Archive for the ‘Arte romaní’ Category

ROMA ARMY se estrena el 14 de septiembre en el MAXIM GORKI THEATER

Sandra Selimovic es una joven artivista queer de origen serbio pero que creció en Austria.

Sandra Selimovic es una joven artivista queer de origen serbio pero que creció en Austria.           Cartel de ROMA ARMY

El próximo 14 de septiembre en Berlin, en el Maxim Gorki Theater se estrena la obra de teatro “ROMA ARMY”. Prometemos informaros de todo cuanto acontezca ya que acudiré a este estreno junto a Celia Montoya, parte de la Directiva de Ververipen y actriz, reconocida recientemente con el Premio del Instituto de Cultura Gitana a Nuevos Creadores. Celia ha roto esquemas y ha luchado contra normas impuestas para hacer valer su arte y su creación en el espacio escénico y es una embajadora excepcional de la organización VERVERIPEN y también de una manera de entender el respeto a la diferencia.

Una de las actrices principales, imagen de esta representación e inspiradora de la obra es Sandra Selimovic.
Sandra Selimovic es una joven artivista queer de origen serbio pero que creció en Austria. Ya como actriz se enrola en diferentes proyectos que además introducen la denuncia social del racismo anti-romaní, la romafobia, las migraciones y la Lgbtfobia. Esto hace que participe en varios proyectos artísticos no solo en Austria sino también en otras partes de Europa. Muchas de estas apariciones artísticas las hace junto a su hermana, Simonida Selimovic, que también ha colaborado en su última aventura artística, ROMA ARMY.
Según ellos y ellas mismas cuentan en la presentación de esta obra:
En un presente donde Europa está amenazada de convertirse al neofascismo, un grupo de actores y actrices, una Armada Romaní, se reivindica con el objetivo de auto-defenderse. Una furza de intervención rápida para luchar contra la discriminación, el racismo y el antigitanismo estructural, pero es también una emancipación del victimismo interiorizado”
Sandra Selimovic y su hermana Simonida son las inspiradoras de esta idea, aparecen como una autonomía colectiva en acción junto a la directora Yael Ronen y los artistas Delaine La Bas y Damian Le Bas.

Sandra Selimovic y su hermana Simonida son las inspiradoras de esta idea, aparecen como una autonomía colectiva en acción junto a la directora Yael Ronen y los artistas Delaine La Bas y Damian Le Bas.

Los actores y actrices son romanís y travellers provenientes de Austria, Serbia,
Alemania, Kosovo, Rumanía, Inglaterra y Suecia, al mismo tiempo que son igualmente iraelís, alemanes, turcos, berlineses y/o gadjés (no-romanís), esto supone que la Armada Romaní es supranacional, diversa, feminista y Queer.
Sandra Selimovic y su hermana Simonida son las inspiradoras de esta idea, aparecen como una autonomía colectiva en acción junto a la directora Yael Ronen y los artistas Delaine La Bas y Damian Le Bas, crean una visión para una Safe European Home en Gypsyland Europe.

Los actores y actrices que aparcen en esta obra son:

Mehmet Ateşçi, Hamze Bytyci, Mihaela Drăgan, Riah May Knight, Lindy Larsson, Orit Nahmias, Sandra Selimovic y Simonida Selimovic
Anuncios

Mujeres Romanís Comparten Sus Historias de Esterilización Forzada

Elena Gorolová, portavoz del Grupo de Mujeres Afectadas por la Esterilización Forzosa / Liga Lidských Prag

Elena Gorolová, portavoz del Grupo de Mujeres Afectadas por la Esterilización Forzosa / Liga Lidských Prag

“Poder tener hijos es algo muy importante para una mujer”, dice Elena Gorolová, “cuando me quitaron eso, me sentí inútil.  He perdido mi autoestima por completo”.

Elena tiene 47 años, es trabajadora social, fue esterilizada en contra de su voluntad siendo muy joven. Ella es una de las cuatro mujeres romanís checas, todas víctimas de la esterilización forzada, que cuentan su historia en una obra de teatro que se llama “Historias que (Nunca) Deben Comenzar”. La obra se estreno en el mes de junio en la ciudad de Ostrava, una ciudad de la República Checa con una alto índice de población romaní.

La esterilización sistemática de las mujeres romanís sin su consentimiento pleno e informado (Informe en inglés ERRC) – destinado a reducir su alta tasa de natalidad – fue, durante la época comunista, una política de estado de la extinta Checoslovaquia. Esta práctica fue abolida oficialmente en 1993 (Informe ERRC Inglés) pero de acuerdo con la European Roma Rigths Center, se mantuvo hasta los años 1990 y 2000, siendo el último caso conocido en la Rep. Checa en el año 2007.

Alzando la voz

La obra está basada en las historias reales de estas cuatro mujeres romanís y contada por ellas mismas vestidas de negro. [Divadlo Ostrava / Al Jazeera]

La obra está basada en las historias reales de estas cuatro mujeres romanís y contada por ellas mismas vestidas de negro. [Divadlo Ostrava / Al Jazeera]

Desde hace más de 10 años Elena es parte activa de un grupo de mujeres romanís que han conseguido con éxito detener las esterilizaciones forzadas y que este tema figure en la agenda política en la Rep. Checa.

También exigen una compensación económica por lo que les hicieron. “No se trata solo de dinero sino del reconocimiento de que se han violado nuestros derechos” nos cuenta.

En el año 2009 el gobierno checo pidió disculpas por estas esterilizaciones ilegales, pero rechazo una ley que proponía una compensación para las víctimas. Fue entonces cuando Elena y sus amigas activistas decidieron que tenían que llamar la atención sobre esta cuestión de otra manera.

El resultado es esta obra que han realizado en colaboración de la Czech NGO League of Human Rights y la European Roma Rigths Center. “La obra es una forma de que las mujeres puedan expresar su frustración” nos dice Caterina Cervena de Czech NGO League of Human Rights “Es la manera de que tengan una voz alternativa”.

Como abogada ha trabajado, durante más de 8 años, muy cerca de estas mujeres representándolas en los juicios.

La obra está basada en las historias reales de estas cuatro mujeres romanís y contada por ellas mismas vestidas de negro.

“Todavía me duele a pesar de todos estos años”

En una serie de escenas donde las mujeres son entrevistadas por un actor que hace el rol de periodista, se ponen de manifiesto cuales fueron las formas de coacción para esterilizarlas.

"Cuando me lo explico quedé destrozada. Fue el peor día de mi vida". Jirina Dzurkova cuando se entero que había sido esterilizada [Divadlo Ostrava / Al Jazeera]

“Cuando me lo explico quedé destrozada. Fue el peor día de mi vida”. Jirina Dzurkova cuando se entero que había sido esterilizada [Divadlo Ostrava / Al Jazeera]

“Yo estaba completamente desinformada” relata  Olga Jonášová. “El trabajador Social que vino a visitarme me dijo que solo duraría 5 años y que después podría tener hijos. Me dijo que todas las mujeres de la comunidad ya se la habían hecho”.

“Cuando estaba dando a luz a mi cuarto hijo, me entregaron un papel en blanco para que lo firmara” cuenta Natasa Botosova. “Sufría grandes dolores, por lo que acabe haciendo lo que me pedían. Una vez anestesiada me esterilizaron. Me enteré de lo que había sucedido después porque tenía una cicatriz en el abdomen”.

“A mí me presionó el Trabajador Social” dice Sona Karolova “Primero me ofreció dinero pero al negarme me amenazó con quitarme a mis hijos. Me dijo que mi marido perdería su trabajo. Al final cedí para detener el acoso”.

Al final de la obra hay una escena en la que Elena explica porque se decidió a hablar. “Lo hago porque no soy la única” dice ella, “Lo hago porque hay otras mujeres que no pueden defender sus derechos”.

Es un momento muy emotivo, se humedecen los ojos. Entre el público hay muchas mujeres romanís visiblemente emocionadas.

Entre ellas se encuentra Jirina Dzurkova. Ella pasó por la misma experiencia que estas mujeres representan. Es una mujer menuda de 49 años pero que aparenta ser más joven.

“Tenía 34 años cuando me sucedió esto. No mucho tiempo después del nacimiento de mi hijo tuve un embarazo ectópico. Me llevaron al hospital y decidieron operarme de inmediato. No me dijeron nada, no me hicieron firmar ningún papel ni me hablaron en absoluto de esterilización”.

Algún tiempo después de esto fue con su hijo al médico para hacerse un chequeo regular. El doctor estudió su historial médico y le dijo “Veo que ha sido esterilizada”.

“Al principio no entendí lo que me decía porque usó palabras que yo desconocía. Cuando me lo explico quedé destrozada. Fue el peor día de mi vida. Tarde mucho tiempo en reunir el valor para decírselo a mi marido. Siempre quisimos más hijos”.

Cuando su marido escuchó lo que había sucedido quiso ir al hospital a pegarle al médico que había esterilizado a su esposa. “Lo convencí de que no lo hiciera, esto habría supuesto más problemas. Se quedó muy afectado. Después de esto empezó a beber” nos cuenta Jirina.

En el año 2001 se puso una demanda contra el hospital, pero el caso fue pospuesto en reiteradas ocasiones hasta que se desestimó. “Fue un shock terrible cuando sucedió esto, me sentí castigada por segunda vez” dice ella.

“Todavía me duele a pesar de todos estos años”, añade “Un día mi niño me dijo: Me gustaría tener un hermano pequeño.  Tuve que explicarle porque esto no era posible y ambos lloramos. Me robaron mi dignidad. Siento que no valgo lo mismo que el resto de las mujeres”.

Seguiré Luchando

manifestación frente al hospital en Ostrava que había esterilizado a numerosas mujeres romanís. @romediafoundation

manifestación frente al hospital en Ostrava que había esterilizado a numerosas mujeres romanís. @romediafoundation

Jirina tuvo la suerte de que su matrimonio sobrevivió, algunas de las víctimas de la esterilización forzosa no solo perdieron su fertilidad sino también a sus maridos. “Algunos hombres se sintieron traicionados por sus esposas” explica Natasa Botosova.

Su esposo se divorció después de que fuera esterilizada. “Se lo tomó fatal, me dijo: Lo has hecho a propósito para poder engañarme sin ninguna consecuencia”.

El esposo de Olga Jonášová también la abandonó “Después de esto, conocí a otro hombre pero rompimos porque yo no podía tener hijos. Me dijo que partía al extranjero por un mes pero nunca más volvió. Tuve la suerte de contar con una gran familia que hizo todo lo posible para consolarme”.

Después de la actuación Elena se sienta en la terraza del bar, fuera del teatro. Es una mujer alegre y llena de energía con unos grandes ojos marrones. “Sucedió cuando tenía 21 años e iba a dar a luz a mi segundo hijo” nos explica “Mi primer hijo nació con cesárea y el doctor me dijo que necesitaría otra. Nadie me dijo nada acerca de la esterilización”.

Cuando estaba en la sala de operaciones le dieron un papel a firmar, “Era un consentimiento para esterilizarme. Estaba muy estresada. Me estaban preparando para la cesárea y tenía mucho dolor. Me encontraba en tal estado que no sabía lo que estaba firmando”.

Después de la operación el médico le dijo que la había esterilizado. “Me dijo que me sintiera feliz, que gracias a esta esterilización había salvado mi vida”.

Lloró cuando se entero de la noticia. “No podía creer que era verdad lo que me decían, que realmente me habían hecho eso”.

Cuando se lo dijo a su marido tuvieron una fuerte discusión ya que, al igual que el marido de Natasa, estaba convencido que lo había hecho adrede. “Es costumbre tener muchos hijos en las familias romanís y se avergonzó porque no tendríamos nunca más de dos” nos cuenta “Al final logré convencerlo de que se había hecho contra mi voluntad”.

Varios años más tarde, en el 2004, conoció a un grupo de mujeres romanís que como ella habían sido esterilizadas contra su voluntad. Se convirtió en la portavoz “Ya no me sentía sola, la lucha junto a otras mujeres que habían pasado por esto me hizo sentir más fuerte”.

El grupo organizó una manifestación frente al hospital en Ostrava que había esterilizado a numerosas mujeres. También empezaron a realizar reuniones con mujeres jóvenes romanís para informarlas acerca de la esterilización y sus derechos.

Elena ha hablado tres veces ante la Convención de la ONU para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer, su última intervención fue en febrero de este año.

Y ahora la obra de teatro

La esterilización forzosa es un crimen lesa humanidad. Los crímenes contra la humanidad tienen la especial característica de ser imprescriptibles, es decir que pueden ser perseguidos en todo tiempo. (PHOTO: League of Human Rights)

La esterilización forzosa es un crimen lesa humanidad. Los crímenes contra la humanidad tienen la especial característica de ser imprescriptibles, es decir que pueden ser perseguidos en todo tiempo. (PHOTO: League of Human Rights)

Dice sentirse insegura cuando actúa “No creo poseer un gran talento para la interpretación. No fue fácil para mí,  pero ahora que hemos estrenado ya se me ha pasado el stress. Creo que es una magnífica manera de llamar la atención sobre nuestro caso. Me sentí tan enfadada cuando el gobierno rechazo la Ley de Compensación”.

“Adujeron que era innecesaria una ley específica porque las mujeres podían llevar su caso a los tribunales” explica Marek Szilvasi del European Roma Rights Centre, que está apoyando, asesorando y acompañando a estas mujeres “El problema es que muchas veces no son tenidos en cuenta porque de acuerdo con la legislación checa hay un número limitado de años para poder presentar la denuncia”

Afirma que no existen datos acerca del número exacto de afectadas “Se estima, sin embargo, que varios cientos de mujeres han sido esterilizadas forzosamente. Algunas de ellas no son romanís: mujeres con discapacidades o que pertenecen a una clase social baja”.

“Cuando el gobierno rechazó la Ley de Compensación me sentí tan decepcionada que pensé en abandonar el activismo” relata Elena “Pero no quiero. Tengo la esperanza de que un día nos compensarán por lo que nos hicieron. Continuaré en la lucha, por supuesto”.

Artículo de Renate Van Der Zee

ALJAZEERA

Gabi Jiménez o la Pasión de Crear

Nota del autor del Blog Baxtalo:
He considerado interesante adentrarnos en la figura del pintor kalé Gabi Jiménez, un pintor reconocido internacionalmente pero no conocido suficientemente en España como tantos y tantos artistas Romá.

Gabi Jiménez participa y colabora con diferentes movimientos sociales y recientemente cedió el derecho  utilizar la imagen de uno de sus cuadros (Barrio Gitano) para el Programa ROMED que se desarrolla en el barrio del Cabanyal y que se llama Programa Mishto Attitude inspirado en la obra citada.

——————————————————————————————————————-

Gabi Jiménez @BabelMed

Gabi Jiménez
@BabelMed

Voz cálida, alegre, amabilidad espontanea … en la primera llamada Gabi Jiménez acepta la idea de encontrarnos. Tenemos una cita. El Skype que ha sido domesticado en un abrir y cerrar de ojos por sus hijas nos ayudará a superar la distancia geográfica. Maravilla de la tecnología, aunque esté al otro lado de los Alpes, me presentó aquí en la casa del artista, a unos cincuenta kilómetros de París, en el parque de Vexin ( Val d’ Oise ). Vagando por la sala de estar, el jardín, el taller; deambulando entre objetos dispares reciclaje.

Gabi Jiménez no ha tenido siempre domicilio fijo, Nació en un poblado chabolista, después vivió en una caravana, fue nómada durante 30 años con motivo de las expulsiones. “Fueron todavía más salvajes que las actuales”, recuerda. “Antiguamente no había ni pre-aviso ni juicio”. Estas vivencias explican sin duda su itinerario como activista, comprometido desde hace más de 20 años con la organización ADVOG (Asociación de Viajeros – Gadjés) este cincuentañero jovial interviene también en las escuelas transportando, cuando se lo solicitan, el Museo TIKNÓ y sus más de 800 piezas. “Son objetos de la vida cotidiana gitana que colecciono, solo cosas positivas que reviertan las imaginaciones y representaciones nefastas que se proyectan sobre el mundo romaní”.

Gabi Jiménez parece haber vivido varias vidas en una sola. Chatarrero por un tiempo, guitarrista en su tiempo libre, ha frecuentado el pub y el grafismo, lenguajes que aparecen en su producción artística. Colores deslumbrantes, formas repetitivas, geometría variable de cuerpos encajonados animan la obra de este artista plástico internacionalmente reconocido.

“Durante la Segunda Guerra Mundial, Picasso le respondió a un Nazi que le preguntaba a propósito de su cuadro “Guernica”: – “¿Es usted quien ha hecho esto?” – “No… son ustedes”.
Yo puedo decir lo mismo sobre mis pinturas. No he sido yo quien ha hecho esto, ¡es lo que hace la sociedad a nuestra gente!”


Restos de una conversación casual

 

¿Usted dice que algunos Romá se han convertido en artistas después de una reconversión, ¿Qué quiere decir exactamente?

Yo provengo de una familia de “gitanos”, de kalé. hablamos andaluz, tocamos flamenco desde hace generaciones. Es nuestra “gitaneidad” (Romipen) que sigue transmitiéndose. Además de músicos, somos paisajistas, floristas… poseemos una destreza particular que se refleja en nuestras actividades artesanales: manejamos el encaje, el estaño, las plantas, los cestos… este saber hacer artesanal ha permitido que algunos de los nuestros se conviertan en artistas, de llevar a cabo una reconversión en arte cuando nuestros oficios comienzan a desaparecer. De hecho no estamos desamparados, tenemos una gran capacidad de adaptación que nos permite no depender de otros. La estructuración de nuestras vidas por el viaje refleja precisamente esta capacidad de adaptación.

Se trata también de mestizaje…

"Django des Terrains" Él supo apoderarse del jazz de los negros americanos, descendientes de esclavos, diluir las sonoridades africanas del jazz con las sonoridades provenientes de las caravanas.

“Django des Terrains”
Él supo apoderarse del jazz de los negros americanos, descendientes de esclavos, diluir las sonoridades africanas del jazz con las sonoridades provenientes de las caravanas.

Llevamos con nosotros sacos de inspiración que han demostrado ser muy fructíferos. Que se han mezclado con otros sacos de inspiración. El Flamenco que es sino un mestizaje entre las culturas árabe, judía y gitana, prohibidas, perseguidas y expulsadas de España por los Reyes Católicos. Diferentes expresiones artísticas que se han mezclado en el gran caldero del Flamenco. El Jazz Manouche, llamado Jazz Francés, se lo debemos a Django Reinhardt.

Él supo apoderarse del jazz de los negros americanos, descendientes de esclavos, diluir las sonoridades africanas del jazz con las sonoridades provenientes de las caravanas. El problema es que esta herencia, inscrita desde entonces como Patrimonio de Francia, no es reconocida como tal. Biréli Lagrène dice que mientras toque en Estados Unidos se le reconoce como un jazzista completo, pero en Francia se le percibe únicamente como un músico manouche.

¿Cómo definir, entonces, la figura del artista romaní en la sociedad francesa?

En la actualidad, en Francia, los artistas señalados como Gitanos – Categoría General, una designación que en realidad encierra una multitud de orígenes y realidades – están muy bien conectados. Hemos superado todos, más o menos, el estadio de supervivencia y de viaje para poner en marcha nuestros pensamientos y un dispositivo artístico. Me atrevería a decir que tenemos una actitud cara a cara con el arte que nos es propio. Por ejemplo, no nos lo “creemos” por las performances artísticas. Un chatarrero tiene tanto mérito como nosotros, si no más. Cuando somos homenajeados, no hacemos nada con los títulos honoríficos, no nos impresionan. No tenemos entre nosotros esta supremacía del arte que podemos encontrar en otros lugares.

Pero, en última instancia, ¿Podemos hablar de una cultura Rom?

"44 Gadjé et Un Gitan" En Francia, los artistas señalados como Gitanos - Categoría General, una designación que en realidad encierra una multitud de orígenes y realidades - están muy bien conectados.

“44 Gadjé et Un Gitan”
En Francia, los artistas señalados como Gitanos – Categoría General, una designación que en realidad encierra una multitud de orígenes y realidades – están muy bien conectados.

Claro que si, por supuesto. Hay un zócalo social que influencia la interpretación artística, esto es indiscutible. Pero esto no debe ser conservado, detenido, debe continuar circulando, ser sembrada, restituida a la comunidad en un sentido amplio y expresarse en lo contemporáneo. En lo que me concierne no me quiero circunscribir en el “Arte Gitano”, evito por todos los medios vehicular la idea de una cultura Rom específica que sería la base de mi trabajo artístico. Eso sería folclore. No dejo de repetir: soy un artista plástico “gitano”, nunca al contrario. Mis obras deben transmitir pasión y ser accesibles para todos los ciudadanos.

Cuando digo “pasión”. quiero decir que no debemos confinarnos a lo que se espera de nosotros, no nos debemos dejar encasillar en un perímetro que se asignaría a la cultura romaní y quedar encerrados. Es extremadamente difícil porque nos colocan sistemáticamente al margen, en la periferia del mercado del arte, la esfera artística es muy hermética. Esto explica porque algunas personas hacen obras para complacer a los gadjés. Su enfoque está marcado por la necesidad alimentaria. Es un fenómeno perverso en el que no querría participar por nada del mundo.

¿Porqué se define usted por encima de todo como un artista plástico y no también como músico?

Festival Bidonvilles en Eslovaquia. "Soy un artista plástico "gitano", nunca al contrario. Mis obras deben transmitir pasión y ser accesibles para todos los ciudadanos".

Festival Bidonvilles en Eslovaquia.
“Soy un artista plástico “gitano”, nunca al contrario. Mis obras deben transmitir pasión y ser accesibles para todos los ciudadanos”.

Al principio quería ser músico, pero me contenté con dar clases a personas famosas. He tocado en el Zénith con los “Ogres de Barbak”. Los seguí hasta Eslovaquia en el Festival des Bidonvilles (Festival de las chabolas). ¡Un momento inolvidable! quisimos encontrarnos con estas personas, hacer que sintieran lo importantes que son. Acabo justo de escribir un texto en el último número de la revista “Etudes Tsiganes” sobre el Flamenco. Le pregunté a varias personas de renombre como Paco Suárez, Frédo, Alexian Santino Spinelli, Antonio Maya, Boboï … sobre el flamenco, de explorarlo conmigo.

Pero soy sobretodo artista plástico. Por otra parte es con la pintura y mi trabajo artístico con lo que me gano la vida. Me sentí muy pronto embargado por la pasión del arte. Soy el primer pintor de mi familia y deseo seguir el camino que mis maestros han trazado, el surco que han provocado en mi. Me refiero a Basquiat, Pollock, Dubuffet, Picasso, Van Gogh, o incluso Cézanne.

¿Y el “Gabismo” en todo esto?

"Extermination" de Gabi Jiménez "... quiero hacerlo con mi memoria de gitano, esa memoria colectiva plagada de discriminación, racismo y xenofobia".

“Extermination” de Gabi Jiménez
“… quiero hacerlo con mi memoria de gitano, esa memoria colectiva plagada de discriminación, racismo y xenofobia”.

El “Gabismo” nace de la música que he escuchado impregnándome de la obra de estos pintores. Cuando nos encontramos cara a su creación, podemos llegar a alejarnos de una visión realista, a dejar actuar sus obras en nosotros. Yo quiero hacer lo mismo con mi trabajo imponiéndolo a la institución artística establecida y quiero hacerlo con mi memoria de gitano, esa memoria colectiva plagada de discriminación, racismo y xenofobia. Mis exposiciones están concebidas en papel y orquestadas en torno a estos temas principales. Es por esta razón por lo que cuando vienen a ver mi producción descubren más allá de mi obra algo más específico: el genocidio, el rechazo cotidiano, etc. Las creaciones que surgen de esta rabia me gustaría restituirlas a la humanidad, a lo universal.

Artículo Original de Nathalie Galesne para BabelMed

Para acompañar el reportaje podéis ver el video de su última exposición “”Welcome en Gitanie” que está en estos momentos en la Maison Hospitalière de Cergy le Haut y que podréis ver del 18 de mayo al 5 de agosto de 2016. La autora de este video es Véronique Ciccone.

 

 

“Selma Selman estudiante de Bellas artes en New York: Estoy orgullosa de mi identidad romaní”

"Nunca he tenido mi propia casa, a parte de la que tiene mi familia en Bosnia. Mi cuerpo y mi alma no han pertenecido jamás a un sitio que fuera base para el resto de mi vida. No sé donde estaré mañana, pero de momento estoy aquí" Foto: Peter Rak, kultura

“Nunca he tenido mi propia casa, a parte de la que tiene mi familia en Bosnia. Mi cuerpo y mi alma no han pertenecido jamás a un sitio que fuera base para el resto de mi vida. No sé donde estaré mañana, pero de momento estoy aquí”            Foto: Peter Rak, kultura

La artista Selma Selman, originaria de Bihać, en Bosnia-Herzegovina vive en la actualidad en New York y estudia en la prestigiosa Universidad de Syracuse. Y es en esta ciudad donde acaba de inaugurar su primera exposición individual.

Selma Selman nació ne una familia Rom en 1991, en Bihać, donde siguió los cursos de la Escuela de Bellas Artes para de inmediato proseguir sus estudios en la Academia de Bellas Artes de Banja Luka (Bosnia), donde se diplomó en el año 2014.

Después de esto, postuló como candidata en diferentes lugares del mundo para obtener una beca para seguir un master dentro del terreno artístico, de entre las respuestas que recibió tomó la decisión de acudir al Universidad de Syracuse, una institución privada a traves de la cual ha conseguido una beca completa. Nos explica hasta que punto se halla feliz de esta oportunidad para estudiar en esta destacada facultad.

“Nunca he tenido mi propia casa, a parte de la que tiene mi familia en Bosnia. Mi cuerpo y mi alma no han pertenecido jamás a un sitio que fuera base para el resto de mi vida. No sé donde estaré mañana, pero de momento estoy aquí” nos cuenta a Klix.Ba.

Una de sus obras trata precisamente sobre la naturaleza “nómada” de los Roms y ella intenta darle vida a la bandera romaní.

Exhibition view, 3rd Project Biennial of Contemporary Art, D-O ARK Underground, Konjic, BiH

Exhibition view, 3rd Project Biennial of Contemporary Art, D-O ARK Underground, Konjic, BiH

Los Roms no tenemos un estado propio, nuestro estado es el mundo entero. La bandera romaní es horizontal y está compuesta de azul arriba y verde abajo, en el centro hay una rueda de color rojo. El azul simboliza el cielo, que es nuestro techo. El verde es el color de la tierra y nosotros estamos por todo el mundo. El rojo simboliza el movimiento y la lucha”.

Su primera exposición individual se inauguró en New York el 4 de marzo, en la Galería Dreamland de Buffalo, y se ha realizado con la conservadora Jasmina Tumbas.

“Esta exposición presenta un ciclo de trabajos sobre el tema de los conflictos generacionales, la supervivencia y los problemas con los que se encuentran las personas sin patria. Las obras están producidas con diferentes medias y ponen de manifiesto la problemática de las relaciones entre una madre y su hija”, explica Selma.

La inspiración de su obra es Marina Abramović, de la que dice haber aprendido mucho. Cada artista dispone de su propia definición de arte, y en sus ojos están los medios gracias a los cuales se expresa.

” Me siento viva siendo Selma, un ser humano que aprecia el arte. Lo que me da la fuerza para seguir adelante es el arte y el conocimiento. Mi arte es una especie de acto político puesto que no se circunscribe solo a cuestiones estéticas”

Su primera exposición individual se inauguró en New York el 4 de marzo, en la Galería Dreamland de Buffalo, y se ha realizado con la conservadora Jasmina Tumbas.

Su primera exposición individual se inauguró en New York el 4 de marzo, en la Galería Dreamland de Buffalo, y se ha realizado con la conservadora Jasmina Tumbas.

En sus obras, Selma procura luchar contra los prejuicios que existen contra la población romá y crear lugares de confrontación con los mismos.

Hablando con Selma, nos subraya hasta que punto fue difícil su infancia y nos comenta que en varias ocasiones se ha encontrado en situaciones muy difíciles en razón de su identidad como mujer romaní. Ha llegado el momento en el que ella ha aprendido a aceptarse.

“No he tenido nunca una sola identidad, nadie tiene una sola. Mi identidad está repleta de todo tipo de cajas. Si, estoy orgullosa de ser una mujer Rom. Y este orgullo consiste en aceptarme. La identidad romaní es como cualquier otra, la gente debería comprender que no somos personas para ser utilizadas como diversión”, explica Selma.

Añade que el problema de la discriminación, a pesar de que los Romá son la mayor minoría étnica de Europa, está siempre presente, así ocurre también en Bosnia-Herzegovina que es “un país magnífico, pero que también conoce lo que son los problemas y la incomprensión”

A la pregunta de como se vive en América y como se respeta la diversidad, nos responde : “América tiene una historia particular, es un país que ha sido creado por inmigrantes, de forma que aquí nada, o mejor dicho, todo es exótico”.

Articulo original: Klix.ba

Video presentación de la Exposición en la Galeria Dreamland en Buffalo