Liberté, el nuevo y esperado film de Tony Gatlif

Cartel anunciador de Liberté

El próximo dia 24 de febrero se produce uno de los estrenos mas esperados del año 2010, la última película del director Tony Gatlif, “Liberté”.

El director francés de origen Rrom y argelino se introduce una vez más, con la sensibilidad con la que él solo sabe hacerlo, en los entresijos de una historia entre Rroms y nazis en el año 1943, en plena hegemonía nazi en Europa, transportándonos a ese momento oscuro de la historia de Europa para tratar una de las partes menos estudiadas y peor conocidas de la atrocidad nazi. La samudaripen, porrajmos u Holocausto Rroma.

Utilizando a Taloche, protagonista del film, miembro de una familia Rroma, Gatlif nos conduce a través de esta emocionante aventura, que es a la vez ficción y realidad y al mismo tiempo visibilización y denuncia.

Hace tan solo unos días, el 27 de enero,  se conmemoraba el Día Internacional del Recordatorio del Holocausto. No es difícil establecer paralelismos con algunas de las situaciones que se viven en el film, casi 70 años después, y las que en la actualidad padecen los Rroma en muchos lugares de Europa.

A través de las páginas de este Blog habéis podido constatar las situaciones de adversidad a las que deben enfrentarse los Rroms en Italia, Hungría, Francia….etc Leyes y comportamientos discriminatorios están al orden del día ante la impasividad de los diferentes gobiernos y de la sociedad en general.

El film aborda la historia de Théodore, veterinario y alcalde de un pueblo situado en la zona ocupada durante la II Guerra Mundial. Ha recogido a P’etit Claude, nueve años, cuyos padres han desaparecido desde el principio de la Guerra. Mlle Lundi, la institutriz conoce a unos gitanos que se han instalado a solo unos pasos de allí.

Estos Rroms han venido para hacer las vendimias en el país.

Humanista y republicana convencida, arregla, con la ayuda de Théodore, que los niños gitanos sean escolarizados.

Por su parte, P’tit Claude coge amistad con Taloche, un niño grande de 30 años que se pasea por todas partes cargado con su violín. Pero el régimen de Vichy intensifica los controles de identidad y los gitanos, pueblo nómada ya no pueden circular libremente: en ese momento, Théodore cede a los gitanos, ya asentados, uno de sus terrenos.

Mientras tanto los niños gitanos van la clase de la Señorita Lundi y P’tit Claude se siente fascinado por su manera de vivir – un mundo de libertad en que el niño es rey. Pero poco durará la bonanza: la policía de Vichy y la Gestapo les acosan y como toda su vida, los gitanos tendrán que seguir su ruta…

Aquí podéis ver el trailer de la película, de momento solo en francés y con subtítulos en inglés

Entrevista con Tony Gatlif sobre el film “Liberté”

A continuación una entrevista detallada con Tony Gatlif, originalmente en  francés  y extracta de la página oficial de la película

Tony Gatlif, director de "Liberté" de origen argelino y Rrom.

¿Como nació la idea de Liberté?

Tenía ganas de hacer un film sobre el Holocausto de los Rroma desde que comencé a hacer cine, pero el tema me provocaba miedo, Los Rrom que encontraba siempre me decían “Haznos un Film sobre la deportación de los Rroma”

Al comienzo del año 2007, participando en un coloquio internacional de Rroma en Strasbourg, un grupo de jóvenes Rroma seleccionados por la Comunidad Europea me hicieron la misma petición. Me contaban hasta que punto sufrían de esta falta de reconocimiento, de la ignorancia de los otros hacia su historia.

Yo no veía la manera de hacer este film, teniendo en cuenta que soy un cineasta que ama la libertad de la cámara, como respetar las reglas de una estricta reconstitución. Y yo daba marcha atrás por miedo a no plasmarlo correctamente.

Un día, me entero de que Jacques Chirac rendía homenaje a los Justos (los que ayudaron a que se salvaran algunas personas condenadas por el Régimen Nazi) reuniéndolos en un panteón. Entonces me dije: Vamos a saber por fin si algunos Justos salvaron gitanos.

Desgraciadamente no estuvieron presentes y me puse a buscarlos.

Al final acabé encontrando una anécdota de algunas lineas. “El destino de un llamado Tolloche fue especialmente

Niños polacos en campos de concentración

trágico. Internado en Montreuil-Bellay, consiguió liberarse después de haber comprado, con la intermediación de un Notario, una pequeña casa a algunos kilómetros de la ciudad. Incapaz de vivir entre cuatro paredes, volvió a los caminos para volver a su país de origen, Bélgica. Fue arrestado en el Norte y desapareció en Polonia con sus compañeros de infortunio”.

Fue precisamente el destino de Tolloche que tomo todos los riesgos para salvaguardar su libertad lo que me decidió a hacer esta película. Y puesto que existe un Justo, un notario, que también asumió todos los riesgos para intentar salvarlo…

¿Se propuso en algún momento hacer un documental?

Por supuesto, pero no disponía de suficientes elementos para realizar un documental. Las personas estaban muertas. Hay muy pocos archivos. No se conoce ningún Justo que continúe con vida que hubiera salvado Rroma, este último aspecto es para mi fundamental: comprender porque un hombre o una mujer deciden un día salvar a los Rrom. Esta lección de humanidad yo quería transformarla en un film. No busco condenar a nadie, ni siquiera a los gendarmes franceses que participaron en las redadas. Pretendo únicamente mostrar, sin exageraciones y sin humillar a nadie. La historia ya habla suficientemente de ella misma. Es por esto que era necesario que todo lo que mostrara fuera históricamente verdad.

¿Entonces Ud debe haber realizado un exhaustivo trabajo historiográfico previo?

Si, con la ayuda de obras de historiadores especializados en gitanos y una documentalista que buscado elementos en los archivos que existían en los Campos de Internamiento. Mi idea era la de llegar a hacer una reconstrucción que fuera lo más precisa posible de lo que había ocurrido. El problema es que no existe gran cosa sobre el Holocausto de los Rroma, ningún film, muy pocos libros. Únicamente capítulos sueltos aquí y allá en obras consagradas a la Historia de los Rroma.

¿Cómo se explica este gran “agujero negro”?

Es extraño que la historia se interese tan poco por un acontecimiento de esta envergadura cuya existencia no está, sin embargo, cuestionada por nadie….

Durante la II Guerra Mundial, los Rroms fueron encerrados y masacrados con el acuerdo de todos los países, con la excepción de Bulgaria que, aunque fascista, rechazó entregar a sus Rrom a los nazis. Todavía hoy, muy pocas personas conocen esta historia y tampoco intentan comprender los problemas de este pueblo de mas de 10 millones en Europa que parecen flotar en el aire en medio de una pobreza extrema.  Este “agujero negro” es algo querido. Ni siquiera se menciona en los materiales escolares. Este pueblo, durante mucho tiempo, no ha tenido ni representación política, ni un verdadero defensor, excepto algunos escritores Rrom como Mateo Maximoff y algunos amigos no-gitanos, lo que ha facilitado el desprecio y la ley francesa de 1912 imponiendo el carnet antropométrico a todos los Rroms donde todavía las leyes de Vichy prohíben el nomadismo que condujo a la reclusión de Rroms en 40 campos de concentración repartidos en todo el territorio francés. Es este odio el que conduce al exterminio de centenas de millares de Rroms en Europa por parte de los nazis, entre 250.000 y 500.000 … En el fondo, los Rroms han sido siempre las bestias negras de esta sociedad organizada.

Tony Gatlif durante el rodaje de "Liberté"

¿Cómo escribió Liberté?

Escribí la primera trama del guión en un mes. Me liberé del peso que llevaba encima todo este tiempo. Todo se hizo claro desde el momento en el que comprendí que no podía contar esta historia sino era a través de los Justos. Théodore, alcalde y veterinario del pueblo y Mlle Lundi, la institutriz. Los dos me inspiraron personajes que existieron: Théodore, el notario que intentó salvar a Tolloche y su familia y Mlle Lundi la historia de una profesora de verdad, Yvette Lundy, que trabajaba en Gionges en la Marne. Resistente, fue primero arrestada y posteriormente deportada. Ella me ayudó a trabajar todas las escenas concernientes a su personaje y la escuela.

Me apoye mucho, también, de mi propia historia personal y de las personas que me ayudaron en mi infancia y juventud: mi instructor, mis educadores, mi profesora de Arte Dramático. Conozco bien a los Rroms de todos los países, se como son. Entre hoy y 1940 no han sufrido ningún cambio, no he tenido ningún problema en describirlos. Yo he reconstruido una familia Rroma, que atraviesa Europa y que se ha quedado bloqueada en Francia a causa de la guerra. Durante un año he trabajado en esa reconstrucción. Los hombres se dejaron crecer el pelo y la barba. Todos los actores se pusieron a régimen ya que en esa época no había que comer. Construimos tres caravanas idénticas a las de 1940. Los gitanos nómadas no están en ninguna parte, no vamos a buscarlos. Un día llegan a un camino, al fondo de un bosque, los vemos aparecer como el viento. No sabemos de donde vienen, solo sabemos que llegan. Para su primera aparición en el escenario los describí de esta manera. Una vez completado el proyecto de este guión, me di cuenta de que me faltaba el alma gitana.

El alma gitana no es fácil de contar y de hacer comprender. No existe ninguna palabra en la lengua gitana para significar la Libertad. Los gitanos no emplean esta palabra ya que son libres de por si. Era necesario encontrar un personaje que a través de su pureza, su candidez, su fantasía, su libertad, sus locuras, representara a toda la comunidad Rrom. Ese fue Taloche. Me fue necesario mas de un año para llegar al guión final. Escribiendo así acerqué de un solo golpe las razones del silencio que envuelve al Samudaripen (genocidio de los Rroma). Los Gitanos tienen miedo de los fantasmas. Cuando entran en una cava, se salen corriendo por miedo a cruzarse con los aparecidos. Taloche es así: tiene miedo de los muertos.

¿Qué pasó al final de la Guerra, cuando los gitanos vieron que centenas de millares de entre ellos murieron exterminados?

Tuvieron miedo de sus muertos, miedo a despertarlos, miedo de que volvieran. Miedo a hablar de ellos, en definitiva. Hoy eso ha terminado pero este miedo a existido hasta los años 80.

¿Considera que esta historia es la suya, ud. que nació en Argelia?

Absolutamente, si. Argelia fue liberada mas pronto por los americanos pero las leyes de Vichy les fueron aplicadas.

Esta injusticia a la que sometieron a los Rroms me revuelve. El silencio que lo envuelve es horrible. Yo quiero, simplemente, que sea conocida por todos, es necesario.

¿Ha dejado alguna parte a la improvisación de los actores?

No, excepto para Taloche. Les pedí a los actores que aprendieran la lengua Rromaní. Por esta razón tuve que escribir los diálogos y posteriormente no tocarlos más. Todo fue escrito y traducido.

¿Y el casting?

Me fui en primer lugar a Transilvania. Los poblados Rroms son como campos de concentración salvo por que no están rodeados de alambradas. Como si el tiempo no hubiera cambiado nada excepto las ropas. Las nueve personas que encontré ahí vinieron a Francia para el rodaje. Para los otros personajes de la familia gitana encontré actores albaneses, kosovares, georgianos, serbios. Todos tenían el acento de las “gens du voyage”. Encontré a la abuela en Oslo, ella es de origen ruso, James Thiérrée, que interpreta el personaje de Taloche no es Rrom…

Para este rol, quería un músico, alguien capaz de, al mismo tiempo, tocar música, subirse a los árboles y caerse. Sin hacer trampas… es imposible a priori encontrar un actor con estas competencias. Un día vi a James en el Théâtre de la Ville en París. Nunca había visto nada parecido. Estaba impresionado. Era el actor que yo soñaba para ese personaje.

No siendo Rrom hizo un trabajo enorme para serlo. Durante seis meses aprendió a hablar la lengua Rromaní, a tocar música gitana y sobretodo se dejo poseer por el espíritu de libertad de Taloche.

¿Y los otros actores franceses?

Para el rol de Théodore, quería un actor que pareciera un francés de aquella época. Una voz y una cara un poco como Pierre Fresnais, Maurice Ronet, Jacques Charrier o Gérard Philippe. Marc Levoine lo tiene todo.

Durante el tiempo que escribí el guión nos citamos regularmente para hablarle de su personaje y de la historia.

Marie-Josée Croze me pareció evidente para Mlle Lundi. Pegaba con el personaje. Veía en ella un personaje “hitchcockiano”, frágil, misteriosa y fuerte a la vez. La vi también con regularidad durante cerca de un año para hablarle de la verdadera Srta. Lundi, lo que encontró y de la sutileza y ambigüedad de su personaje de institutriz republicana resistente.

Rufus es el tío de todos los franceses, es Francia. Para el personaje del miliciano Pierre Pentecôte, se trabajó con Carlo Brandt para no hacer una caricatura de un ser despreciable. Al contrario, le hemos dado un aire piadoso con su sombrero que le cae sobre la frente, su traje marrón que cierra con un imperdible de tanto que ha engordado desde el inicio de la Guerra.

Viendo el film uno se queda impresionado por su voluntad de romper estereotipos, a pesar de la exactitud con la que representa a los Rroma.

En Liberté, he buscado desmitificar algunos clichés. Por ejemplo, la música. Hay una escena donde los vemos dar un concierto a … unos pollos! Me he divertido mucho con este estereotipo a pesar de que la música, en las películas y conciertos, haya contribuido a querer y aceptar a los gitanos.

Quería mostrarlos tal y como son, por ejemplo tratantes de ganado, herreros, músicos. Ellos rechazan que sus hijos vayan a la escuela por miedo a perder su alma. La escolarización de los niños Rrom, es un gran problema incluso ahora en nuestros días.

En Liberté la escuela es un lugar central. Con la salvedad de que a ellos les gusta ir, con la condición de que se les pague ya que consideran que es un trabajo. Al final, deciden igualmente ir pero es sobretodo para poder comer, para aprovechar la distribución de pasteles que hace la institutriz, Mlle Lundi, pero una vez se han comido su porción, se marchan.

Habla de la necesidad de la escolarización de los niños Rroma y al mismo tiempo en su film hay una gran voluntad pedagógica. La mayoría de los espectadores, los escolares y los estudiantes universitarios, en particular, van a conocer la existencia de esas infames leyes que ponían trabas a la libertad de los Rroms. ¿En el fondo, no es su deseo el que la película se exhiba antes que nada en las escuelas?

Absolutamente. Es muy importante que Liberté se vea y se explique en las escuelas. Espero que un día ya no existirán más materiales escolares donde los Rroms, “Bohémiens” en esa época, se retraten como ladrones de niños. La escuela ha sido portadora de una imaginaría racista de los Rrom.

Liberté es un homenaje no solamente a los Justos, sino también a los profesores, a la escuela de la República. Tengo un inmenso respeto por personas como Théodore o Mlle Lundi. Amo a esas personas que deciden “hacer alguna cosa”, que no se resignan a no hacer nada. He puesto adrede en el escenario un alcalde que salva a los Rroms. Los alcaldes – salvo excepciones – son tradicionalmente las bestias negras de los Rroms, y viceversa.

Escuchamos desde siempre: cuando los Rroms llegan al pueblo es el caos, la suciedad…etc.

Tantos estereotipos generalizados me dieron las ganas de imaginar este personaje de alcalde Justo, humano, que llegará incluso a enfrentarse a la Administración para proteger a los Rroma de la venganza.

El hombre que me ayudo en mi infancia era un profesor que creía en la República y en la justicia social.

¿Cómo ha dirigido a los actores para la película?

Nadie tenía el guión. Les entregaba las escenas el día anterior en la noche de manera que a la mañana siguiente se supieran el texto. Hablaba mucho con cada uno de ellos. Los Rrom de Rumanía desconocían la existencia del Holocausto. Les hablé de Ceausescu para que lo pudieran comprender.

¿Y con James Thiérrée?

Le contaba continuamente anécdotas Rrom que yo conocía , su “hábitat”. Quería que Taloche tuviera antenas, que sintiera el peligro. Como los pájaros que sienten la tormenta llegar. James es así, animal.

Un ejemplo: para una escena de baile, le escribí una música de guerra con personas que gritaban en Rromaní: “¡No disparéis!”, “¡Parad esta matanza!”. Cuando James llegó y le pedí que bailara esta música, tenía la impresión de que hacía el amor con la tierra, que había una ósmosis con ella. Un animal que fornicaba la tierra. Llegado a la casa, decide “liberar el agua” y, para hacer esto, abre todos los grifos.

¿Fue suya la idea de esta extraordinaria escena?

Imagine esta escena durante el rodaje para denunciar la sedentarización estúpida que el mundo busca imponer de manera ciega a los Rroma sin conocerlos.

Un Rrom no puede vivir entre paredes por miedo a los espíritus maléficos que viven en las piedras. La casa de Théodore llega en oposición a la casa en ruinas que les han ofrecido para protegerles, que se convirtió en una prisión ya que esta “habitada”. Cuando Taloche descubre que el agua, que para él es el agua de los ríos, está presa por los grifos, la libera y se derrama descendiendo naturalmente por la escalera. Con Julien Hirsch, el operador jefe, decidimos seguir el agua sin importar lo que hiciera. No habíamos previsto que descendería por la escalera. Fue ella misma la que deseó hacer esto.

Al mismo tiempo, le pidió de saltar de lo alto de un árbol sin ayuda de ningún especialista. ¿El riesgo que se corrió fue inmenso, no?

Yo propuse un especialista que evidentemente él rechazó. Lo vi subir a lo alto de este árbol después de muchos intentos, Hizo marcas, observó todos los enganches, descomponiendo lo que sería su salto. Entonces me di cuenta de que era también un extraordinario trapecista, Que tenía todo bajo control. Y fue solamente entonces cuando dije: “A rodar”.

Hablemos de esa escena donde Taloche corre sobre los raíles, se cae y ve un reloj sobre el que figuran inscripciones en hebreo. Es una escena fundamental del film… un tren, vías, alemanes.

Todo empieza con esta secuencia donde vemos a tres jóvenes soldados nazis lavarse con el agua de un pozo. Unos arios, filmados un poco a la manera de Leni Riefenstahl, nada violento, solo el hecho de que son nazis. Es fuera del campo donde la angustia aumenta. Taloche comprende que algo está pasando, que un tren que se dirige a un campo de exterminio pasa por ahí. Taloche tiene miedo y entra en trance, se pone a correr, y se cae tirándose sobre la tierra de los raíles. Después del rodado, estaba en un estado en el que yo no he visto jamás a un actor. Hasta el punto de tener guijarros incrustados en la cara. Siente el miedo y de repente ve este reloj. Estamos sobre el camino a la exterminación. De todas las exterminaciones. La de los judíos como la de los Rroma. De todos los que los nazis martirizaron. Eso es lo que significa ese reloj y sus inscripciones en hebreo…

En un momento de la película, un gitano dice lo siguiente: “Seremos libres cuando partamos de aquí sin que nadie sepa donde vamos..” eso es la libertad. No estar nunca obligado a decir que vas a hacer o donde vas. Con el carnet antropométrico, los gitanos estaban obligados a tener un visado, de mostrarlo en la comisaria o en el ayuntamiento en cuanto llegaran a un pueblo y cuando se marcharan.

Este carnet obligatorio en Francia para todos los Rroms estuvo en vigor hasta el año 1969. Esta frase denuncia este fichaje sistemático.

Según su opinión, ¿este film está en consonancia con el momento actual o bien no es mas que la reconstrucción de un tiempo pasado?

Cuando lo escribí, quería que se hiciera eco de lo que está sucediendo hoy en día. Vivimos actualmente lo mismo salvo que la muerte no es el objetivo final. No existe una política de exterminio pero desde un punto de vista psicológico y político nada ha cambiado realmente. En la Italia de Berlusconi, los Rroms siguen estando sometidos a leyes de excepción. Lo mismo pasa en Rumanía, en Hungría. Incluso en Francia los Rroms son a menudo “aparcados” en lugares insalubres donde se les atrapa y se les excluye. La ley francesa no autoriza a los Manouches a permanecer mas de 24h en el mismo lugar. Les hace falta un número increíble de autorizaciones lo que permite, dicho sea de paso, tenerlos controlados y localizados en todo momento.

Al final de la película, Catherine Ringer canta un tema que ud. ha escrito junto a Delphine Mantoulet. ¿Qué canta?

Los Rroms acaban de ser embarcados por la mañana temprano para no volver jamás. La canción dice: “Buena suerte para los otros, si alguien se preocupa por nuestra ausencia, decidle que fuimos tirados del cielo y de la luz, nosotros los señores de este vasto universo”.

Palabras recogidas por Frank Nouchi.

Acompañando la liberte-fiche-pedagogique para poder trabajar el Film en el Aula, solo disponible en francés

El texto original está en francés en la página oficial del Film, Traducción de Demetrio Gómez para Baxtalo.

Para terminar y en conmemoración de ese Día Internacional de Recordatorio del Holocausto del pasado día 27  y en recuerdo de todos las personas exterminadas y de todas aquellas que lograron escapar a ese destino horrible, les dejo esta canción Rroma que recuerda esos tristes momentos. La canción está recogida también en una película de Tony Gatlif, “Lacho Drom” y que es de visión obligada.

La letra de la canción, solo una parte viene a decir algo así:

“Oh el pájaro negro entró en mi corazón y se lo robó. Aquí vivo en auschtwitz, aquí en Auschtwitz .Tengo hambre, no hay un pedazo de pan para comer…”

Anuncios

6 responses to this post.

  1. Posted by Alberto on febrero 23, 2010 at 10:45 pm

    Hola, escuché la entrevista que te hicieron en Radio Malva
    me gustaría ponerme en contacto contigo.
    un saludo

    Responder

  2. Posted by ANA on diciembre 2, 2010 at 4:07 pm

    Hola,
    Me gustaria saber cuando va a estar ésta pelicula en las salas de cine españolas.¡Muchas gracias!

    Atentamente,
    Ana

    Responder

  3. Posted by Joel on abril 22, 2011 at 6:20 am

    Hola! Soy Mexicano y me interesaría saber más sobre ese bello universo que representan los Rrom en el mundo, gracias por la información…

    Responder

  4. Posted by Oscar on abril 20, 2012 at 10:55 pm

    Concluí hace unos minutos de ver esta película (no pude despegarme del televisor, de principio a fin), y mientras la miraba me preguntaba cómo era posible que jamás hasta hoy hubiese tenido noticia de su existencia, ni de la existencia de un director como Tony Gatlif (y digo “un director como…” a primera vista, porque, si “para muestra basta un botón”, me basta con esta joya para tener una buena idea del monto de sus quilates).

    Responder

  5. Posted by Ana on abril 21, 2012 at 3:32 am

    Vi el film anoche y me pareció maravillosa, Muestra un pueblo inocente, enormemente afectuoso y tierno con los suyos y sobre todo es un himno a la libertad,

    Responder

  6. Posted by mariel on abril 29, 2012 at 5:49 am

    excelente película!! Mi hija de 18 años, con un muy buen nivel de conocimiento para su edad, no sabía del exterminio Rrom… es increíble lo poco que se habla de ello!!
    Excelente película!!! de principio a fin!!!

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: