El purgatorio francés de los Rroma de Europa

Francía, el país de la vergüenza.

Los Rroma caen bajo las dos leyes Sarkozy sobre la Seguridad

Roms de Saint-Denis, Saint-Ouen, Bagnolet y Gonesse se manifiestan, el 1 de Diciembre 2007 en place Denfert-Rochereau en Paris, para denunciar las expulsiones y reclamar el derecho a trabajar.

El 16 de Noviembre de 2009, en el centro de Montreuil, calle de París, frente al Palacio de Congresos que albergaría nueve días después el Salón del Libro para la Juventud, una treintena de hombres, mujeres y niños demasiado visibles son capturados por las fuerzas públicas en un terreno abandonado donde habitan en el campo con sus chabolas destruidas. Enloquecidos, colocan sus carritos alineados formando una columna en el lugar donde están amontonados los restos de sus casas destruidas por las autoridades hasta un refugio salvaje más alejado de la ciudad, donde pernoctan vagabundos. Los perros y sus amos con uniforme de una empresa privada de seguridad les cierran la entrada. Continúan hacia un terreno estrecho donde acampan para pasar la noche, escondidos en medio de sus pertenencias, y son despertados por la mañana por agentes municipales y por la policía que les ordena salir de ahí.

Debilitados por las fuerzas públicas que los acosan, los priva de sueño, de comida, de higiene, restauran durante varios días la pequeña columna que vaga y se detiene en una acera entre el descampado, purgado de ruinas de sus antiguos alojamientos, y el bulevar Marcel-Dufriche donde la Ministro de Cultura M. Mitterrand y la Teniente Alcalde Mme. Voynet celebran la apertura del Salón. Uno de los hombres de la columna avanza y amenaza con quemarse a lo bonzo frente a la linea de hombres armados, que se burlan y carcajean, que lo separan de la masa de espectadores.

Por la noche todos vuelven a la acera cercana donde sobreviven bajo la lluvia contra el muro de las obras de una futura sinagoga donde, desde hace algunos días, cuelga un cartel de paro por “desinfección”. Está certificado en una orden ejecutoria de la Alcalde Mme Voynet, y anuncia por boca de los agentes que se va a ejecutar una operación de desratización. La columna se rehace y avanza hasta el Parque de la República donde unos agentes de policía les obligan, bajo orden municipal, a abandonar el lugar bajo el pretexto de que juegan niños no-Rrom.

Si estos Rroms originarios de Alba Iulia en Rumanía toman en el fondo de su desolación la apariencia de fantasmas, es que la política de la que son objeto es una fábrica de resucitados. Es una máquina jurídica cuyo instrumento consiste en criminalizar la presencia de seres con el fin de producir y reproducir su desaparición. La circular de 2006, firmada por Claude Guéant de parte del Ministerio del Interior, relativa a las condiciones de estancia y de trabajo de las personas provenientes de Rumanía con la entrada de su país en la Unión Europea, somete su acceso al trabajo en un procedimiento imposible que, desde el principio, se ve repleto de trabas para su consecución. Lo que les queda como único medio de subsistencia y de alojamiento ahí donde tienen derecho de estar, cae bajo el golpe de las dos leyes Sarkozy sobre la seguridad y la inmigración que acaban excluyéndolos del campo de los Derechos Civiles.

El fichaje biométrico por extracción de ADN fue condenado oficialmente por instancias europeas en el caso de Italia

En el espíritu y en la letra esta jurisdicción excepcional es similar a aquella instituida por el Decreto Ley Daladier del 2 de mayo de 1938 sobre políticas dirigidas a los extranjeros. Las consecuencias hasta aquí son, por un lado, el desarrollo en el territorio francés de una persecución irracional hacia los Rroms rumanos y búlgaros y, por otro lado, el falseamiento del número de expulsados anunciado en el Ministerio de la Identidad Nacional por la repetición de desapariciones de aquellos para los que el retorno es, en virtud de la jurisdicción europea, un derecho.La lógica de este espíritu pretende que el fichaje biométrico por extracción del ADN sobre la base racial es virtualmente efectivo en el cuerpo de la ley, pero convertido en desfasado por la condena oficial, desde instancias europeas, de una acción similar en el Estado italiano.

La última consecuencia de esta jurisdicción purgativa, es la creación bajo iniciativa de municipios en oposición de un dispositivo que retiene de cada purga alrededor de una décima parte de la población destinada a desaparecer manteniendola en unos extraños purgatorios que llevan el nombre de “villages d’insertion”.

La extracción de la fracción sobre el número de la purga es arbitrado por una coordinadora siguiendo los criterios sociales y sanitarios que deciden el reparto entre su retención privada de derechos y su desaparición contabilizada. Esos “pueblos para fantasmas” tienen forma material, a menudo la de barracas alineadas en varios puestos encerrados en un recinto. Una única puerta estrecha se abre y es vigilada por perros y sus amos con el uniforme de una compañía privada donde solo los seres inscritos como alojados tienen la libertad de pasar. A cualquier otro ser vivo el acceso le está prohibido.

Este acorazado es una aportación de la antigua Sociedad Nacional de construcción de alojamientos para los trabajadores argelinos (Sonacotra) que nos remite a la historia de un violento conflicto entre alojados y alojadores. La ambición de los ideadores de estos dispositivos es la de verlos extenderse en todo el conjunto del territorio con el objetivo de que su expansión será en la medida del crecimiento interno y rentable de su dominio.

Un purgatorio es una zona que inventan los vivos para defenderse de la vuelta entre otros de aquellos que han hecho desaparecer, en espera de un infierno del que no volverán. Estos “villages d’insertion” son de hecho y de derecho similares a aquellos “Centros de Estancia Vigilada” tales a aquellos de Gurs abiertos en marzo de 1939 por el gobierno de Edouard Daladier, que en el movimiento de su muy rápida mutación encierra numerosos fantasmas fabricados por el Decreto Ley del 3 de mayo de 1938, como la filósofa judía alemana Hannah Arendt. Si el contexto de 1939 es el de una amenaza de invasión por un enemigo militar, el Reich, el contexto de 2009 es el de una formación abstracta de un enemigo imaginario, el Islam, en este caso los Rroms podrían ser parte de la quinta columna.

Si los campos están en la aurora de la Europa reconstruida, los signos actuales y activos de su ruina indican que pueden también ser el lugar de su próximo crepúsculo. Mientras los estados de Europa manifestarán los signos de su ruina, los Rroms y otros manifestarán los estigmas de su desolación

Artículo de opinión de Pierre Chopinaud, Traductor de lengua Rromaní, publicado en Le Monde bajo el titulo:

Le purgatoire français des Roms d’Europe

Traducido del francés por Demetrio Gómez

SAIMIR MILE OPINA ACERCA DE LOS “VILLAGES D’INSERTION”

El Presidente de la Voix des Rroms, Saimir Mile

El Presidente de la Organización “La Voix des Rroms” opina que “desde que se pusieron en funcionamiento los “Villages d’insertion pour les Rroms” en la región de Seine-Saint Denis. Y se metiron ahi a familias seleccionadas después de una encuesta social realizada por Pact Arim, una organización dirigida por la prefectura. Los beneficiarios, Roms rumanos y bulgaros, no reciben ningún permiso de trabajo de la prefectura y no pueden, por tanto, trabajar legalmente. Para hacer esto deben seguir, como todos sus conciudadanos, el procedimiento que se puso en marcha con la entrada de Bulgaria y Rumanía en la Unión Europea, que en la práctica hace casi imposible la obtención de un permiso de trabajo.”

Resalta que “El 75% del presupuesto de estos Centros se destina a gastos de seguridad y vigilancia, En efecto, unos vigilantes pertenecientes a empresas privadas encargadas de mantener estos lugares cerrados, en los que el acceso está prohibido a toda persona del exterior, salvo autorización especial”.

Concluye afirmando: “Es simple y llanamente un campo de reclusión”.

DEBATE EN LA TELEVISIÓN FRANCESA SOBRE LOS “VILLAGES D’INSERTION” CON SAIMIR MILE PRESIDENTE DE “LA VOIX DES ROMS” (en francés)



Anuncios

3 responses to this post.

  1. merci de relayer ainsi… Un vrai combat, une véritable unité !

    En france 176 décès par la gippe H1N1 mais 338 décès de personne sans domicile fixe, morts seuls dans la rue et dans le froid. Y a t il une vaccination contre la précarité où la pauvreté ???? Messieurs les Médias, vos voix semblent bien timide face à cette réalité…
    Les laboratoires pharmaceutiques sont plus généreux que les pauvres… Ils savent vous mobiliser…

    Ca serait sympa que tu relayes aussi cette info s’il te plait. MOI, JE SAIS QUE LA PAUVRETÉ EST PLUS DANGEREUSE CAR PLUS MORTELLE QUE LA GRIPPE H1N1 ET QU’ELLE N’EST PAS EN FIN DE PANDÉMIE

    Responder

  2. […] artículo originalmente en francés: Le Monde Para saber más, también en este Blog: El Purgatorio Francés de los Rroma de Europa , Saimir Mile “Contra la Imagen del gitano ladrón” , Al incendio del campamento gitano […]

    Responder

  3. […] se siguen realizando. ¿Acaso los campos de trabajo para roms no se parece sospechosamente a los “Village d’insertion” que utiliza Francia para recluir a la población romaní antes de ser […]

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: