familiar, a que se descubra publicamente la homosexualidad del agredido, por el miedo al rechazo y la expulsión, cuando no para evitar males mayores. Esta situación se ve amplificada en determinadas circunstancias, sobretodo cuando hablamos de poblaciones alejadas de los núcleos urbanos, que permiten un mayor anonimato, o cuando hablamos de minorías dado que la presión social es mucho mayor.

En este caso hablamos de una pareja serbia, una pareja gay, hombres, musulmanes, refugiados y en la que uno de nuestros protagonistas es una persona romaní.

Salieron de Serbia, uno de ellos a punto de ser degollado por su propia familia a causa de su orientación sexual en un contexto repleto de prejuicios y odio, salieron huyendo, sobreponiéndose al miedo, a la exclusión y al abandono, sin nada más que el amor que les une y un coraje sin límites… amor y coraje.

Consiguieron llegar a Alemanía, buscando la libertad que se les había negado, la felicidad a la que todas tenemos derecho y por primera vez han encontrado amistades que se han volcado con ellos, muchas de estas amistades son romanís, que han entendido que la solidaridad es la única arma contra el desprecio y nuestro bote salvavidas en momentos de peligro.

El colectivo LGBTIQA+ de refugiados es muy vulnerable, en el concurren todas las ciscunstancias negativas de ser refugiados y además el rechazo homofóbico.Las autoridades no parecen tener en cuenta este agravante.

El colectivo LGBTIQA+ de refugiados es muy vulnerable, en el concurren todas las ciscunstancias negativas de ser refugiados y además el rechazo homofóbico.Las autoridades no parecen tener en cuenta este agravante.

Están en Alemania soñando realidades nuevas mientras se enfrenta a trámites burocráticos interminables y complicados, sin saber aún si podrán disfrutar del estatuto de refugiado al que tienen derecho. Conscientes de que un retorno al país de origen supondría su muerte, viviendo en la incertidumbre al tiempo que descubren una nueva ciudad, unas amistades que les quieren y les respetan… tocando con la punta de los dedos esa nueva oportunidad de vida que está ahí, tan cerca y tan inalcanzable a la vez… una vida pendiente de un papel y de una firma que sentencian una oportunidad o enfrentarse a diario con la posibilidad de ser asesinados.

Pero ni tan siquiera en el campo de refugiados se encuentran a salvo, que poco sabemos de la homofobia en los campos de refugiados… hace unos días uno de ellos fue golpeado salvajemente en el campo de refugiados en el que se encuentran en Alemania.

En el campo trataron de esconder su orientación sexual para evitar posibles rechazos pero fueron descubiertos y maltratados hasta que consiguieron zafarse y llegar al hospital donde entraron completamente ensangrentados y con graves lesiones que necesitaran incluso de operaciones quirúrgicas para sanar. Hace semanas pidieron que se les trasladara a un campo “más tolerante” sin embargo, las autoridades les negaron el traslado porque según los funcionarios “no había una buena razón” para esta demanda.

Esto nos hace reflexionar acerca de la necesidad de un tratamiento especializado de estas situaciones que ya está contemplado en la Convención para los Refugiados pero que no parece tenerse en cuenta por las autoridades. Dado que el Colectivo LGBTIQA+ es bastante minoritario, aducen precisamente esta razón para no tomar en consideración este grupo, que precisamente por esto precisa de una protección mayor.

Nuestros primos precisan de nuestro apoyo y soporte, el humano para superar este trance fundamental de vida, el de la sociedad civil para no permitir que sean repatriados y sobretodo el institucional para que puedan quedarse y se cumpla de manera clara y contundente con la Declaración de los Derechos Humanos.

Video emitido por Queer Refugees for Pride:
https://www.facebook.com/QueerRefugeesForPride/videos/1784886791801928/

MECANISMOS DE (falso) CAMUFLAJE DEL INTOLERANTE QUE PRETENDE NO SERLO

La INTOLERANCIA es todo comportamiento, forma de expresión o actitud que VIOLA o DENIGRA los derechos del prójimo, o invita a violarlos o negarlos.

La INTOLERANCIA es todo comportamiento, forma de expresión o actitud que VIOLA o DENIGRA los derechos del prójimo, o invita a violarlos o negarlos.

“Yo no soy racista pero…” “Yo no soy homófobo pero…” “Yo no soy islamófobo pero…” ese “yo no soy” pretende funcionar como una especie de vacuna previa antes de empezar a soltar, inmediatamente después del “pero…” los (pseudo)argumentos más disparatados, rocambolescos y absurdos cargados de rechazo en el mejor de los casos cuando no de odio.

Cuando son “cazados” en su intolerancia, lo irracional se sostiene poco, y para intentar mantener el patético disfraz acuden al “tengo un amigo/a negro, gitano, musulmán, gay…” que siempre representa una excepción y al que se refieren siempre de una manera paternalista dándole su aprobación misericordiosa, que hay que agradecerle, para que veamos que no mata ni le mete una paliza a nadie (como si fuera un derecho o una posibilidad, pero no son tan “salvajes”, con discriminar basta), los trata como “personas normales”, tratando de convertir esto en otro salvoconducto para la intolerancia.

“Se puede engañar a algunos todo el tiempo y a todos algún tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.” Abraham Lincoln

“Se puede engañar a algunos todo el tiempo y a todos algún tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.”
Abraham Lincoln

Cuando ya llegamos más lejos en la discusión se trata de banalizar la intolerancia intentando relegarla al nivel de “opinión” y acuden a la “libertad de expresión” que confunden con el derecho a coartar la libertad de los demás o a realizar comentarios que incitan al odio y la denigración de otra persona o grupo humano.

El último paso consiste en criminalizar a la víctima del rechazo tratando de transportar la culpa de la acción en el que la padece para así tratar de justificar la conducta intolerante “Son ellos/as que no se quieren integrar” “las feminazis” “el racismo anti-blanco” “van provocando”… o tratan de darle la vuelta para que su discurso parezca positivo “yo no estoy contra los gays, estoy por la familia” “Yo no estoy contra los inmigrantes sino por la mano de obra autóctona, primero los de casa” “no estoy contra los musulmanes sino que defiendo las libertades y el modo de vida occidental” esto último ha sido ampliamente explotado por los sectores neofascistas y fanáticos de varios pelajes. En algunos casos después de este nivel pasamos al insulto directo.

La INTOLERANCIA está ligada a manifestaciones de odio racial, nacional, sexual, étnico, religioso o a otras formas de comportamiento que discriminan a ciertas personas o categorías de personas.

La INTOLERANCIA está ligada a manifestaciones de odio racial, nacional, sexual, étnico, religioso o a otras formas de comportamiento que discriminan a ciertas personas o categorías de personas.

Otra acción bastante común es que al carecer de argumentos que contrarresten la puesta en evidencia de su intolerancia acuden a blogs de vaya usted a saber quién (casi siempre de algún intolerante, fanático, opinante experto en nada y sin trayectoria conocida…) o a medios capciosos también en la línea (muchas veces de ultraderecha) y a historias particulares (ficticias en la mayoría de los casos) pretendiendo hacer la “ley del embudo”, partiendo de una particularidad establecer una generalidad.

Los más sutiles colocan noticias que insinúan pero no dicen tratando de jugar con los prejuicios generales reafirmándolos “en honor de la verdad” pero sin decir directamente porque son gente “bien”, haciendo menciones que exaltan el imaginero prejuicioso general. Si hablamos de personas romanís (gitanas) hacer referencia a robos, delincuencia, drogas… si hablamos de musulmanes a machismo, barbarie, terrorismo… si hablamos de gays a pederastia, escándalo público, depravación, amoralidad… si hablamos de mujeres a incitación, malicia, falsedad de maltrato de género…

Así que, intolerantes con complejo, el engaño dura muy poco.

Mujeres Romanís Comparten Sus Historias de Esterilización Forzada

Elena Gorolová, portavoz del Grupo de Mujeres Afectadas por la Esterilización Forzosa / Liga Lidských Prag

Elena Gorolová, portavoz del Grupo de Mujeres Afectadas por la Esterilización Forzosa / Liga Lidských Prag

“Poder tener hijos es algo muy importante para una mujer”, dice Elena Gorolová, “cuando me quitaron eso, me sentí inútil.  He perdido mi autoestima por completo”.

Elena tiene 47 años, es trabajadora social, fue esterilizada en contra de su voluntad siendo muy joven. Ella es una de las cuatro mujeres romanís checas, todas víctimas de la esterilización forzada, que cuentan su historia en una obra de teatro que se llama “Historias que (Nunca) Deben Comenzar”. La obra se estreno en el mes de junio en la ciudad de Ostrava, una ciudad de la República Checa con una alto índice de población romaní.

La esterilización sistemática de las mujeres romanís sin su consentimiento pleno e informado (Informe en inglés ERRC) – destinado a reducir su alta tasa de natalidad – fue, durante la época comunista, una política de estado de la extinta Checoslovaquia. Esta práctica fue abolida oficialmente en 1993 (Informe ERRC Inglés) pero de acuerdo con la European Roma Rigths Center, se mantuvo hasta los años 1990 y 2000, siendo el último caso conocido en la Rep. Checa en el año 2007.

Alzando la voz

La obra está basada en las historias reales de estas cuatro mujeres romanís y contada por ellas mismas vestidas de negro. [Divadlo Ostrava / Al Jazeera]

La obra está basada en las historias reales de estas cuatro mujeres romanís y contada por ellas mismas vestidas de negro. [Divadlo Ostrava / Al Jazeera]

Desde hace más de 10 años Elena es parte activa de un grupo de mujeres romanís que han conseguido con éxito detener las esterilizaciones forzadas y que este tema figure en la agenda política en la Rep. Checa.

También exigen una compensación económica por lo que les hicieron. “No se trata solo de dinero sino del reconocimiento de que se han violado nuestros derechos” nos cuenta.

En el año 2009 el gobierno checo pidió disculpas por estas esterilizaciones ilegales, pero rechazo una ley que proponía una compensación para las víctimas. Fue entonces cuando Elena y sus amigas activistas decidieron que tenían que llamar la atención sobre esta cuestión de otra manera.

El resultado es esta obra que han realizado en colaboración de la Czech NGO League of Human Rights y la European Roma Rigths Center. “La obra es una forma de que las mujeres puedan expresar su frustración” nos dice Caterina Cervena de Czech NGO League of Human Rights “Es la manera de que tengan una voz alternativa”.

Como abogada ha trabajado, durante más de 8 años, muy cerca de estas mujeres representándolas en los juicios.

La obra está basada en las historias reales de estas cuatro mujeres romanís y contada por ellas mismas vestidas de negro.

“Todavía me duele a pesar de todos estos años”

En una serie de escenas donde las mujeres son entrevistadas por un actor que hace el rol de periodista, se ponen de manifiesto cuales fueron las formas de coacción para esterilizarlas.

"Cuando me lo explico quedé destrozada. Fue el peor día de mi vida". Jirina Dzurkova cuando se entero que había sido esterilizada [Divadlo Ostrava / Al Jazeera]

“Cuando me lo explico quedé destrozada. Fue el peor día de mi vida”. Jirina Dzurkova cuando se entero que había sido esterilizada [Divadlo Ostrava / Al Jazeera]

“Yo estaba completamente desinformada” relata  Olga Jonášová. “El trabajador Social que vino a visitarme me dijo que solo duraría 5 años y que después podría tener hijos. Me dijo que todas las mujeres de la comunidad ya se la habían hecho”.

“Cuando estaba dando a luz a mi cuarto hijo, me entregaron un papel en blanco para que lo firmara” cuenta Natasa Botosova. “Sufría grandes dolores, por lo que acabe haciendo lo que me pedían. Una vez anestesiada me esterilizaron. Me enteré de lo que había sucedido después porque tenía una cicatriz en el abdomen”.

“A mí me presionó el Trabajador Social” dice Sona Karolova “Primero me ofreció dinero pero al negarme me amenazó con quitarme a mis hijos. Me dijo que mi marido perdería su trabajo. Al final cedí para detener el acoso”.

Al final de la obra hay una escena en la que Elena explica porque se decidió a hablar. “Lo hago porque no soy la única” dice ella, “Lo hago porque hay otras mujeres que no pueden defender sus derechos”.

Es un momento muy emotivo, se humedecen los ojos. Entre el público hay muchas mujeres romanís visiblemente emocionadas.

Entre ellas se encuentra Jirina Dzurkova. Ella pasó por la misma experiencia que estas mujeres representan. Es una mujer menuda de 49 años pero que aparenta ser más joven.

“Tenía 34 años cuando me sucedió esto. No mucho tiempo después del nacimiento de mi hijo tuve un embarazo ectópico. Me llevaron al hospital y decidieron operarme de inmediato. No me dijeron nada, no me hicieron firmar ningún papel ni me hablaron en absoluto de esterilización”.

Algún tiempo después de esto fue con su hijo al médico para hacerse un chequeo regular. El doctor estudió su historial médico y le dijo “Veo que ha sido esterilizada”.

“Al principio no entendí lo que me decía porque usó palabras que yo desconocía. Cuando me lo explico quedé destrozada. Fue el peor día de mi vida. Tarde mucho tiempo en reunir el valor para decírselo a mi marido. Siempre quisimos más hijos”.

Cuando su marido escuchó lo que había sucedido quiso ir al hospital a pegarle al médico que había esterilizado a su esposa. “Lo convencí de que no lo hiciera, esto habría supuesto más problemas. Se quedó muy afectado. Después de esto empezó a beber” nos cuenta Jirina.

En el año 2001 se puso una demanda contra el hospital, pero el caso fue pospuesto en reiteradas ocasiones hasta que se desestimó. “Fue un shock terrible cuando sucedió esto, me sentí castigada por segunda vez” dice ella.

“Todavía me duele a pesar de todos estos años”, añade “Un día mi niño me dijo: Me gustaría tener un hermano pequeño.  Tuve que explicarle porque esto no era posible y ambos lloramos. Me robaron mi dignidad. Siento que no valgo lo mismo que el resto de las mujeres”.

Seguiré Luchando

manifestación frente al hospital en Ostrava que había esterilizado a numerosas mujeres romanís. @romediafoundation

manifestación frente al hospital en Ostrava que había esterilizado a numerosas mujeres romanís. @romediafoundation

Jirina tuvo la suerte de que su matrimonio sobrevivió, algunas de las víctimas de la esterilización forzosa no solo perdieron su fertilidad sino también a sus maridos. “Algunos hombres se sintieron traicionados por sus esposas” explica Natasa Botosova.

Su esposo se divorció después de que fuera esterilizada. “Se lo tomó fatal, me dijo: Lo has hecho a propósito para poder engañarme sin ninguna consecuencia”.

El esposo de Olga Jonášová también la abandonó “Después de esto, conocí a otro hombre pero rompimos porque yo no podía tener hijos. Me dijo que partía al extranjero por un mes pero nunca más volvió. Tuve la suerte de contar con una gran familia que hizo todo lo posible para consolarme”.

Después de la actuación Elena se sienta en la terraza del bar, fuera del teatro. Es una mujer alegre y llena de energía con unos grandes ojos marrones. “Sucedió cuando tenía 21 años e iba a dar a luz a mi segundo hijo” nos explica “Mi primer hijo nació con cesárea y el doctor me dijo que necesitaría otra. Nadie me dijo nada acerca de la esterilización”.

Cuando estaba en la sala de operaciones le dieron un papel a firmar, “Era un consentimiento para esterilizarme. Estaba muy estresada. Me estaban preparando para la cesárea y tenía mucho dolor. Me encontraba en tal estado que no sabía lo que estaba firmando”.

Después de la operación el médico le dijo que la había esterilizado. “Me dijo que me sintiera feliz, que gracias a esta esterilización había salvado mi vida”.

Lloró cuando se entero de la noticia. “No podía creer que era verdad lo que me decían, que realmente me habían hecho eso”.

Cuando se lo dijo a su marido tuvieron una fuerte discusión ya que, al igual que el marido de Natasa, estaba convencido que lo había hecho adrede. “Es costumbre tener muchos hijos en las familias romanís y se avergonzó porque no tendríamos nunca más de dos” nos cuenta “Al final logré convencerlo de que se había hecho contra mi voluntad”.

Varios años más tarde, en el 2004, conoció a un grupo de mujeres romanís que como ella habían sido esterilizadas contra su voluntad. Se convirtió en la portavoz “Ya no me sentía sola, la lucha junto a otras mujeres que habían pasado por esto me hizo sentir más fuerte”.

El grupo organizó una manifestación frente al hospital en Ostrava que había esterilizado a numerosas mujeres. También empezaron a realizar reuniones con mujeres jóvenes romanís para informarlas acerca de la esterilización y sus derechos.

Elena ha hablado tres veces ante la Convención de la ONU para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer, su última intervención fue en febrero de este año.

Y ahora la obra de teatro

La esterilización forzosa es un crimen lesa humanidad. Los crímenes contra la humanidad tienen la especial característica de ser imprescriptibles, es decir que pueden ser perseguidos en todo tiempo. (PHOTO: League of Human Rights)

La esterilización forzosa es un crimen lesa humanidad. Los crímenes contra la humanidad tienen la especial característica de ser imprescriptibles, es decir que pueden ser perseguidos en todo tiempo. (PHOTO: League of Human Rights)

Dice sentirse insegura cuando actúa “No creo poseer un gran talento para la interpretación. No fue fácil para mí,  pero ahora que hemos estrenado ya se me ha pasado el stress. Creo que es una magnífica manera de llamar la atención sobre nuestro caso. Me sentí tan enfadada cuando el gobierno rechazo la Ley de Compensación”.

“Adujeron que era innecesaria una ley específica porque las mujeres podían llevar su caso a los tribunales” explica Marek Szilvasi del European Roma Rights Centre, que está apoyando, asesorando y acompañando a estas mujeres “El problema es que muchas veces no son tenidos en cuenta porque de acuerdo con la legislación checa hay un número limitado de años para poder presentar la denuncia”

Afirma que no existen datos acerca del número exacto de afectadas “Se estima, sin embargo, que varios cientos de mujeres han sido esterilizadas forzosamente. Algunas de ellas no son romanís: mujeres con discapacidades o que pertenecen a una clase social baja”.

“Cuando el gobierno rechazó la Ley de Compensación me sentí tan decepcionada que pensé en abandonar el activismo” relata Elena “Pero no quiero. Tengo la esperanza de que un día nos compensarán por lo que nos hicieron. Continuaré en la lucha, por supuesto”.

Artículo de Renate Van Der Zee

ALJAZEERA

¿Porqué migran los Rroms de Rumanía?

El término nómada no puede atribuirse a los romanís que se desplazan no por decisión propia sino debido sobre todo al rechazo y las persecuciones, debemos, por tanto, hablar de una población en movilidad. @Rolf Bauerdick

El término nómada no puede atribuirse a los romanís que se desplazan no por decisión propia sino debido sobre todo al rechazo y las persecuciones, debemos, por tanto, hablar de una población en movilidad.
@Rolf Bauerdick

La historia de la población romaní de Rumanía viene marcada por el esclavismo al que fue sometido este pueblo y que dividió a esta comunidad entre los mal llamados “nómadas” y sedentarios. El término nómada no puede atribuirse a los romanís que se desplazan no por decisión propia sino debido sobre todo al rechazo y las persecuciones, debemos, por tanto, hablar de una población en movilidad.

Durante el tiempo que duró la esclavitud de los Romá en Rumanía, unos 200 años, estos eran obligados a trabajar la tierra pudiendo ser castigados hasta la muerta según capricho de su amo. En 1835 se podía leer en los Reglamentos Orgánicos de Moldavia y Valaquia que “no eran hombres sino personas que dependían de otras, con su patrimonio y su familia”. Los matrimonios mixtos estaban estrictamente prohibidos.

Los Romá no recibían ningún salario, y por todo alimento, sólo tenían derecho a un trozo de mamaliga, papilla de maíz con algunos granos de girasol. Se les azotaba desnudos y se les ataban al cuello garfios de hierro para no dejarles dormir y castigarlos.

El escritor romaní Mateo Maximoff describe en su obra “Le Prix de la Liberté”, los mercados de esclavos romanís, lugares donde presentados sobre un estrado, eran vendidos en subasta, por grupos o por familias enteras. Además existían presidios donde los gitanos, culpables de rebelión o desobediencia, hasta de simples faltas, trabajaban como lavadores de oro en los campamentos situados al pie de las montañas. Con el fin de que no intentaran escapar, se les obligaba a permanecer completamente desnudos todo el día en el agua helada de los torrentes. Dormían en miserables barracas de madera, jamás calentadas, y los latigazos llovían sobre las espaldas de los que sobrevivían a aquel régimen similar al de un campo de concentración.

El escritor romaní Mateo Maximoff describe en su obra "Le Prix de la Liberté", los mercados de esclavos romanís, lugares donde presentados sobre un estrado, eran vendidos en subasta, por grupos o por familias enteras. @Charlie Abad

El escritor romaní Mateo Maximoff describe en su obra “Le Prix de la Liberté”, los mercados de esclavos romanís, lugares donde presentados sobre un estrado, eran vendidos en subasta, por grupos o por familias enteras.
@Charlie Abad

La existencia de mercados de esclavos está muy documentada y algunos esclavos romanís, los llamados skopici, eran castrados para que sirvieran como cocheros de las damas rumanas de buena familia sin que entrañaran riesgos para su “respetado” marido.

Solo aquellos que consiguieron huir hacia los bosques pudieron mantener su lengua, sus tradiciones y sus oficios, aunque condenados a vivir en la clandestinidad y continua movilidad.

Estos grupos, que vivieron proscritos en los bosques de difícil acceso que existen entre Hungría y Rumanía, vivían atrincherados en medio de aquella selva. No corrían gran riesgo porque los soldados rumanos no tenían ningún interés en aventurarse en aquellos parajes donde no habitaba nadie. Sólo cuando bajaban hacia la llanura para recoger las provisiones, tropezaban, de vez en cuando, con las tropas gubernamentales. Como consecuencia de aquellas escaramuzas, quedaban buen número de muertos sobre el terreno, tanto de una parte como de otra. Refugiados en las cavernas de las cuales habían expulsado a los osos, los romás eran también víctimas del frío, en una región con un clima extraordinariamente rudo. El escorbuto diezmaba sus filas. Pero algunas veces se veían ayudados y aprovisionados por campesinos o leñadores hostiles al régimen de opresión, o cuidados por curanderos benévolos.

La suerte de aquellos que fueron sedentarizados fue la adaptación a la vida rural que dio lugar a pueblos enteros de población casi exclusivamente romaní.

Anuncio de una venta de esclavos gitanos en Valaquia el 8 de mayo de 1852: 18 hombres, 10 niños, 7 mujeres y 3 niñas, in conditie fina (‘en buena condición’).

Anuncio de una venta de esclavos gitanos en Valaquia el 8 de mayo de 1852: 18 hombres, 10 niños, 7 mujeres y 3 niñas, in conditie fina (‘en buena condición’).

El proceso de abolición de la esclavitud romaní comenzó con la liberación de los esclavos pertenecientes al estado, a los que les siguió la Iglesia Ortodoxa en 1855 liberando a sus propios esclavos, alrededor de 200.000. La esclavitud romaní en Rumanía acaba oficialmenteel 20 de febrero del año 1856 que se publicó el edicto de liberación, aunque de facto se mantuvo, en algunos casos, hasta bastantes años después.

Este cambio de status forma parte de las negociaciones del fin de la Guerra de Crimea. Fue una de las cláusulas por las que Inglaterra y Francia reconocen la unión de los dos principados rumanos de Valaquia y Moldavia.
Sirva como apunte que en septiembre de 2010, el Senado rumano rechazó la propuesta de convertir la liberación de los esclavos romanís en una fiesta nacional.

Con el fin de la esclavitud numerosos grupos se dispersaron por Europa, llegando incluso a España, asentándose en pequeños grupos y dedicándose sobre todo a espectáculos callejeros. Los kalés llamaron a estos grupos, los “húngaros”, aunque así se denominaba a cualquier grupo romaní de origen extranjero que llegara a España, fuera o no de Hungría.
La llegada de la Segunda Guerra Mundial y el nazismo, con el que Rumanía se alió, trajo consigo el exterminio considerable de la población romaní y judía.

Los nazis consideraban a los roma “inferiores racialmente” y el destino de los roma en algún sentido era paralelo al de los judíos. Los roma estaban sujetos a encarcelación , trabajos forzados, y masacre. También estaban sujetos a deportación a los campos de exterminio.

Los nazis esterilizaron y castraron a los gitanos en los campos de concentración y exterminio de Dachau y Sachsenhausen. En Buchenwald, en enero de 1940, 250 niños fueron usados para realizar experimentos médicos de resistencia al dolor hasta la muerte. Los Einsatzgruppen (equipos móviles de matanza) mataron a decenas de miles de roma en los territorios orientales ocupados por los alemanes.

Los rumanos no pusieron en práctica una política sistemática de exterminio de los roma. No obstante, en 1941 entre 20.000 y 26.000 roma del área de Bucarest fueron deportados a Transnistria, en la Ucrania ocupada por los rumanos, donde miles murieron de enfermedades, inanición y el tratamiento brutal.

Romaníes (gitanos) en frente de sus carpas. Rumania, 1936-1940. (Número de inventario del Bundesarchiv: 146-2001-16-20A).

Romaníes en frente de sus carpas.             Rumania, 1936-1940.                                     (Número de inventario del Bundesarchiv: 146-2001-16-20A).

La acusación que pesaba sobre los Romá de “contaminar la sociedad” provocó la deportación de cerca de 30.000 Rroms rumanos durante la Segunda Guerra Mundial. Los susodichos Rroms “nómadas” rumanos fueron deportados colectivamente mientras que los sedentarios lo eran de manera individual.

Con el fin de la guerra y la expansión del comunismo en los años 50 a varios países de Europa del Este, entre ellos también Rumanía. Estos regímenes propusieron asimilarlos, “humanizarlos”, hacer de ellos “un nuevo ser socialista”. En el periodo comunista empieza también un periodo de sedentarización. El dictador Nicolae Ceaucescu puso freno a los carromatos, reforzó los tenebrosos orfanatos que funcionaban desde la época de la monarquía, y en ellos encerró a miles de niños rom. La mayoría de los Romá fueron asimilados en el sector de la industria, la agricultura y los servicios.

La educación obligatoria y la alfabetización formaron parte también de la tónica de este periodo, esta circunstancia provoca una curiosa paradoja en la actualidad y es que nos encontramos con que los “abuelos” de la actual generación de jóvenes tiene una mayor instrucción que sus nietos.

En Rumanía, los Rroms itinerantes consiguieron mantener una cierta autonomía en el periodo comunista. Muchos de ellos han conservado sus prácticas de clan, el contexto de los intercambios familiares, así como los oficios y nombres tradicionales.

Aunque la igualdad formal estaba garantizada para todos los ciudadanos, muchos roma permanecieron en una situación social más precaria y situaciones severas de pobreza se agudizaron durante los años setenta. El carácter ultranacionalista que Nicolae Ceaucescu adoptó durante su mandato amenazaba el estatus de las minorías sobre las que pesaba la sospecha de deslealtad al proyecto socialista. Los roma, en particular, eran vistos como un obstáculo para la modernización de Rumania.

A pesar de la asimilación y las grandes dificultades durante el régimen comunista son bastantes quienes recuerdan que en esa época al menos tenían un techo y trabajo mientras que en la actualidad muchas familias carecen de lo mínimo, viviendo en condiciones de extrema pobreza.

La caída del comunismo intensifica las diferencias y aumenta la tensión entre la población romaní y la rumana.

Brutales Pogroms inauguran los años 90, por desgracia 20 años después se suceden en toda Europa. En la foto un niño roma de Rumanñía ve como queman su casa en el asentamiento de Butmir (Sarajevo) @epa/str

Brutales Pogroms inauguran los años 90, por desgracia 20 años después se suceden en toda Europa.
En la foto un niño roma de Rumanía ve como queman su casa en el asentamiento de Butmir (Sarajevo)
@epa/str

Los años 90 en Rumanía están marcados por los Pogromos a los barrios romanís (linchamiento multitudinario, espontáneo o premeditado, de un grupo particular, étnico, religioso u otro, acompañado de la destrucción o el expolio de sus bienes (casas, tiendas, centros religiosos, etcétera). Estos actos provocan que Rumanía entre en la lista negra de la Organización para la Seguridad y la Cooperación.

Que decir tiene que las personas de etnia romaní que sufrieron estos ataques fueron ignoradas por la justicia y nunca se les concedió ningún tipo de compensación por estos salvajes atropellos. Las indiscriminadas redadas policiales, las frecuentes torturas y malos tratos en las comisarías, las escasas o nulas garantías procesales son hechos que, o no se han investigado, o se ha hecho de forma tan irregular que han convertido todos estos atropellos en actos impunes.

Muchos Romá fueron asesinados o gravemente heridos por disparos de la policía que, sujeta a un sistema de jurisdicción militar, fue dando por cerrado cada caso con el resultado final de impunidad a los culpables.

Estos pogromos, exponente superlativo de la romafobia y los profundos sentimientos anti-romanís que alberga la sociedad rumana, así como la propia situación socio-económica de Rumanía, nos darán las claves del porqué de las migraciones romanís provenientes de este país.

Es en este momento cuando se producen las primeras migraciones que se realizan en calidad de refugiados, después de la revolución del 89 huyendo de los pogromos y la discriminación. Se dirigen principalmente a Alemania, Austria, Francia, Italia… también llegan las primeras expulsiones en el Estado alemán.

El tratamiento recibido en Alemania por parte de algunos grupos de la sociedad y el gobierno fue hostil. También se produjeron violentos brotes racistas. Finalmente se firmó un acuerdo en 1993, entre los gobiernos rumano y alemán para retornar a 50.000 ciudadanos rumanos que fueron expulsados de Alemania en trenes enteros y el Estado rumano cobró el equivalente a unos cien euros por cabeza por “recuperar” a sus antiguos súbditos escapados. Cinco semanas después de la firma de este acuerdo el parlamento alemán aprobó una nueva legislación que hizo más difícil a los solicitantes de asilo entrar en el país.

La situación económica de Rumanía pasa por duros momentos, primero con la reestructuración consiguiente a la caída del régimen comunista y la privatización de las empresas que acentúa la distancia entre los salarios y el precio de los recursos, por poner un ejemplo, en 2005 los precios eran parecidos a los que se manejaban en España pero los salarios unas diez veces inferiores.

Los rumanos, en general, apenas aparecían en las estadísticas de inmigración en España en el año 2000, pero desde entonces han sido el colectivo inmigrado que mayor crecimiento ha tenido. En enero de 2007 se había convertido ya en el segundo en importancia numérica (tras el marroquí). La intensidad de ese flujo migratorio tiene que ver tanto con lo sucedido en Rumania desde mediados de los noventa, como con las características del mercado laboral español.

La violación continua de los Derechos de las personas romanís ha supuesto una advertencia general desde diferentes Ong's e instituciones europeas de defensa de los Derechos Humanos.

La violación continua de los Derechos de las personas romanís ha supuesto una advertencia general desde diferentes Ong’s e instituciones europeas de defensa de los Derechos Humanos.

Con la adhesión de Rumanía a la UE en enero de 2007, aparece la libertad de circulación en el interior de la Unión, muchos rumanos han aprovechado para trabajar, estudiar o tomar sus vacaciones por toda la UE. Si hablamos en particular de los Romá rumanos, los que han aprovechado mejor esta oportunidad han sido los grupos itinerantes, los llamados “nómadas”; poseían la experiencia de la deportación y de viajar. Estaban mejor preparados para este tipo de aventura que los Rroms sedentarios.

Desde al año 2007 los ciudadanos rumanos pueden viajar libremente por el espacio europeo dada su pertenencia a la UE, sin embargo, varios países, entre ellos España, deciden aplicar una moratoria de dos años para las cuestiones relativas a lo laboral. Estas medidas se toman en España sobre todo por la presión de los sindicatos que querían evitar que “vinieran en masa” pero lo único que se consiguió fue que la situación de irregularidad laboral y la economía sumergida se prolongaran. Esta moratoria resulta inútil desde su nacimiento porque nadie puede evitar, por normativa comunitaria, que puedan venir al país.

En general se crea un clima político de alarma que hace referencia a la “amenaza gitana”. Los casos más visibles mediáticamente han sido los dispositivos de anti-inmigración romaní desplegados por Francia e Italia, los cuales incluyen sistemas de vigilancia policial especiales para inmigrantes romá, y en última instancia, protocolos especiales para ejecutar desplazamientos forzosos y deportaciones en masa.

Siempre que se habla de migraciones tendemos a buscar su motivación en cuestiones económicas, y si bien es cierto que esta es la razón más perceptible, no podemos olvidarnos de las circunstancias que conducen a esta situación de pobreza.
La violación continua de los Derechos de las personas romanís ha supuesto una advertencia general desde diferentes Ong’s e instituciones europeas de defensa de los Derechos Humanos. También son víctimas del discurso de odio político, no solo en los grupos de extrema derecha sino también en ocasiones por parte del Gobierno como cuando el presidente, Traian Basescu, llamó “gitana asquerosa” a una periodista de origen romaní.

En la ciudad rumana de Baia Mare se contruyó un muro que separa la población romaní. Para evitar la demolición de este muro el alcalde hizo que se pintara por artistas locales, al quedar sujeto a derechos de autor no puede ser destruido. @Rares Moise/Adevarul

En la ciudad rumana de Baia Mare se contruyó un muro que separa la población romaní. Para evitar la demolición de este muro el alcalde hizo que se pintara por artistas locales, al quedar sujeto a derechos de autor no puede ser destruido.
@Rares Moise/Adevarul

La discriminación, el hostigamiento, la violencia y la segregación impide que puedan sentirse ciudadanos de pleno derecho en los países en los que viven lo que impide el participar en la vida de la sociedad mayoritaria y por consiguiente establecer sentimientos de pertenencia a la sociedad o al territorio.

La migración no es, pues, un fenómeno cultural o una forma de vida sino la única salida que le queda a una comunidad sin ilusiones ni futuro e instalada irremisiblemente en la marginalidad social más extrema.

La gran mayoría de los inmigrantes romanís en Europa occidental viven en condiciones de precariedad e insalubridad intolerables y cada vez son más numerosas, violentas y traumáticas las expulsiones que se están llevando a cabo. Dice Claude Moncorgé, Presidente de Médicos del Mundo en Francia, que “en vez de declararle la guerra a la pobreza se hace la guerra a los pobres”.

Persecución por perfil étnico en el Cabanyal

ROMED II Mishto Attitude tiene como principios básicos de actuación se basan en el empoderamiento y la participación directa de la comunidad romaní del barrio, tanto autóctona como migrante, en el proceso de propuestas, iniciativas y toma de decisiones en este Plan de rehabilitación Integral del Barrio del Cabanyal, favoreciendo la comunicación con la Administración y la generación de un grupo activo de acción comunitaria.

ROMED II Mishto Attitude se basa en el empoderamiento y la participación directa de la comunidad romaní en el proceso de propuestas, iniciativas y toma de decisiones, favoreciendo la comunicación con la Administración y la generación de un grupo activo de acción comunitaria. Imagen cedida para el proyecto por el pintor kaló Gabi Jiménez

En estas últimas semanas del año, y el inicio del 2016, la población romaní del barrio del Cabanyal en Valencia está sufriendo una oleada de multas y hostigamiento que según todos los indicios parece responder a una acción de perfil étnico y ante la que la propia población romaní, tanto la rumana como la española, está reaccionando con apoyo jurídico coordinado desde Madrid con, entre otros, abogados de la Fundación Secretariado Gitano y el apoyo de diversas entidades como la Plataforma por la Gestión Policial por la Diversidad, La Red de Centros de Asistencia a Víctimas de Discriminación Racial o Étnica del Consejo para la Igualdad de Trato y No Discriminación de las Personas por el origen Racial o Étnico.

La actitud de la Comunidad Romaní del barrio ha sido de diálogo y ofrecimiento para resolver los problemas de convivencia, de hecho la puesta en marcha del ROMED II Pilot Projet Cabanyal y el reciente compromiso de colaboración firmado por el Ayuntamiento de Valencia con el Consejo de Europa (Commitment letter-Valencia) camina precisamente en este sentido.

Este compromiso se firmó públicamente el pasado mes de Diciembre durante el acto de presentación de este proyecto piloto en el Cabanyal. A este acto acudieron tanto los responsables del programa ROMED en el Consejo de Europa, como autoridades locales y regionales así como un nutrido grupo de representantes del tejido social del barrio del Cabanyal. Representantes del Cabildo de Tenerife y la población kalé de las islas también acudieron puesto que el proyecto ROMED se desarrollará también ahí en unos pocos meses.

Conviene recordar que el perfil étnico, además de constituir una discriminación ilícita –y así lo han establecido numerosos organismos internacionales y regionales de Derechos Humanos-, fomenta la estigmatización de determinados colectivos (y por tanto, el racismo del público general), conlleva una pérdida de legitimidad de la institución policial y del propio Estado entre las minorías, y ha demostrado ser además una práctica totalmente ineficaz en la prevención del delito y de otros ilícitos.

Debemos tener en cuenta también el contexto en el que se desarrolla esta acción.

CONTEXTO

El barrio del Cabanyal es un Conjunto Histórico Protegido de la ciudad de Valencia, declarado Bien de Interés Cultural en 1993.

El barrio del Cabanyal es un Conjunto Histórico Protegido de la ciudad de Valencia, declarado Bien de Interés Cultural en 1993.
@Plataforma Salvem el Cabanyal

El barrio del Cabanyal ha sido sometido durante 24 años a una política que tenía como objetivo final la destrucción y aniquilación, tanto urbana como convivencial en el mismo, con el fin de que el punto de degradación alcanzase tal nivel que proporcionara la excusa perfecta para destruirlo y saltarse así la sentencia emitida por el Tribunal supremo en el que se paralizan las obras de derribo del barrio “en tanto se lleve a cabo una adaptación del mismo que garantice la protección de los valores histórico-artísticos que motivaron la calificación de éste como conjunto histórico”.

Una acción que podríamos calificar como rastrera y turbia por parte del Ayuntamiento del Partido Popular liderado por Rita Barberá. La respuesta “radical y antisistema” de Rita Barberá” consistió en no acatar la orden del Tribunal Supremo y en la creación de una empresa pública “Plan Cabanyal 2010” con la que fue comprando a particulares viviendas en el barrio con el fin de desvalorizar el barrio convirtiéndolo en un desierto de solares y escombros.

Durante todo este tiempo también se utilizó a los “gitanos” como arma arrojadiza, aprovecharon los prejuicios que existen en general contra este colectivo para crear “mala fama” al barrio. En el imaginero general , cuando se hace mención a un barrio degradado se dice que es un barrio “lleno de gitanos”, situándolos en la misma posición en la que se sitúa la suciedad, la droga… como si habláramos de otro objeto inanimado más, como si tratáramos de cosas y no de seres humanos.

Con el cambio de Gobierno y la caída de 24 años de intentos de aniquilación del barrio se inicia un nuevo capítulo en la historia de este barrio marinero del Cabanyal, un capitulo que viene marcado por varias palabras mágicas, procesos participativos, diálogo, mediación, restauración, rehabilitación, convivencia…. que se han repetido como mantras.

La aparición del proyecto VA CABANYAL supone un gran empujón en este sentido. Este equipo multidisciplinar ganó en concurso la opción para iniciar este proceso de recuperación del barrio, uno de los principales motivos que hicieron decisiva su elección es la metodología participativa que decidieron usar para recoger las inquietudes y propuestas del barrio.

Equipo de VA CABANYAL acompañado de colaboradores/as celebrando la aprobación del proyecto el pasado 23 de diciembre.

Equipo de VA CABANYAL acompañado de colaboradores/as celebrando la aprobación del proyecto el pasado 23 de diciembre.

La gran sorpresa fue cuando descubrieron que el proceso de rehabilitación no consistía solo en construir, rehabilitar… material urbano sino que la rehabilitación debía ser también convivencial, era como llegar a un núcleo  donde su población debe recuperarse y adaptarse a una nueva situación, que aunque favorable aún resulta desconcertante por desconocida, por nueva.

Durante los talleres no hubo una presencia real del colectivo romaní del barrio, aunque sí que el equipo de Va Cabanyal hizo uso de otras estrategias más directas como las visitas y las entrevistas a vecinos y vecinas romanís del barrio. De hecho el entendimiento y forma de trabajo, el esfuerzo, hizo que el propio proyecto  ROMED II Pilot Projet Cabanyal se adoptara sinérgicamente dentro de las acciones relacionadas con la recuperación convivencial del barrio.

Hemos de decir que esta participación no fue tomada con igual agrado por todos los vecinos y vecinas del barrio que ven en este colectivo, el romaní, el “chivo expiatorio” de todos los males.

Esto se debe a varios factores.

Por un lado las actitudes “clientelistas” de las grandes Federaciones Gitanas que no solo provocaron actos patéticos y vergonzosos como aquel en el que se nombró a Francisco Camps, en pleno juicio por corrupción, TIO PACO, un trato de respeto dentro de la cultura gitana, sino que además provoca un desentendimiento de su propio pueblo en apoyo a la gestión municipal del Partido Popular destinada a la destrucción del barrio lo que sentenció a la población romaní del barrio a la indefensión absoluta, a la nula representación de sus intereses y a un proceso de marginación y abandono que duró más de dos décadas.

Esto afecta a la percepción de un grupo de vecinos y vecinas no-gitanas que culpabilizan a TODOS y TODAS las gitanas como el potencial enemigo, los “votantes del PP”, gracias a estas federaciones gitanas, a estos actos de “peloteo” institucional y al silencio programado frente a las necesidades del colectivo para “salir al fondo de la foto” y no poner en peligro las subvenciones que se entregaban al “buen comportamiento” .

 "Conviene no olvidarse nunca de que el otro existe: aquel que no es como nosotros, que no comparte nuestra cultura, ni nuestro aspecto, ni el poder de nuestra palabra mayoritaria. Conviene asimismo recordar que, pese a su diferencia, posee los mismos derechos que nosotros tenemos: nosotros que somos los otros para él" Rosa Montero Imagen: Adieu Fréres Roms - Gabi Jimenez - 2008, Acrylique sur toile 100 x 100 cm

“Conviene no olvidarse nunca de que el otro existe: aquel que no es como nosotros, que no comparte nuestra cultura, ni nuestro aspecto, ni el poder de nuestra palabra mayoritaria. Conviene asimismo recordar que, pese a su diferencia, posee los mismos derechos que nosotros tenemos: nosotros que somos los otros para él” Rosa Montero
Imagen: Adieu Fréres Roms – Gabi Jimenez – 2008, Acrylique sur toile 100 x 100 cm

Frente a este “prejuicio político” debemos añadir los prejuicios clásicos relacionados con la convivencia, la droga, la suciedad, la delincuencia… que se atribuyen a este colectivo y que fueron desde luego potenciados por el anterior gobierno para provocar la huida, la salida del barrio y así llevar a cabo su maquiavélico Plan.

El eslabón más débil de la sociedad es siempre el que recibe la peor sacudida y si hablamos de la población romaní nos encontramos con esa forma de racismo que pretende convertir a la víctima en la culpable de su situación, algo tan canalla y rastrero como quien justifica la violación de una mujer con el consabido machismo repugnante del “es que iba provocando” “Es que era de madrugada y volvía sola”… una argumentación que descalifica e invalida de base a quien la pronuncia.

EL PROBLEMA

El problema comienza a tan solo una semana de la firma del compromiso de colaboración firmado por el Ayuntamiento de Valencia, incluso antes de que se pueda constituir el Grupo de Acción Comunitaria que es el grupo base desde el que la población romaní del barrio, tanto la autóctona como la rumana, elaborará, negociará y realizará sus propuestas que se presentarán a un representante municipal que dará respuesta a estas demandas en la forma conveniente.

A tan solo una semana aparecen, todas a un tiempo, multas relacionadas con Iberdrola y los enganches a la luz, sobre todo a los kalós que viven en el bloque portuario, viviendas municipales. Al mismo tiempo a la población Rom de Rumanía le llegan multas relacionadas con el almacenamiento de chatarra y otras relacionadas con sacar la ropa fuera de casa para que se seque.

Por si esto fuera poco, la Policía Nacional le da una paliza a Margarita Díaz, una vecina gitana de los bloques portuarios, en presencia de su hija de tan solo un año, con todos los vecinos y vecinas del bloque como testigos. Desgraciadamente y gracias a la LEY MORDAZA no se permiten tomar imágenes de estas escenas de abuso que se repiten cada cierto tiempo, pero existe la grabación de la voz de lo que dicen los policías donde se ve claramente el sesgo étnico de la acción y el trato despectivo a la población romaní identificada como potencial delincuente.

Si a todo esto añadimos las fechas en las que se produce esto, plenas navidades, resulta aún más maliciosa “coincidencia”, pero para no quedarnos cortos debemos añadir que la población Rom de Rumanía es en gran parte analfabeta y con rudimentarios conocimientos del castellano, con lo que firman sus denuncias sin saber ni siquiera el contenido de lo que firman dándose numerosos casos de abusos en este sentido.

Margarita Díaz, vecina del barrio del Cabanyal, gitana y víctima de la violencia policial, fue golpeada en presencia de su hija de apenas un año de edad y de todo el bloque de portuarios.

Margarita Díaz, vecina del barrio del Cabanyal, gitana y víctima de la violencia policial, fue golpeada en presencia de su hija de apenas un año de edad y de todo el bloque de portuarios. @LaVeuPV

En el caso de los enganches a la luz debemos decir que con el anterior gobierno de Rita, cuando alguien del bloque dejaba de pagar un mes o le faltaba algo de dinero para el recibo, venían, en compañía de la Policía Local, para quitar los contadores, manteniendo así a la población sin las condiciones mínimas para poder vivir, demandando además requisitos tremendamente complicados para restaurar la corriente eléctrica, por lo que para algunos y algunas no quedó más remedio que engancharse a la luz ante la complicada lista de condiciones y su completo desconocimiento sobre tramitaciones burocráticas.

El resultado de esta operación, y la llamo así por la premeditación, la forma en la que afecta a un grupo muy concreto de vecinos y vecinas del barrio, concretamente los Romá (gitanos), de una zona determinada y además con varias circunstancias que dan a entender una acción programada que parece tener como objetivo el abandono “voluntario” de esta población del barrio. Esto ha generando un estado de amedrentamiento general en este sector de población, una fractura social y que familias enteras se encuentren ante la posibilidad de acabar en la cárcel, sobretodo en la cuestión de IBERDROLA al tratarse de sentencias en firme.

Se da la circunstancia de que “curiosamente” todo se da en el momento en el que se decide invertir 12’9 millones de euros en la rehabilitación de las viviendas. De hecho en entrevistas llevados a cabo con los representantes de la Empresa Pública Plan Cabanyal- Canyamelar S.A, anteriormente Plan Cabanyal 2010, se comentaba la preocupación sobre cómo llevar a cabo esta rehabilitación en las viviendas municipales del Bloque Portuario dada la ocupación de varias viviendas por familias y las cuestiones relacionadas con los enganches. También se comentó la dificultad futura para poder alquilar viviendas rehabilitadas por la “problemática” existente.

RESPUESTA DE LA POBLACIÓN ROMANÍ

Gracias al trabajo de los enlaces comunitarios del programa ROMED II Mishto Attitude, Tomás Correas y Mítica Baiculescu, en colaboración con la Fundación Secretariado Gitano y otras entidades tanto de dentro como de fuera del barrio que han mostrado su solidaridad ante este escandaloso caso de abuso y hostigamiento a la población romaní, hemos conseguido ente otras cuestiones que se plantee la creación de una mesa de diálogo para resolver este problema con la participación de las diferentes concejalías implicadas en esta cuestión. La actitud del Gobierno Municipal ha sido, por tanto, la de colaboración y ayudar en todo lo posible para una resolución satisfactoria de esta lamentable situación.

Esta población ha sido la doble víctima de un plan para destruir un barrio en el que fueron usados como arma arrojadiza por el anterior gobierno popular y ahora como elemento indeseable y perjudicial, para unos y unas cuantas, para la regeneración del barrio.

Es obvio y urgente que es necesaria la mediación como estrategia de intervención, algo que además ha manifestado el propio Ayuntamiento en las diferentes entrevistas y contactos que se han mantenido. La coordinación de toda la comunidad es otro punto a destacar, no es el problema de los gitanos y las gitanas es el problema del barrio, del modelo de barrio que se propone y del talante del mismo. Foto: @Jorge López

Es obvio y urgente que es necesaria la mediación como estrategia de intervención, algo que además ha manifestado el propio Ayuntamiento en las diferentes entrevistas y contactos que se han mantenido.
Foto: @Jorge López

A nivel de barrio todo está en manos de abogados especializados en cuestiones de igualdad que en caso de no resolverse la situación actuarán denunciando esta práctica como persecución por perfil étnico que se traduciría en la ilegalidad de estas prácticas policiales y la consideración de esta acción como un grave atentado contra las garantías de un Estado de Derecho.

Es interesante, como no, recordar el caso de Rosalind Williams, una mujer negra con nacionalidad española que sufrió una identificación policial que denunció por considerar que se había hecho debido a su color de piel. El Tribunal Constitucional avaló la actuación policial, por lo que Williams recurrió al Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas y éste le dio la razón, indicando que “la autora fue individualizada para dicho control de identidad únicamente por razón de sus características raciales y que éstas constituyeron el elemento determinante para sospechar de ella una conducta ilegal”(Dictamen del Comité de la ONU de 17/08/06, de 17 de agosto de 2009. Comunicación 1493/2006).

Las comunicaciones con las diferentes Consellerías indican que en el caso de las multas provocadas por el tema del almacenamiento de material de reciclaje están siendo tratadas por vía administrativa, sin embargo en la cuestión de las multas de Iberdrola no tenemos aún una solución clara aunque las propuestas van en la línea de Servicios a la Comunidad y Pagos Fraccionados.

El apoyo por parte de las diferentes entidades que forman parte del tejido asociativo del barrio ha sido masivo en este sentido, dando difusión a la situación, realizando entrevistas a los afectados, manifestando su apoyo contra esta situación de abuso, sin embargo se ha echado de menos una posición oficial por parte de la Plataforma Salvem el Cabanyal, que es el icono de lucha y resistencia del barrio que de momento no se ha hecho eco de ninguna de las noticias aparecidas al respecto, así mismo tampoco se ha pronunciado oficialmente aunque en conversaciones mantenidas con algunos de sus componentes a nivel individual, la posición de estas personas ha sido la de justificar en cierta manera las acciones “legales” de la policía y en algunos casos se ha mencionado la “difícil convivencia” con elementos de la población gitana del barrio sin profundizar más allá, algo que no puedo dejar de considerar como mínimo como “ambiguo” sobre todo por parte de la organización que ha protagonizado la defensa a ultranza del barrio, de sus vecinos y vecinas.

Precisamente en este sentido tanto los enlaces comunitarios de ROMED II Mishto Attitude como el coordinador del mismo han propuesto reunirse con las entidades vecinales para localizar aquellas familias o lugares donde la convivencia puede hallarse en peligro para que se pueda auto-regular desde el propio grupo, lo que iría en consonancia con las palabras mágicas usadas por este gobierno que son mediación y diálogo en lugar de hacer uso de la técnica de “muerto el perro se acabó la rabia” tratando literalmente como a “perros” a todo un grupo humano sobre el que hacer recaer todos los males.

Ahora vamos a conocer algunas de estas VOCES GITANAS del Cabanyal que explicarán con su testimonio la situación gracias a la colaboración de la Radio Comunitaria del barrio RADIO MALVA.

 La coordinación de toda la comunidad de vecinos y vecinas que forman parte del barrio es otro punto a trabajar, no es el problema de los gitanos y las gitanas es el problema del barrio, del modelo de barrio que se propone y del talante del mismo. Foto: @Ana de Inés Trujillo

La coordinación de toda la comunidad de vecinos y vecinas que forman parte del barrio es otro punto a trabajar, no es el problema de los gitanos y las gitanas es el problema del barrio, del modelo de barrio que se propone y del talante del mismo.
Foto: @Ana de Inés Trujillo

Tomás Correas es enlace comunitario con la población kalé del Barrio del Cabanyal edentro del programa ROMED II Mishto Attitude. Nos explica cual es la situación, marca la solidaridad con el grupo de Roms de Rumanía y comenta alguna de las propuestas que se han hecho para mejorar la situación. Click aquí para escuchar la entrevista

Yonuts es un vecino Rom de Rumanía, nos habla de los roms de Rumanía en el Cabanyal en las propias palabras de los afectados…entradas a domicilios sin orden, denuncias que se firman sin conocer el contenido, hostigamiento a una población concreta en un barrio concreto… historias de familias contadas por los protagonistas (Click)

Ramona vino hace cinco años desde Rumanía. Narra como es la convivencia en el barrio, sus deseos de continuar viviendo en El Cabanyal. Hace cinco meses la policía local le multó por tender la ropa en la calle. Participa en el proyecto “Mi salud”, ha hecho cursos de alfabetización y de castellano intentando prosperar y tener una mejor vida. Acaba de ser madre y en cuanto pueda va a continuar su curso de 5 meses como Agente de Salud. (Click)

Demetrio Gómez es el Romed National Former Project, autor del blog Baxtalo, habla de los últimos sucesos acaecidos en el barrio relativos al hostigamiento y persecución por perfil étnico, las propuestas desde la población romaní y la dinamización del tejido social de estas comunidades.
“Acabar con el gueto no es moverlo de sitio es hacer que las personas que viven en estas situaciones de exclusión puedan insertarse para que el gueto acabe” (Click)

PARA SABER MÁS:

PROYECTO ROMED II

Población Romaní de Rumanía

Población kalé del Cabanyal, Bloques Portuarios

¿Qué hacer en caso de ser objeto de una discriminación en espacios públicos y seguridad?

La propia normativa que rige la actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado prohíbe de manera terminante toda discriminación

La propia normativa que rige la actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado prohíbe de manera terminante toda discriminación

La normativa que rige la actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado prohíbe de manera terminante toda discriminación. Además, a través del libro-registro en el que se deben de recoger todas las diligencias de identificación policial practicadas, el Ministerio Fiscal puede comprobar si la identificación de cualquier persona ha podido tener carácter discriminatorio.

Artículo 16.1 de la Ley Orgánica 4/2015, de 30 de marzo, de Protección de la Seguridad Ciudadana, y el artículo 16.3 de la citada Ley Orgánica 4/2015 profundiza en la regulación del libro-registro en el que se han de recoger todas las diligencias de identificación policial practicadas.
Una práctica discriminatoria puede llegar a producirse en espacios públicos durante los dispositivos operativos policiales de prevención para el mantenimiento de la seguridad ciudadana si estas identificaciones están basadas en perfiles relacionados con características de la persona, como, por ejemplo, su etnia, color, identidad de género o situación socioeconómica.
Mayo de 2014, un grupo de vecinos kalós del barrio del Cabanyal presentan su parte de lesiones, el Comisario del Retén de la Policia Nacional del Maritimo dijo, en referencia a los portuarios que es “un bloque donde todos son gitanos, un bloque conflictivo para la gente que vive, que es gente de malvivir aunque haya gente decente también. Hay mucho gitano, mucha gente ocupando casas y otras cosas”. Y acaba con una recomendación muy ilustrativa: “¿Los bloques Portuarios? ¿Usted conoce Valencia? si ve los bloques de lejos ya puede hacerse una idea”.

Mayo de 2014, un grupo de vecinos kalós del barrio del Cabanyal presentan su parte de lesiones, el Comisario del Retén de la Policia Nacional del Maritimo dijo, en referencia a los portuarios que es “un bloque donde todos son gitanos, un bloque conflictivo para la gente que vive, que es gente de malvivir aunque haya gente decente también. Hay mucho gitano, mucha gente ocupando casas y otras cosas”. Y acaba con una recomendación muy ilustrativa: “¿Los bloques Portuarios? ¿Usted conoce Valencia? si ve los bloques de lejos ya puede hacerse una idea”.

En caso de que una persona considere que ha sido objeto de una identificación discriminatoria, en vulneración de la legislación vigente, puede dirigirse tanto al Defensor del Pueblo o Defensores del Pueblo autonómicos, en su caso, como a los servicios especializados en materia de discriminación racial o el motivo de discriminación de que se trate.

También se pueden formular quejas a través del Formulario de Quejas y Sugerencias, cuyo objeto consiste en dejar constancia de las quejas que los ciudadanos estimen convenientes sobre el funcionamiento de las unidades administrativas (cuerpos policiales) dependientes de dicho Ministerio.

Estas quejas pueden presentarse de las siguientes formas:

 

– Presencial, en las oficinas de los organismos correspondientes

 

– Correo postal.

 

– Telemática: cuando se trate de quejas, a través de la sede electrónica del Ministerio del Interior.

Orden INT/949/2007, de 30 de marzo, por la que se aprueba el formulario de quejas y sugerencias del Ministerio del Interior (BOE núm. 88, de 12 de abril).
Disponible en:
 En caso de que una persona considere que ha sido objeto de una identificación discriminatoria, en vulneración de la legislación vigente, puede dirigirse tanto al Defensor del Pueblo o Defensores del Pueblo autonómicos, en su caso, como a los servicios especializados en materia de discriminación racial o el motivo de discriminación de que se trate.


En caso de que una persona considere que ha sido objeto de una identificación discriminatoria, en vulneración de la legislación vigente, puede dirigirse tanto al Defensor del Pueblo o Defensores del Pueblo autonómicos, en su caso, como a los servicios especializados en materia de discriminación racial o el motivo de discriminación de que se trate.

Las quejas de los ciudadanos se reflejarán por escrito en el Formulario, indicando nombre, apellidos y domicilio, a efectos de comunicaciones, y firmando al final de la correspondiente hoja. Suscrita la queja personalmente en el Formulario correspondiente, se le entregará en el acto copia de la misma debidamente sellada.

Si la queja se remite por correo y se deja constancia del domicilio, se le enviará la copia correspondiente al remitente. Las quejas presentadas por correo electrónico e internet deberán estar suscritas con la firma electrónica del interesado.

Recibidas las quejas en la dependencia afectada, esta, en el plazo de veinte días y previas las aclaraciones que estime recabar del ciudadano, informará a este de las actuaciones realizadas y de las medidas, en su caso, adoptadas. Finalmente, si transcurrido el plazo a que se refiere el apartado anterior, el ciudadano no hubiese obtenido ninguna respuesta de la Administración, podrá dirigirse, a fin de conocer los motivos que han originado la falta de contestación y exigir las oportunas responsabilidades, a la siguiente unidad:

 

Inspección de Personal y Servicios de Seguridad (asuntos relacionados con la Guardia Civil y con la Policía).

C/ Cea Bermúdez, 35-37, 28003  –  Madrid; teléfonos: 915372648-2649;  fax: 915372600.
Ante un caso de estas características presentado en la comisión de Derechos Humanos de la ONU está fue tajante en su sentencia:
El control por perfiles étnicos que se practica en España ha sido denunciado en varias ocasiones por diferentes organismos internacionales.

El control por perfiles étnicos que se practica en España ha sido denunciado en varias ocasiones por diferentes organismos internacionales.

“es legítimo efectuar controles de identidad de manera general con fines de protección de la seguridad ciudadana y de prevención del delito o con miras a controlar la inmigración ilegal. Ahora bien, cuando las autoridades efectúan dichos controles, las meras características físicas o étnicas de las personas objeto de los mismos no deben ser tomadas en consideración como indicios de su posible situación ilegal en el país. Tampoco deben efectuarse de manera tal que solo las personas con determinados rasgos físicos o étnicos sean señaladas. Lo contrario no solo afectaría negativamente la dignidad de las personas afectadas, sino que además contribuiría a la propagación de actitudes xenófobas entre la población en general y sería contradictorio con una política efectiva de lucha contra la discriminación racial”.

Las minorías étnicas suelen estar sobreexpuestas a un control policial excesivo, que no está basado en criterios objetivos como la conducta individual de las personas sino en los prejuicios falsos e infundados que los agentes tienen acerca de una supuesta mayor probabilidad de que estos colectivos se encuentren involucrados en la comisión de un delito o ilícito administrativo. Estas prácticas policiales ilegales se conocen como perfil étnico (del inglés: ethnic profiling).

El perfil étnico, además de constituir una discriminación ilícita –y así lo han establecido numerosos organismos internacionales y regionales de derechos humanos-, fomenta la estigmatización de determinados colectivos (y por tanto, el racismo del público general), conlleva una pérdida de legitimidad de la institución policial y del propio Estado entre las minorías, y ha demostrado ser además una práctica totalmente ineficaz en la prevención del delito y de otros ilícitos. Los Estados deben establecer estándares legales claros que prohíban el perfil étnico y requieran la sospecha razonable como el único indicio posible para controlar a una persona y tomar medidas que prevengan la realización de estas prácticas policiales discriminatorias.

Actuaciones y cargas policiales, límites y defensa ciudadana.

¿Primero los de casa? Esto ya lo dijeron los nazis

Diversos grupos de extrema derecha, como España 2000, MSR, Plataforma per Catalunya… impulsan campañas agresivas de reparto de comida y otros materiales, “sólo para los de casa”.

El 21 de Septiembre de 1933 se puso en marcha la Organización de la Ayuda Invernal (Winterhilfswerk-WHW), con la que se pretendía, mediante colectas, donativos y obras benéficas, facilitar ropas y alimentos a aquellos que lo necesitaban. Esta organización dependía de la NSV (National Sozialistiche Volkswohlfahrt, Organización Nacional Socialista para el Bienestar del Pueblo). @Bundersarchive

El 21 de Septiembre de 1933 se puso en marcha la Organización de la Ayuda Invernal (Winterhilfswerk-WHW), con la que se pretendía, mediante colectas, donativos y obras benéficas, facilitar ropas y alimentos a aquellos que lo necesitaban. Esta organización dependía de la NSV (National Sozialistiche Volkswohlfahrt, Organización Nacional Socialista para el Bienestar del Pueblo). @Bundersarchive

A algunas familias necesitadas, cualquier fuente de ayuda les parecerá válida, pero tenemos que saber hacia dónde nos lleva esta política.

Los nazis alemanes ya lo aplicaron durante los años 30. El llamado Winterhilfe, “Ayuda de invierno”, fue un programa de recogida y reparto de comida, ropa etc., “sólo para los de casa”. Algunas chicas y chicos “arios” recibieron comida. A otros niños y niñas, por ejemplo, de origen judío, que también pasaban hambre, se les negó toda ayuda. Más tarde perderían todos los derechos, y al final la propia vida. El Holocausto —el exterminio de millones de personas judías, gitanas, de izquierdas, LGBT, con alguna discapacidad… — comenzó con cosas tan “inocentes” como un reparto “primero” —en realidad, sólo— “para los de casa”.

Para los nazis alemanes, “los de casa” era un criterio racista, genético. Para los grupos fascistas de hoy, también.

La otra cosa a destacar del programa nazi Winterhilfe es que comenzó con colaboraciones voluntarias, pero una vez que Hitler llegó al poder, si no contribuías a las recogidas —organizadas por las tropas de asalto nazis— sufrías las consecuencias, a menudo violentas.

Las campañas de los grupos fascistas en el Estado español están directamente inspiradas en las que lleva a cabo el partido nazi griego, Amanecer Dorado, con el que estos grupos tienen contactos. Los nazis griegos empezaron con repartos de comida sólo para los de casa; ahora se dedican a agredir, incluso asesinar, en la calle, a personas inmigradas, de izquierdas, LGBT…

Debemos detener a los nazis de aquí ahora, antes de que sea tarde.

Fuente: Red Unitaria Contra el Fascismo y el Racismo La Red Unitaria es un espacio de coordinación entre movimientos unitarios contra la extrema derecha. Para más información podési escribir a redunitaria@gmail.com

Qué no te engañen, no es solidaridad, es racismo.

Qué no te engañen, no es solidaridad, es racismo.

NOTA: Tú puedes parar estas campañas. Estos grupos carecen de permisos municipales para realizar estas recogidas en la vía pública, por tanto, están cometiendo una infracción. Si denuncias esto a la Policia Municipal, la Policia tiene la obligación de personarse y obligar a estos individuos a retirar su puesto de recogida. La llamada bien puede ser anónima. Así que recuerda, cuando los veas en tu barrio, en la puerta de tu supermercado ¡DENUNCIA!

A continuación os mostramos un video de estos lobos con piel de cordero. Estos grupos YA NO RECIBEN alimentos del Banco de Alimentos en la actualidad al haber sido advertidos del uso racista que practicaban durante el reparto.