Valls premiado con la Gran Cruz del Mérito Civil ¿Dónde está la cámara oculta?

La Romafobia el racismo antiromaní están asentados en Europa desde hace mucho, no solo a nivel social sino también histórico e institucional, según la época se ha “maquillado” mas o menos.  Obra: Sebastian Kuntz

La Romafobia el racismo antiromaní están asentados en Europa desde hace mucho, no solo a nivel social sino también histórico e institucional, según la época se ha “maquillado” mas o menos.
Obra: Sebastian Kuntz

La Romafobia el racismo antiromaní están asentados en Europa desde hace mucho, no solo a nivel social sino también histórico e institucional, según la época se ha “maquillado” mas o menos.
Finalizada la 2ª Guerra Mundial y con el mundo aún incrédulo del límite hasta donde había llegado el odio y el sadismo del género humano se instauraron instituciones para ayudarnos a preservar a la humanidad entera de repetir una atrocidad similar en el futuro y sobretodo se creó una Carta Universal de los Derechos Humanos, los de todos y todas por el mero hecho de haber nacido. Sin embargo la aplicación de estos derechos es parcial o limitada a lo formal en la mayoría de los casos pero en la realidad nos hallamos con constantes violaciones de estos derechos, con especial virulencia en ciertos grupos vulnerables como los Roma.
Tal es así que los Roma nunca han podido beneficiarse de estos derechos ni siquiera en el momento de mayor énfasis de este logro ya que los campos de concentración nazi, una vez desmantelados por los aliados, siguieron teniendo familias Roma que permanecieron meses encerrados en los mismos en muchos de los países liberados.

Durante el Juicio de Núremberg tampoco se tuvo en cuenta al pueblo romaní que no tuvo nadie que lo representara ni tampoco nadie que hablara a su favor, no se percibieron las compensaciones a las que tenían derecho como el resto y no fuimos reconocidos como víctimas del Holocausto (Samudaripen) hasta el año 1982 a pesar de que muchos datos indican que se podría haber llegado al exterminio de más del 80% de la población romaní europea, una población que a la llegada del nazismo tenía una incipiente clase media e intelectual que se vio relegada al lumpen y la marginalidad.

Durante el Juicio de Núremberg tampoco se tuvo en cuenta al pueblo romaní que no tuvo nadie que lo representara ni tampoco nadie que hablara a su favor, no se percibieron las compensaciones a las que tenían derecho como el resto y no fuimos reconocidos como víctimas del Holocausto (Samudaripen) hasta el año 1982. obra: Félix Monget

Durante el Juicio de Núremberg tampoco se tuvo en cuenta al pueblo romaní que no tuvo nadie que lo representara ni tampoco nadie que hablara a su favor, no se percibieron las compensaciones a las que tenían derecho como el resto y no fuimos reconocidos como víctimas del Holocausto (Samudaripen) hasta el año 1982.
obra: Félix Monget

En realidad el exterminio nazi no es más que la punta del iceberg de un sentimiento antiromaní profundamente arraigado puesto que la persecución, el esclavismo y la limpieza étnica siempre han estado presentes a lo largo de la historia y no parece tener visos de cambio.

No hace falta viajar muy lejos en el tiempo, no hablamos de algo del pasado sino algo muy presente en nuestras sociedades. Los controles antropométricos que precedieron a la Alemania Nazi, en el periodo de entreguerras, no distan demasiado de la toma de huellas dactilares que llevo a cabo el gobierno de Berlusconi, ni tampoco de los registros étnicos efectuados por Suecia. Si debemos hablar de limpieza étnica no podemos tampoco olvidar la esterilización forzosa de mujeres romanís efectuada por varios países como Eslovaquia o la República Checa que se han visto obligadas , por “corrección política”, a pedir disculpas a pesar de que disponemos de evidencias de que estas esterilizaciones se siguen realizando. ¿Acaso los campos de trabajo para roms no se parece sospechosamente a los “Village d’insertion” que utiliza Francia para recluir a la población romaní antes de ser deportada?

La romafobia no solo se institucionaliza sino que además se premia y circula por todos los colores políticos.

En España y bajo el gobierno de Zapatero (supuestamente socialista) se apoyo a Sarkozy en su política de expulsión de los Roma, tirándole de las orejas a Vivian Reding por protestar en contra de ese trato inhumano, de hecho todos los países europeos sin excepción han decidido que los búlgaros y los rumanos son un poco menos ciudadanos europeos que el resto, limitando sus derechos, no sea el caso de que nos “invadan” los roma de estos países porque, al fin y al cabo, parece ser que no somos personas sino problemas sociales o “animales” como se atrevió a decir Zolst Bayer el fundador de Fidesz, el partido del Primer Ministro Viktor Orban en Hungría.

"Los Roma tiene estilos de vida extremadamente diferentes de los nuestros y que entran obviamente en conflicto. No hay otra solución que desmantelar los campamentos progresivamente y reconducir la población a la frontera."

“Los Roma tiene estilos de vida extremadamente diferentes de los nuestros y que entran obviamente en conflicto.
No hay otra solución que desmantelar los campamentos progresivamente y reconducir la población a la frontera.”

No han faltado tampoco aquellos que tomando en la mano, de manera consciente o no, las teorías genetistas nazis o las de Lambroso en su libro “L’uomo delinquente” han osado atribuir a los roma una desviación genética hacia la delincuencia y el robo como nuestro político patrio Xavier Albiol (PP) que en estos momentos está en proceso por estas afirmaciones y otras de similar calibre o por ejemplo el Ministro francés Manuel Valls (SOCIALISTA!!) que no solo ha proseguido con la política  racista del anterior gobierno sino que la ha recrudecido y adornado con afirmaciones como que los gitanos rumanos y búlgaros generan delincuencia o que los roma tenemos unas costumbres demasiado “diferentes” para integrarnos.

Bueno, pues ahora nuestro gobierno, de derechas, neoliberal, que recorta derechos civiles y libertades ganadas tras años de lucha social, que nos deja en la estacada y nos culpa de una crisis que no hemos generado los ciudadanos, va y premia a Manuel Valls con la Gran Cruz del Mérito Civil.

 Analicemos, derecha reaccionaria premia a ministro extranjero supuestamente socialista con la Gran Cruz del Mérito Civil  , los que se supone tendrían que ser su antípodas  y que resulta que están aún más a la derecha que la propia derecha.  Además lo hacen justo después de una ola de protestas y declaraciones de las organizaciones y la población romaní en general que se ha manifestado en contra de las políticas racistas y de expulsión de Francia… sinceramente esto simula una comedia de equivocaciones sino fuera porque hay vidas humanas en peligro en mitad de esta broma macabra ¿Dónde está la cámara oculta?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: