Antonella Lerca Duda, mujer Romaní trans, trabajadora sexual y presidenta de la primera organización de trabajadoras sexuales en Rumania

Antonella Lerca Duda es una mujer transexual, romaní, trabajadora sexual y presidenta de la primera organización de trabajadores sexuales en Rumanía, además, es activista y forma parte de la Plataforma Europea LGBTIQA+ Romaní, a la que Ververipen también pertenece.

En una entrevista concedida a Cosmopolitan Rumanía, nuestra prima Antonella contaba algo sobre sus vivencias y sus esperanzas, os traemos aquí algunos detalles de esta entrevista que nos parece muy interesante.

Antonella Lerca está adquiriendo significado en el contexto socio-político rumano en este momento, tiene 30 años y nació en Iasi. No ha tenido una vida fácil, pero ahora no hablaremos de la familia pobre en la que creció, del padre que no aceptó que fuera una mujer transgénero o de cómo se vio obligada a prostituirse en Italia.

Hemos extraído aquellas partes de la entrevista en las que nos habla de la situación de las personas trans en Rumanía, los problemas a los que se enfrentan les trabajadores sexuales y sobretodo de su organización Sex Work Call (SWC).

Con respecto a la aceptación de las personas trans en Rumanía, el ambiente de transfobia es común. Mucha gente que es gay prefiere no mostrarlo, entrar dentro de lo binario y la heteronormatividad interiorizando la Lgtbfobia.

Nos cuenta en primera persona una experiencia que vivió y muestra como está de interiorizado este rechazo.

“Tuve una experiencia con un chico gay, del que podría decir que era mi mejor amigo. En un club gay no fui aceptada como mujer trans, pero él entró. Así que prefirió ir allí para encontrarse con sus otros amigos dejándome afuera.”
Sin embargo la perspectiva que mantiene es esperanzadora. En referencia a la Pride celebrada en Rumanía este año destaca “Lo que vi en la Pride me hizo muy feliz. ¡Más de 10,000 personas! ¡Si me hubieran contado no me lo hubiese creído! Y cada vez más voces son interseccionales con personas romanís homosexuales, lesbianas, trans … y el discurso ya no es el mismo, ya no tienes esa homofobia interna. Ahora se ha calmado. Hay voces visibles en la comunidad”.

Los tratamientos hormonales no son fáciles de conseguir en Rumanía “Es muy difícil encontrar un endocrinólogo que te receten hormonas … Para cualquiera, son unas píldoras anticonceptivas comunes, algo fácil de conseguir. Pero no se pueden encontrar endocrinólogos que se las receten a las personas trans. No puedes encontrar una persona que entienda la identidad trans. Hay quienes hicieron la universidad por nada.”

los médicos muchas veces te someten a tratamientos vejatorios e incluso te piden que te quites los pechos, que eres un hombre

También explica que los médicos muchas veces te someten a tratamientos vejatorios e incluso te piden que te quites los pechos, que eres un hombre.

Con respecto a los hombres trans es algo distinto “En los hombres es algo más simple, por lo que he observado. A los hombres trans les crece la barba, caminan por la calle como cualquiera, nadie se da cuenta.”

En Rumanía es legal hacer el cambio de nombre en el carnet de Identidad si se ha realizado una operación de “reasignación de sexo”, desde el año 1996.

Pero Antonella cuenta que esto le molesta mucho “nos molesta porque no está bien que alguien nos obligue a operar. La operación es una decisión muy difícil que debe tomar uno mismo. Tenemos chicas que demandaron al estado y ganaron, cambiaron su boleta electoral, sin una operación. Mientras esté bajo tratamiento hormonal, ahora mismo se podría.”

La operación es además muy costosa, en torno a los 10 mil euros y no es nada exenta de peligros y posibles complicaciones.

Hay una rama del feminismo que es TERF, tránsfoba. Explica que cuando fue a buscar apoyos para crear su asociación SWC las primeras en oponerse fueron algunas feministas que veían en el trabajo sexual la forma suprema de patriarcado. Antonella responde a estos razonamientos “No solo hay mujeres dedicadas a la prostitución “En el trabajo sexual también tenemos hombres, hay muchos y el fenómeno es cada vez mayor. El video chat tiene más demanda para los hombres. Conozco chicas que no ganan tanto dinero como un hombre en un video chat. Conozco hombres que trabajan en las calles de Milán y ganan más dinero que las mujeres. Si fuera la forma superior de patriarcado no habrían hombres”.

Hay muchos conceptos erróneos que se manejan en torno al mundo de los y las trabajadoras sexuales que Antonella intenta desmentir

Hay muchos conceptos erróneos que se manejan en torno al mundo de los y las trabajadoras sexuales que Antonella intenta desmentir : “ Uno de los tópicos más comunes y que más nos afecta es que todxs estamos enfermxs. Todxs estamos estigmatizadxs por esto y es horrible. ¡Somos la población que más se protege!”
“Otra estupidez que escucho casi a diario está relacionada con el tráfico sexual, que todxs estamos obligados a hacerlo. No siempre es así”

“También se dice que quien nace de una prostituta no conseguirá salir adelante. ¡No es cierto en absoluto! Mire, por ejemplo, en Sex Work Call, el segundo fundador (somos 4) crió a sus hijos con el dinero hecho en la calle, van a la escuela, son educados, tienen buen juicio. La mayoría educan y forman a sus hijos por temor a que sigan sus pasos, los envían a la mejor universidad, para que se conviertan en alguien que pueda hacerlos sentir orgullosos. Han sido estigmatizados toda una vida por lo que hacen y no quieren esto para sus hijos.”

A la cuestión ¿Por qué crees que el mundo tiene miedo, incluso ahora, de descriminalizar o legalizar el trabajo sexual?

“Tocaste un tema muy delicado. La religión sigue teniendo un peso muy importante en nuestra sociedad. Somos una nación de hipócritas. Tengo clientes políticos que en público dicen estar en contra… Hay una gran diferencia entre descriminalización y legalización. La descriminalización que demandamos en el SWC es que el trabajo sexual se considere actividad laboral, porque es trabajo y no debe ser condenado, como lo es ahora, con una multa todos los días. No puedes comprar un vehículo, no puedes tener crédito bancario. No estamos legalizadxs en ninguna parte de Europa. Ni siquiera es legal en Amsterdam, está en una zona gris. En Nueva Zelanda es legal, este es el modelo que nos gustaría tomar, aunque tampoco es perfecto allí. En Amsterdam existe la máxima explotación. Allí se paga el escaparate a 250 euros diarios, tengas clientes o no. Tienes buenas condiciones, un botón de pánico, todo lo que quieras, pero es explotación. No tienes descanso para almorzar, puedes tomarlo si lo deseas, pero pierdes dinero durante ese tiempo. Si trabajas en la calle, la policía te persigue, enviándote al escaparate, para trabajar solo allí. Al mismo tiempo, si quiero trabajar en un apartamento, cuando el propietario se entera de que hago este trabajo, mi alquiler aumenta automáticamente al doble…Y no está bien porque no ganamos dinero No somos ricxs.”

La descriminalización que demandamos en el SWC es que el trabajo sexual se considere actividad laboral, porque es trabajo y no debe ser condenado

Antonella tiene confianza en que durante los próximos años esto vaya cambiando.

“Sí, porque veo la influencia europea y esta generación cambia inexorablemente, tiene otro pensamiento, es mucho más tolerante. Y veo el cambio que se sucede a mi alrededor. Ahora voy a bares hetero, voy a clubes “normales” … la visibilidad es muy importante. Si solo sales a tus “lugares”, ahí donde te sientes cómodo, no es bueno.”

Con respecto a su organización SWC cuenta cual fue el origen de todo.

“La idea era mía, lo tuve en mente durante mucho tiempo. El año pasado ingresé por primera vez a un partido político y abrí la primera comisión sobre trabajo sexual, y trabajamos en una propuesta de ley para la discriminación. Allí conocí a un abogado que me hizo conocer a otra trabajadora sexual, también activista. La conocí, ella me habló de Profa, fui a su casa y hablamos de la organización. También aceptó entrar, también tenía esta idea, pero nadie la ayudó, no había encontrado los recursos necesarios.”

Para poder salir adelante con la organización se encontraron con bastantes obstáculos pero aún así la montaron en el tiempo record de un año.

“Tuve problemas porque no podemos usar palabras como “sexo” para establecer una organización. Entonces solicité las siglas SWC. De todos modos, escribí en la descripción qué somos, quienes somos, aunque ellos lo sabían de todos modos. Pero aún así … la palabra “sexo” no existe. Pero en los estatutos dice claramente, “solo aceptamos trabajadores SEXUALES”. :)) Por lo demás no encontramos muchos lugares para nuestra oficina, porque no todos quieren prostitutas. Finalmente lo encontré aquí (encima del espacio ARTHUB), donde las chicas son más o menos activistas.”

Aunque SWC es una reciente organización ya ha llevado a cabo varias acciones como por ejemplo una protesta frente al Parlamento, la proyección de una película, desfilaron en el Pride. También han establecido muchos vínculos internacionales, forman parte de la Red Global de Proyectos de Trabajo Sexual (NSWP, por sus siglas inglés). Antonella también estuvo en Croacia para participar en el primer orgullo trans en los Balcanes, así como por otros países participando en conferencias y otros eventos, allí donde hay aliados, hay conexiones.

Aunque SWC es una reciente organización ya ha llevado a cabo varias acciones como por ejemplo una protesta frente al Parlamento, la proyección de una película, desfilaron en el Pride.

La organización cumple una función muy importante con las personas que se dedican a esta ocupación y se notan ciertos cambios también en el colectivo.

“Asistimos a las chicas por la calle para ofrecerles condones, un bocadillo, un chocolate. Hemos constatado que las chicas están más unidas, la asociación la conforman ellas no hay nadie que pretenda sacar rédito político de todo esto. Es pronto para hablar de cambios radicales, pero es cierto que en los espacios públicos se visibiliza y se habla más de todo lo relativo al mundo del trabajo sexual y eso me alegra mucho”

Pero Antonella no es una mujer que se limite, también ha hecho sus “pinitos” en el teatro junto a la actriz, también romaní, Mihaela Dragan
“Soy actriz en Sexodrom, una obra de teatro de Giuvlipen, una compañía de teatro feminista romaní fundada por Mihaela Drăgan. ¡Soy la primera trabajadora sexual trans en tocar en los teatros rumanos!”

“Soy actriz en Sexodrom, una obra de teatro de Giuvlipen, una compañía de teatro feminista romaní fundada por Mihaela Drăgan. ¡Soy la primera trabajadora sexual romaní trans en tocar en los teatros rumanos!”

Resulta muy reconfortante experimentar la fuerza de Antonella y sus convicciones “Antonella está caminando, tocando puertas que están cerradas, si la puerta se cierra, entro por la ventana. Fui al Ayuntamiento para pedir el permiso para hacer la protesta, no me fui hasta que me lo dieron. Fui al defensor del pueblo, fui al prefecto, presenté quejas.”

Quedan aún muchas batallas que ganar pero estamos segures que con el coraje de Antonella serán grandes triunfos. La última aventura de esta mujer de armas tomar es política, se presenta a las elecciones por uno de los distritos de Bucarest.
T’aves baxtali miri phen thaj but baxt ando drom!!

One response to this post.

  1. Las personas que escapamos a lo que el heteropatriarcado esperaría de nosotras tenemos que que estar más organizadas, tanto como lo está la gente conservadora, que se reune todos los fines de semana en sus diferentes templos. En torno a una religión atea/agnóstica, feminista, antirracista y ecologista lo haríamos, y podríamos lograr que se constituyesen comunidades independientes en muchos lugares. En infinito5.home.blog escribo sobre ella.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: