Memoria Histórica: CAMPO DE SALIERS (Francia) 1942-1944

Carnet antropométrico nº7487, por fortuna consiguió evadirse del Campo de Saliers.

Carnet antropométrico nº7487, por fortuna consiguió evadirse del Campo de Saliers.

Los “nómadas”, denominados actualmente en Francia con la expresión “Viajeros”, “Gens du voyage”, han sido desde siempre objeto de discriminaciones administrativas. En particular, la ley del 16 de julio de 1912 prescribía la obligación de tener un carnet antropométrico de identidad que debían pasar por un control regular de las autoridades municipales o policiales – ¡Esta obligación no desapareció hasta el año 1969!  [1]

El 6 de abril de 1940, un decreto impedía la circulación de “nómadas” en la totalidad del territorio: Los “nómadas” debían pasar declaración en la gendarmería o en el comisariado donde son sancionados monetariamente con astreintes (A diferencia de la multa simple, las astreintes tienen como característica un incremento periódico según el tiempo de retardo en que incurre el deudor) con un lugar de residencia en las comunas de la región escogida en la prefectura. La creación en la zona sur del campo de internamiento de Saliers para los “nómadas” se decidió el 25 de marzo de 1942, con ocasión de una reunión interministerial.

Hoy en día no queda nada de lo que fue el único campo de internamiento reservado a los “nómadas” creado por el Régimen de Vichy. Se hizo necesario esperar al 2001 para que descubriéramos, a través de la notable exposición de los archivos departamentales de Bouches-du-Rhône, que miles de Romá habían sido encerrados de 1942 a 1944 en este campo, a solo unos kilómetros de Arles.

Hay que agradecer la voluntad de instalar en este lugar una presentación pedagógica del pasado de Saliers. [2]

 

Campo de Internamiento de Saliers: Conmemoración del 23 de mayo de 2015 e inauguración de una nueva placa pedagógica [3]

El campo de Saliers se ubicaba en el Bouches-du-Rhône en la ciudad de Arles, fue este un campo de internamiento para nómadas creado por el régimen de Vichy.

El campo de Saliers se ubicaba en el Bouches-du-Rhône en la ciudad de Arles, fue este un campo de internamiento para nómadas creado por el régimen de Vichy.

La ceremonia conmemorativa en homenaje a los internos del Campo de Saliers (1942-1944), situado en la Camargue, en el municipio de Arles (Bouches-du-Rhône) tuvo lugar el 23 de mayo y fue la ocasión también para inaugurar una nueva placa pedagógica situada cerca de la piedra que marca desde 2006 la existencia en el pasado de este lugar de detención arbitraria del que han sido borradas todas sus evidencias.

Esta ceremonia tuvo lugar en la carretera departamental 37 que enlaza Albaron a Saliers con la participación del Alcalde de Arles, Hervé Schiavetti, y del Consejo Municipal, de Jérôme Bonin, Presidente de la Asociación de Hijos e Hijas de los Internados en el Campo de Saliers, de la Fundación para la Memoria de la Deportación y de la Asociación por un Museo de la Resistencia y de la Deportación de Arles.

Durante ese fin de semana de peregrinación romaní a Saintes-Maries, numerosos manouches como Milo Delage, Presidente de Francia Libertad Viaje, Anthony Dubois, Presidente de la Asociación Diferencia y Sylvie Debard, de la Asociación Nacional de Viajeros Católicos (ANGVC) participaron en esta ceremonia de homenaje a aquellos que sufrieron, a veces hasta la muerte, en aquel campo.

Saliers fue el único Campo creado para encerrar “nómadas” en zona no ocupada por Vichy, que hizo edificar “Cabanes de Gardian”, tipo de barracas rurales tradicionales en la región de la Camargue, para hacer, según sus palabras, un “campo modelo”, un escaparate para su propaganda.

En realidad, Saliers fue un matadero, un lugar de represión terrible, de hambre y de enfermedades para los 677 “nómadas” que fueron apresados en plena Camargue. La muerte de 25 personas, entre ellos seis niños, están registrados en los archivos. Alrededor de 230 niños fueron arrancados de su familia para ser “colocados” en diversas instituciones. El Campo fue bombardeado por error por los Aliados en 1944 y no fue cerrado oficialmente hasta octubre de ese mismo año. Fue completamente destruido después del rodaje en 1952 de la película “Salaire de la Peur” de Henri-Georges Cluzot, que lo había convertido en un pueblo sudamericano.

Desde 2006, un monolito recordatorio se ha situado en el borde del campo y de la carretera regional 37, sin que quede claro que es lo que pasó en este lugar para los que pasan por ahí. © AMIDT

Desde 2006, un monolito recordatorio se ha situado en el borde del campo y de la carretera regional 37, sin que quede claro que es lo que pasó en este lugar para los que pasan por ahí. Cada 21 de mayo se celebra un acto conmemorativo desde el año 2006                         © AMIDT

Las familias de los internados se quedaron solas con su sufrimiento, enfrentándose a un olvido muy bien organizado a nivel local, sin dejar de intentar que sus voces se escucharan. El Campo estaba situado a algunos centenares de metros del pueblo de Saliers, pero tanto en este lugar como en Arles nadie quería recordar. Es solo a partir del año 2001, con una exposición organizada por los archivos regionales de Bouches-du-Rhône y el trabajo del fotógrafo Mathieu Pernot sobre los archivos y los supervivientes (publicado en Actes Sud) cuando la historia del Campo comienza a escribirse en la memoria colectiva.

Desde 2006, un monolito recordatorio  se ha situado en el borde del campo y de la carretera regional 37, sin que quede claro que es lo que pasó en este lugar para los que pasan por ahí.

La Asociación de Hijos e Hijas de Internados en el Campo de Saliers, que lleva a cabo un trabajo dedicado a las familias afectadas, con el fin de que estas se “re-apropien de su historia”, han luchado por la existencia de una placa pedagógica.

Su presidente, Jérôme Bonin, ha transmitido a Dépêches Tsiganes el texto de la petición muy completo y validado tanto por esta asociación como por las autoridades municipales y la Asociación por un Museo de la Resistencia. La materialización de esto a la entrada del Campo fue inaugurada este 23 de mayo.

La asociación del Sr. Bonin ha realizado unos paneles de exposición consagrado al Campo de Saliers en el que los archivos regionales se muestran públicamente por primera vez en Saintes-Maries-de-la-Mer (el pasado 18 al 24 de mayo).

En la tierra de Camargue que ha usado tanto el folklore romaní para atraer al turismo pero que acoge mal a los propios Romá durante su peregrinaje, acordarse de su pasado no le hará ningún mal. La placa informativa y este tipo de iniciativas permitirán también que los votantes de extrema derecha, en la Camargue o en otros lugares, a lo que condujeron sus ideas en el pasado.

Isabelle Ligner

 

La nueva placa conmemorativa

 

El campo de Saliers, un Campo de Internamiento para los “nómadas”

El Campo de Saliers se construyó para aligerar de población interna del Campo de Rivesaltes. Grupo de roms en Rivesaltes 1939-42 FUENTE: Arch. fam. Elizabeth Eidenbenz

El Campo de Saliers se construyó para aligerar de población interna del Campo de Rivesaltes. Grupo de roms en Rivesaltes 1939-42 FUENTE: Arch. fam. Elizabeth Eidenbenz

Después del decreto del 6 de abril de 1940 impidiendo la circulación a los “nómadas” en la totalidad del territorio metropolitano, la represión se extendió contra los manouches y los extranjeros lo que llevó a la apertura de numeroso Campos de Internamiento en Francia.

Creado en 1942 por el Régimen de Vichy, el Campo de Saliers fue el único Campo de Internamiento para los Romá en la Zona Sur.

Abierto oficialmente el 15 de junio de 1942, su intento de emular un campo de concentración y su racismo es evidente. “Concentracionista” ya que se trata de disminuir la población del Campo de Rivesaltes. Racista, porque trata de agrupar a las personas según un criterio racial: los “gitanos” o “Nómadas”. La mayoría de los internos eran de nacionalidad francesa, lo que demuestra que para el Régimen de Vichy la “raza” primaba sobre la nacionalidad aboliendo la ciudadanía.

Las autoridades pretendían hacer del Campo de Saliers un instrumento de propaganda que diera respuesta a las numerosas críticas extranjeras sobre las condiciones de internamiento en los Campos franceses. Pero se descuida la realidad material. Los trabajos de construcción de las cabañas, de tipo camargués, no se terminan hasta la llegada de 60 hombres que provenían del Campo de Rivesaltes entre el 3 y el 21 de julio de 1942 en el que tuvieron la obligación de construir estas cabañas.

Fotografía de la construcción del campo de Saliers, octubre de 1942 © Etat civil d'Arles

Fotografía de la construcción del campo de Saliers, octubre de 1942
© Etat civil d’Arles

A finales de noviembre, un primer convoy llega de Rivesaltes. En diciembre, contamos ya con 380 internos a razón de 10 a 15 personas en estas cabañas de 4x8m. La situación sanitaria era deplorable. Las familias sufren “una estancia particularmente odiosa” (según el informe del Inspector de Campos el 5 de diciembre de 1944): Cabañas inacabadas, contacto directo con parásitos, falta de luz, calefacción insuficiente, sin acceso al agua potable, ni alcantarillado para las aguas residuales y malnutrición.

Un total de 677 personas fueron apresadas en este campo. 227 niños y niñas debieron ser “evacuados”, o lo que es lo mismo, arrancados de los brazos de sus madres y confiados a diversas instituciones. 25 personas, entre los cuales había 6 niños, murieron aquí en condiciones inhumanas de encierro. Muchos, que no aparecen en los informes oficiales, murieron al poco tiempo de haber dejado el Campo a causa de la malnutrición y de los malos tratos. Todos deben incluirse en las centenas de miles de víctimas europeas del Samudaripen.

Debido a que fue confundido con un campo militar nazi, el Campo sufrió un ataque aéreo aliado el 18 de agosto de 1944. 211 internos aprovecharon para evadirse. El campo, prácticamente vacio no será desmantelado de manera oficial hasta el 15 de octubre de 1944. Sus únicos vestigios se destruirán en 1952, después del rodaje de la película de Henri-Georges Clouzot “Le Salaire de la Peur”. Sin embargo, heridas imborrables han marcado la memoria de las familias que lo vivieron.

¡Na Bister!

!No olvidar!

Notas

[1] Las discriminaciones administrativas contra los “viajeros” no han desaparecido del todo; están expuestas en la web de FNASAT (en francés)

[2] Ver el registro dedicado a Saliers en la web mémoire-net (en francés)

[3] Fuente original (en francés): Depêches Tsiganes

Para saber más hay otro artículo de la misma autora, Isabelle Ligner, “Una asociación se moviliza por la memoría de los internados en Saliers” (en francés)

Placa que informa a los visitantes de la existencia del Campo de Internamiento para "Gitanos" de Saliers @LDH TOULON

Placa que informa a los visitantes de la existencia del Campo de Internamiento para “Gitanos” de Saliers @LDH TOULON

Anuncios

One response to this post.

  1. Posted by tito moraléz on agosto 29, 2015 at 8:33 pm

    es realmente alarmante ver como la historia se repite,como escondiéndola,ella se reitera,se multiplica,se burla de todos los avances de la ciencia y encuentra en el corazón de los que no tienen alma a sus mejores aliados. así como ayer sufrimos los nómadas,hoy son los migrantes y mañana,no sé…en tanto no encaremos la historia con todo el dolor que eso conlleva,seguiremos sufriendo en otras etnias nuestro propio dolor que no es mas que volver a repetir la inexorable historia. no miremos para otro lado cuando vemos deambular sin rumbo a nuestros hermanos, no bajemos los brazos….después…siempre después…la historia se repite….

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: