España ¿¿El paraiso Romaní de Europa??

Manifestación anti-romaní en Bujalance, agentes de la Guardía Civil vigilan a más de un millar de vecinos concentrados “sin autorización legal”

Manifestación anti-romaní en Bujalance, agentes de la Guardía Civil vigilan a más de un millar de vecinos concentrados “sin autorización legal”

Desde Bruselas se han cubierto de oropel anunciando a diestro y siniestro el desarrollo de una estrategia europea y unas estrategias nacionales para la inclusión de la población Romá que se supone empezaron en 2012 y que acabará en el año 2020, lo que pocos dicen es que esta estrategia, desarrollada, discutida y dividida en planes carece de presupuesto en la gran mayoría de los paises, entre ellos España, para echar a caminar y cumplir con los objetivos propuestos, por lo que me temo que esto quedará en otro montón de “papeles mojados”.

En esta desatención influyen varios factores que debemos tener en consideración, la desidia institucional en todo lo referido a población romaní para los que solo somos interesantes si ocupamos el espacio exótico y folclórico de sus eventos o bien para ejercer la función de “punching ball” y recibir los golpes de una sociedad frustrada, en crisis y con deseos de buscar culpables de la situación de recesión general que estamos padeciendo.

Es curioso que esta sociedad, que sufre los efectos de un sistema caduco y de una corrupción política galopante, sobre la que se descarga la responsabilidad de una crisis que no ha provocado bajo acusación de vivir por encima de sus posibilidades, se ensañe con el que posee menos recursos y descarge su ira despiadada en lugar de recibir su solidaridad.

Muestra del ascenso de la ultraderecha en Europa.

Muestra del ascenso de la ultraderecha en Europa. @La Marea

El auge de los pensamientos y movimientos políticos reaccionarios es una realidad en Europa. El ascenso electoral de la ultraderecha y el triunfo de algunos movimientos filonazis que han llegado al gobierno de varios paises de la U.E les concede la posibilidad, por tanto, de obtener financiación, de crear formas de organización “paraguas” que concentren estas formaciones y les concedan mayor capacidad de influencia en las políticas europeas y, por supuesto, de establecer políticas nacionales que legitimen legalmente el rechazo, la exclusión y la intolerancia. Esto nos aboca a un futuro que podríamos calificar benevolamente de “incierto”.

No debemos olvidar que para estos grupos los Romá somos el grupo “diana” (Informe RAXEN, pag.55). Somos un blanco fácil, siglos de prejuicios y esterotipos hondamente arraigados así como la consideración general de que somos un problema social y que estamos geneticamente predestinados a ser maleantes es un buen sustrato sobre el que sembrar la desconfianza y el odio… y me pregunto ¿Qué diferencia existe entre esto que acabo de decir y los sentimientos que movieron al nazismo a exterminar, según datos estimativos, al 80% de la población romaní de Europa?

Los ataques a barrios romá, las manifestaciones anti-romanís y los abusos y difusión de la romafobia por parte de las fuerzas del Estado nos están conduciendo a situaciones críticas que van desde las agresiones directas de vecinos que se toman la ley por su mano a la promoción de políticas restrictivas o que discriminan de manera más o menos indirecta por parte de las Administraciones de varios estados.

España se coloca, en opinión de la Union Europea y según unos parámetros que no alcanzamos a descifrar, como ejemplo a seguir en lo que se refiere a inserción de la población romaní en Europa.
Durante muchos años se ha pensado que aquí existía (y existe) una especie de paraiso integrador para los romá, que todo iba “sobre ruedas”, tanto es así que a los kalós se nos excluye de participar en muchos programas europeos bajo la excusa de que no necesitamos un paquete de acciones positivas, que estamos ya “demasiado bien”, cuando nuestra realidad es otra bien distinta.

Asentamiento chabolista de Cañada Real (Madrid) España se coloca, en opinión de la Union Europea y según unos parámetros que no alcanzamos a descifrar, como ejemplo a seguir en lo que se refiere a inserción de la población romaní en Europa.

Asentamiento chabolista de Cañada Real (Madrid) España se coloca, en opinión de la Union Europea y según unos parámetros que no alcanzamos a descifrar, como ejemplo a seguir en lo que se refiere a inserción de la población romaní en Europa.

La segregación escolar según estudios presentados por diferentes organizaciones no es algo ajeno, si bien no es directa como ocurre por ejemplo en la República Checa, si existen colegios donde la tasa de alumnado Romaní supera el 80%, escuelas donde además el nivel de instrucción es más bajo y donde se condena a estos chicos y chicas a no salir del gueto. También, según otras investigaciones que se están desarrollando justo en este momento, la juventud kalé posee menos posibilidades y opciones que hace unas décadas y aparentemente ha habido un aumento de los matrimonios precoces.

A esto debemos sumar las muestras de hostilidad que hemos recibido en estos últimos meses y que debería alertarnos de que algo está sucediendo.

Las declaraciones romafóbicas de varios alcaldes y otras autoridades, así como las de determinados líderes políticos, que si bien no están en el poder pretenden estarlo, tanto de izquierdas como de derechas, justifican el odio anti-romaní y envalentonan a los intolerantes que se sienten con la aprobación para el ejercicio libre y justificado del racismo en todas sus formas.

En Estepa (Sevilla), en Castellar (Jaén) y hace tan solo unos días en Bujalance (Córdoba) hemos vuelto al pasado, a la quema de casas, a las manifestaciones vecinales anti-romanis, a la violencia y humillación pública, a crear un estado de pánico que además es peligrosamente sostenido por las autoridades locales que no dudan en sumarse a las concentraciones y azuzar a los vecinos.
Hace unos 30 años en Martos (Jaén), los kalós tuvieron que salir huyendo del linchamiento popular y la quema de sus casas. Se vivió el terror en estado puro, temían por sus vidas…

¿Ha cambiado algo en treinta años? ¿De verdad somos el paraiso romaní de Europa?

Anuncios

One response to this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: