Una mirada hacia Helios Gómez: Testimonio de Gabriel Gómez

Gabriel, hijo de Helios Gómez, ante varios carteles de su padre. @JULIO CARBÓ

Gabriel, hijo de Helios Gómez, ante varios carteles de su padre.                                            @JULIO CARBÓ

Gabriel Gómez descubrió la figura de su padre como artista cuando tenía unos 40 años. Hasta entonces desconocía su figura como activista político y artista.
Encontró unos viejos libros de segunda mano y empezó a hacer entrevistas con viejos militantes que fueron compañeros de lucha de Helios y que le contaron trozos de la historia de su padre que él desconoce totalmente porque solo convivió con él un año.
Fue entre dos tiempos que no estuvo preso en la Cárcel de Barcelona cuando tuvo la oportunidad de vivir con su padre.
empezó a investigar su vida en las hemerotecas y se sorprendió mucho de encontrar información de su padre, primero con curiosidad, después con interés y finalmente con admiración.
Helios nace en Servilla y se cría en el barrio de Triana, trabaja como decorador de cerámica y realiza estudios de Bellas artes, a los 18 años hace su primera exposición el cursal de Sevilla y por sus relaciones con la intelectualidad anarquista y como hijo de sindicalista militó en el anarcosindicalismo.
Fue muy perseguido por la policía en Sevilla y decide irse a Barcelona que era el centro cultural e intelectual de España en ese momento, hace una exposición en la Sala Dalmau, la más importante para las vanguardias de ese momento y trabaja como grafista en periódicos de Barcelona.
La producción gráfica de Helios es la representación de la historia en España, en la década de los 30 a los 40 fue el mas importante diseñador entre los intelectuales de izquierdas en España.
Por su propia curiosidad y sus relaciones adquiere un nivel cultural que cultiva y amplia durante el resto de su vida adquiriendo una basta cultura.
Nos ha dejado una interesante producción que fue silenciada por el franquismo, sus dibujos son muy críticos y de una actualidad rabiosa.
Viajó por toda Europa, cuando volvió de su primer viaje a Moscú la prensa recogió sus impresiones e ideas y crea el sindicato de dibujantes profesionales del que fue presidente. Este sindicato fue el lugar donde desarrollo su cartelismo influenciado por Rusia, fue el pionero de esto en España.
Cuando se produce el alzamiento fascista en España, participa en la defensa de Barcelona, se une a la expedición de reconquista de Ibiza y Mallorca que fue un fracaso estratégico y luego como comisario político recorre todas las avanzadas de la guerra, Aragon, Andalucía, Madrid … acaba la guerra en la División Durruti con todo el azar y desastres que lleva una guerra.
Con la guerra perdida se bate en retirada y es internado en diferentes campos de concentración de Francia, acabando en la Argelia Francesa.
Regresa en 1942 a España y organiza unas guerrillas en Almería y Granada esperando el desembarco de las tropas aliadas, lo que no ocurriría nunca.
Por esto fue detenido en Sevilla. Él manifestaba que lo habían detenido 76 veces, en aquellos tiempos cuando detenían a alguien la Guardia Civil, la detención iba acompañada de torturas y palizas.
Se marcha de Sevilla a Barcelona, donde el ya se había instalado y ahí nace nuestro ponente, Gabriel Gómez. Cuando el tiene 3 años su madre muere de tuberculosis y su padre está encerrado en la modelo de Barcelona, es en ese tiempo, un año, que él convive con su padre.

Una fotografía de Helios Gómez en su estudio de Barcelona, publicada en 1930 por el periódico 'Crónica' Del libro 'Helios Gómez, la révolution graphique', de ACHG / Association Mémoire Graphique

Una fotografía de Helios Gómez en su estudio de Barcelona, publicada en 1930 por el periódico ‘Crónica’ Del libro ‘Helios Gómez, la révolution graphique’, de ACHG / Association Mémoire Graphique

Del 47 al 54, a pesar de que tenía prohibido dibujar, motivo por el que fue a la cárcel, le encargan pintar una celda para crear un oratorio, que estaba junto a las celdas de los condenados a muerte.
En un principio se niega a trabajar para el director espiritual de la prisión pero acaba aceptando y creo un oratorio de la Virgen de la Merced que es la patrona de los presos. Esto se conoce como la capilla gitana porque los personajes (virgen niño, ángeles…) todos son gitanos.
Helios permanece en prisión hasta 1954 a pesar de tener reconocida su libertad provisional, dos años después y como consecuencia de la vida de penurias que llevo en prisión muere con 51 años.
En estos momentos esta en la lucha por la restauración de la capilla gitana que está tapada hoy en día por una capa de pintura cuando la Generalitat pretendía convertir esto en un edificio de oficinas.

LA LUCHA CONTINUA. (Extracto de La Vanguardia)

Capilla Gitana fresco frontal

Capilla Gitana fresco frontal

La Asociación Cultural Helios Gómez reclama al Ayuntamiento de Barcelona dignificar y abrir al público este legado y promete ceder gratuitamente toda su colección si la capital catalana habilita al fin un espacio de exposición para el cartelismo catalán. Ya recibió una oferta para trasladar y exponer el fondo en Madrid, que rechazó por la vinculación profesional y sentimental del artista con la ciudad. “Hemos expuesto la obra de Helios en ciudades de media Europa, pero en Barcelona no hay manera, no lo entendemos”, se queja Gabriel Gómez (Barcelona, 1943), presidente de la entidad y único hijo del autor.

En la actualidad no hay ningún equipamiento en Barcelona centrado en divulgar las mejores obras y autores del cartel propagandístico catalán y español, una producción de sobrado reconocimiento internacional y que tuvo una notable influencia artística y política durante la Segunda Guerra Mundial y la Guerra Fría. Quizá el más especializado sea el modesto archivo-biblioteca que la UB tiene en el Pavelló de la República, en Vall d’Hebron, donde pueden verse una veintena de carteles de la época –uno es de Helios Gómez– y que almacena una importante colección gráfica. Pero, como reconocen sus responsables, “es un edificio pequeño, sin espacio para realizar exposiciones”.

“La Model, por su simbolismo y versatilidad arquitectónica, es el mejor sitio para exponer las obras de este periodo y además es una oportunidad para el turismo cultural”, sostiene Gabriel Gómez, que es interiorista de profesión y ha comisariado numerosas muestras sobre su padre. Apunta que así la ciudad ganaría “un nuevo espacio y un nuevo tema en el circuito expositivo”, situado entre Montjuïc y el centro, “con el aliciente de una historia tantos años escondida”. Por ello, ofrece a las autoridades catalanas realizar una exposición para testar si un museo de arte político-social suscitaría suficiente interés: “Sólo pido a los señores Mas, Mascarell y Trias que nos dejen un local en condiciones para exponer una selección de la obra de Helios Gómez, ya verán como la visitan muchísimos barceloneses y también turistas, habría cola para entrar”. La selección que mostraron el año pasado en el Saló del Còmic de Barcelona tuvo muy buena acogida.

VIDEO:


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: