Escandalo racista en Suecia: Registros étnicos ilegales criminalizan a la población romaní

El escandalo destapado por el diario Dagens Nyheter revela que la Policía de Malmö posée un registro étnico ilegal de personas romanís.

El escandalo destapado por el diario Dagens Nyheter revela que la Policía de Malmö posée un registro étnico ilegal de personas romanís.

Un grave escándalo relacionado con un registro étnico efectuado por policías acaba de estallar en estos días en Suecia gracias a la publicación del diario Dagens Nyheter.

El tema ha ido relatándose por episodios en la prensa sueca y ha levantado varias reacciones de indignación, que dicho sea de paso, ya nos gustaría observar en otros tantos países donde nuestros derechos se vulneran.

A lo largo de varios días han ido aflorando cada vez más datos sobre este control étnico que nos reporta a aquellos que se establecieron en la época pre-hitleriana y durante el régimen nazi contra la población romaní, pasan las décadas pero la Romafobia sigue intacta.

Este grupo de policías suecos se dedicó a recopilar información y datos de varias familias romanís, un total de alrededor de 4000 personas, entre ellas al menos 1000 niños y niñas, de todo el país. Al parecer este tipo de controles, que ya se practicaban de manera rutinaria en los años 90, fueron declarados ilegales en el año 2000 pero ellos hicieron caso omiso y mantuvieron el uso de esta práctica.

Estos ficheros contienen el nombre de numerosas personas que nunca han sido culpables de ningún delito. Incluye nombres como el del jefe de la Asociación de la Juventud romaní, y de algunos atletas, políticos y miembros de la escena cultural.

Este tipo de control étnico se realizaba únicamente con la población romaní, de las 4000 personas registradas más de 1000 son niños y niñas.

Este tipo de control étnico se realizaba únicamente con la población romaní, de las 4000 personas registradas más de 1000 son niños y niñas.

Los materiales se guardaban en varias cajas con la letra “Z” o la palabra “Gitanos”, este dato tiene cierta relevancia hablando de Suecia dado que se considera ofensivo el uso de estos vocablos, siendo el correcto “Romá”. En estas cajas se almacenaban huellas dactilares, fotografías y documentos que ordenaban por sexos y fechas de nacimiento y se habían ido recopilando desde los años 90, así lo confesaba Jeanette Larsson, una policía que estuvo destinada en la comisaria de Malmö en esa década, confesión en la que también afirma que este tipo de acción se llevaba a cabo única y exclusivamente con las personas de etnia romaní.

Según palabras de esta ex-policía, en esa época hizo un curso sobre valores en dicha comisaria y se sorprendió desagradablemente al observar que los supuestos ficticios que ponían como ejemplo para actuaciones policiales eran racistas con nombres como “Oscar el negro” y otros de índole similar, de hecho, fue tal el impacto que se dirigió a sus superiores para hacerles conocer su disconformidad ante estos ejemplos.

Larsson reconoce que el cuerpo de la policía es bastante conservador y que no es la primera vez que se registran expresiones como “negro de mierda” y otras parecidas, siendo el grupo de las personas romanís quienes se llevan la palma en el ranking de los prejuicios.

No debemos pasar por alto que en este registro étnico no solo figuran personas adultas sino también niños y niñas, en estos registros también se señalan las líneas de parentesco entre estas personas romanís.

El Comisario Europeo de Derechos Humanos, Nils Muiznieks, ha afirmado que estás prácticas no solo son ilegales sino también ineficaces. AFP PHOTO / NATALIA KOLESNIKOVA

El Comisario Europeo de Derechos Humanos, Nils Muiznieks, ha afirmado que estás prácticas no solo son ilegales sino también ineficaces.
AFP PHOTO / NATALIA KOLESNIKOVA

La reacción de las autoridades suecas no se ha hecho esperar. La ministra sueca de Asuntos Europeos, Brigitta Ohlsson, declaró que la creación de estas bases de datos es injusta, inaceptable y no ética.

El Comisario Europeo de Derechos Humanos, Nils Muiznieks, ha condenado estas acciones por parte de la policía sueca calificando de alarmante el hecho de que en nuestros días se sigan utilizando perfiles étnicos por parte de la policía y que va en contra de la Convención Europea y las recomendaciones de la Comisión Europea contra el Racismo y la intolerancia y en contra de las decisiones de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU.

El Comisario Europeo de Derechos Humanos ha pedido que se esclarezcan las causas y se adopten las medidas necesarias para que sucesos parecidos no vuelvan a acontecer. También hizo un alegato en favor de la población romaní europea a la que califica de “una de las minorías más numerosas de Europa y probablemente también la más discriminada”,  prosigue poniendo como ejemplo el caso de Suecia como uno de los obstáculos para la inserción a los que se enfrenta la población Rromá, y subraya,  “Los Romanís, incluidos adolescentes y niños, son tratados como delincuentes potenciales. Ya es hora de que los países europeos, incluida Suecia, acaben con estas prácticas que no solo son ilegales sino también ineficaces”.

Por otro lado, muchas familias ven aparecer antiguos fantasmas que ya creían desaparecidos o acallados. Iván Nicolizsson, músico de 72 años, perdió con tan solo dos años a su familia en el Holocausto, Samudaripen, y Mónica Kaldaras de 69 años, que pasó toda su infancia huyendo de la policía y siendo expulsada, nos cuentan sus impresiones después de recibir la noticia de que ellos son unos de los 4000 romanís que se encuentran en ese registro ilegal. Ambos tienen hijo y nietos en este mismo registro.

Ivan Nikolizsson, 72 años y Mónica Kaldaras, 69 años están en el registro secreto de la policia, así como toda su familia.

Ivan Nikolizsson, 72 años y Mónica Kaldaras, 69 años están en el registro secreto de la policia, así como toda su familia.

Han recibido la noticia entre rabia e impotencia, Mónica Kaldaras no consigue entender porque tanto ella como su marido, hijos y nietos eran investigados “¿qué más quieren? ¿Cuál será el próximo paso? ¿El exterminio?” se pregunta Mónica que ya retrató el racismo en su libro “Maldito Gitano”.

Mónica creció en un campamento en el año 1950 y tenía prohibido acudir al centro de la ciudad, solo les permitían la estancia en un bosque a las afueras, Recuerda que los campesinos les negaban el agua, les cerraban la puerta y los insultaban. También recuerda los controles abusivos a altas horas de la madrugada en las que les obligaban a recoger sus enseres en menos de dos horas y salir de la zona.

Iván Nicolizsson no deja de pensar en sus padres, fueron dos de los cientos de miles que fueron asesinados por el nazismo, Iván creció en Yugoslavia al cuidado de unos parientes. Siendo niño empezó a tocar el violín y entró a la Academia de Música de Belgrado. En el año 1970 acudió para tocar en una boda y allí conoció a Mónica, de la que se enamoró, por ello decidió quedarse en Malmö donde ha trabajado como músico y profesor de música, más adelante formo su propio grupo, los Gipsy Brothers, en compañía de tres de sus hijos.

Todos figuran en este registro policial. Iván responde con indignación “Si fuéramos criminales lo entendería, pero yo no he robado nunca en mi vida, ni un clavo”, ninguno de los dos confía en que este registro se realizara con alguna buena intención. Esta cartografía de hogares romanís estableciendo sus relaciones familiares son una preparación para “otra cosa” sospecha Mónica. “Creo que si hay una guerra en Suecia, los primeros en caer seremos los Rromá, así ha sido siempre en todas partes, entonces veremos la auténtica utilidad de estos registros”.

Desde este blog quiero agradecer a Unai Aranzadi, periodista especializado en derechos humanos, director de Independent Docs  y residente en Suecia, el que me haya facilitado una información valiosísima y de primera mano como observador directo. Os transcribo su opinión y un lúcido análisis directamente sin añadir ni quitar nada.

Unai Arazandi nos facilita un relato de primera mano sobre esta cuestión en Suecia. Unai es periodista especializado en derechos humanos, director de Independent Docs y residente en Suecia.

Unai Arazandi nos facilita un relato de primera mano sobre esta cuestión en Suecia. Unai es periodista especializado en derechos humanos, director de Independent Docs y residente en Suecia.

“Hoy en Suecia se ha publicado un reportaje que destapa una lista manejada por la policía. Se trataría de una lista racial utilizada por mandos de la fuerza pública y protagonizada por el pueblo roma que vive en esta rica tierra. Utilizando árboles genealógicos han clasificado a todo gitano con patas, sea mujer, abuelo, bebé o gitanillo con un doctorado reciente. Un registro creado ad hoc por motivos étnicos, algo absolutamente ilegal e inmoral en la Unión Europea.

Hace dos semanas la derecha ganó en Noruega, y la ultraderecha a la que perteneció el asesino de Utøya, Anders Breivik entra en el parlamento con fuerza jamás vista. Ingenuos de nosotros, los extranjeros que vivimos en Escandinavia pensábamos que la muerte de 77 jóvenes acaecida hace apenas dos años daría fuerza e impulso a una izquierda contestataria…

Merkel -y su triunfo de la precariedad laboral en las tripas de lo que precisamente por ser la patria líder debería de ser al menos seguridad- gana en Alemania.

En España gobierna la ultraderecha, Le Pen sube en Francia (aunque con esa socialdemocracia ni falta que hace). La EDL británica ya no tiene que hacer determinados servicios de propaganda fascista pues el propio Gobierno de Cameron está emitiendo anuncios en el Este para evitar la legal movilidad de eslavos.

En Grecia e Italia ya sabemos cómo se las gastan unas derechas perfectamente cohesionadas. Por otro lado, Suiza vota un super hiper democrático referéndum para que los refugiados no puedan acercarse a guarderías, algunos parques y colegios, mientras en Holanda, donde la ultraderecha con disfraz liberal ya está institucionalizada, el propio Rey anunció hace siete días que del Estado del bienestar, si es que hubo algo, no va a quedar nada de nada (se le agradece la sinceridad porque lo dijo sin enredos o cosas raras)

Más, por si esto fuera poco, alrededor de Europa se crea un cinturón de fascismo islámico que antes o después, manipulado o no, tendrá un efecto reflejo en Europa.
Y dicho todo esto, no me pongo a hablar de la desactivación de los grupos armados revolucionarios en todo el mundo porque lo mismo acabamos llorando. Así que nada, si sois hombres o mujeres de izquierda animaros con lo que tengáis a mano. Esto es sólo un aperitivo de lo que se nos viene encima.”

Lo que sí parece quedar claro es que los Rroma seguimos siendo el chivo expiatorio de la crisis europea, junto a los musulmanes somos el sumidero de odio de los conservadores. La derecha está más ultra que nunca y la supuesta izquierda se ha convertido a un neoliberalismo “cup-cake” lleno de adornos para evitarnos el complejo de admitir en lo que nos estamos convirtiendo.

“Lo preocupante no es la perversidad de los malvados sino la indiferencia de los buenos.”
Martin Luther King

Anuncios

One response to this post.

  1. […] que llevo a cabo el gobierno de Berlusconi, ni tampoco de los registros étnicos efectuados por Suecia. Si debemos hablar de limpieza étnica no podemos tampoco olvidar la esterilización forzosa de […]

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: