Historia de un Genocidio: La Gran Redada de 1749

«Hace ocho días me quedé extasiado ante un campamento gitanos que se habían establecido en Rouen…. Lo admirable es que a pesar de ser inofensivos como corderos excitaban el odio de los burgueses, Este odio se debe a algo muy profundo y muy complejo. Es el odio que se tiene al beduino, al filósofo, al poeta, y hay miedo en este odio. Este odio me exaspera, a mí que estoy siempre a favor de las minorías»
Gustave Flaubert, (carta a George Sand)

El 30 de julio los kalós rememoramos uno de los episodios más vergonzantes y oscuros de la historia de este pais, el genocidio romani que mando realizar Fernando VI, en el que 12 mil kalós fueron enviados a galeras.

El 30 de julio los kalós rememoramos uno de los episodios más vergonzantes y oscuros de la historia de este pais, el genocidio romani que mando realizar Fernando VI, en el que 12 mil kalós fueron enviados a galeras.

Fue un miércoles 30 de julio cuando la historia de España adquiere tintes macabros y olor a muerte, fue ese día cuando en este país el odio tendió la alfombra de bienvenida al genocidio, una inhumana crueldad que se ha llamado la Gran Redada o la Prisión General de los Gitanos de 1749.

Desde la llegada a España de los Rroma, alrededor del año 1417, muchos fueron los intentos de asimilación forzosa que tuvieron el pistoletazo de salida con la pragmática de Medina del Campo dictada por los Reyes Católicos en 1499 y que continuaron con una serie de ordenes que marcan una represión sin límite y que de una manera directa o indirecta pretendían o bien el abandono de las costumbres, trajes y tradiciones o bien la desaparición y arrinconamiento de la población romaní española. Entre estas medidas, por entresacar algunas, tenemos desde las que obligan al asentamiento, a la prohibición de ejercer el trabajo que les procuraba su medio de vida, la trata de animales el chalaneo, y otras en la que se les obliga a convertirse en agricultores… todo este cúmulo de sentimientos antigitanos y romafobia tiene su culmen en esta orden del 30 de julio pronunciada por Fernando VI de “exterminar la raza gitana”, para ello ordenó “prender a todos los gitanos avecindados y vagantes en estos reinos, sin excepción de sexo, estado ni edad, sin reservar refugio alguno a que se hayan acogido” unida a esta orden y mediante un plan urdido en secreto y organizado por el Marqués de la Ensenada, fueron detenidos casi todos los gitanos españoles, unos 9.000 (otros 3.000 ya estaban en prisión), los hombres enviados a los arsenales de la marina y las mujeres y los niños encarcelados. Para llevar a cabo con esta canallada se contó con la cooperación de la Iglesia y la “provechosa” colaboración delatora de la población. Para facilitar el apresamiento de los gitanos y gitanas, el cardenal Valenti Gonzaga, nuncio en Madrid antes de ser secretario de Estado en el Vaticano, obtuvo expresamente del Papa permiso para excluir a los gitanos del asilo eclesiástico en abril de 1748. Era el último trámite para que Fernando VI autorizara el genocidio del verano de 1749.

El Marques de Ensenada tramo un plan secreto para exterminar a la población gitana en colaboración con la Iglesia que además preveía la apropiación de sus bienes.

El Marques de Ensenada tramo un plan secreto para exterminar a la población gitana en colaboración con la Iglesia que además preveía la apropiación de sus bienes.

De esta colaboración tenemos datos históricos que la prueban que se recogen en un escrito de P. Minguella, autor de la Historia de la Diócesis de Sigüenza y de sus Obispos, en el se nos cuenta como tuvo lugar la famosa redada de los gitanos , concebida por el Secretario de Guerra, D. Zenón Semodevilla y Bengoechea, el famoso Marques de La Ensenada (1702 – 1781) y secundada por el Obispo de Sigüenza..

Un año antes de morir el Duque de Anjou, que reinó en España con el nombre de Felipe V, dictó un decreto de pena de muerte contra los gitanos sorprendidos fuera del término de su vecindario. A tal efecto muchos de ellos, abandonando la vida nómada, se habían afincado en lugares, donde ejercían oficios serviles, útiles a sus convecinos, hasta que, sin previo aviso, con premeditación y alevosía, un miércoles 30 de julio de 1749, fueron sorprendidos por el Ejército. Ni siquiera les acogió el derecho de asilo que cualquier delincuente tenía, porque la Iglesia les excluyó del privilegio. Es cierto que hubo clérigos que clamaron contra tal desmán, pero fue a título personal, como el del Vicario de Sevilla.

También la ambición de alcaldes, corregidores, alguaciles y particulares jugó su baza en el asunto, pues eran recompensados los delatores con la apropiación de sus exiguos bienes, que se vendían en pública almoneda. Los apresados mayores de 12 años eran enviados a los arsenales de la Marina y a las mujeres y los menores se les redujo a guetos, como antiguamente se había hecho con los judíos. Los hombres que se hallaban en una mejor condición de fortaleza física y, puesto que hacia falta mano de obra, eran enviados a galeras para construir barcos que irían destinados a traerse el oro del nuevo continente, allí morían a causa de la extenuación, el hacinamiento, las enfermedades y la mala alimentación.

Los Rroma hemos sufrido no uno, sino varios holocaustos y genocidios que han sido olvidados, silenciados o no reconocidos, hagamos memoria que es quizás nuestra única esperanza de que sucesos así no vuelvan a repetirse en la historia, con cada victima del odio y la intolerancia una parte de nuestra humanidad muere.

Los Rroma hemos sufrido no uno, sino varios holocaustos y genocidios que han sido olvidados, silenciados o no reconocidos, hagamos memoria que es quizás nuestra única esperanza de que sucesos así no vuelvan a repetirse en la historia, con cada victima del odio y la intolerancia una parte de nuestra humanidad muere.

A los tres meses de este fatídico día, se dicta una orden que libera a los ancianos y las viudas y en la que se prohíbe la procreación. Aunque estos Rroma liberados tenían el derecho a recuperar sus bienes no es difícil imaginar las dificultades que tuvieron que atravesar no solo en este aspecto económico sino también para rehacer sus vidas y superar la pesadilla que les había tocado vivir.

Las condiciones de vida infrahumanas y la negación de indultos desde el año 1757 hizo que la población romani encarcelada pasara a ser de tan solo unos ciento cincuenta individuos cuando en 1783 fueron liberados, no por motivos humanitarios sino por la falta de rentabilidad que suponía el mantenimiento de esta población enferma y envejecida prematuramente.

Una vez liberados surgió la duda sobre que hacer con ellos, surgieron varias propuestas entre las que se encuentran la de diseminarlos y colocar a solo una familia por pueblo, la de internarlos en presiones para que vivieran con sus familias como inquilinos libres o la de enviarlos a las colonias americanas como ya hacían otros países como Portugal e Inglaterra, pero la falta de consenso sobre esto nos llevaría a la Pragmática del 19 de septiembre de 1783 dictada por Carlos III que daría a los gitanos libertad de elección domiciliaria y laboral.

Para nuestra vergüenza, se exhibe un busto del Marques de Ensenada en la Diputación de la Rioja, Logroño, en la Calle Vara de Rey, 1 y también hay una calle con su nombre.

Para nuestra vergüenza, se exhibe un busto del Marques de Ensenada en la Diputación de la Rioja, Logroño, en la Calle Vara de Rey, 1 y también hay una calle con su nombre.

Esta pragmática, sin embargo, trocaría reclusión por asimilación y esta embebida del espíritu del Despotismo Ilustrado del que Carlos III era nuestro exponente en España. La pragmática, que podría calificarse de “positiva” en la época y que choca diametralmente con los principios éticos actuales, declara a los gitanos como ciudadanos españoles y, por lo tanto, el deber y derecho de los niños a la escolarización a los 4 años, libres de fijar su residencia, o de emplearse, trabajar en cualquier actividad, penalizándose a los gremios que impidan la entrada o se opongan a la residencia de los gitanos. Pero a costa de que los gitanos abandonen su realidad étnica, como la forma de vestir, no usar el kaló, asentarse y abandonar la vida errante. En esa misma pragmática se ilegalizará la palabra gitano.

Espero que este pequeño repaso histórico nos haya servido para recordar el sacrificio y persecución del pueblo Romani,tan presente en nuestros días, espero que nos haga conscientes, hemos sufrido no uno, sino varios holocaustos y genocidios que han sido olvidados, silenciados o no reconocidos, hagamos memoria que es quizás nuestra única esperanza de que sucesos así no vuelvan a repetirse en la historia, con cada victima del odio y la intolerancia una parte de nuestra humanidad muere.
El Lebrijano, Mi Condena

 

Anuncios

18 responses to this post.

  1. Posted by Helena on febrero 12, 2013 at 5:51 pm

    Ha sido muy interesante este repaso. Estaba esperando a que saliera el último libro de Ildefonso Falcones, pero no tenía idea de cómo había sido la historia de los gitanos en España, así que mientras espero he estado documentandome.

    Responder

  2. Posted by imuris valle on julio 30, 2013 at 3:31 pm

    yo no estoy en españa, sino en méxico pero creo que sería interesante hacer actos en la calle y el monumento que llevan el nombre del asesino de ensenada y asì dejar claro a la gente que vive por ejemplo en esa calle, que el nombre de tal personaje es una vergûenza para la humanidad.

    Responder

  3. Posted by Juanjosé on julio 30, 2013 at 7:37 pm

    Muchas gracias por esta información . Aqui in enlace de enlaces de MATEO ALEMÁN que recogío injusticias que se icieron con los gitanos :https://www.google.es/?gws_rd=cr#sclient=psy-ab&q=mateo++alem%C3%A1n%2C+gitanos&oq=mateo++alem%C3%A1n%2C+gitanos&gs_l=hp.12…2541.10804.0.14568.22.20.0.2.2.0.424.2875.0j18j1j0j1.20.0….0.0..1c.1.20.psy-ab.ukDXjun0vbo&pbx=1&bav=on.2,or.r_cp.r_qf.&bvm=bv.49967636%2Cd.ZWU%2Cpv.xjs.s.en_US.jOYpRJj4zMA.O&fp=f5bc3179fa6181c4&biw=1280&bih=709

    Responder

  4. EN LA HISTORIA D ESPAÑA HAN SIDO TAN NAZI LOS DIRIGENTES HASTA FELIPE GONZALEZ Q SI SABIA D GITANOS FUE EL PRIMER DIRIGENTE ESPAÑOL Q NOS TRATO COMO UNO MAS EL ME DIJO Q LAS NAVIDADES CUANDO VIVIA EN SEVILLA LAS PASABA EN LA PUEBLA DEL RIO CON SUS AMIGOS GITANOS Y RECUERDO Q LA MUSICA Q PONIA EN SU COCHE ERA CAMARON O ANTONIO MAIRENA

    Responder

  5. […] No es el único genocidio al que nos hemos enfrentado en la historia, hace tan solo unos días recordábamos la triste fecha del 30 de Julio de 1749 en la que más de doce mil kalés eran apresados y conducidos a la muerte casi segura en lo que se ha dado en llamar la Gran Redada. […]

    Responder

  6. Posted by RAUL CACHO ARRACHE on mayo 7, 2014 at 2:31 am

    yo soy descendiente del MARQUES DE LA ENSENADA Enrique Cacho Apecechea, DONDE PUEDO INVESTIGAR MAS SOBRE ESTE PERSONAJE,atte Raul Cacho Arrache,

    Responder

  7. Posted by zaralmer on julio 27, 2014 at 2:40 pm

    Un consejo, ver:
    http://www.une.es/%28A%287mHxBsBkzAEkAAAANTg5MDc0OTgtOWI2YS00NThmLTg3YTQtYjgyMDEzNjZjMzg1FQOOKB24QDZZDp2YWk1TDVd4UfA1%29%29/Ent/Products/ProductDetail.aspx?ID=289500&OuTypeID=2&OuID=64

    Los gitanos y las gitanas de España a mediados del siglo XVIII
    El fracaso de un proyecto de exterminio (1748-1765)
    Manuel Martínez Martínez

    La historia del pueblo gitano en España está repleta de desencuentros, fruto del choque cultural de dos concepciones diferentes del mundo. Desde 1499, fecha de la primera disposición represora, el “problema” gitano se erigió en una herencia irresoluta, sin que las medidas excluyentes y violentas consiguieran reducirlos a la forma de vida mayoritaria de la sociedad. Con el tiempo, el conflicto étnico se agravó y propició la creación de un estereotipo negativo que dotó al gitano de un presunción de culpabilidad, como un criminal potencial al que había que controlar y castigar por pertenecer a tan “incorregible gente”. Criminalizadas sus costumbres, su forma de vida pasó a ser sinónimo de vicio y delito, hasta que en 1749 se pretendió capturar a todos los gitanos y gitanas para su expulsión. Sin embargo, se decidió aprovechar tanta mano de obra barata para emplearla en diferentes destinos. Los gitanos varones fueron confinados como forzados en los arsenales peninsulares, y las mujeres, encerradas en hospicios y casas de misericordia. Separación física que pretendió evitar la reproducción y supervivencia del pueblo gitano en España.

    Responder

  8. Posted by maria fernandez dominguez on julio 30, 2014 at 4:15 pm

    Me gustaria saber la procedencia del pueblo romani.

    Responder

  9. Siempre se habla del holocausto del pueblo judío pero se ha olvidado el del pueblo gitano. ¿Algien podría comentar cuáles podrían ser las razones de este silencio histórico?
    De hecho aún hoy en día sigue existiendo ese rechazo a los gitanos y no solo en este país.

    Responder

    • Yo creo que los judíos tienen más dinero y poder que los gitanos, y también están más organizados. Muchos gitanos ignoran la Historia. Las cosas tristes no se cuentan a los niños. Por ejemplo, nuestros padres nos contaron muy poco de la guerra civil.

      Responder

  10. Posted by Inmaculada on agosto 2, 2015 at 9:49 pm

    Para finales de agosto, principios de septiembre de este año 2015, saldrá a la venta mi libro “Suelas de Barro”. Cuenta la historia de la gran Redada Gitana, a través de una familia de etnia gitana afincada en Triana ( Sevilla). Más de nueve meses de documentación y dos años de escritura con el único fin de dar a conocer la persecion, sino exterminio, de la raza gitana en España, a manos del Rey Fernando VI, Vázquez Tablada, Gobernador del Consejo de Gobierno, y el Marques de la Ensenada.
    Espero, si lo leéis, que cumpla vuestras expectativas.
    Un saludo,
    Inmaculada León

    Responder

    • Posted by César González Nieto on septiembre 6, 2015 at 8:39 pm

      Puedes indicar la Editorial y más datos para encontrarlo.Yo vivo en Valladolid, no soy gitano,pero me interesa el caso.No por revisionismo histórico ni buscar mártires y verdugos del XVIII con la mentalidad del XXI.Ya que por otra parte Fernando VI y el marqués de la Ensenada fueron buenos gobernantes de su época.

      Responder

      • Buenas noches y antes de nada pedirte disculpas por la tardanza en mi respuesta. Mi novela Suelas de Barro, esta disponible en todas las plataformas digitales tanto en ebook como en papel: Amazon, Google Books, casa del libro, corte ingles, librerías digitales etc. Y también bajo pedido, en cualquier librería de la calle. Y por supuesto también podrás adquirirlo en la página de la editorial y en el blog de la novela: http://www.suelasdebarro.com
        La editorial es Megustaescribir (una plataforma digital del grupo editorial Penguin Random House.
        Espero que te guste y si lo deseas, estaré encantada leer tu opinión.
        Un saludo, Inmaculada Leon

      • Posted by MANUEL LEON GONZALEZ on septiembre 9, 2016 at 11:28 am

        César, ¿has cambiado de número de teléfono? Estoy intentando felicitarte por tu cumpleaños, y ni por Facebook, ni por whatsap, ni por teléfono, consigo contactar contigo. Muchas felicidades, hermano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: